Manchester United-Chelsea: interpretando la renovación

Se parece al Madrid-Barça en que es un enfrentamiento entre dos equipazos que a priori detiene el Planeta Fútbol, y en que corre serio peligro de estomagar y aburrir debido a la repetición tras repetición. Manchester United y Chelsea son los dictadores de la Premier en los última década –los últimos siete títulos se los han repartido entre ambos- y se encuentran el próximo domingo en el césped de Old Trafford por primera vez en esta temporada. Aunque los clubes llevan trayectorias disparejas desde que comenzó el campeonato, en el comienzo del curso los une una tendencia tan deseable como arriesgada: la necesidad de renovación.

No hay lugar a dudas en que los red devils lo tienen mucho más fácil. Para empezar, nadie puede discutirle el mando a Alex Ferguson, cacique desde hace 25 años, responsable de mil versiones de esta escuadra ganadora, y a quien no le tiembla el pulso ni para sentar a vacas sagradas ni para introducir savia nueva. Hoy mismo ha realizado una convincente defensa de De Gea tras su titubeante comienzo y la consiguiente suplencia en Lisboa, y por estos primeros partidos han ido desfilando Smalling, Jones, Cleverley, Welbeck o Young sin que el engranaje se resienta, la gente eche de menos al incomparable Scholes, y la imagen de tótems como Vidic, Ferdinand o Berbatov en el banco no genere más que una morbosa curiosidad. También es verdad que ayuda que tu jugador franquicia se encuentre en el mejor momento de su carrera, con confianza suficiente para anotar dos veces de falta en el mismo partido, y pulverizando récords de productividad goleadora ante rivales tan reputados como Tottenham o Arsenal. De la mano de este Rooney, del descaro de estos jóvenes talentos y también del empaque de ilustres veteranos como Park o Giggs –que pregunten por él en el barrio de Benfica- el United surca el principio de temporada como un portaaviones.

Cada semana, y de la mano de bwin, os ofreceremos los partidos más interesantes del fútbol mundial, con especial atención a todos aquellos que os manejáis en el mundo de las apuestas on-line.

Al oeste de Londres, sin embargo, los aires renovadores se infiltran con mayor dificultad, y no va a ser tan sencillo que ejerzan el efecto deseado; probablemente, porque el Chelsea ha construido su identidad reciente a partir de un puñado de extraordinarios veteranos que han sido muchos años el core del equipo y se van acercando al final del camino: mientras las apariciones fulminantes de Lampard o Drogba se espacian cada vez más,el cuerpo indomable del Búfalo Essien acusa año tras año los cientos de kilómetros recorridos, John Terry acumula una leyenda negra que le pesa cada vez más, o se sigue recordando con demasiada nostalgia la versión de Cech sin el dichoso gorrito. Era la columna vertebral, y su sustitución no es fácil. De momento, el equipo se entrega a las cabalgadas de un purasangre como David Luiz, a quien aún le sobra un punto de anarquía; al juego chispeante y dinámico del recién llegado Juan Mata, noticia estos días por curiosas razones, o al delicado perfil de Sturridge, un delantero que apunta muy alto y que pide minutos a gritos. El equipo va sacando partidos sin convencer, mientras el bisoño Villas Boas trata de ajustar el cambalache entre efectividad y preciosismo, y un murmullo recorre el Bridge cada vez que el Niño falla una nueva ocasión de gol; el de Fuenlabrada vive cuestionado desde todos los ámbitos, la competencia es feroz, y ya está comiendo suplencia más de lo deseable. La inversión realizada le protege de momento, pero si no mejora su estado de forma, se mete además en polémicas y su nombre desaparece de las alineaciones, su carrera de azul puede ser mucho más corta de lo que todos pensamos en invierno. Recuérdese a Shevchenko.

Estos serán pues los parámetros bajo los que se moverá el choque del domingo, el de un gran equipo mejorado y el de otro en época de cambio y reconstrucción. A pesar del favoritismo a priori del Manchester, es difícil apuntar un pronóstico, quizá porque se presenta un intangible que puede beneficiar al Chelsea: victoria o derrota, las consecuencias serán mucho más definitivas y/o duraderas para los blues: o bien gran espaldarazo al nuevo proyecto y al entrenador o, en caso de catástrofe, futbolistas que saldrán señalados quizá definitivamente. Y es bien sabido que en fútbol el equipo que más se juega suele quedarse más cerca del triunfo. Ya veremos.

Es un partido en el que puede hacerse dinero. En bwin se ofrece 1,80 por la victoria local y hasta 4,50 por la del Chelsea, un resultado no excesivamente descabellado. Un gol de Juanín Mata, que ha llegado en gran forma, se paga a 2,70, y un doblete de Wayne Rooney, de los que ya hemos visto varios esta temporada, a 5,00; que el propio Rooney abra el marcador se paga a 5,00, y que lo cierre Park Ji-Sung, un tipo con olfato goleador y revulsivo habitual, a 11,00. Finalmente, que el United clave más goles en el primer tiempo que en el segundo es 3,10, y que lo haga el Chelsea 3,75, dos cuotas de apuestas realmente interesantes.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

10 Comments

  1. Mitilija

    18 de septiembre de 2011 a las 1:06 am

    Me parece curiosa y alarmante la comparación Torres-Sevchenko por dos razones: una porque ya la utilizaron Menotti durante el Mundial de Sudáfrica y Djorkaeff hace unas semanas y otra, porque desgraciadamente yo la comparto cada vez más. La situación de Torres empieza a preocupar…

  2. engels

    18 de septiembre de 2011 a las 4:11 pm

    Bueno solo hay una pequeña diferencia, torres marco 40 goles en su primer año en la premier, y solo ha ganado un Campeonato de Europa y solo un Mundial, casi como Andreyi

  3. Luis_Candelas

    18 de septiembre de 2011 a las 5:55 pm

    3-0 al descanso, aunque no termina de reflejar con justicia el partido. El problema es que el Chelsea está blandito, blandito atrás, pero me ha convencidodurante algunos minutos. Y qué bien está Nani, o qué mal Cech, o ambas cosas.

  4. Kurono

    18 de septiembre de 2011 a las 8:29 pm

    3-1 al final, pero ¿que justicia Luis #3?

    El 2-2 del Barcelona vs Milan fue injusto desde la perspectiva que el Milan casi no jugó a nada y el Barcelona hizo todo bien, sin embargo fue al final el mejor resultado, porque el Milan aprovechó las dos únicas oportunidades mientras el Barcelona desaprovechó muchas.

    Esto es igual, el Chelsea no supo aprovechar las que tuvo, el United pudo meterles una de escándalo de no resbalarse Rooney en el penal o bien Berbatov al final (este búlgaro me desespera, no entiendo que tanta paciencia le tiene Ferguson, si no vale para marcarle más que a los colistas de la Premier). También es cierto que Torres falló una clara y Ramires se «achicó» cuando aun iban 1-0, pero este juego es así, gana el que acierta más a portería y falla menos que el rival.

    Un par de observaciones: David Luiz es indispensable en este equipo, no se porque no jugó (¿lesión?), Nani está en un estado de forma espectacular, Torres una de cal y otra de arena (su buen y gol y actuaciones y luego el no-gol a puerta vacía) , Jones está en buena forma, casi tanto que no se extraña a Vidic o a Ferdinand y lo de Lampard es de cuidado: no toca el balón y prácticamente solo vive de penales y tiros libres. Como siempre, el «viejo» Ferguson siempre tiene algo por lo cual sigue vigente.

  5. Luis_Candelas

    18 de septiembre de 2011 a las 11:10 pm

    Ya, hombre, pero si ves un 3-0 al descanso te imaginas un baño del Manchester al Chelsea, y no ha sido así. El Manchester ha aprovechado sus llegadas, pero no ha terminado de estar tranquilo. El 3-1 final me parece justo.

  6. Kurono

    19 de septiembre de 2011 a las 1:04 am

    Y de eso se trata Luis, un día puedes anotar 2/2 y ganas contra un equipo que tiró20 veces y solo anotó uno. Que tampoco el Chelsea me parece que esté tan bien (vive mucho al filo de la navaja. Que te haya parecido mejor el 3-1 que el 3-0 es una buena opinión, pero algo cosmética (en mi humilde parecer). Un saludo

  7. Mitilija

    19 de septiembre de 2011 a las 10:54 pm

    @engels:
    Hablo de su rendimiento una vez haber alcanzado el culmen. Hablo de que Torres lleva 12 goles con la selección desde 2007 para acá. Y estamos en 2011 para 20121 casi ya.
    Los avisos de Del Bosque se tornaron en semiregañinas en el último partido de la selección. Y a mi, a diferencia de lo que me suele ocurrir con el 90% de los jugadores, cada año que pasa me gusta menos.

  8. Mitilija

    19 de septiembre de 2011 a las 10:55 pm

    Y ojo, que Torres es y ha sido un delantero como la copa de un pino. Su problema ya es mental, de confianza.

  9. pepe cadena

    20 de septiembre de 2011 a las 1:00 am

    Este fue uno de los mejores juegos de los últimos tiempos de verdad me gusto que salgan de el mundo de href=»http://retrogra2sfut.blogspot.com/»>retrogrados .. muy buen sitio

  10. Fermín Elizari

    20 de septiembre de 2011 a las 5:05 pm

    El Chelsea perdió el partido pero se ganó un fan de aquí a final de temporada. Pude vislumbrar el trabajo que está haciendo Villas Boas en el equipo. No es fácil implantar un 4-3-3 con conducción rápida del balón, el sistema que está revolucionando el mundo del fútbol, en un equipo como el Chelsea, tan acostumbrado a la contudencia.

    Mucha gente se podrá fijar en el fallo de Torres, pero para mi punto de ver se pegó un partidazo. Le ví muy enchufado y, sobre todo, ágil, algo que no se veía hace meses. Mata-Sturridge-Torres van a revolucionar la Premier, solo queda que Boas se cargue a Lampard, que no pinta nada en su sistema.

    No sé si le va a dar tiempo a destronar al United, creo que no. Ferguson toca cada verano su plantilla poco pero bien, y no acusa así ningún bajón. Ojo con el Chelsea