España se viste de celeste

De un recurrente blanco, de un azul oscuro con ciertas ínfulas del pasado o incluso de estrambótico e inusual dorado. Pero nunca hasta hoy de celeste, el color que esta misma noche y ante Venezuela lucirá España por primera vez en su historia.

De la mano de Classic Football Shirts, la tienda especializada en camisetas antiguas, nos acercamos al fútbol con una perspectiva diferente, desde los uniformes con los que se ha construido la historia del deporte rey.

Como el Celta, como la Lazio, como el Napoli, como el Manchester City, como el Malmö y, sobre todo, como Uruguay. Un color inusual, con el que, de entrada, es difícil asociar a nuestra selección nacional, pero cuyo resultado final desde un punto de vista estético es formidable.

Solo resta que este celeste, como anteriormente lo fueron otros diseños, acabe asociado a un hecho o acontecimiento indeleble. Es lo que requiere cualquier camiseta para adquirir personalidad propia. De rojo y hombros amarillos volamos por encima de Schmeichel para sacarnos el billete a Estados Unidos. Ya en Norteamérica, nos partieron la nariz vestidos de blanco, con la imborrable imagen de las gotas de sangre salpicando una camiseta que quedó para siempre teñida de maldición. Después seguimos padeciendo, como con los penaltis que fallaron Nadal en Wembley, Raúl en Brujas o Joaquín en Gwangju, pero también tuvimos tiempo para la alegría, como la que nos proporcionó aquel inolvidable sprint de Fernando Torres en intenso cuerpeo con Philippe Lahm o, por supuesto, aquel minuto 116 de Johannesburgo. Solo así, solo asociándose a un recuerdo singular, acabará siendo una camiseta inolvidable.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. b.barba @ diariosdefutbol.com

6 Comments

  1. brolin79

    29 de febrero de 2012 a las 2:07 pm

    No es fea pero no entiendo tanto cambio de color en la segunda equipación. Yo creo que debería ser simplemente azul tirando a oscuro, con ella ganamos en la final de un mundial y la primera eurocopa así que aunque solo fuera por superstición deberíamos dejarla. Como segunda opción la amarilla de la eurocopa de 2008 tambien por supersticion y por estar mas relacionada con la bandera.

  2. Tyler Durden

    29 de febrero de 2012 a las 11:43 pm

    La segunda equipación debería ser roja, amarilla y morada. O la primera, puestos a elegir.

  3. Torreblanca

    29 de febrero de 2012 a las 11:45 pm

    Coincido con brolin79 a medias. La que más me ha gustado históricamente es la azul de la final. La celeste no me gusta un pelo. Y la amarilla debería conllevar pena de cárcel.

  4. Miguel

    1 de marzo de 2012 a las 12:46 pm

    Azul oscuro, casi negro

  5. Javier

    4 de marzo de 2012 a las 5:26 am

    Si esta fuera la otra casaca española sería la hostia: http://www.camisetaseleccionrepublicana.es/

  6. Pay per head

    10 de octubre de 2012 a las 12:56 am

    nunca he visto a la selección española de fútbol vestir de celeste, sería muy raro y poco usual porque como obviamente sabemos la bandera de España esta compuesta solo por los colores rojo y amarillo. Asimismo me parece raro la camiseta que muestras en la foto porque es dorada a menos que sea por los logros alcanzados ultimamente