Todos los partidos de Harry

Este fin de semana hay grandes partidos en Inglaterra, pero sólo uno se disputará en todas los estadios al mismo tiempo. La FA busca seleccionador. O lo que resulta idéntico en este caso: quiere convencer al que ya ha elegido. El rostro del este londinense, Harry Redknapp, es hoy la imagen en común de todas las cabeceras británicas. El único rostro posible es la del peculiar pelirrojo de ojos pequeños y papada prominente. Si después del traspiés italiano con Fabio Capello preferían un técnico inglés, no hay duda, se han fijado en el prototipo perfecto. ‘Flattered to be linked with England job”, halagado, pero no dispuesto a ceder con facilidad. El actual entrenador del Tottenham no se entrega. Al menos en la primera cita.

Ser en estos días Harry Redknapp, de pequeño fan del Arsenal, es un desafío incómodo. Necesita una clonación urgente. Si todo fuera tan fácil como cuando fue al despacho de Terry Brown -antiguo propietario del West Ham- a firmar su renovación de contrato, no habría mucho problema. Entró en esa habitación convencido de que iba a ampliar con los hammers por cuatro temporadas, y salió de allí con la carta de despido bajo el brazo, por hablar más de la cuenta con la prensa local. La situación presente no es de resolución sencilla. Ahora Harry Redknapp, de pequeño fan del Arsenal pero a los 11 años jugador del Tottenham, tiene el deber de cumplir con las exigencias de la Federación y demostrar su implicación con los Spurs. En otras palabras, el imposible de contentar a todo el mundo.

Cada semana, y de la mano de bwin.es, os ofreceremos los partidos más interesantes del fútbol mundial, con especial atención a todos aquellos que os manejáis en el mundo de las apuestas on-line

“Un manager que tenga el respeto de los jugadores, alguien que excite, que inspire, con un rol decisivo en el sistema de desarrollo de los jóvenes, alguien motivador que les sepa llevar el mensaje de lo importante que es jugar para Inglaterra, alguien que trabaje en la cercanía, que tenga un número de técnicos para seguir un camino determinado y marcar un plan de futuro”. Una parrafada de la FA que traducida a la realidad significa: Un manager que solvente el conflicto de la capitanía por nosotros, que se coma el marrón de Terry, que decida si Rio es titular, que gestione el declive de Lampard, que, ¡sorpresa, es tu sobrino!, que encabece un cambio generacional y que lo haga, si no es mucha molestia, en el cómodo plazo de cuatro meses, que empieza la Eurocopa y hay que llegar a semifinales.

Harry Redknapp, que tuvo un hijo futbolista y otro modelo, tiene dudas. Ha manifestado que no sabe como puede compatibilizar su cargo en los Spurs y la dirección de la selección. Es un club en el que se ha implicado muchísimo. Su carácter ambicioso ha sido decisivo en la conservación de estrellas como Luka Modric o Gareth Bale en el norte de Londres. En otro contexto o bajo una tutela más suave habrían abandonado el barco con más facilidad. Al final puede que se marchen, como hicieron Lampard y Ferdinand del West Ham de Harry a principios de siglo, pero existe una sentencia comprobada con el paso de los años que explica que con Redknapp es más complicado. El Chelsea pagó 11 millones de libras  al West Ham por su ’8′ de referencia, y el Leeds rompió el mercado pagando 18 por el defensa más caro del momento, Rio Ferdinand, que lo sería dos veces en su carrera.

Tantas son las dudas de Harry Redknapp, que escribió su biografía claramente antes de tiempo (1998), que no ha dicho sí, quiero, en el segundo uno, como lo habrían la mayoría de sus compañeros de profesión. Por esta razón no estará este sábado en Old Trafford de cuerpo presente en el feliz reencuentro de Patrice Evra y Luis Suárez (13:45). Tendrá que conformarse con el dulce pensamiento de sir Alex Ferguson: “There is no doubt Harry Redknapp is the best man [para el cargo]“, del opositor a capitán Wayne Rooney: “It’s got to be Harry Redknapp”. En el banquillo visitante Kenny Dalglish “Harry would be fantastic”. No me imagino a Harry Redknapp, el nombre de moda que repetiremos hasta las últimas consecuencias y que cuando fue despedido de West Ham dijo que volvería algún día a Upton Park a tomar el té, marchándose de la grada antes del minuto 90 para llegar, con puntualidad británica -si es que esta expresión es conveniente- al silbido inicial del Everton – Chelsea en Goodison Park (16:00). Además, de no comparecer Frank Lampard ya se acordaría de su tio: “At the moment, Harry’s doing a fantastic job at Spurs and if he has an opportunity to manage England, I’m sure he’d be an outstanding manager”. No lo haría John Terry, al que André Villas-Boas “I would congratulate Harry Redknapp for sure”, le ha concedido cinco días de vacaciones para recuperarse de su lesión en la rodilla, y cuya baja no tiene nada que ver con su destitución como capitán de Inglaterra.

Estos son probablemente los dos partidos que elegiría Harry Redknapp, que en ocasiones ha sido entrevistado por su nuera Louise, cantante y periodista, mujer de Jamie. En el Sunderland – Arsenal estará Arsène Wenger: “I have always suggested an Englishman should be next”. En el Blackburn – QPR Mark Hugues: “Harry Redknapp would be my choice by a distance”. Roberto Martínez en el Bolton – Wigan “Harry Redknapp has a great quality to have for a national team coach”. Y así en cada campo de Inglaterra, incluso en White Hart Lane, donde en el último encuentro del sábado el Tottenham recibe la visita del Newcastle. Un equipo al que entrena Alan Pardew: “I do hope it goes to an Englishman. I really, really hope that Harry Redknapp and Spurs and everybody sort”. Presión, presión, más presión. El fútbol británico se ha puesto de acuerdo para que Harry Redknapp, portada de todas las páginas web, sea el próximo seleccionador inglés. Mientras despiden a Capello cubriendo el conflicto en forma de malentendido, como titula el Daily Mail, sonríen por la unanimidad mostrada en la elección del nuevo seleccionador.

Harry Redknapp, que no ha dicho ni que sí ni que no, estará presente en todos los campos de Inglaterra este fin de semana. En representación de la televisión, que le buscará sin suerte en los palcos nobles, pone fin a este artículo el antiguo central del Arsenal y ahora comentarista de la BBC Martin Keown: “The job is made in heaven for Harry Redknapp”.

Hemos divagado en varios campos pero la apuesta que nos interesa está en ese Tottenham – Newcastle, uno de los duelos más bonitos del sábado. El Tottenham se ha creído que puede aspirar al título, tiene 50 puntos y desde hace unas jornadas juega a ritmo de favorito, con muchas prisas por sentenciar los encuentros y cierta ansiedad por continuar en la pelea. Sumado al fenómeno de Redknapp esta semana, y a la visita de un rival nada fácil, aposteremos en contra de su victoria en la casa de apuestas de bwin.com. La fórmula ‘conservadora’ es optar por el empate, cotizado a 4’25. Nosotros nos la jugaremos directamente por la victoria del Newcastle, a 7’00. La victoria local se paga a 1’45 por euro apostado. A 3’0o se paga el gol de Demba Ba, el pichici del Newcastle, también nos la jugaremos ahí. Y creemos tanto en él que además diremos que marcará 2 goles (o más), a 13’50. Para terminar os orientamos sobre las cuotas del Manchester United 1’80, empate 3’50, Liverpool 4’40.

Daily Mail | Who should replace Fabio Capello?
Fotografía | Premier League managers
BBC | Football
The Guardian | Football

4 Comments

  1. barrumbas

    10 de febrero de 2012 a las 8:08 pm

    No es mi caso por fortuna y muy a pesar de la LOGSE jajaja, pero hay gente que no entiende nada de inglés…

  2. Pol Gustems

    10 de febrero de 2012 a las 8:16 pm

    @barrumbas

    jajaja.. he considero dejarlo en versión original porque eran frases muy muy cortas y de comprensión fácil

  3. FUTBOL PIEDRA BASE

    10 de febrero de 2012 a las 10:02 pm

    SI QUEREIS CANAL PLUS LIGA, GOL TV, CANAL PLUS FUTBOL Y DEMAS ONLINE SIN PARONES ENTRAR EN ESTA WEB ES LA HOSTIA
    VER FUTBOL ONLINE GRATIS

  4. Pol Gustems

    11 de febrero de 2012 a las 9:10 pm

    Me he cubierto de gloria con los pronósticos