Una cuestión de marketing

¿Vale más el envoltorio de un regalo, hecho con todo el cariño y esmero posibles, que el propio regalo? ¿Puede algo aparentemente cotidiano o intrascendente convertirse en un objeto de culto gracias a un ‘noséqué’ intangible creado a su alrededor? Que se lo cuestionen a Umbro, la firma deportiva quizá con mayor arraigo futbolístico de todo el panorama comercial.

Con un departamento de marketing capaz de desarrollar campañas tan novedosas y originales como la que sirvió de presentación en sociedad de la nueva segunda equipación del Athletic Club, o de hacer el estreno oficial de la nueva segunda indumentaria de los Three Lions ingleses de mano del boxeador londinense David Haye precisamente el día antes de partirse la cara con Wladimir Klitschko, cualquier iniciativa suena factible.

La compañía fundada hace cien años por los hermanos Humphreys en el norte de Inglaterra tiene entre sus buques insignia al Manchester City. El ‘nuevo rico’ del uniforme celeste es equipado, desde hace dos temporadas, por la firma de Cheshire. El tirón que tiene entre aficionados de todo el planeta el club mancuniano, merced al millonario desembolso en fichajes invertido en las dos últimas campañas, ha propiciado que Umbro haya trabajado en un diseño muy especial de cara a la temporada que arranca este fin de semana en Inglaterra.

A buen seguro lo habéis escuchado muchas veces. El City of Manchester, o antaño Maine Road, estalla de pasión entonando, y haciendo de ello el himno no oficial del club, el estribillo principal de «Blue Moon«, probablemente una de las canciones más melancólicas que a uno se le viene a la cabeza. Y esa muestra de pasión, ese nexo intangible entre club y afición, entre futbolistas y graderío, es lo que la nueva equipación 2011/12 ha querido plasmar.

Representando gráficamente el popular cántico del estadio con una onda de sonido, extraída de una grabación real en el propio graderío, la camiseta de los citizens supone un giro de tuerca más a la inventiva de los creativos de las marcas deportivas. Mientras otras empresas se empeñan en repetir diseños, readaptándolos de un club a otro modificando apenas los colores y el escudo, Umbro ha querido dotar a los principales clubes que equipa de una personalidad especial, inherente a su camiseta, a su historia o a su afición.

Sí, es cierto que al fin y al cabo sólo es una simple camiseta de fútbol. Pero podrían estar vendiéndote un trapo de cocina que, con este envoltorio, te lo acabarías comprando encantado.


http://www.tb-credit.ru/kredit-na-kartu.html

7 Comments

  1. formoso

    11 de agosto de 2011 a las 10:32 pm

    espero que alguno se anime a escribir un articulo de un verdadero futbolista como Javi Poves. lo demas es marketing el futbol y su farandula de artificio hueca como un tambor. salud

  2. Euros y Balones

    12 de agosto de 2011 a las 12:32 am

    Todavía recuerdo la camiseta del City que llevaba hará casi 20 años a la facultad. De aquella ya era de Umbro y con un diseño muy cuidado, a años luz de la de los equipos españoles de la época.

  3. Philc0re

    12 de agosto de 2011 a las 6:35 am

    A mi la segunda equipación del Manchester city de este año me parece muy bonita… y Umbro es mítica para según qué generación.

  4. edgar

    12 de agosto de 2011 a las 6:53 am

    Las camisetas que hace Umbro son unas delicias, representa la verdadera esencia del futbol ( a comparación de otras marcas más populares que la inglesa)

  5. Jarke

    12 de agosto de 2011 a las 10:33 am

    Odio eterno a Nike y a su pijama de Qatar Foundation.

  6. Tan Sólo Fútbol

    12 de agosto de 2011 a las 3:53 pm

    Ingenioso lo de la onda de sonido. Una buena jugada de mercadotecnia la de Umbro.

    En relación con el tema, aún recuerdo cuando de pequeño, estamos hablando de principios de los noventa, fui con mi madre a que me comprara por mi cumpleaños una camiseta de fútbol (si antes me parecían caras, ahora es la releche, por cierto) y elegí la del (ejem, ejem) Bayern de Munich. Entre las pocas camiestas que había en el stand (era otra época) había dos que hoy hubiese elegido por delante de la que finalmente elegí: la del Aston Villa y la del Manchester City. Veo ahora aquella del City con el «Brother» en la pechera y me arrepiento de no habermela pillado. En fin…

  7. jeffer

    12 de agosto de 2011 a las 10:24 pm

    Las camisetas que hace Umbro son unas delicias, representa la verdadera esencia del futbol ( a comparación de otras marcas más populares que la inglesa)