Camisetas clásicas: los colores

La identificación del seguidor con una camiseta de su equipo es algo irracional. No importa cuáles sean los colores que se eligieron en un principio, ni si casan o no con el vestuario habitual del aficionado. Parece incluso que defiendan un modelo de comportamiento similar al de quién la lleva, se identifica también el carácter. En clubes como el F.C.Barcelona y el Athletic Club se insiste mucho en el periodo formativo de sus jugadores a la buena conducta deportiva, haciendo siempre referencia a la camiseta que lleva puesta el futbolista: la misma que los jugadores del primer equipo, los mismos colores, la misma textura.

Cada quince días y de la mano de Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas antiguas, nos acercamos al fútbol con una perspectiva diferente. Lo hacemos desde las camisetas con las que se ha construido la historia del deporte rey.

A otro nivel, y de bien seguro que de ejemplos como este habrá miles, en el equipo de mi pequeña localidad -cuya camiseta aún vestía no hace tanto-, existía una doctrina similar, patente cada vez que sucedía algo fuera de lo normal. No solía ocurrir a menudo, pero ningún equipo de fútbol regional escapa al desorden violento una o dos veces por temporada. Recuerdo los entrenamientos inmediatamente posteriores a esos episodios. Un vestuario juvenil incómodo de silencio, poco poblado. Habitualmente el generador de la trifulca se había quedado en casa, escabulléndose de la situación con la excusa de unos exámenes que nunca tenía. Se respiraba culpabilidad, porque lo que había pasado era cosa de todos, aunque el protagonista no estuviera. Pasaban unos minutos hasta que el más inquieto no podía contenerse un comentario jocoso sobre el asunto. Luego volvía el silencio, roto por la puerta metálica, que se abría de golpe, y los pasos del entrenador, que esos días andaba aún con más firmeza, con las mismas botas de taco -aunque en el entreno no fuera a tocar balón- que llevaba desde que había entrado por primera vez a ese vestuario. Cualquiera diría que alguien le pagaba por ponérselas eternamente.

Seguramente a algunos de nosotros no les importaban demasiado los colores, ni la camiseta. En el fútbol regional cabe de todo, más aún que en el profesional, pero la base de ese equipo la formaban futbolistas de la casa, que habían mamado todas las categorías desde benjamines. Algunos incluso habían jugado un par de partidos con el primer equipo, la entidad superior de la estructura, la misma que años antes veíamos los domingos por la mañana, creyendo que se trataban de jugadores de calidad insuperable, que merecían ser televisados vaya. El caso es que el entrenador, Pedro, que si no acostumbraba a bromear ese día menos, emitía un discurso recordando la batalla, repitiendo por enésima vez que si volvía a suceder se marchaba para su casa, y en el que no faltaba la mención, necesaria y obligatoria, a los colores del Club de Futbol Begues.

En estas categorías no pasa como en Primera División, que se luce segunda equipación cada dos por tres. La identificación puede ser hasta mayor, haciéndose más extraño un cambio radical en la equipación de tu equipo de barrio que no en el FC Barcelona, cuya vestimenta de blanco, llegados a este nivel -el de los últimos modelos patrocinados por Qatar Foundation- nunca es descartable.

Así que, entre la costumbre y lo romántico, las franjas verdes y amarillas que se visten en Begues, pantalón negro, siempre han caracterizado mis valores de entender el fútbol. Son los mismos valores que en todos los sitios, pero cada cual los esconde bajo colores diferentes. En este caso peculiares, eh? ¿Quién los escogió de tal manera que parece que representan perfectamente nuestros ideales? Fue, como en la mayoría de casos, una casualidad. Y escogieran los que escogieran, el discurso hubiera sido el mismo. El testimonio del libro de la historia del club recoge que los hermanos Ventura, Pepet y Julià, en el año 1924 -el de la fundación del club- fueron andando a Barcelona con la misión de vestir al equipo que acababan de fundar. (La distancia hoy en día en coche, entre Begues y Barcelona es de media hora, con lo cual, andando en esa época podía significaba irse muy por la mañana y volver entrada la noche). Se dirigieron a una tienda especializada en ropa deportiva en la calle de l’Hospital, y escogieron la única equipación que tenían completa. Si no gustaba, no serían ellos quiénes al día siguiente volverían a repetir la paliza de viaje.

A lo largo de la historia del club, en dos momentos puntuales, el Begues vistió camisetas muy parecidas a las del Centre d’Esports Sabadell y a la del Athletic Club. En ambas ocasiones porque resultaron ser las más baratas y porque se desestimó un segundo viaje faltando los colores originales en la tienda. De la misma manera, la Juventus de Turín lleva el blanco y negro porque desde Inglaterra les enviaron las del Notts County -también las más económicas- y el West Ham la del Aston Villa porque a un atleta londinense venció en una carrera improvisada en Birmingham. Casualidades, aunque parezca una ofensa verlo de esta manera.

Puedes comprar todas estas camisetas y cientos más en Classic Football Shirts

http://www.tb-credit.ru/contact.html

7 Comments

  1. taio

    14 de junio de 2011 a las 9:44 pm

    excelente post

  2. emedepan

    15 de junio de 2011 a las 9:52 am

    Estas historias de camisetas darían para hacer un librillo. Me encantan.

  3. JoseFco

    15 de junio de 2011 a las 11:18 am

    O la del Club Atlético San Telmo de Buenos Aires, cuya primera camiseta era a bastones azules y blancos, pero con el primer lavado destiñeron, y los bastones blancos se tornaron en celestes. Y desde entonces, así es la camiseta de este club, a bastones azules y celestes.

  4. L'Ovella Negra

    16 de junio de 2011 a las 12:23 pm

    No pongas la tilde en el fútbol del nombre del Begues. Club de Futbol Begues. 😉

    26 partidos 2 goles en el B, no esta mal. De que jugabas?

    Si aún sigues en contacto felicita a los del CF Begues por la magnifica base de datos que tienen.

  5. Pol Gustems

    16 de junio de 2011 a las 2:28 pm

    @Ovella Negra

    Ostia, donde está la base de datos? Solo encuentro los de este año en la web 🙂 De medio estorbo.

  6. L'Ovella Negra

    16 de junio de 2011 a las 5:47 pm

    http://www.cfbegues.com/

    Historia -> Buscador de jugadors

    Ahí encontrarás un buscador.

    Salut!

  7. Pol Gustems

    16 de junio de 2011 a las 6:10 pm

    Gracias! Cambiado el acento 😉