El derby de la ciudad del acero

36.364 espectadores. Solo los grandes estadios ingleses (Wembley, Emirates Stadium, Etihad Stadium, Saint James’ Park) superaron a Hillsborough este fin de semana. En España, solo el Vicente Calderón y Mestalla acogieron más afluencia de público. Y todo para un partido de liga de tercera categoría, de League One. O quizá no fuera un simple partido más. Tal vez esas casi cuarenta mil personas que se desplazaron el pasado domingo hasta el histórico feudo de Owlerton no buscaban solo tres puntos más para su casillero, sino algo más.

En la 114ª vez en la historia que Sheffield Wednesday y Sheffield United se veían las caras en competición liguera, ambos clubes lo hacían desde la añoranza. Desde la añoranza, sin duda, a tiempos mejores. Hace ya bastantes años, especialmente en el caso del Wednesday, que ninguno de los dos conjuntos se deja ver en las mejores fiestas. Acostumbrados a lucir el búho y los sables de sus respectivos escudos en la primera categoría del fútbol inglés, los dos clubes de Sheffield vagan desde hace varias temporadas lejos de los grandes focos y de los principales escenarios. A pesar de hallarse inmersos ambas instituciones en sendas crisis deportivas e incluso económicas (solo la compra del accionariado mayoritario del club por parte de Milan Mandarić en noviembre de 2010 pudo salvar al Wednesday de la quiebra), los derbies entre Owls y Blades no han perdido ni un ápice de su intensidad, pasión y emotividad.

Los últimos años han sido propicios en enfrentamientos entre ambos equipos. La coincidencia de ambos clubes en las mismas categorías ha motivado que Reds y Blues hayan paralizado la ciudad de Sheffield hasta en doce ocasiones en las últimas diez temporadas, una frecuencia inusitada y pocas veces . Tal insistencia en reeditar la rivalidad ha terminado por convertir al Steel City derby en el más tenso de los enfrentamientos de similar naturaleza en las islas.

Pero esta temporada las cosas pintan mejor tanto para United como para Wednesday. Con los dos clubes en la parte alta de la clasificación de la League One (el Wednesday es segundo y el United tercero), todo apunta a que ambos afrontarán el tramo final de la temporada con el objetivo del ascenso a la Championship. El resultado del domingo, 1-0 a favor del Wednesday quedaría en mera anécdota si, al final las dos mitades de la ciudad celebran al unísono un ascenso que ayudaría a volver a colocar a la populosa e industrializada ciudad de Sheffield bajo la mirada de millones de aficionados de todo el mundo. El Steel City Derby necesita dejar de ser clandestino. Necesita celebrarse en otras condiciones, tal vez en Premier League. Pero, mientras tanto, continua definiendo su leyenda, marcando las identidades de sus dos contendientes con absoluta despreocupación por el entorno, los problemas y la categoría que ambos ocupan. Como cantaba Jarvis Cocker, conocido seguidor del Wednesday, ‘prometo que no venderé estos días a nadie en el mundo excepto a ti‘. Un derby siempre será un derby.

Café Fútbol| El Wednesday se lleva el Steel City Derby
Fútbol Inglés| Las dos caras de Sheffield

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

11 Comments

  1. cityground

    28 de febrero de 2012 a las 12:05 pm

    Hoy hemos coincidido en artículo, he escrito también del derbi de Sheffield en el Café, pero es que el Steel City Derby bien lo merece. De los derbis más calientes y apasionantes, además dos clubs con potencial similar, no como en otros sitios donde hay uno muy superior al otro.

    Espectacular la entrada siendo League 1, son dos clubes que deben estar más arriba pero hay muchos casos así en Inglaterra. Me tira más el Wednesday, me encanta su nombre y cuando era niño los que estaban en 1ª eran ellos.

  2. Denirzon

    28 de febrero de 2012 a las 12:33 pm

    Aunque sea la tercera categoría de la pirámide del fútbol inglés, a nivel organizativo y de clubes está por encima de la Segunda División. Cuanto nos queda por aprender…

    PD: Por cierto, en el Villamarín este sábado 42160 espectadores, también se superó la asistencia del mítico Hillsborough.

  3. Sergio

    28 de febrero de 2012 a las 1:15 pm

    La asistencia al campo está muy bien porque es un derby pero a lo largo de la temporada no llegan a los 20.000 (que por otra parte ya quisieran tener esas asistencias 23 equipos de nuestra segunda división)

    Espectacular derby. Además el resultado da la posibilidad al Wednesday de seguir peleando por el ascenso directo.

  4. Borja Barba

    28 de febrero de 2012 a las 1:17 pm

    @ Cityground

    Ya os he enlazado al post de Café Fútbol. Gracias.

  5. Darío

    28 de febrero de 2012 a las 8:53 pm

    No es por nada, pero este blog está muerto muerto.

  6. barralet

    28 de febrero de 2012 a las 10:24 pm

    Solo una cosa, los que están en segunda posición son los Blades, los Owls son los terceros…

  7. syd barrett tripero

    29 de febrero de 2012 a las 2:28 pm

    vamos los buhos carajo hasta la premier no paramos desde la plata te banca la 22!!!

  8. Juan José Dorado

    1 de marzo de 2012 a las 7:39 pm

    En el Benito Villamarín, estadio del Real Betis Balompié se dieron cita el sábado más de 42.000 espectadores. Quiero decir, que no solo Atlético y Valencia superaron esta cifra… por lo demás genial el artículo.

  9. javi | como quedar embarazada

    12 de septiembre de 2012 a las 7:51 pm

    No hay nada como un buen derbi,siempre y cuando la gente vaya a ver el partido, y no a hacer de las suyas,cuando juega el F.C.Barcelona y el Español hay mas espectadores,o cuando juega el R.Madrid y el Ath. de Madrid,o el Svilla y el Betis

  10. Pay per head bookmaking

    10 de octubre de 2012 a las 1:01 am

    la verdad desconocía sobre este derby totalmente entre el Sheffield Wednesday y Sheffield United, pero bueno, estos dos equipos no son grandes según mi parecer, pero me imagino que los partidos entre estos dos son muy disputados como en todo buen derby o clásico

  11. Pingback: Camisetas clásicas: La Premier y Maradona » Diarios de Futbol