Mario Gómez, el regreso del depredador

Representante de una estirpe que siempre está a punto de extinguirse y nunca lo hará, porque mientras haya porterías existirán los que sólo piensan en ellas, Mario Gómez se presenta esta noche bajo los focos de la Champions League como el goleador más en forma del continente, y ojo que gente como Rooney, Kun Agüero o Cristiano ha empezado el curso con la metralleta en la mano. Nadie incluye a Super Mario en las listas de las mejores delanteros del mundo, a pesar de firmar el año pasado una media de casi gol por partido, y su explosión definitiva aparece algo silenciada por esa selección alemana ágil y pinturera, tan diferente, que encandila al espectador neutral como quizá nunca lo hizo el equipo de la doble águila.

Entre tanto estilista de pie delicado y cintura de anguila que habita en la corte de Joachim Löw-hablemos de Özil, de Müller, de Götze o de Marin– Mario Gómez resulta lo más parecido a un alienígena, un Gulliver en Liliput o quizá Gargamel en el País Maldito. Su fútbol viene desde las catacumbas de la Historia por otro camino, el de la Mannschaft arrolladora que no ganaba sino aplastaba, un cóctel de físico y fe si no seductor, hipnótico, y que vencía, vencía, vencía siempre. A los que lo remataban todo en aquellas selecciones no se les llamaba delanteros, arietes, ni nueves. Se les decía Panzers. Y si a alguien remite Mario Gómez, a pesar de su nombre hispano y su moreno mediterráneo, era a aquellas bestias pardas que sembraban el terror entre los porteros del continente; jugadores nunca demasiado finos, que fuera del área se movían como elefantes, pero que dentro igual les daba cabecear una pelota que una piedra. Nombres que vienen de la noche de los tiempos y aún provocan escalofríos: Rahn, Hrubesch, Jancker, Bierhoff.

Quizá nació en el momento equivocado. Puede ser. Pero también es posible, y lógico, que tengamos en la cabeza las malas rachas, sus eternas travesías del desierto. Porque si hay que hablar de un delantero ciclotímico, aquí también el señor Gómez se coloca entre los primeros de la fila. No es fácil olvidar la Euro 08, en la que llegó a Austria como la gran esperanza blanca y acabó suplente, como un apestado, portando una etiqueta en la espalda en la que podía leerse “tronco”. Aquello fue el prólogo de una temporada espantosa, lastrado por el récord de 30 kilos que le aflojó el Bayern al Stuttgart, oveja negra en una de las mejores temporadas que ha firmado en su historia el equipo bávaro. No le entraba ni una.

Sin embargo, por motivos que seguramente no conoce ni él mismo, el ángel volvió a tocarle el hombro. Su sustituto Olic, que había acabado quitándole el puesto, se hizo trizas la rodilla, y Klose se pasó la temporada penando entre achaque y achaque. Con el camino expedito, imagen de dandy y unos cuantos kilos de menos, Mario volvió a golear sin piedad y sin descanso. Le dio igual que el equipo fuera cuesta abajo, que Van Gaal acabase fulminado o que la temporada se cerrase en un fracaso; él remató a la jaula todo lo que antes se le iba al limbo, y se le acabaron cayendo los goles de los bolsillos. Para desgracia del Villarreal, es esta versión del delantero la que van a encontrarse esta noche los amarillos. La que viene de enchufarle cuatro al Friburgo. La del Panzer.


http://www.tb-credit.ru/dengi-v-dolg.html

26 Comments

  1. Luisrod

    14 de septiembre de 2011 a las 6:04 pm

    Buen artículo. Muy bien escrito. Gracias.

  2. mb

    14 de septiembre de 2011 a las 6:37 pm

    [Editado por autobombo]

  3. directorio web url link

    14 de septiembre de 2011 a las 9:31 pm

    Hola, te recomiendo agregar tu blog al directorio Agregar Enlace Directorio es de alta totalmente gratuita y en cuestion de 1 o 2 dias, tambien tiene con tan solo un enlace reciproco apareces en lugares destacados de la web.
    Al agregar tu web a directorios mejoras tu posicionamiento en los buscadores, figurando en los primeros resultados, agrega tu web ahora Agregar Link Directorio URL

    Saludos, espero que no te haya molestado el mensaje.

  4. juni

    14 de septiembre de 2011 a las 9:41 pm

    Pues a este chaval le he debido ver siempre en los momentos malos, porque siempre me dio la impresión de tronco infumable a lo Köller.

  5. Mitilija

    14 de septiembre de 2011 a las 10:45 pm

    Mario Gómez siempre ha rendido más en Alemania que fuera de ella. Ni en Champions, ni en torneos por selecciones ha dado lo que se espera de él. Una pena, porque es una delicia verlo en acción en la Bundesliga.
    Hace poco vi una recopilación de sus goles con el VFB y son gloria bendita…que animal.

  6. Jesús Marrone

    15 de septiembre de 2011 a las 9:21 am

    Un apunte: Helmut Rahn no era un panzer. Era goleador pero jugaba de extremo derecho. Era fuerte y medía 1,78, quizás para esa época podía ser considerado alto.

  7. Luis

    15 de septiembre de 2011 a las 9:49 am

    También ha habido algún que otro delantero por estos lugares que lo único que le faltaba para estar en la lista de arriba era un pasaporte alemán —por ejemplo, Ismael Urzaiz, que si bien recuerdo incluso llegó a teñirse de rubio en alguna ocasión.

  8. Ramón Flores

    15 de septiembre de 2011 a las 9:50 am

    @Jesús, mi impresión, por las referencias que tengo de Rahn, es que fue un
    goleador que partía desde la derecha en el 2-3-5 y que destacaba más por fuerza que por sutileza. He estado consultando y parece ser que, efectivamente, era el más alto de la mítica delantera de Berna, Schäfer-Morlock-Rahn y los hermanos Walter.

    Saludos

  9. Jesús Marrone

    15 de septiembre de 2011 a las 2:07 pm

    Gracias por el comentario #8 Ramón Flores. Yo he visto jugar a Rahn algunas veces, sí destacaba por fuerza, pero también era hábil y regateador, un jugador de calidad. Por eso no lo encasillaría como panzer 😉

  10. Pepe Szendrei

    15 de septiembre de 2011 a las 2:23 pm

    Pedazo de artículo, Ramón.

  11. Walton

    16 de septiembre de 2011 a las 6:30 pm

    A mí Mario Gómez no me gusta nadita de nada. La fama de tronco se la tiene muy bien ganada. Que este hombre lleve varios años jugando en la selección germana y que milite en el equipo más laureado de Alemania, es una buena prueba del bajísimo nivel de los delanteros centros actuales. Comparemos los mejores del momento con los de hace unos diez años: Ronaldo, Batistuta, Crespo, Kluivert (cuando todavía tenía ganas de jugar), Shevchenko, Van Nistelroy, Vieri, Filippo Inzaghi, Trezeguet… Es para echarse a llorar. Y si nos remontamos veinte años atrás y recordamos a Van Basten, Careca, Romário, Bebeto, Hugo Sánchez, Lineker, Völler, Klinsmann, Caniggia, Papin, Vialli & Co., la desolación es incluso mayor. Por último, Ramón, recuerda que en la selección alemana también hicieron goles a mansalva delanteros como Uwe Seeler, Gerd Müller, Karl-Heinz Rummenigge, Klaus Allofs, Klinsmann o Rudi Völler. ¿No será eso de los panzers alemanes otro topicazo más?

  12. Faldo

    16 de septiembre de 2011 a las 7:45 pm

    Suscribo lo afirmado por Walton. No me gusta nada Mario Gómez. Pero estoy especialmente de acuerdo en sus comentarios sobre los delanteros de hoy en día y en sus comparaciones con los de los años 90. Recuerdo a Kodro (aunque después fracasó en el Barça) aburriéndose de marcar goles en la Real Sociedad, igua que más tarde Kovacevic, también a Zamorano y Suker en el Sevilla, a Juan Pizzi en el Tenerife, a Gudelj en el Celta, a Bebeto en el Dépor, a Ohen y Lubo Penev en el Compostela, e incluso recuerdo que el veterano Julito Salinas marcó 18 goles en una temporada con el Sporting de Gijón. ¿Alguien ve hombres de esa calidad en los equipos de nivel medio o medio-bajo de la actual liga española?

  13. Walton

    16 de septiembre de 2011 a las 8:05 pm

    Más comparaciones: en la selección brasileira del mundial de 1990, que cayó en octavos de final y que no es recordada precisamente por su brillantez, Bebeto y Romário eran suplentes. En el pasado mundial de Sudáfrica, el delantero centro titular de la «canarinha» era Luís Fabiano.
    Otra selección que defraudó en Italia 90 fue Holanda, que tenía arriba a Gullit y Van Basten; tampoco se alzó con el título de campeona de Europa en la eurocopa de 2000, cuando sus delanteros titulares eran Kluivert y Bergkamp. Makaay, que acababa de ganar la liga con el Deportivo, disfrutó de muy pocos minutos, y fuera del equipo se quedaron Van Nistelrooy, lesionado, y Hasselbaink, que pese a haber marcado 24 goles con el Atlético, no fue convocado por Rijkaard. Los delanteros titulares de la «oranje» en Sudáfrica fueron Kuyt y Van Persie.
    La Italia de Trappatoni tampoco superó los octavos de final en el mundial de 2002, a pesar de contar con delanteros centro como Vieri y Filippo Inzaghi, acompañados desde atrás por Totti y Del Piero. Ni punto de comparación con los delanteros de la selección que fracasó estrepitosamente en el mundial del año pasado.
    Un ejemplo más: Aimé Jacquet dejó fuera de la selección francesa que acudió a la eurocopa del 96 a Papin y Cantona; comparémoslos con los delanteros franceses que llevó Domenech a Sudáfrica.

  14. Rober

    16 de septiembre de 2011 a las 8:44 pm

    Walton, creo que el verdadero motivo es que la posición de 9 clásico, el delantero goleador que aparecía para rematar todo lo que cayese en el área y se desentendía de la construcción del juego está desapareciendo del fútbol moderno. Muchos equipos prefieren jugar sin esa referencia arriba y cambiarla por jugadores más versátiles. Igual que hoy en día es un deporte mucho más físico que antes, los especialistas se acaban. También la figura del extremo está en vías de extinción.

    Hoy en día se da la circunstancia de que los máximos goleadores son una evolución de lo que en otro tiempo serían jugadores considerados dieces o segundas puntas. Messi y Cristiano Ronaldo marcan más goles por temporada que el Ronaldo o Van Basten de sus mejores días. Wayne Rooney es la referencia realizadora de Inglaterra. Neymar se hincha a hacer goles en Brasil, cuya selección prefiere delegar la responsabilidad de perforar la meta rival en atacantes como él o Pato a alinear un 9 puro. Tévez ha sido máximo goleador de la Premier y Francesco Totti, un jugador de otra generación consiguió la Bota de Oro en la Roma de Spalletti, que amontonaba media puntas arriba sin ningun rematador nato.

    Lo cual no quiere decir que me guste. Soy de los tuyos, prefiero mil veces el fútbol de los 90 al actual.

  15. Walton

    16 de septiembre de 2011 a las 9:55 pm

    Rober, seguramente tengas razón. Pero jugadores que hiciesen goles desde la segunda línea del ataque los ha habido siempre. Recuerda a Platini, Diego A. Maradona, Zico, Francescoli, Roberto Baggio; incluso Matthäus y Sócrates marcaron un muy buen número de goles en sus buenos tiempos; o más recientemente jugadores como Litmanen, Zidane, Figo, Del Piero y Totti, a quien mencionas tú, sin olvidar a Rivaldo.
    Comparto tu opinión: el fútbol actual es mucho peor que el de los ochenta y que el de los noventa. Vuelvo a la selección holandesa del año 2010 y la comparo con la de diez años antes. No sólo creo que sale peor parada en su delantera, sino también en otras zonas del campo. Por ejemplo, la portería, sin desmerecer a Stekelenburg, creo que está por debajo de Van der Saar; y los centrales Heitinga y Mathijsen no resistirían la menor comparación con Stam y Franck de Boer. Y no digamos si comparamos a los subcampeones de Sudáfrica con la selección holandesa de 1988, liderada por Gullit, Van Basten, Rijkaard, Ronald Koeman y sus compañeros del PSV Eindhoven, campeón de Europa ese mismo año.

  16. Rober

    16 de septiembre de 2011 a las 10:59 pm

    Creo que en el fútbol actual se le da demasiado énfasis al aspecto físico y se descuida el plano técnico. Se da prioridad al atleta antes que al futbolista y como consecuencia tenemos equipos que si bien se comerían a los de hace veinte años por apabullamiento físico, hacen que el fútbol sea un deporte menos bonito de ver. Hoy en día jugadores como los que comentas lo tendrían más complicado para abrirse un hueco en el fútbol de élite. De hecho Del Piero, perdió gran parte de su magia cuando le convirtieron en un jugador más fuerte. El mismo CR7 paso de fino regateador a Terminator musculado en el United. ¿Mejor jugador? Indudablemente, pero a mí me divertía más el Cristiano que hacía filigranas por la banda.

    Mi jugador favorito de todos los tiempos es Laudrup. Era un jugador de un talento e imaginación infinita, pero desentendido de labores defensivas. No me imagino al bueno del danés jugando en el Barça actual. Acabaría extenuado en el minuto 60 de partido. ¿Y Romario? ¿Qué equipo actual aceptaría jugar con diez en fase defensiva aún a costa de que el brasileño marcase alguno de los goles más hermosos que se han visto jamás?

    Ya paso de seguir porque alguien me llamará nostálgico y que tendemos a mitificar el pasado.

  17. Walton

    17 de septiembre de 2011 a las 10:24 am

    Cuando tenía catorce o quince años, escuchaba a los mayores hablar con desdén de los Maradona, Baresi, Matthäus, Van Basten, Gullit, Zubizarreta y demás. Según ellos, su valía estaba a años luz de la de Pelé, Di Stefano, Kubala o Puskas. ¡Qué carcamales!, pensaba yo. Pues bien, desde hace unos años a mí me sucede lo mismo. Me estoy haciendo viejo demasiado pronto. También puede ser que, tras varias décadas obsesionado con el fútbol, la cosa empiece a aburrirme porque está casi todo visto y cada vez hay menos posibilidades de que me sorprenda. Pero incluso así, sin dejar de reconocr eso, creo que se ha perdido mucha calidad. El pasado mundial fue aburridísimo. La prensa española no lo reconoció así, porque eso supondría minusvalorar el triunfo de la selección, y sería absurdo menospreciar el producto que a uno le da de comer. ¿Qué habrían publicado si el campeón hubiese sido una selección italiana que sólo hubiese marcado ocho goles en todo el torneo? Algo parecido sucede con el Barcelona: es el mejor equipo en los últimos años, sin duda, pero ¿qué tiene enfrente?

  18. Cristian

    17 de septiembre de 2011 a las 2:25 pm

    @Walton & Rober;

    Es cierto que hoy por hoy no veo excesivos grandes «9» en el mercado actual, pero a mi no me desagradan nada las alternativas actuales como los Kun, Eto´o, Messi, CR7, Benzema, Lisandro López, Villa, Drogba, que por cierto juegan todos ellos como referencias en punta, no tan atrás como decís.
    Sobre los holandeses… pues ellos están ahora sufriendo un importante bajón en su nivel futbolísitico en general, así que hablar de las épocas doradas de holanda y compararlas con ahora, me parece poco apropiado.
    Brasil del 94, con Romario y Bebeto arriba fueron una selección más, pero esos dos lo ganaban todo. Hoy en día, en cambio, los jugadores brasileños no suelen mantener más de 3 o 4 años un gran nivel, y no da tiempo a la selección a encontrar jugadores con los que armar la nueva slección, sencillamente año tras año, cambiamos a los once y listos.
    Creo que es más fácil siempre comparar con el tiempo a los jugadores, y los momentos en que vivimos, las referencias siempre son más escasas en el momento presente con respecto a el tiempo pasado. Muchos de los jugadores que aducís a los 90, por cierto, empezaron en los 90, y seguían en activo en la década del 2000, y algunos incluso fueron más jugadores del 2000 que de los 90, así es muy fácil hacer comparativas favorables….

    @Faldo,
    La comparativa de delanteros que me estás haciendo, la sigo viendo habitualmente en distintos equipos de todas las categorías, solo que algunos tardamos más tiempo en descubrirlos: Soldado, Negredo, Villa, y casi cualquier gran delantero de la Liga empezaron en clubs mucho más pequeños, y han ido itinerando por muchos clubes hasta acabar en clubes más grandes, a Negredo hace muy poquito lo tenías como máximo goleador nacional en el Almería…. Hemos visto a Trezeguet hace nada en el Hércules, y Llorente sigue en el Bilbao, y veremos a dónde llegan Aguirretxe y Griezman, solo por poner unos ejemplos.

  19. Walton

    17 de septiembre de 2011 a las 4:43 pm

    Cristian, ten en cuenta que las selecciones que cito en el comentario nº 13 no fueron campeonas, ni se trata de equipos que hayan dejado un recuerdo imborrable en los aficionados.
    Más cosas: los jugadores que menciona Faldo en el siguiente post estaban en su mejor momento cuando militaban en los equipos que él cita, y salvo el Deportivo, ninguno de esos equipos fue campeón de nada. Tal vez Penev había dejado atrás sus mejores días cuando fichó por el Compostela, pero incluso así, marcó 16 goles en cada una de sus dos temporadas en Santiago. Creo que no son casos comparables al de Trezeguet, que llegó al Hércules en el crepúsculo de su carrera, o Negredo, que cuando abandonó el Almería no había cumplido los 24 años.
    Admito que la selección brasileira de 1994 no fue brillante, pero compárala con la del último mundial. Por cierto, en la reciente copa América no se vieron muestras de mejoría.
    Tampoco parece ver la luz la de argentina, que ya lleva 18 años de sequía y más de veinte sin superar los cuartos de final en un mundial.
    Francia lleva dos grandes competiciones ofreciendo un pésimo nivel de juego y resultados. Italia, tres cuartos de lo mismo; en la eurocopa de 2008 ya ofreció importantes síntomas de flaqueza, que se confrmaron en la copa de la confederaciones y desembocaron en el ridículo de hace un año.
    Alemania, que entre 1980 y 1996, había disputado seis finales de los nueve grandes torneos que se disputaron en ese período, lleva desde la eurocopa de Inglaterra sin ganar nada, a pesar de la reunificación, que en teoría debería haber hecho de ella una selección más fuerte. Es justo tener en cuenta que disputó las finales del mundial de Korea y Japón y de la última eurocopa, pero en ambas fue claramente inferior a sus rivales; de hecho en la final de Viena, no disparó nin una sola vez entre los tres palos defendidos por Casillas. Hay quien ve en los jóvenes jugadores de Low una esperanza de cara al futuro, pues ofrecen un juego vistoso, pero ¿qué fue de la extraordinaria competitividad alemana de antaño? Yo veo una selección germana «holandizada», si se me permite el palabro. Claro que a lo mejor en las siguientes grandes citas vuelven a ganar y me dejan en ridículo…
    ¡Ah! y no quiero terminar sin recordar que Messi, Cristiano Ronaldo y Rooney, tres de los mejores delanteros de los últimos años, pasaron por los dos últimos mundiales sin acreditar la condición de estrellas que se les supone.

  20. Walton

    17 de septiembre de 2011 a las 4:56 pm

    Me olvidaba de citar otro ejemplo: el Celta de la temporada 1998-99, dirigido por Víctor Fernández, no logró clasificarse para la liga de campeones, cayó en cuartos de final de la copa de la UEFA y fe eliminado en la primera ronda de la Copa del Rey. Recordemos su once titular: Dutruel, Míchel Salgado, Fernando Cáceres, Djorovic, Berges, Mazinho, Makelele, Karpin, Mostovoi, Revivo y Penev; además, contaba con otros jugadores como Juan Sánchez, el ex sportinguista Tomás u Oskar Vales. Con las salvedades del Real Madrid y del Barcelona, a mí me parece un equipo francamente superior a cualquiera de la actua liga española, pero muy muy superior.

  21. Daniel

    18 de septiembre de 2011 a las 2:37 am

    Y donde me dejan en la lista de panzers al enorme Gerd Müller???

  22. Cristian

    18 de septiembre de 2011 a las 3:34 am

    @Walton,

    Me estás hablando precisamente de la Liga de las Estrellas; mira los equipos que tenían Barcelona y Madrid en aquel entonces también, y mira el Depor, el Valencia, el Atlético, y un largo etcétera.
    Fueron tiempos bonitos, sí, pero tiempos que ahora estamos pagando, a día de hoy!
    Por cierto, creo que Salgado, y Makelele eran bastante jóvenes aún, Penev y Mostovoi, veteranos (hablo de memoria) y bueno, Juan Sánches era bueno… cuando le daba la gana, porque jamás fue muy regular…..

  23. Walton

    18 de septiembre de 2011 a las 4:51 pm

    Cristian, Makelele llegó al Celta en el verano de 1998, con veinticinco años. Efectivamente no se trataba de un jugador veterano, pero ya tenía bastante experiencia. Había sido titular en el Nantes, campeón de la liga francesa en la temporada 1994-95 y semifinalista de la Copa de Europa al año siguiente. Incluso había jugado varios partidos con la selección francesa.
    Ese mismo verano, Mostovoi, que había llegado a Vigo dos años antes, cumplió los treinta. Una edad estupenda para que un futbolista ofrezca un buen rendimiento. Así lo hizo Mostovoi en el Celta, donde militó hasta el final de la temporada 2003-04.
    Penev sí que era un poco mayor; cumplió 32 años a comienzos de esa temporada 1998-99, que fue la última del búlgaro en España y en la cual marcó 14 goles en liga, que no es una mala cifra. Pero conviene recordar que Penev llegó a Vigo tras dos años en el Compostela, que no era el club más poderoso de la liga, precisamente. Repasemos los arietes de los clubs más modestos de esta liga 2010-11 y veamos si encontramos alguno con la clase de Lubo…

  24. Cristian

    19 de septiembre de 2011 a las 1:13 pm

    @Walton,
    Precisamente la Liga de las Estrellas, era la época en que cualquiera se permitía tener a brillantísimos jugadores como si nada. Recuerdo aquel Celta con una enorme estima, puesto que era uno de mis equipos predilectos, pero fíjate dónde acabó 7 años más tarde, lamentablemente.
    Fíjate qué equipos militaban en el 88-89, y dime qué grandes jugadores militaban en equipos pequeños. Compáralo con la 05-06, y verás cual fue siempre la realidad de los clubs españoles.
    Y sí, el Villarreal fichó a un tal Diego Forlán, que estaba ninguneado en el Man U, y también tuvo al mejor Riquelme que pudimos ver en la Liga, todo esto cuando aún era un club en construcción. Y casualmente, es uno de los clubs más importantes de nuestra Liga a día de hoy. Pero es un ejemplo de club que hacía bien las cosas.
    El Sevilla subió de segunda y creó un equipazo de la nada, como quien dice, pero en los últimos años las cosas no le han salido tan bien como cuando empezaban; demasiadas ventas cuando el equipo necesitaba seguir creciendo. Si se fijaran en el modelo del Oporto, habrían visto que antes de vender, conviene tener ya al sustituto dentro de tus filas. No todos los años encuentras a un Dani Alves y a un Julio Baptista por 4 chavos mal contados.
    Por cierto, Joseba Llorente ha militado en Real Sociedad, Eibar, Valladolid y Villarreal.
    Fernando Llorente, de los leones no se ha vuelto a mover hasta la fecha.
    Samuel Eto´o; Real Madrid, Espanyol, Mallorca, Barça, Inter….
    Roberto Soldado; Real Madrid, Osasuna, R.Madrid, Getafe, Valencia…
    Nelson Valdez; Werder Bremen, Borussia Dortmund, Hércules….
    Pablo Osvaldo; Fiore, Bologna, Espanyol, Roma….

    Y no olvidemos que a día de hoy, uno de los grandes problemas para los clubes, es que hemos acelerado mucho los procesos de fichajes, en los que a día de hoy no es extraño pagar fortunas inclementes por jugadores que empiezan a despuntar, pero que están lejos de haberse formado completamente; Kun Agüero, Tévez, Juan Mata, Bojan Krikic, CR7, Nani, Ribery, son solo algunos ejemplos de jugadores por los que se han pagado fichas extraordinarias por jugadores que no superan los 20 años de edad, y cuyo caché sigue subiendo antes de los 25…

  25. Cristian

    19 de septiembre de 2011 a las 1:28 pm

    @Walton,
    Me olvidaba, Argentina no ha vuelto a ganar ningún Munidal desde la «mano de Diós», pero antes del pasado mundial, tenían una final más que España…. Pero recordemos que Argentina llegó a 3 finales(78,86, 90), ganó 2 (78, 86) y no volvió a pasar de cuartos ni antes ni después.

    Lo único realmente cierto es que cada día parece estar más en vías de extinción la figura de «ariete» (cada vez se ven menos «9» europeos, solo argentina parece que siempre tiene reservas de esa posición), y desde mediados de los 90, media europa se obsesionó con los jugadores grandes y fuertes, y dejó de lado la técnica, pero parece que el fútbol Español acaba de reivindicar al jugador técnico, mágico, y ya veremos qué pasa de aquí a 6 años….

  26. Pingback: El Bayern, al borde del abismo » Diarios de Futbol