De repente, la esperanza

Es salir de El Molinón y embocar caminando los últimos metros del Piles, moribundo ya en su cercano encuentro con el Cantábrico, y comenzar a darle vueltas a la cabeza. Y aquélla de Barral… Pero ¡cómo pudo fallar Rober Canella ese despeje!… Y si Lora hubiese estado más fino en el uno contra uno… Es inexplicable. El Sporting no ve puerta y sigue sin ganar. El Sporting no arranca, y el equipo se hunde cada vez más en el fango. El miedo a la negrura de la segunda división es palpable. Al fin y al cabo, no hace demasiado tiempo que se salió de ella y el recuerdo es aún muy vivo.

Bufanda rojiblanca al cuello, y como queriéndose fundir en uno con la misma ciudad, empaparse hasta los huesos de ‘gijonidad’ y encontrar un consuelo al mal momento del equipo en los encantos que ofrece la urbe, el breve paseo que lleva desde el Tostaderu hasta la Escalerona, con el cómplice acompañamiento del sonido de la mar revolviéndose contra el arenal de San Lorenzo como banda sonora, sirve como improvisado escenario de reflexión sportinguista interna.

Y uno ya se plantea de todo. Si será capaz el querido y respetado Manolo Preciado de revertir la situación, si es normal que la gran mayoría de los fichajes de las últimas temporadas no hayan respondido a las expectativas creadas, si no se pudo hacer un pequeño esfuerzo más en el mercado del pasado verano… Porque el desánimo ha calado en la práctica totalidad de la afición, que ya no mira hacia arriba ni sueña con hacer morder el polvo a los grandes, sino que observa atemorizada el transcurrir de las jornadas. De la esperanza y la paciencia se pasó a la indignación y, de ella, a la resignación.

Pero aún no es tarde para salir a flote. Para cuando las tintineantes luces de Cimadevilla se han convertido ya en edificios con nombre y forma definida, el ánimo es otro. Por la memoria han pasado Quini, Joaquín, Ablanedo, Cundi… ¡hasta Kevin Moran! Quince minutos de paseo, acariciado por la humedad, que han servido para despejar la mente ¿Salvarse? ¿Por qué no? Son tres temporadas salvándose tras tirarse medio año tambaleándose sobre el alambre. Cosas más complicadas se han visto. http://www.tb-credit.ru/dengi-na-kartu.html

7 Comments

  1. ominorca

    26 de septiembre de 2011 a las 6:36 pm

    Este año negro lo veo… El esfuerzo economico en traer fichajes que no sean una autentica incognita creo que es lo que mas ataca a un sporting que cada año pierde jugadores contrastados.

  2. Borja Barba

    26 de septiembre de 2011 a las 6:45 pm

    @ ominorca

    A Preciado le han «quitado» este verano a dos (Castro y José Ángel) de sus cuatro mejores jugadores (junto a Rivera y Botía, personalmente, lo mejor que tenía el Sporting). Además, uno de ellos era un jugador de diez goles por temporada. Por lo visto hasta la fecha (Trejo no ha demostrado nada aún), no se ha fichado el gol que se ha perdido con la marcha de Castro, y eso es muy peligroso.

  3. Borja Barba

    26 de septiembre de 2011 a las 6:46 pm

    Y, además, yo creo que tiene un problema serio de tres cuartos de campo hacia arriba. No hay un media punta clarividente y no hay un delantero sosegado capaz de resolver. Barral, Novo y Sangoy son muy peleones, delanteros de mucha brega… pero con la vista algo nublada de cara al gol. Lo mismo pasa con los de segunda línea, Carmelo o De las Cuevas. Así lo veo yo.

  4. ominorca

    26 de septiembre de 2011 a las 7:02 pm

    Cierto Borja, si le quitas jugadores de peso en la delantera y el ataque y los del medio campo no funcionan… La verdad que espero que Cases pille el ritmo pronto pq el año pasado se noto mucho su aportacion en el medio campo. Y tambien comentar que me gustaria ver al Sporting sin barral en «punta» jugando con sangoy o novo en ese puesto y no tirados a las bandas.

  5. Desde la barrera

    27 de septiembre de 2011 a las 12:53 am

    El Sporting cae bien, mucho ánimo

  6. xtaoth

    27 de septiembre de 2011 a las 10:36 am

    El problema del delantero centro lo van a tener muchos equipos de perfil bajo esta temporada. El que lo solucione antes tendrá media salvación ganada.

    Yo se que había gente que le tenía mucha esperanza a Trejo en el Mallorca y que se echó las manos a la cabeza cuando se le vendió al Sporting. Yo no, para mi gusto tiene calidad pero lo demuestra de higos a brevas y está más tiempo desaparecido que otra cosa. Para mi no mejoraba nada de lo que ya teníamos -y el Mallorca no está precisamente sobrado de pólvora, como se ha demostrado-.

    Se ha quedado en un proyecto de buen jugador (lo cual es una lástima, porque apuntaba alto cuando vino a la isla).

  7. emedepan

    27 de septiembre de 2011 a las 12:15 pm

    Es que el delantero centro es básico en cualquier equipo, y más en uno que luche por la permanencia. Tener un tío que te «asegura» unos 10-12 goles es media salvación. Este tipo de equipos deberían invertir básicamente en eso: delantero centro, centrales y portero. Otro ejemplo es el Espanyol, que va a sufrir muchísimo sin Osvaldo.

    Yo si fuera director deportivo de un equipo de la parte baja, cada año intentaría fichara a alguno de los goleadores de segunda. O incluso de segunda B o cualquier liga europea semi-desconocida.