Adiós, Lukaku!

Unos vienen y otros se van. Hace sólo siete días Romelu Lukaku le abría las puertas del Anderlecht al serbio Milan Jovanovic. Lo hacía como el mejor embajador del fútbol belga, y también de su club, el más grande del país. Ahora, quien ejerció de anfitrión, coge la puerta y cierra una etapa, la de un futbolista maduro encerrado en un cuerpo de dieciocho años. La aventura londinense, en la exigente prueba del Chelsea, no llega pronto. Está preparado. Sin embargo, la competición no. Su salida supone un golpe durísimo para la Jupiler Pro League, que esperaba presumir de estrella durante algún tiempo más. La marcha estaba cantada, pero ha acontecido a contrapié, con la competición ya empezada, juntándose además con otros casos preocupantes. Steven Defour, el mediocampista del Standard de Lieja, hace cuatro semanas que está listo para jugar. Eso dice, pero no aparece en las alineaciones. No se sienta tampoco en el banquillo. Su técnico, José Riga, ya no responde a preguntas sobre el futbolista en las ruedas de prensa. La fuga de Lukaku ha sido un hachazo inesperado. De besar la camiseta el viernes, en la celebración de su último gol como púrpura ante el Malines, al anuncio de su fichaje el sábado. La historia de Defour es la de una partida más lenta. Dicen que hacia Moscú, o puede que hacia Udine.

Romelu Lukaku hizo un partido discreto el pasado viernes contra el Malines (3-1). Quizás en su cabeza aún daba vueltas a los últimos flecos de la oferta del Chelsea. Estuvo desconcentrado y errático. Se coló varias veces en fuera de juego. A cada gesto de disgusto, la realización de la televisión belga enfocaba a su familia, cómodamente alojada en el palco del estadio. Estaba Jordan Lukaku, el hermano menor, 17 años y prometedor lateral izquierdo. También Roger Menama Lukaku, padre de ambos, el culpable de la afición de sus dos hijos. Roger jugó en varios clubes de la primera división belga en la década de los noventa, aunque en ninguno de los grandes. De origen congolés, llegó a jugar con la selección de El Zaire. Su hijo mayor, además de las enseñanzas futbolísticas, también le debe un nombre curioso. Romelu se forma juntando las dos primeras letras de los componentes del nombre completo de su padre. El palco familiar acabó aplaudiendo, feliz. Se perdió un partido, para olvidar, pero al fin marcó Romelu, que pudo despedirse con un tanto del Constant Vanden Stock.

La Premier League, y precisamente el Chelsea. Aprender junto a Didi Drogba -si finalmente no deja el club-, quizá el futbolista en el que más se ha fijado. José Mourinho tuvo al marfileño. André Villas-Boas tendrá a Lukaku. La historia tiende a repetirse, si bien el belga llega antes que Drogba, fichado por los blues en la cúspide de su carrera. La competencia es máxima, pero si Lukaku ha aceptado el fichaje es porque tiene ciertas garantías de jugar. El esquema del Chelsea, antes y después de Villas-Boas, da pie a la alineación de varios delanteros a la vez. Tanto su precio, alrededor de los 20 millones de euros, como sus cualidades, hacen impensable que no se le utilice con regularidad. Además, el inteligente técnico portugués ha fichado de acuerdo con la filosofía del club, jugadores que encajan en el sistema. Oriol Romeu y Romelu Lukaku. Calidad potente.

Antes siquiera de la salida de Lukaku, el Anderlecht ya pensaba en un posible sustituto. De hecho, ya ha alcanzado un acuerdo con un viejo amigo del club, Dieumerci Mbokani. Parece que todo el mundo quiera piezas de calco. Mbokani, de 25 años, actual futbolista del Mónaco, también es de origen congolés. Sus características de nueve se asemejan a las de Lukaku, pero la estima del graderío no es la misma. Un joven Mbokani ya vistió la camiseta púrpura la temporada 2006-2007, cedido por el TP Mazembe del Congo, pero prefirió fichar después por el Standard de Lieja, donde se pasó tres temporadas y marcó muchos goles. Algunos de ellos, contra el Anderlecht, que nunca digirió bien su éxito. La oposición de los seguidores, que el viernes entonaron cánticos en contra de Mbokani, y la hucha del Mónaco, que pide más dinero, impiden de momento el fichaje.

Mientras tanto, las fuerzas se igualan en la segunda jornada de fútbol en Bélgica. Nadie ha ganado los dos partidos. Anderlecht y Standard, que fallaron en la primera, respondieron con victorias contundentes, si bien ninguno de los dos convence en su juego. No así el Brujas, que practica un fútbol más atractivo. Aunque no les valió con eso para ganar al Saint-Trond, protagonistas del milagro de la jornada. Perdían por 0 a 3 al descanso. Intentaron reaccionar en el segundo tiempo, pero cuando habían escalado hasta el 2 a 3 se quedaron con uno menos. Y en el 94′, con el partido agonizando, Grégory Dufer, centrocampista del Saint-Trond, marcó el gol de su vida. Una falta directa precisa, ajustada al poste, para dejar atónitos a todos los futbolistas del Brujas, mientras su afición enloquecía como nunca. 3 a 3. Fue un instante de la emoción del mejor fútbol. El que se seguirá jugando en Bélgica, esté o no Romelu Lukaku.

Fotografia | Anderlecht

http://www.tb-credit.ru/articles.html

8 Comments

  1. andresn

    9 de agosto de 2011 a las 12:41 am

    Los Aficionados al Chelsea, estaremos atentos a esta gran espectativa que se ha armado, si bien aca en América no se ve el Futbol Belga, sabemos un poco de los jugadores, de Lukaku se ha escuchado aca que es un gran jugador, bastante joven. Estaremos al pendiente de su desempeño vistiendo la camisa Azul.

    Saludos desde México

  2. Felix 1.3

    9 de agosto de 2011 a las 1:08 am

    Llevaba un tiempo investigando a ver que era de Defour, siempre me gustó este jugador y parecia desaparecido del mapa!! gracias por la aclaración y gran articulo

  3. killing

    9 de agosto de 2011 a las 3:18 am

    mm muxa presion para el joven congoles debido a la sombra del buen didi.. sera interesante ver si esa presion lo hace explotar o apagarse ante el legado de un killer innato DIDI DROG 11

  4. Wasky

    9 de agosto de 2011 a las 10:49 am

    Ya la volvió a cagar el Madrid, si en lugar de tontear con neymar hubiesen fichado a Lukaku dentro de unos años no tendran que pagar 60 kilos por el… Pero asi es la vida

  5. Pol Gustems

    9 de agosto de 2011 a las 11:07 am

    Mbokani ya es del Anderlecht

    AFP – L’attaquant congolais Dieumerci Mbokani qui ne s’est jamais imposé la saison passée à Monaco (D1 française descendu en fin de saison en D2), a signé un contrat de trois ans en faveur du Sporting d’Anderlecht, selon plusieurs journaux belges de mardi estimant le montant du transfert à 3 millions d’euros.
    Acquis par Monaco l’été dernier au Standard de Liège pour sept millions d’euros, Mbokani n’a quasiment jamais joué en première division et avait été prêté ces six derniers mois et sans plus de succès à Wolfsburg en Allemange.
    Mbokani a déjà porté le maillot d’Anderlecht lors de la saison 2006/07 (9 matchs/4buts) avant de partir pour le Standard où il avait ensuite explosé, décrochant deux titres de champion.
    «Pour moi, c’est à Anderlecht que tout a commencé. C’est donc comme si je revenais à la maison, a indiqué Mbokani. «Je compte bien montrer que je suis loin d’être mort et inscrire de nombreux buts pour le Sporting».

  6. Hybris

    10 de agosto de 2011 a las 12:02 pm

    Lukaku, Lukaku…

    Bien le sufrimos con la humillante eliminación en la primera EL en dieciséisavos… No es raro que acabe en un Chelsea, aunque pudiera haber tenido sitio en cualquier Club de la Liga. Tiene futuro.

  7. jeffer

    12 de agosto de 2011 a las 10:25 pm

    demasiada presion para el joven congoles debido a la sombra del buen didi.. sera interesante ver si esa presion lo hace explotar

  8. cortes

    16 de agosto de 2011 a las 2:21 am

    Me crea mucha sensación de pena ligas europeas como la belga, que continuamente exporta a sus jugadores más destacados, siempre a edades tempranas. La ley Bosman afectó muchísimo a este tipo de competiciones que en otro momento podían denominarse de nivel medio, y que ahora directamente pintan entre poco y nada a la hora de competir fuera de sus fronteras. Esto no es Brasil o Argentina, territorios grandes que directamente son fábricas de futbolistas. Países pequeños como Bélgica, Croacia, Hungría… son en realidad los más afectados con desapariciones de equipos históricos incluida.

    Siguiendo con Bélgica, este verano fuera Mangala y Witsel del Standard. A Defour le queda poquito, lo mismo Carcela. En su día fuera Fellaini…. que de repente Courtois tiene buena pinta, pues hasta luego…. que vienen ahora los rusos a por Boussoufa, da igual que seas el Anderlecht que lo vendes… que el Genk es la sorpresa de la temporada pues ya le empiezan a salir novias a Vossen y de Bruyne… así no se puede construir nada. Hasta la liga holandesa, que está en las mismas que tú, te ficha a los jugadores. La cosa a mejor es imposible que vaya, la tendencia irá creciendo y poco importa que saquen 20 kilos por Lukaku que el Anderlecht volverá a vender a la mínima que se presente la oportunidad, el dinero sólo corre por un lado.