El País, demolición de un modelo de periodismo deportivo

El País es mi periódico. Comenzó a serlo hace cerca de treinta años, cuando me acerqué por primera vez a él a través de los pasatiempos y del Pequeño País, hoy tristemente desaparecido. De modo natural, andando los años y la llegada de la adolescencia, comenzaron las lecturas de los interesantes reportajes de El País Semanal, y finalmente la ingestión del diario en pleno, un manjar de imposible comparación con el diario regional que se compraba diariamente en casa de mis padres. Según mis convicciones se modelaban, iba quedando patente que era en estas páginas donde se reflejaba con cierta frecuencia –no siempre, por supuesto- mi forma de acercarme a la vida y de relacionarme con el mundo que me rodeaba, cambiaba y evolucionaba a la vez que yo. Aún a pesar de ciertos matices, esto no ha variado.

Andando el tiempo, acabó llegando la época en que Internet nos cambió a muchos el ritmo vital. Y por supuesto, una de las primeras modificaciones que impuso la web en nuestros hábitos fue la posibilidad de asomarnos al mundo en la ventanita del monitor, cada mañana, a través de nuestro periódico favorito. Hablamos del cambio de siglo, y con la lectura diaria imperdonable, descubrimos una preciosa verdad en las páginas de Deportes: otra información deportiva era posible. Había un tal Segurola, que más tarde nos enteraríamos de que era el jefe, que despachaba crónicas y artículos en el justo punto medio entre el mejor periodismo y la buena literatura; por ahí andaba Carlos Arribas, capaz de convertir la más anodina de las carreras en una epopeya homérica; Ramón Besa, una enciclopedia para todo lo referente al barcelonismo; o el gran Enric González, quizá lo más cercano a un oráculo de la sociedad actual, que presentaba oblicuamente las tripas del Calcio con una mezcla de sabiduría e ironía amable cuyo secreto parecía poseer sólo él.

No miento si digo que aquellos tipos presentaron una manera diferente de entender el periodismo deportivo en España. A diferencia de los cuatro jinetes –Marca, As, Sport y MD- no presuponían que el aficionado al deporte tuviera que ser, por el mero hecho de serlo, poco exigente con la calidad de las noticias que recibía, ni fanático de ningún equipo. En cambio, le suministraban una información de calidad, trufada de referencias cultas, con atención a los deportes minoritarios, y siempre pendiente de acercarse a la objetividad, el bien más preciado de un buen periodista cuando de transmitir información se trata. Nada sorprendentemente, los seguidores de esta forma de plantear la información deportiva –que encontraba su contrapartida audiovisual en los deportes de Canal Plus- pronto fueron legión, y no pocos nos planteamos escribir de fútbol cuando observamos que el tipo de producto que nosotros deseábamos como lectores, riguroso, imparcial y de calidad, era factible. Es muy probable que sin aquella redacción del País no existiera Diarios de Fútbol ni la mayor parte de los blogs deportivos, y que muchas de las mejores páginas escritas sobre deporte en los últimos años nunca hubieran existido. Dicho de otro modo, aquél fue un modelo del periodismo deportivo. Un modelo que hoy, desgraciadamente, ha desaparecido.

Desde que Santiago Segurola abandonó la redacción en 2006 y asumió la dirección José Sámano, se inició una deriva que ha culminado en este último año y medio con la conversión de la sección de Deportes en un panfleto anti-Mourinho, por un lado, y en una continua hagiografía del Barcelona, su entrenador y su plantilla, por el otro. Vaya por delante que los siguientes párrafos no deben entenderse como una defensa de Mourinho, una figura compleja que ha mostrado comportamientos ciertamente cuestionables en España, y en ocasiones hasta abiertamente censurables –dedazo por delante-, ni una crítica de las muchas virtudes del Barcelona, comenzando por su juego frecuentemente deslumbrante, siguiendo por la bendición que es Messi para cualquier aficionado al fútbol, o pudiendo terminar por la figura de Guardiola, en general un modelo de comportamiento. Asimismo, animo a los lectores a que aporten en los comentarios enlaces del periódico que ofrezcan argumentos que enriquezcan el debate, sean favorables o desfavorables a las tesis que se expresan en este artículo, y que provienen únicamente de la lectura diaria de El País.

Sobre el primero de los asuntos, tomemos un día cualquiera, en el que apenas haya noticias de la actualidad del Real Madrid: por ejemplo, ayer domingo. Si entramos, encontramos una noticia titulada “Abran paso a Coentrao”, en la cual Diego Torres da a entender que Mourinho, contra la opinión de todo el mundo, ha forzado a Sahin a sabiendas de que podía lesionarse. ¿Qué motivo podría llevarle a querer ver lesionado a un futbolista de su propio equipo? No se justifica directamente, pero se expone que así Coentrao, fichaje pedido explícitamente por Mourinho, tendrá sitio en el once inicial. Justo debajo encontramos otro artículo, también firmado por Torres, en el cual, a partir de la suplencia de Casillas en el Trofeo Bernabéu (!!!) se desgrana toda una teoría según la cual ambos hombres están gravemente enfrentados, se habla de “duelo”, de “tensión”, o de que el entrenador “cuestiona su titularidad”. Nada se dice de que Casillas lo jugó todo el año pasado con Mourinho, por ejemplo. O de que haya sido titular en los dos partidos de la Supercopa. O de que lo fuera ayer. Nada.

No es una casualidad. A lo largo de muchos meses, Torres ha creado en sus crónicas un personaje, que en caso de ser real, nadie podría explicarse cómo ha alcanzado los logros del portugués en su profesión. De momento sabemos que es un entrenador al que no le importa que sus jugadores se lesionen, y que no vacila en enfrentarse gratuitamente a su portero y capitán. También hemos aprendido de Torres que Mourinho es un paranoico, un dictador, que actúa guiado por sus sueños, que pisó a Cesc, que hostiga, humilla y margina a sus futbolistas, que desprecia los valores del Madrid y que, en el rarísimo caso en que haga algo correctamente, será por casualidad. Incluso, si es el caso, pueden mutilarse declaraciones, por ejemplo de Casillas, para avalar sus argumentos (ver aquí y aquí). Todo este exceso hace que pase a segundo plano la que probablemente sea la parte más interesante y limpia de su trabajo, que es la que concierne al análisis de las tácticas del Real Madrid.

La veracidad de las historias que cuenta Torres es imposible de comprobar, por cuanto que él, en su derecho como periodista, no revela sus fuentes. Sin embargo, sí resulta algo más chocante que sus tesis, casi invariablemente, vienen avaladas por “los jugadores” o “el vestuario”, asumiendo una generalización que es muy improbable que sea cierta. Eso cuando los jugadores se manifiestan, porque en general viven atemorizados por su entrenador, sólo un poco menos que un ogro, y por tanto sus habituales manifestaciones públicas de apoyo al mismo no tienen ningún valor (ver aquí, aquí y aquí, por ejemplo). Si alguien cree que en este estado de cosas un equipo es capaz de anotar más de cien goles, ganar la Copa, quedarse a un palmo de la final de la Champions League y, sobre todo, mostrar la imagen de fortaleza que ha dado el Madrid a lo largo de gran parte de la temporada pasada y el comienzo de ésta, está en su derecho.

Podría pensar otro que tal acumulación de ataques a Mourinho obedezcan a una cierta inquina personal del periodista. Puede ocurrir, pero eso no justificaría los ataques que le han llovido a Mourinho desde todas las secciones del País, desde que aterrizó en España. Gonzalo Suárez, bajo el seudónimo de Martin Girard, lanza cada semana en una columna que, con demasiada frecuencia, da vergüenza ajena; José María Izquierdo, habitualmente analista político, autor de dos artículos que sobrepasan cualquier límite (ver aquí y aquí), especialmente el primero; John Carlin –que parece ser el único que en algún momento ha tratado de hablar de Mou con cierta distancia-; Javier Marías, Carlos Boyero, Ramón Besa, Juan José Millás, el propio Sámano, Boris Izaguirre, Eleonora Giovio, Juan Cruz… Hasta la defensora (?) del lector, requerida por los lectores, asume implícitamente esta línea editorial. Una línea que incluye perlas como “Hannibal Lecter”, “villano”, “aires sanguinarios”, “chantajista”, “proclive a arrastrar por el barro todo lo que le rodea”, “chulesco e intimidante”, “tramposo”, “payaso”, “malencarado”, “deprimente, triste y poco inteligente”, “arrogante mercenario”, “Lucifer”, etc. y que ha llegado a utilizar para zurrar al entrenador motivos tan peregrinos como el estallido del volcán islandés o la Semana Grande de San Sebastián.

Si alguno de los epítetos puede relacionarse con la verdad, la acumulación y el tono habla de una campaña que arrastra por el fango todo lo que había construido el País con tanto esfuerzo, recuerda a otras recientemente vividas, y envía a sus factores a las cloacas más infames no sólo del periodismo deportivo, sino del periodismo a secas. Además, ataques como estos provocan un efecto boomerang contrario al esperado, dando lugar a una suerte de victimización en el sujeto, y dificultando que sus defensores y el público moderado en general sea permeable a la frecuente crítica, razonada y justa, que suelen merecer bastantes actitudes del personaje.

Si miramos ahora en la dirección opuesta, encontraremos la otra cara de la moneda. Roto el dique del rigor informativo y la distancia periodística, la sección de Deportes de El País podría al menos acercarse a la imparcialidad tratando la información referente al Barcelona con la misma dureza y falta de piedad con sus protagonistas. Sin embargo, es muy difícil encontrar informaciones internas del vestuario que comprometan de algún modo a algún miembro del mismo, e incluso el más mínimo comentario crítico que aluda al equipo culé. Asumiendo incluso que ocurran menos incidentes que en las tripas del Real Madrid, se hace imposible creer que Guardiola no haya tenido una bronca de puertas adentro, que gente como Ibrahimovic –que después lo ha hecho en público no una ni dos veces- no lo cuestionase en privado, o que en la temporada 2007-08, en la que el Barça se hallaba en plena descomposición, casi lo único que apareciera día tras día en el periódico fueran noticias titulares esencialmente positivos (ver aquí, aquí y aquí, por ejemplo).

Sí sabemos, en cambio, que lo que le hizo Vilanova a Mourinho fue “una carantoña”,
o que las patadas del contrincante justifican un balonazo al público rival. Asimismo, también sabemos que el periodista Luis Martín, encargado habitual de seguir al Barcelona, es un crítico habitual y acerado de Rosell cuando escribe para Sportyou, pero es muy difícil encontrarle alguna crítica al presidente (o a nadie más) cuando escribe para El País, y sin embargo fácil entrevistas tan amables para el entrevistado como ésta o artículos como los que hemos enlazado en el párrafo anterior, en pleno desplome deportivo del Barcelona.

En fin, queda poco más que decir,. Sólo reiterar que este artículo debe leerse sobre todo como una alegato de decepción por la deriva que ha tomado la sección de deportes del que yo considero mi periódico, y de pena y tristeza por la desaparición de lo que todos tomamos por un modelo. Asimismo, no deben buscarse ni pedirse aquí críticas a otros medios, primero porque no es la intención de este artículo realizarlas, y segundo porque hay quien lleva años haciéndolo, y mucho mejor de lo que yo podría. Sólo espero que la lea alguien en el lugar correcto para reconducir la situación, porque es una pena que periodistas con tanta capacidad como los que constituyen la sección de Deportes del País ensucien su carrera dejándose llevar por una dinàmica en la que el primer damnificado es su propia credibilidad y el segundo la del medio en el que escriben. Ojalá sea así.

Nuestro agradecimiento al compañero Miguel Gutiérrez, por los ánimos, y a José Antonio Hidalgo, sin cuya paciencia recopilando enlaces no hubiera podido escribirse este artículo.

La Libreta de Van Gaal | Nabucco
La Libreta de Van Gaal | El aznaourinho lupus
Fila11 | Prostituzione intelletuale
Periodista Digital | ¿Está Valdano detrás de la campaña del El País contra Mourinho?

http://www.tb-credit.ru/microzaim.html

209 Comments

  1. Torreblanca

    31 de agosto de 2011 a las 5:52 pm

    tisanuro

    http://i51.tinypic.com/24uxf8l.jpg

    No he hablado de izquierdas, derechas, política ni he calificado a ningún madridista de nada. Sólo tenía curiosidad por ver si serías capaz de disculpar también esta otra pancarta como una «broma».

    Del resto que me dices, no te puedo aclarar más porque creo que te has confundido y estás respondiendo las palabras de otro.

  2. Pedro

    31 de agosto de 2011 a las 6:30 pm

    No le deis mas vueltas, es lo que han dicho mas arriba: los jefes de deportes simpatizan tanto como Guardiola como menosprecian a Mourinho. Y han radicalizado el discurso, hoy mas que nunca Besa escribe como amigo de Mourinho y Diego Torres como enemigo de Mourinho (y amigo de Valdano). Se les ha ido de las manos, así de fácil. Y lo peor es que el efecto boomerang es claro, pocos madridistas pueden sentirse a gusto leyendo unas páginas tan editorializadas.

  3. Pedro

    31 de agosto de 2011 a las 6:33 pm

    Besa como amigo de Guardiola. No olvidéis que Guardiola estuvo en plantilla de El Pais como columnista

  4. Pedro

    31 de agosto de 2011 a las 6:37 pm

    Por cierto, leyendo a Besa a la defensiva en Twitter… realmente me decepciona. A veces da la sensación que sin Cruyff ni Guardiola no podría hablar de fútbol. Lo reduce todo a ese modelo. Parece que solo le gusta ese futbol, me parece de una cortedad de miras alucinante

  5. Periodista en Barcelona

    31 de agosto de 2011 a las 6:47 pm

    Los hombres fuerte de El PAIS y la claca periodistica ya ha inundado la red con mensajes claros «no soportan que Messi y Guardiola sean referencia mundial, Mourinho es mucho más criticable que Guardiola, somos una escuela periodistica y no podrán con nosotros».

    PARA VOMITAR. Creo que el articulo de Diarios de futbol ha metido el dedo en la llaga.

    No es tan dificil reconocer que se tiende a la campaña, la mentira y la manipulación en función a unos intereses, una línea editorial o unas relaciones personales que son infinitamente más estrechas con el banquillo del Barça que del Madrid.

  6. Carlos

    31 de agosto de 2011 a las 7:08 pm

    El problema en este asunto, es que el autor de esta entrada bien pudo haber escrito la famosa pancarta de «Tu dedo nos señala el camino». Porque su base argumental es la misma que la de los hinchas que creen que «Pito» Vilanova le metió el ojo en el dedo al pobre Mourinho.
    @RamonJFlores es absolumente incapaz de ver la figura de Mourinho con distanciamiento, y como le sucede a todos los madridistas, se extraña cuando la linea editorial de un medio no es favorable a su club. No lo hace con mala intención, es que no puede evitarlo. Por su edad, está tan absolumente acostumbrado a una prensa más ó menos madridista, desde TVE a cualquier otro medio (exceptuando los catalanes, obviamente), que lo contrario le chirria. Si uno lee las charlas digitales de Marca, podrá comprobar que últimamente los tachan de…¡culés! Porque ya no está un tipo como Inda y le han dedicao a una poprtada al Barça por ganar la Supercopa.
    Se está comparando la mano abierta de Piqué, un gesto a su afición y en su estadio, no había cerca ningún jugador del Madrid, ccon el dedo en el ojo de Mourinho. En ese partido del 5-0 antes de la manito de Piqué, Sergio Ramos intentó partirle las piernas a Messi, no lo consiguió porque de casualidad se cruzó Lass, y agredió a Xavi y a Puyol (compañeros de selección, y ssegundo y tercer capitan de la misma). Pero lo grave fue lo de Piqué, claro.

  7. florentiniato

    31 de agosto de 2011 a las 9:34 pm

    @Carlos
    amén tio. lo fuerte es que haya tanta gente que apoye este artículo.

    yo ya me «cagué» una vez en este blog, porque, me sabe mal decirlo, pero entre los señores Flores, Gutierrez y Barba, les sale su peor versión. la peor versión porque utilizan su altavoz para echar leña donde quieren, pero en realidad hay cosas poco claras. no se entiende cómo son capaces de echar leña a El País, y después no son capaces (o no quieren) de ver que casi todas las cadenas y medios de comunicación son totalmente pro-madridistas (p.ej. TVE, estamos hablando de la PÚBLICA, por si no se entera alguno), y ahora además pro-Mourinho. que haya una sola cadena estatal que lo se apunte a este carro, y que se le atice, pues a mí que queréis que os diga, me da mucha mala espina.

    en cuanto a la prensa, a mí me da igual todo, yo leo siempre por la mañana todos los diarios en versión digital, y va muy bien para ver para dónde tira cada medio, y la verdad, no me caso con ninguno.

  8. tisanuro

    31 de agosto de 2011 a las 9:35 pm

    Repito, Torreblanca, que no se muy bien que quieres decir con lo de la pancarta. Creo que lo obvio es considerar que unos indeseables introdujeron una pancarta filonazi en el estadio. Ahora bien, igual quieres decir que Florentino es un peligroso revisionista o que fue el propio Mourinho (que ya nada me extrañaría).
    Pero ya que estamos con las pancartas, yo si recuerdo en el Camp Nou aquello de los ‘paisos catalans’ (ya no era la independencia, es que se anexionaban Valencia) a pie de cesped, obviamente con la participación del club. O esta otra tan divertida:
    http://4.bp.blogspot.com/-j3ekfUQuZqQ/TlXVXSry3iI/AAAAAAAAB3Q/u96cFT_TjoQ/s1600/Figo-cartel-muerte.jpg
    En cualquier caso, no se muy bien a cuento de que venía esto. No parece que tenga mucha relación con Mourinho le metiera el dedo en el ojo a Tito Vilanova.

    Por lo demás, es un pelín cansado estar continuamente discutiendo contra argumentos sobre lo violentos, malvados y borregos que somos los madridistas. Siguiendo el razonamiento de Carlos, debe ser una generación que se ha criado leyendo Sport, MD y TV3, tan objetivos ellos.

  9. florentiniato

    31 de agosto de 2011 a las 9:40 pm

    Sí, Sport y MD van muy bien para leer cuando eres niño para aprender. Por cierto que suerte que tenemos de TV3 para tener alguna emisión en catalán porque sino no tendríamos NINGUNA. Así que deja ya de trollear.

  10. tisanuro

    31 de agosto de 2011 a las 9:42 pm

    Por lo demás, no voy a insistir más. No seremos sólo los malos los madridistas cuando hay tanta gente dispuesta a justificar este tipo de cosas siempre que se trate de dañar al Madrid. De hecho esto tiene su público, no hace tanto que MD insultaba en portada a un jugador del Madrid o que Sport publicaba un artículo con tufillo seriamente homófobo hacia el mismo jugador.
    Afortunadamente los medios supuestamente madridistas aun no han llegado a eso.

    Enhorabuena por el artículo Ramón.

  11. tisanuro

    31 de agosto de 2011 a las 9:49 pm

    Espero que no quieras decir, florentiniato, que el uso del catalán condiciona que no se pueda hacer periodismo más o menos profesional, imparcial y justo. De hecho algún catalán habrá que sea del Madrid sin ser ello obstáculo para que le pueda gustar ver las noticias en el idioma de su tierra.

    Por cierto, mal vamos si confundimos debatir con ‘trolear’.

  12. florentiniato

    31 de agosto de 2011 a las 9:53 pm

    creo que no he dicho esto, tisanuro. no sé de dónde has sacado semejante tontería. yo no he sido el que la ha soltado diciendo que «han crecido con … TV3». si crees que te mereces que debata contigo, vas bien, chaval.

  13. Julius

    31 de agosto de 2011 a las 10:22 pm

    @florentiniato Exactamente. Algunos ven la paja en el ojo ajeno y no ven la viga en el suyo. Yo creo que el problema viene de confundir «ataques al R. Madrid» con «ataques a Mourihno» que son dos cosas bien distintas aunque relacionadas, desgraciadamente, por el entrenador actual. Mucha gente, y ya ni decir de algunos madridistas, considera al portugués poco menos que un cáncer en nuestra liga pero no tienen nada contra el Madrid, es mi caso. Si el Madrid tuviera la plantilla del Barcelona, incluido su entrenador, yo querría que ganara el Madrid, por juego, por clase, por educación. ¿Que ahora el Madrid está por debajo en cuanto a juego y en cuanto a fair play? Es algo circunstancial pero, al mismo tiempo, señalable. Y un personaje como Mou, que no deja de ser un personaje creado por él mismo, tiene que recibir aquello que anda sembrando. Y menos mal que hay un medio que denuncia todas las cosas que hace mal el portugués, porque como bien dices, la situación actual de TVE española es demencial, con un Manolo Sanchís que está más cerca de vestir la camiseta blanca que de ser un verdadero comentarista deportivo. A mí realmente no me preocupa que haya una corriente promourihnista entre los aficionados del Madrid, lo que me preocuparía es que esto se extendiera por toda España. Gracias a Dios, esto no ha ocurrido porque la gente no es tonta y a día de hoy las simpatías por el Barcelona son directamente proporcionales a las antipatías por la figura de Mourinho y por extensión ( y por su culpa) a las del R. Madrid. Pero a algunos todo esto les da igual y en lo único que piensan es en ganar el próximo torneo. Menos mal que hay madridistas como Javier Marías que además de merengues son seres inteligentes con capacidad de autrocrítica y criterio propio e insobornable.

  14. Carlos

    1 de septiembre de 2011 a las 12:09 am

    @Tisanuro, yo no soy catalán. Por lo tanto no veo TV3, y tampoco leo nunca el MD, ni el Sport.
    Aquí no se trata de que los madridistas seais malos. El problema es que hay un sector de madridistas capaces de justificar cualquier barbaridad de Mourinho. Y te tengo que recordar que algunos de los aquí acusados de malvados culés antiMou, como Carlos Boyero o Javier Marias, son reconocidos merengues desde antes de que naciese el autor de esta entrada. Pero resulta que no se pueden meter con Mourinho, porque a la secta del DeDo no os gusta, y los tacahais de antimadristas. Ridículo, es simplemente ridículo.

  15. Pedro

    1 de septiembre de 2011 a las 1:28 am

    Ramón Besa lee este articulo y escribe en twitter «no soportan que Messi y Guardiola sean símbolos mundiales». 0 autocrítica, huida hacia adelante, Luis Martin repartiendo insultos y Besa haciendo el ridículo, con un tono sobradete paradogicamente Mourinhano. Que decepción.

  16. Motumbo

    1 de septiembre de 2011 a las 2:32 am

    El artículo muy bien, felicidades, un estupendo recopilatorio que hacía mucha falta.

    Pero lo mejor son los comentarios. Sobre todo los de la tropa de fanáticos culés que buscan las excusas más rebuscadas, ridículas y tramposas del mundo para justificar la deriva actual de la sección deportiva de El País («es que El Mundo más», «es que Mou es muy malo»). El comentario #128 es sencillamente para enmarcarlo.

  17. Motumbo

    1 de septiembre de 2011 a las 2:37 am

    @ Carlos

    Gente estúpida la hay en todas partes. Igual que hay madridistas que justifican lo del dedazo, también hay barcelonistas que en su día justificaron el cochinillo al JB, los aspersores («jiji-jaja, es que hacía mucho calor»),el teatro de Busquets o el balonazo de Messi al público. Y nada de eso puede justificar lo que haga tal o cual prensa.

    Otra cosa es que todo tenga su público. Diego Torres sigue inventándose noticias esperpénticas sobre el vestuario del Real Madrid porque sabe que su público (que en buena medida serán barcelonistas, supongo) está dispuesto a creérselo. El problema viene cuando si lo hace Inda es malo pero si lo hace Torres está medio-justificado porque Mou huele a azufre.

  18. Carlos

    1 de septiembre de 2011 a las 9:37 am

    @Motumbo, seguimos con lo mismo. Comparar una agresión a un entrenador rival con que un jugador haga teatro. Comparar un balonazo a la grada, con agredir a rivales, pisarlos en el suelo, o intentar romperles las piernas. Son acciones que no se pueden equiparar, y que hacer teatro o mandar un balonazo a la grada sean acciones reproblables, no da pie a que justifiques acciones mucho más graves. Y es que además los propios reglamentos asi las recogen. Hacer teatro? Tarjeta amarilla. Pisar a un rival en el suelo? Tarjeta roja y varios partidos de suspensión.
    A mi no me preocupa que algun madridista justifique lo del dedo, y es indudable que hay barcelonistas que justifican lo del cochinillo. Me preocupa que toda la prensa nacional (con la excepción de El Pais, y algún columnista del As) lo ha justificado. Y resulta que el malo es El Pais.
    Sobre las informaciones de Diego Torres, pues que quieres que te diga, yo no tengo ni idea de si son ciertas o no. Está claro que a D. Torres no le gusta Mourinho, y le sacude todo lo que puede. Y si te reconozco sin problema un cierto tufillo novelero en sus informaciones. Pero aún reconociendo que fuesen mentira, que no lo sé y creo que tu tampoco, eso no creo que pueda dar pie a presuponer una campaña de El Pais contra Mourinho y el Real Madrid.

  19. Sánchez

    1 de septiembre de 2011 a las 11:15 am

    El País también es mi periódico; mejor dicho: uno de mis periódicos. Pero no por su sección de deportes, que me parece tan roñosa como la de cualquier otro diario.

    Cuando el pretencioso Segurola abandonó la jefatura de deportes de El País, pensé que se trataba de una estupenda noticia, pero Sámano y los suyos siguen en la misma. Otros que a pesar de no ser miembros de la redacción de deportes del periódico, escriben de cuando en cuando sobre fútbol u otros deportes, no se quedan atrás. La escritura de Boyero es artificiosa y previsible, incluso sus habituales exabruptos parecen impostados. John Carlin trata sin el menor éxito de parecer gracioso, pero sus artículos son una especie de versión irreverente de los de Enric González y poco más.

    Supongamos que un partido de fútbol de máxima importancia (de esos que se disputan cuatro o cinco veces al mes) finaliza a las once de la noche. ¿Cuánto tiempo tiene un periodista para redactar su crónica, que en poco más de dos horas debe estar impresa en papel? ¿Es posible que así se pueda transmitir una visión seria y objetiva de lo sucedido en el campo?

    ¿Qué modelos literarios van a ser Segurola, Boyero, Enric González, Ramón Besa o John Carlin en comparación con otras firmas habituales del diario El País como Carlos Fuentes, Jesús Mosterín, Jorge Martínez Reverte & Co.?

  20. Torreblanca

    1 de septiembre de 2011 a las 5:48 pm

    tisanuro, si no ves la relación entre esa pancarta y lo que tú estabas hablando sobre la de la «broma» del dedo, tienes un problemilla, ¿eh?

  21. Buppi

    1 de septiembre de 2011 a las 6:35 pm

    Relaño fue el Santiago Bernabéu de EL PAIS. Segurola, Johan Cruyff. Sámano una especie de Del Bosque. El Di Stefano sería Carlos Arribas. Luís Martín, Guti. Ramón Besa, Guardiola. Diego Torres, Iker Casillas. Cebrían, don Florentino Pérez, pero creo que a Cebrián no le gusta el fútbol y Florentino es un fanático. Cosas que pasan. Mi debilidad, Enric Gonzalez, Raúl. Sólo por decir unos pocos. El que tenga humor para entenderlo sin beber martinis, se gana unos sugus.

    Puede que El País esté a la deriva, que lo está, más por culpa de «mamá Prisa» y sus amantes, pero su sección de deportes es lo mejor, lo más sano del periodismo deportivo español viendo lo que se cuece alrededor. Estos debates se producen siempre al empezar las temporadas y llega esa semana de vacío. Y mira que hay competiciones para escribir, tramas extrañas que descifrar, perfiles que hacer o tendencias que marcar. ¿Por qué en vez de criticar o lo que esto sea, no hace usted-ustedes lo que se presupone es tan fácil? Lo dijo Besa en su twitter: «Opinar es fácil. Escribir dificil».

    Como bien han dicho muchos aquí, el gran Segurola, es el más crítico con Mourinho, sin descalificar, sin gritar y sin ser un borde. Y escribe en el que se presupone «el más varón de sus periódicos». Malos tiempos para los «george best, garrincha, bochini» de la prensa deportiva. Los enemigos son los colegas. En esas estamos.

  22. Buppi

    1 de septiembre de 2011 a las 6:45 pm

    Si un periodista dice o escribe algo falso sobre alguien, algo que no es verdad y que encima le perjudica, a medio plazo el periodista pierde credibilidad y desaparece del mapa. A mi me parece que Diego Torres y Eleonaro Giovio, por decir los que cubren la información del Madrid han ganado peso y credibilidad con los años. Es más si dicen falsedades de tal o cual persona o tal o cual entidad pones una denuncia-demanda, el vocabulario preciso que sea, y al juzgado. Así de simple.

    Es más, los socios del Madrid podrían poner demandas y denuncias si ven que una entidad de la cual son socios está siendo mancillada, insultada o manipulada por la prensa o una parte de ella.

    La labor de Diego Torres y demás personal, que me consta, atraviesa por momentos dificiles menospreciando su trabajo y amenazando con comillas su persona, es digna de mención y respeto.

  23. ppopp

    1 de septiembre de 2011 a las 7:06 pm

    Al final el dedo de Mourinho, no era el dedo de Mourinho. Era el dedo de Guardiola. Fijaros bien. Guardiola le ve una legaña en el ojo a Tito y dice «pero Tito no seas un pitu—no te has lavado esta mañana?» y le quiera quitar la legaña metiendo el dedo en el ojo. Mourinho oye la conversación y por eso lo llama pitu en la rueda de prensa. Y el manotazo no es de Tito…es de Joan…ta chan…no Laporta…noooo….si…ese…Joan Gaspart que oye a Mourinho llamar guarro (por que mou se lo oyó a pep) a Tito y como tiene una manga muy limpia le suelta un «golpe maestro de teletienda» a Mourinho pudiendo poner en practica su….por fin…en versión física….»el impresentable es él» de tal año refiriendose a Don Lorenpoker. En fin…solo faltaba un experto en dar guantazos como Angel María Villar, (impresionante su «manotazo gotelé» a Cruyff en tal aña y tal hora recordando que a Cruyff le sacaron la tarjeta más cool en el mundial que no ganó pero ganó en 1974 y daban ganas de soltarle) diciendo que el futbol se va a pique (no confundir con Gerard Piqué Bernabeu que a su vez no tiene nada que ver con Santiago Bernabeu). En próximas entregas aparecerá manifestaciones de Hristo S. dandole la puntilla al caso. Hristo S. (no confundir con un secundario que no pasó el montaje final en la serie TREME) que siempre llega tarde y a destiempo como Sevillano Ramos en los casos dialecticos que se dilucidan en la prensa rosa-pálido-deportiva hispana, será brutote y contradictorio pero todo sabremos que el caso está más cerrado que la serie Ally McBeal y podremos mirar el calendario….y oh señor de las alergiassss—-otro prensa mamadora con prensa del movimiento ….otro…darht vader contra transformerssss!!!! LETI….NO TOQUES!

  24. Javi (periodista en bcn)

    1 de septiembre de 2011 a las 9:05 pm

    Es evidente que Diego Torres tiene fuentes en el vestuario del Madrid. También lo es que, al no citar nunca, ya tiene barra libre para desvariar. Leer sus articulos ya es casi un divertimento para descubrir que es verdad, que no, que está exagerado, que parte tiene de ficción o realidad…. y, efectivamente, curioso que del vestuario del Barça nunca se publique nada de nada. Nada.

  25. tisanuro

    2 de septiembre de 2011 a las 1:13 am

    Nuevamente, Torreblanca. ¿Quieres decir que los de la pancarta del dedo de Mourinho son nazis? Me parece pelín exagerado, salvo que se trate simplemente de ofender. De hecho miro la foto y veo gente bastante corriente detrás de la misma.
    Igual no soy yo precisamente el que tiene un problema.

  26. Torreblanca

    2 de septiembre de 2011 a las 1:54 am

    ¬¬

  27. Pingback: La tangana de la paz | Que Viva El Deporte

  28. Manuel

    3 de septiembre de 2011 a las 4:54 pm

    Pues la sección de deportes de «El País» es de lo poco salvable en cuanto a periodismo deportivo de este país. Usted, Ramón Flores, supongo que preferirá una estilo más próximo al «Marca» de Inda o a Punto Pelota, pero bueno sobre gustos ya se sabe.

  29. Emilio

    3 de septiembre de 2011 a las 7:40 pm

    Lo triste es que en una sección de deportes se dediquen a contar cotilleos y nada sobre fútbol, alineaciones, partidos, jugadores, tácticas etc. Más triste es aún que el que esto escribe sólo critique la linea editorial presúntamente antimourinhista de los cotilleos y no que estos sean más del 80% de lo que se escribe en la prensa, incluso en El País últimamente.

  30. Javsterix

    4 de septiembre de 2011 a las 5:39 pm

    Disculpadme el bajon intelectual del comentario, pero si la descripcion de los comportamientos de un jugador que aparecen en el articulo que pongo mas abajo se adjudicaran a uno llamado C. Ronaldo y no Messi, creeis que seria un reportaje tan benevolo, indulgente y «simpatico».
    http://www.elpais.com/articulo/deportes/Messi/nino/campeon/elpepidep/20110513elpepidep_1/Tes

  31. Pingback: Anónimo

  32. asd

    8 de septiembre de 2011 a las 10:59 am

    marujas del futbol dan pena! telecinco version masculina..

  33. José Fernández

    9 de septiembre de 2011 a las 3:21 pm

    #182: cuanta razón. Mou + Cocaina= Belen Esteban xD. Sin duda alguna ahora mismo es el rey de la función. Y algunos aún se preguntan porque sale continuamente en los medios!! Solo hay que contar el número de comentarios de este post. Y uno más

  34. Jose Manuel

    10 de septiembre de 2011 a las 1:11 am

    Gracias PAIS por ser el unico medio madrileño que respeta y habla bien del FC Barcelona.
    De Mourinho no hay que decir nada el se basta y se sobra para descalificarse como deportista y como ser humano.

  35. Luis_Candelas

    13 de septiembre de 2011 a las 3:27 pm

    He visto este titular en El País y no he podido evitar acordarme de este post:

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/siento/Cristiano/Ronaldo/elpepusoc/20110913elpepusoc_2/Tes

  36. emedepan

    13 de septiembre de 2011 a las 5:55 pm

    @Luis_Candelas
    No creo que sea un titular excesivo y ni mucho menos otro ataque al Real Madrid. El subtitulo de la noticia es «El joven que ha matado al Toro de la Vega a lanzadas presume de su hazaña» y el titular refleja muy bien como un idiota que ha matado a un toro en una fiesta salvaje se dedica a compararse con un ídolo deportivo como si hubiera logrado una hazaña. Sí el idiota se hubiera comparado con Messi o con Contador, estoy seguro que el titular hubiera sido el mismo. No veamos fantasmas en todas partes…

    Puestos a buscar agravios, mejor esperar a ver si mañana publican un artículo sobre algún jugador del Real Madrid con un tono tan adulador como el de Iniesta de hoy. O si en cambio tenemos alguna pseudo-noticia sobre Mou .

  37. luisa fer.

    14 de septiembre de 2011 a las 2:51 am

    lo que digos es que nesesito son tipos de titulares perodisticos no cosas tontas gas de verdad y no me gusto…

  38. Luis

    14 de septiembre de 2011 a las 5:58 pm

    Pues yo suscribo este artículo al 100%.
    He sido lector habitual de El País durante años y, los domingos, lo compraba sin falta. Recuerdo mis tiempos estudiantiles leyendo los artículos de Segurola en el autobús que me llevaba a la facultad. Pero desde hace dos o tres años no lo compro JAMÁS.
    La inquina de El País no es (sólo) contra Mourinho, se trata de denigrar al Real Madrid y ensalzar al FC Barcelona, y la prueba está en que varios años antes de que Mourinho llegase al banquillo del Madrid esa línea editorial ya estaba marcada, independiéntemente de los resultados deportivos, como muy bien demuestra el artículo.
    En fin, no quiero extenderme más, sólo digo que me ha encantado leer un artículo tan bien elaborado y documentado sobre algo que yo mismo llevaba pensando desde hace tiempo. Gracias por ello.

  39. vikingo

    30 de septiembre de 2011 a las 11:52 pm

    Le agradezco enormemente la elaboración de este artículo TAN bien escrito y argumentado.

    Demasiado tiempo leyendo El País y la basura actual de su visión sobre el Madrid y el Barsa.

    El País ha sido muy necesario tiempo atrás porque el Madrid no ha sido un ejemplo de modernidad, deportividad ni gestión y el Barsa ha conseguido éxitos deportivos, con belleza en el juego, sin recurrir a la violencia en general y con un gran espíritu de equipo. Y diría que El País tiene su parte en el éxito.

    Y precisamente por eso es tan necesario su artículo. Diría incluso que puede argumentar aún más la falta de crítica al Barsa desde El País. Si criticas a uno, esperas que se emplee el mismo nivel de crítica con el resto. Y ahí es donde falla El País de forma lamentable. Y lo que duele es que llevan vendiendo coherencia desde hace mucho tiempo y ahora la han perdido completamente.

    No puedes esperar olor a rosas de El Mundo, ABC, Marca, As, Sport, Mundo Deportivo, etc etc etc. Sí lo teníamos con El País y se ha perdido. Y eso es lo que duele, que aunque el envoltorio sigue siendo bonito (escriben muy bien todos), ya no huele a rosas, sino a lo mismo que los otros, aunque el paquete es más bonito.

    Leo críticas al Madrid incluso hoy en día que no tengo elementos para poner en duda, principalmente porque no oigo que nadie del Madrid las desmienta. Pero no veo ese tipo de artículos «informativos» cuando se trata de analizar al Barsa. Para la sociedad española, El País era un reducto de racionalidad en bastantes aspectos, pero se ha perdido.

    ¿Los motivos? Por mi parte, lo veo como parte de la batalla política España vs Cataluña / País Vasco.

    Y conclusiones:

    ¿cuánto tiempo vamos a aguantar esta desinformación?

    ¿cómo es posible que un medio pueda decir lo que venga en gana sin ningún tipo de coherencia en ello y sin afrontar ningún tipo de responsabilidad por ello?

    ¿no tenemos derecho a recibir una información veraz y objetiva?

    Si a un magnate se le atraviesa una persona, ¿tiene derecho a llevárselo por delante simplemente porque tiene un periódico a su disposición y esa persona no?

    BAS-TA-YA. Tenemos que quitarnos a esta mierda de clase dirigente que tenemos y dotarnos de unos valores en los que la honestidad sea lo primero.

    Tenemos unos dirigentes que son unos inútiles, este es el problema auténtico de este país o conjunto de países en que vivimos: que nuestros dirigentes desde hace mucho tiempo siempre han estado preocupados de su bolsillo únicamente en la inmensa mayoría de los casos y no de respetar unas reglas donde la honestidad y el bien común sean lo primero.

  40. Pingback: Portadas con poca imaginación « La Probeta del Periodista

  41. dbl

    12 de noviembre de 2011 a las 2:01 am

    A ver gente… EL PAÍS deportes es una sección muy objetiva. Que en un momento dado aterrice Mou en la Liga española, que lo bueno que tiene de entrenador lo tiene de impresentable y que El Pais deportes sea crítico con él no lo hace estar «a la deriva» , es ser objetivo. Si estamos en un momento en el que vemos al mejor Barsa de la historia y hay un imprensentable como Mou se dice y punto. Me parece que los madridistas estais muy mal acostumbrados. Como se haga una crítica a un entrenador que es capaz de meterle el dedo en el ojo de otro (uno de los muchos ejemplos) ya es que no es objetivo???………………………………………………..

  42. Manu

    13 de noviembre de 2011 a las 12:06 am

    Sí, son tan objetivos que en el artículo de ayer titulado «Dzeko más efectivo que Cristiano» manipularon interesadamente los datos de Dzeko con Bosnia.

    Y hoy se han despachado con otro artículo en contra de Mourinho…

  43. santi

    20 de noviembre de 2011 a las 11:34 pm

    Creo que en la actualidad, gran parte del PRISA , para ser mas amplios, esta dirigido por un amplio sector de simpatizantes ( o algo mas) del equipo culé:Carles Francino por la mañana, Gemma Nierga por la tarde y Angels Barceló por la noche y en el Pais creo que el director de deportes es Ramon Besa con lo cual no es muy complicado entender por donde van los tiros: yo creo que es algo orquestado, ya que hay que unir las columnas de Juan Cruz ( culé confeso) y de Martín Girard ( otro culé confeso) esto, unido al periodismo de prensa rosa del señor Torres, nos da una idea de la clara tendencia: Disparen al Madrid, que no pasa nada… El Real Madrid es el infierno y el Barça el paraiso… el Madrid es de fachas y el Barça es del progreso… el Madrid era el equipo del regimen y el Barça de los oprimidos…hasta esta nueva era de la modernidad donde el Angel blaugrana ha impuesto su razón contra el tirano blanco….
    Y que conste que yo soy lector de El Pais desde su aparición.

  44. José Manuel

    28 de noviembre de 2011 a las 8:25 pm

    Yo también soy lector de El PAís desde su fundación y soy una de las personas que «mereció» la contestación de la «defensora del lector». Se la podía haer ahorrado. en un episodio de los más vergonzosos que recuerdo, acuso a los lectores que nos quejábamos de intentar chantajear al diario para q

  45. José Manuel

    28 de noviembre de 2011 a las 8:33 pm

    Disculpen: nos acusó de intentar forzar que escribieran favorablemente hacia el MAdrid. Creo que en todo esto hay una suma de variables entre las que se encuentra la «pose» progresista de El País desde siempre (antes atlética, ahora barcelonista, siempre con las fuerzas de progreso), en la invasión catalana que ha hecho de estos medios un irrespirable portavoz de la sesgada visión que de nuestro país se tiene en Cataluña y por supuesto en ese triste personaje que es Valdano. A ello se une la no menos penosa impresión que dan los múltiples periodistas garbanceros existentes, que más que periodistas parecen porteras, dispuestas a besar las manos que les dan de comer. Respecto de Torres, sólo el desprecio que merece quien permanentemente está al borde del libelo, no haciendo otra cosa que retratar a sju jefe el señor Sámano

  46. tisanuro

    17 de diciembre de 2011 a las 9:27 pm

    A mi resulta difícil seguir comprando ElPais para leer cosas como esta (en un artículo sobre el Barcelona, Japón y el mundialito): «El R.Madrid balbucea patéticas excusas; ha vendido su alma a un vendedor de humo como Mourinho y, claro, ha salido chamuscado».

    Evidentemente hay cosas más importantes que el fútbol pero me resulta repugnante este ensañamimiento contra un club -estoy por asegurar que a Gadafi se le trataba mejor en ElPais- que no deja de ser más que una institución deportiva (a la que muchos le tenemos cariño, que le vamos a hacer).

  47. tisanuro

    17 de diciembre de 2011 a las 9:27 pm

  48. arus

    7 de enero de 2012 a las 9:06 pm

    Si Harri en Blade Runer leyera este artículo, no utilizaría la máquina del iris para descubrir al replicante, moderada y respetuosamente no perdería el tiempo.
    Es como el secreta en pleno agosto con gabardina

  49. pavel

    26 de marzo de 2012 a las 11:04 am

    Diego Torres va a ser un mito del periodismo deportivo. Entiendo que a los madridistas les moleste su innegable obsesión personal con Mourinho -que no con el Real Madrid- pero en mi opinión, sus informaciones son sustanciosas, no son ajenas al fútbol, están narradas con estilo y a través una óptica muy literaria,

    Algunos dirán ¿por qué no escriben lo mismo del Barça? Como si a Kapuscinsky hubiese que recriminarle no haber escrito sobre el régimen norcoreano, o sobre los abusos del lobby energético en Hispanistán o sobre las hermosísimas puestas de sol en A Coruña… Por otra parte, Mourinho presume de heterodoxo, iconoclasta, rompedor, transgresor, genio, macho… pues ante una personalidad tan destroyer, periodismo destroyer. Y del bueno.

    La última

    http://deportes.elpais.com/deportes/2012/03/24/actualidad/1332626835_066557.html

  50. Ciro

    26 de marzo de 2012 a las 8:43 pm

    Yo me quedo con esto. Es lo único sensato que he leído últimamente:
    http://www.marca.com/2012/03/22/opinion/firmas/1332443077.html

    @Ramón Flores: Mourinho es lo peor que le ha sucedido al fútbol español y al Real Madrid (ahora la Real Banda del Chandal) en mucho tiempo. Su actitud, por mucho que quieran vender lo de que en casa es una persona bellísima, es impresentable e injustificable. ¿Qué el fin justifica los medios? Pues así va el mundo.