La estructura del campeonato brasileño (y II)

Hace unos días, antes de que la final de la Champions monopolizara la actualidad, comenzamos a describir la estructura del campeonato brasileño. Hablamos del campeonato nacional -el Brasileirao que ha comenzado hace pocas semanas- y nos quedamos en el sistema de descensos de la serie D, que nos lleva directamente a los campeonatos estaduales.

La enorme extensión de Brasil (el quinto país más grande del mundo en superficie) dificultó desde el principio la disputa de un campeonato nacional. De hecho, el origen de algunos campeonatos estaduales se remonta a principios del siglo XX, mientras que el torneo nacional no se fundó hasta 1971; antes, el único formato de enfrentamiento entre equipos de todo el país había sido el copero. Por tanto, no es de extrañar la importancia y la solera de los campeonatos locales, y que se les dedique la primera parte de la temporada. Hasta 27 torneos que agrupan a los miles de equipos de Brasil, 26 de ellos correspondientes a los estados en los que se divide Brasil, y uno en el Distrito Federal, el campeonato Brasiliense o Candango. Mientras que algunos de los torneos se mueven en terrenos próximos al infrafútbol, como el Alagoano, el Amapaense o el Sergipano, otros como el Paranaerense, el Gaúcho o el Mineiro ofrecen un buen nivel. Aparte quedan el Carioca y el Paulista, en los que han jugado algunos de los mejores jugadores de la historia, y que describimos con un poco más de detalle a continuación.

Seguramente el más famoso de los campeonatos estaduales es el Carioca, propio del estado de Río, y que contiene el Fla-Flu, uno de los derbies más famosos del mundo. Aparte de Flamengo y Fluminense, este torneo suma a otros equipos de gran relevancia en el fútbol sudamericano, como Botafogo o Vasco de Gama. El sistema de competición en la serie A (hay tres divisiones), como de costumbre, no es nada intuitivo. Los 16 equipos que disputan la máxima división se distribuyen en dos grupos de ocho, y dentro de cada grupo juegan todos contra todos a un solo partido. Los dos primeros de cada grupo se cruzan en semifinales, y los vencedores se juegan la final, todo ello a partido único. El ganador se lleva la Copa Guanabara, que este año ganó el Flamengo, tanto de Ronaldinho al Boavista. Luego se juega una especie de segunda vuelta, en la cual cada equipo se enfrenta a los ocho del otro grupo de la primera vuelta. De nuevo semifinales y final, y el que gane se proclama campeón de la Copa de Río. Como volvió a ganar el Fla (penaltis a Vasco tras 0-0), no hubo lugar a la final del Carioca, que teóricamente debían disputar los triunfadores de cada torneo. Aparte, se disputan dos mini-torneos más: el trofeo Washington Rodrigues, entre los terceros y cuartos de la liguilla de la Copa Guanabara, y el trofeo Carlos Alberto Torres –el del gol de la final del 70- entre terceros y cuartos de la correspondiente Liga de la Copa Rio. Finalmente, el campeonato da derecho a una plaza para la serie D nacional, que correspondió al Boavista, cuarto en el cómputo global.

El campeonato paulista (o Paulistao a secas) agrupa a todos los equipos radicados en el estado de Sao Paulo, lo cual significa que además del conjunto de la capital, juegan sus competiciones clubes tan históricos como Corinthians, Portuguesa o Santos. Consta de cuatro divisiones, llamadas respectivamente Serie A1, Serie A2, Serie A3 y Serie B (también conocida como Quarta Divisao). La que más nos interesa aquí, la serie A1, la disputan veinte equipos a una sola vuelta, de los cuales los ocho primeros se juegan el campeonato, con cuartos de final y semifinales a un solo partido y la final a doble. Este año la final ha sido un apasionante Santos-Corinthians, que se ha llevado el equipo de Pelé. La peculiaridad es que aparte de los mencionados, se disputa otro torneo, el Campeao do Interior, que juegan los equipos mejor clasificados a partir del quinto inclusive, sujetos a la siguiente condición: no pueden jugar este torneo –reservado por tanto al fútbol modesto- ni el Santos, ni la Portuguesa, ni ningún equipo de Sao Paulo. El honor fue hace unas semanas para el Oeste de Itápolis, que tumbó en la final al Ponte Preta. Es también destacable que el Campeonato Paulista da derecho a jugar la serie D del campeonato nacional a los dos mejores clasificados que no estén ya en alguna de las tres divisiones superiores.

Así es este mundo, un laberinto de competiciones con sistemas a menudo extraños, y cuyo conocimiento global entraña un esfuerzo titánico. No profundizaremos mucho más, pero sí se puede destacar que el único nexo entre los campeonatos locales y el nacional se da a través de la serie D, que se renueva fuertemente cada año a través de equipos que consiguen una buena clasificación en el estadual -tal como hemos visto en el Carioca y el Paulistao-; de hecho, en los dos últimos campeonatos disputados sólo 14 de los 40 equipos han repetido. Los campeonatos estaduales también son puerta de entrada a la Copa Brasileña, la cual a su vez -como debería hacerse en España-garantiza a su campeón acceso a la Libertadores; la curiosidad es que la disputa de la Libertadores es incompatible con la de la Copa, lo cual convierte a esta competición en el paraíso de los clubes de nivel medio. Por supuesto, los otros cuatro accesos a Libertadores son par a los cuatro primeros del campeonato nacional, auténtico premio de la temporada. De la gran competición de clubes por excelencia de Sudamérica hablaremos otro día.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

12 Comments

  1. emedepan

    6 de junio de 2011 a las 11:48 am

    Madre mía… Lo raro en Brasil es no llevarse un título. Sólo falta que los den en los cereales.

  2. rodrigo alencar

    6 de junio de 2011 a las 6:53 pm

    es un gran honor para mí,un brasileño que es un fan del futbol español leer aquí sobre el campeonato de mi país, la verdad es que no es tan dificil de compreender, y sí que es muy raro un equipo sin titulos, mi equipo aqui es el Fortaleza y lleva 39 estaduales

  3. José Fernández

    6 de junio de 2011 a las 7:54 pm

    Hace un tiempo coincidí una tarde con un brasileño amigo de unos amigos. Cuando le pregunte por la estructura de la liga brasileña me dijo que no merecía la pena que me contestase, que no lo iba a entender y era perder el tiempo. Cuanta razón tenía xD

  4. Pedro

    6 de junio de 2011 a las 7:56 pm

    Hola!
    Sobre el fútbol en Sao Paulo. Actualmente hay 4 grandes: Sao Paulo, Palmeiras, Santos y Corinthians.

  5. Full Norbert

    6 de junio de 2011 a las 8:57 pm

    Gracias por estos dos posts, Ramón, de algo me he enterado, pero es que es un tema complicado de narices.

    Yo siempre me he hecho un lío con estas cosas. Cuando hojeas un periódico y ves que no juegan en la misma competición el Palmeiras y el Flamengo, pues te lías y piensas qué como es posible que uno de los dos esté en segunda división. Después de leer esto, ya me queda claro que tienen sus competiciones aparte (sí había oído hablar del torneo de Río y del Paulista) y que después tienen un campeonato nacional, donde ahí sí que se enfrentan los grandes. Eso por lo menos me ha quedado claro, porque no entendía nada. Ahora bien, adentrarse en el tema de clasificaciones, ascensos, descensos y demás, eso ya es harina de otro costal, para los que siguen bien esta liga porque yo, pues como que no, pero me he aclarado algo…

  6. Kurono

    7 de junio de 2011 a las 2:25 am

    Esto si que es curioso y no lo sabía, lo del » Campeao do Interior». Menudo lio. Aunque, como mencioné en mi comentario anterior, si esto les parece complicado, el formato anterior al «Codigo del torcedor» (oye alejandro, no lo conozco bien y no se como se llama exactamente, pero tengo entendido es una regulación que data de principios del siglo XXI para regular derechos y obligaciones de los hinchas y estabilizar la multitud de torneos brasileños) sería un despelote aun mayor, con cambios en cada torneo.

    Por ejemplo: En una ocasión ¡Hubo un campeón del «Brasileirao» que jugaba en Segunda División! (creo que tal vez alejandro nos podría contar mejor la historia, que no la tengo muy clara, pero si se que fue el EC Bahía.)

  7. Rodrigo A

    7 de junio de 2011 a las 3:32 pm

    pero el Bahia jugaba la PrimeraDivison cuado fue campeón, no me acuerdo pero creo que ha sido a finales de los años 80, despues pasaron unos años en Segunda y hasta en Tercera, pero la temporada pasada lograron ascenso a Primera.Bahia es unos de los grandes del Nordeste, aqui también hay el Campeonato del Nordeste que es disputado en paralelo con el Brasileirão por 20 equipos de la region Nordeste.

  8. Jaylen

    23 de junio de 2011 a las 8:55 am

    Thanks guys, I just about lost it loonkig for this.

  9. nmdglsxpzpg

    25 de junio de 2011 a las 11:24 am

    U65uRe vjbgjdzmzgaz

  10. manuel alfaro

    20 de septiembre de 2011 a las 9:31 pm

    uyuyuuuuuuuuuuuiiiiiii pos si k esta muy enredado este sistema abria k estar alla pa comprenderlo mejor igual grax x aclararlo unpoko

  11. Carlos4340

    9 de marzo de 2012 a las 9:56 pm

    una pregunta los equipos que participan en los torneos regionales que duran hasta fines de mayo y no clasifican para el campeonato brasilero. que hacen el resto del año ?

    es una duda q siempre tengo

  12. Romi

    21 de febrero de 2014 a las 8:31 am

    ¡Copas para todos! acá en Argentina ya decíamos que había muchos campeones, pero ¡Nos quedamos cortos!

    El post muy bien explicado. La verdad que sorprende la organización, pero Brasil es muy grande.