Ici c’est Paris

No escogimos París al azar

Que París, una de las grandes capitales europeas y una de las ciudades más influyentes del mundo, no contara con un equipo de fútbol potente y con presencia habitual en los principales escenarios del fútbol continental era (y en cierto modo sigue siendo) una cuestión incomprensible. No es un caso único. Tampoco en la emblemática Berlín pueden presumir de un club de primer nivel europeo, e incluso han visto como el Hertha sufría un durísimo descenso de categoría, del que ya se recuperó, hace ahora dos temporadas. Sin embargo, algo se está moviendo en la capital francesa desde el pasado verano que invita a pensar que las cosas están cambiando. O, al menos, a pensar en que se están sentando las bases idóneas para que las cosas empiecen a cambiar a medio plazo.

Desde que a finales de la pasada campaña la Qatar Investment Authority se hiciese con el 70% del accionariado, convirtiéndose así en el accionista mayoritario del club parisino, las perspectivas de crecimiento inmediato del equipo se dispararon hasta cotas insospechadas e inalcanzables hace apenas unos meses. El fuerte respaldo económico que supuso la entrada en el accionariado del grupo catarí propició que el escenario parisino cambiase de manera notable, convirtiéndose de la noche a la mañana en uno de los clubes más fuertes económicamente del país vecino e incluso de Europa. Por fin se acabó esa sensación de tener que convivir con la opulencia y el lujo de la Avenue Montaigne y de Les Champs-Élysées y tener que conformarse con las migajas del fútbol galo, siendo un auténtico don nadie en el panorama futbolístico europeo.

El objetivo de los nuevos propietarios es convertir al Paris Saint-Germain, anclado en la mediocridad desde hace años, en uno de los clubes poderosos del continente y, por supuesto, en dominador firme en competición francesa. Y con ese fin se pusieron a trabajar, y sobre todo a invertir, desde el minuto uno, para poder cumplir los plazos establecidos desde el inicio, y colocar al club en la cúspide de la pirámide en apenas cinco temporadas.

Llegaron el pasado verano varios futbolistas contrastados en la Ligue 1, como el punta Kevin Gameiro, el centrocampista Jérémy Ménez o el mediocentro Blaise Matuidi, pero los grandes pelotazos llegaron del exterior. Primero con Javier Pastore, mediapunta argentino del Palermo por el que el PSG rompió el mercado con 43 millones de euros por delante y más tarde con Momo Sissoko, el meta Salvatore Sirigu o el experimentado central uruguayo Diego Lugano. Pero no fueron los únicos refuerzos de los parisinos en la presente temporada. Antes de que se cerrase el mercado invernal, llegaron a Parc des Princes Maxwell, Alex o Thiago Motta, tres nuevos fichajes de cierto relumbrón con el objetivo evidente de evitar que nadie ose arrebatar el título liguero -la lucha con el Montpellier promete ser extenuante hasta el final- a los de Carlo Ancelloti (que sustituyó mediada la temporada a un gris Antoine Kombouaré) en el primer año del proyecto catarí. En total, una inversión de 108 millones de euros en una primera campaña que apunta a que será solo un aperitivo de lo que está por venir.

En DDF| Camisetas clásicas: la Recopa del PSG
En DDF| Un artista en el Parque de los Príncipes

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. b.barba @ diariosdefutbol.com

7 Comments

  1. Rober

    29 de febrero de 2012 a las 3:38 pm

    Aunque París no sea una ciudad demasiado futbolera, no se entiende que no cuente con 3-4 clubes en la máxima categoría del fútbol galo, ya que es absurdamente enorme y cuenta con más de 11 millones de habitantes en su área metropolitana. Por lo tanto, movimiento inteligente de los qataríes que si logran devolver al PSG a su época de máximo esplendor (la de Weah, Ginola, Raí o Djorkaeff), pueden lograr el respaldo de muchos aficionados.

  2. Cristian*

    29 de febrero de 2012 a las 4:56 pm

    16 años hace que el PSG disputaba la fonal de la Recopa contra el Barça, cuando la Recopa era un torneo de prestigio; ahí es nada!! Por aquel entonces la Ligue 1 era un torneo muy interesante y más potente de lo que ha devenido en a última década.
    También Mónaco, o los distintos Olympique´s fueron clubes más importantes pocos años atrás. ¿Dónde anda ahora esa liga francesa a día de hoy? Con suerte la inyección de dinero que aporta el PSG anime la liga gala para poder ver de nuevo a los franceses dar guerra en Europa.

  3. Kurono

    1 de marzo de 2012 a las 7:02 am

    La liga gala, salvo la dictadura del Lyon durante el 2000, nunca ha habido un dominador claro, sino un grupo de 6 clubes se repartían la mayor parte de las ligas durante la fundación de la misma hasta finales de los 90′s: Saint-Étienne, Olympic de Marseille, Monaco, Nantes, Stade de Reims y el Girondins de Burdeos.

    En aquel entonces el Olympic de Lyon era un club sin relevancia, excepto en el derby contra el Saint-Étienne (Derby du Rhone); el Paris Saint-German era un club nuevo (se fundó en 1970), no tenía tanto apoyo social ni financiero y no despertaba tantas simpatías hasta que Canal + decidió emprender una “cruzada anti.Marsella” y patrocinó fervientemente al club, hasta crear una rivalidad del tamaño Madrid-Barcelona en Francia con el famoso “Le Classique”, aunque exacerbar los ánimos entre parisinos y marselleses tampoco era tan difícil, es una rivalidad social importante.

    Es un problema de idiosincracia futbolera francesa, digo yo. París con 11 millones de habitantes en su área metropolitana total no ha podido consolidar un club de élite en Europa y ni siquiera en Francia, salvo durante mediados de los 80′s y la década de los 90′s cuando el club parisense conquistó 2 ligas, 3 copas de Francia, 2 copas de la Liga y la famosa Recopa de Europa del 96, a la cual terminaría subcampeón al año siguiente; pero también le costó al club una barbaridad de dinero, terminó desfinanciado y casi provocó su quiebra. El Olympique Lyon proviene de una de las ciudades más importantes de Francia, pero hasta el 2000 realmente era un club sin importancia, viviendo a la sombra del Saint-Étienne, club ubicado en una ciudad de un tercio del tamaño que Lyon. Y luego la “fidelidad”, ya que el Olympique de Marseille, el Saint-Étienne y hasta el modesto Auxerre han tenido seguidores fieles de toda la vida, en cambio los Lyon y Paris Saint Germain, si bien poseen una fuerza importante de fanáticos, no se puede hablar de una tradición tan fuerte, aunque su situación es diferente de otros clubes casi tan o hasta más exitosos que los anteriores como el Monaco (el estdio Louis II de apenas 18,000 espectadores nunca se ve lleno) o el Girondins de Burdeos. Motivo amplio de análisis.

    PD: Berlín tampoco posee un club de élite, pero a diferencia del Paris Saint-Germain, el Hertha posee una buena base de fanáticos muy fieles y de importante tradición desde hace años, dado su antigüedad (119 años de los berlineses contra la juventud de 41 años de los parisinos). Es pura cuestión de un buen marketing e inversión, cosa que el club parisino contó en los 90′s y ahora con los petrodólares para que sean exitosos, ya que base social tienen de sobra. El Hertha nunca ha tenido un mecenas y salvo que llegue uno, lo habitual será verlos en la zona media de la tabla o de ascensor entre la las dos primeras categorías alemanas; a entrar a Euorpa League o rozar el 4to puesto es para ellos exitoso.

  4. Tobal

    2 de marzo de 2012 a las 1:06 am

    VEremos qué sucede, el dinero llevó al Chelsea y al City desde el ostracismo a las primeras planas, con el PSG puede ser lo mismo.

    Ah, una reverencia para Raí, jugadorazo y hermano del gran Sócrates

  5. edgar

    2 de marzo de 2012 a las 10:01 am

    Sería bueno que el PSG compitiera al mismo nivel de Madrid-Barca

  6. Pay per head bookie

    10 de octubre de 2012 a las 12:59 am

    muy bueno este articulo porque aunque sabía que el Paris Saint German había sido comprado por alguien con mucho dinero, desconocía totalmente que fue Qatar Investment Authority, y me parece que todo aquel que llegue al fútbol para ayudar es bienvenido espero ver al PSG como un equipo protagonista esta temporada

  7. Pingback: La exposición parisienne » Diarios de Futbol

Déjanos un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>