El Padova sin

Padua es la ciudad del sin. La de santo sin nombre porque al patrón San Antonio, monje portugués de canonización fulminante y dicen que lengua incorrupta, se le conoce simplemente como El Santo; la del prado sin hierba porque el prado más grande de la localidad, el Prato della Valle, más que en verde abunda en baldosines y fontanas siendo como es una de las plazas más grandes de Italia y la del café sin puertas porque los dueños del Caffè Pedrocchi, allí se tomaban el espresso Stendhal o Dario Fo, solían tener la sana costumbre, sobre todo para sus parroquianos, de abrir día y noche. Y como todo es sin en Padua la costumbre podría alcanzar pronto al equipo de fútbol. El Padova, que pelea hoy por un puesto en una Serie A a la que no han vuelto desde hace 17 años, es uno de los implicados en el último escándalo de apuestas que salpica el fútbol italiano.

Dal Canto, el jovencísimo entrenador que recondujo la ruina para llegar contra todo pronóstico hasta la pelea por el ascenso, y el presidente Cestaro practican su mejor cara para repetir como si de un mantra se tratase que no hay motivo alguno para la intranquilidad. Para la sospecha. Que Antonio no es el único santo en Pádua. Pero lo cierto es que el Atalanta-Padova del pasado 26 de marzo es uno de los 18 partidos de Serie B y Liga Pro que están desprendiendo un tufillo sospechoso a su paso frente a las narices de la Fiscalía de Cremona. El Atalanta era líder entonces, el Padova deambulaba por la mitad de la tabla y el mercado asiático de las apuestas registró 23 millones de euros por un empate más que anómalo en Bérgamo. ¿Quieren saber qué ocurrió? Que empataron.

Hoy frente al Novara habrá 23.000 personas en el Euganeo y a la vuelta casi tantos frente a la pantalla gigante que se instalará en el viejo estadio Appiani. Estarán incluso el padre Formenton, cura histórico de la entidad biancoscudatta que ya se ha apresurado a dar su bendición al equipo y el padre Voltan, párroco en la Basílica del Santo que prefiere guardarse las bendiciones para asuntos más serios pero guarda un poster del Padova tras la puerta de la sacristía. Seguro que en la distancia tifaran Nicola Amoruso, Goran Vlaovic o incluso un Del Piero que no habrá olvidado sus cabalgadas de juventud. Y estará El Shaarawy, el prodigio egipcio cedido por el Genoa que ya deslumbra en las inferiores de la azzurra. Detrás estará en definitiva, la ciudad del sin entera rezando para que que lo que insinúa la prensa no sea cierto, para que por culpa de la corrupción el Padova no se convierta en el ascendido sin ascenso.

Foto | Il matino di Padova

Periodista + social media freelance, que es lo que se lleva. Infrafútbol y chatarra. Disfruté en Sportyou y lo sigo haciendo donde me dejan. pisalo.es sergcortina@gmail.com

7 Comments

  1. Rafa

    9 de junio de 2011 a las 10:32 pm

    Buen artículo! Por cierto, juega José Ángel Crespo en el Padova, defensa ex del Sevilla y Racing de Santander.

  2. Jordi

    9 de junio de 2011 a las 11:09 pm

    Estuve viendo la segunda parte de un partido del Padova hace unas semanas, y me encantó el juego del equipo. Brillante, ofensivo, vertical… nada del tópico del fútbol italiano. Y superior al rival, un fútbol como para luchar por el ascenso.

  3. Pingback: El Padova sin « Goles desde el Periodico

  4. mwz

    10 de junio de 2011 a las 1:22 am

    Pues que pena, perdieron

  5. San

    10 de junio de 2011 a las 12:42 pm

    Yo creo que hay que darles un poco de ánimo desde aquí, todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario. En españa hay que recordar el partido entre el Real mMadrid y el Real Sporting de Gijón, un partido en el que nadie daba nada por un Sporting que aparecia al final de la tabla de 1ª división mientras que el Madrid estaba ahí arriba, al final nunca se sabe, el futbol es impredecible en numerosas ocasiones.

  6. Carlos

    10 de junio de 2011 a las 1:32 pm

    No perdió, el Padova, empató a cero, pero según el sistema de play off italiano tendrá que ganar el domingo en Novara… yo estuve ayer en el estadio y la verdad es que lo tendrán difícil, pero confiemos en el biancoscudatti, el joven egipcio juega de maravilla, aquí se comenta que el año que viene puede ir al Inter o al Milan… y lo del escándalo de las apuestas creo que es mas probable que afecte al Atalanta, aquí se dice que peligra mucho su ascenso… Forza Padova!

  7. JR

    10 de junio de 2011 a las 5:44 pm

    Genial artículo!
    A la memoria le cuesta poco empezar a viajar cuando lee nombres como Vlaovic o Amoruso…