La gran depresión maña

Domingo dieciséis de octubre de dos mil once. Octava jornada de Liga. El Real Zaragoza acaba de imponerse con holgura a la Real Sociedad en La Romareda con dos tantos de Hélder Postiga y duerme desde esa misma noche en la novena posición de la tabla y mirando hacia arriba. El proyecto de Javier Aguirre parece que funciona según lo previsto, los nuevos fichajes (el ya mencionado Postiga, el meta Roberto, el joven extremo Juan Carlos o el veterano exespanyolista Luis García, entre otros) funcionan y parecen haberse acoplado desde el primer momento al equipo. Nada hace pensar en lo que los acontecimientos inmediatos deparan al club a la vuelta de la esquina.

Pero aquella de la octava jornada frente a la Real fue la última victoria zaragocista en Liga. Han pasado casi cuatro meses y una deplorable racha de ¡once! derrotas y dos empates ha colocado al club maño en una delicadísima situación clasificatoria, hasta quedarse descolgado en la tabla a, ni más ni menos, que once puntos de la salvación.

El volantazo que supuso la contratación de Manolo Jiménez, quien sustituyó en el banquillo al Vasco Aguirre durante el parón navideño no ha funcionado. Un punto de de doce disputados es el paupérrimo bagaje presentado por el nuevo proyecto de salvación encabezado por el técnico andaluz. Eso da a entender que quizá el problema no estuviera en el banquillo. Se suceden las reuniones, las charlas, las conjuras y las sesiones de recuperación anímica y de estímulo, pero todo parece que es insuficiente. La pesadumbre y la sensación de situación extrema tienen a la plantilla atenazada. Es como si alguien supiera que el destino de la entidad ya está escrito y es imposible alterarlo.

Además, y por si fuera poco, el público ha comenzado a mostrar su desaprobación ya no solo dirigiendo sus iras hacia el palco (la famosa ‘Agapitada’ se ha convertido ya en un clásico del minuto 32 en La Romareda), sino señalando a algunos futbolistas como responsables directos del desaguisado. Y es que este Zaragoza, en el que únicamente ocho futbolistas de la primera plantilla son propiedad del club, está construido a base de retales y soluciones de emergencia de última hora. En una economía de subsistencia marcada por el proceso concursal al que el club se acogió el pasado verano, el único objetivo es el de la supervivencia y la salvación de la categoría. Todavía queda mucha Liga y muchos puntos en liza, pese a que con los números sobre la mesa es quien más complicado tiene evitar el desagüe hacia Segunda. Hay plantilla como para pensar en el milagro. Lo que ya no es tan seguro es que haya ánimo y predisposición.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

9 Comments

  1. George Man City

    9 de febrero de 2012 a las 11:25 pm

    Triste muy triste, no tanto por la crisis deportiva, que puede ser entendible incluso, sino por la sensación de que no tiene solución, a causa del descontrol institucional. No soy zaragocista, pero como aragonés me revienta ver a este equipo así.

  2. Full Norbert

    10 de febrero de 2012 a las 3:23 am

    Es muy triste ver a un histórico como el Zaragoza en esta situación. Descender o no, creo que ahora mismo es casi lo de menos, se ha llegado a hablar de desaparición y de un nuevo Real Oviedo. Ojalá no suceda.

  3. Cuco

    10 de febrero de 2012 a las 10:12 am

    El ambiente esta envenenadisimo. Sólo un milagro y una campaña enorme con los aficionados harian posible la salvación… para llevarnos a otro año igual

  4. Jorge

    11 de febrero de 2012 a las 11:33 am

    Pésimo artículo, pasando de puntillas por el verdadero problema: Agapito Iglesias. Sin citar sus pufos, sus empresas de representacion paralelas, etc. Sin nombrar a la plataforma Salvemos el Real Zaragoza. Sin nombrar que también se hizo agapitada en el Bernabeu o que se ha hablado con otras aficiones para implicar a todo el futbol español.

    Señores, el Real Zaragoza, así como el Espanyol, Betis, Sevilla o Real Sociedad son el sustrato del fútbol español: los que evitan que esto sea la liga escocesa. Toca remar todos juntos para salvar al Real Zaragoza. #agapitoveteya

  5. Pingback: Zaragoza cree » Diarios de Futbol

  6. Pingback: Así fue la Liga: Real Zaragoza (16º) » Diarios de Futbol

  7. Pingback: Así fue la Liga: Real Zaragoza (16º) | MuroDeBlogs

  8. Pingback: Zaragoza tiembla » Diarios de Futbol

  9. Pingback: Blog de Fútbol » Post Topic » Zaragoza tiembla