Un dolor que no es ajeno

Tengo que reconocer que todavía, más de 48 horas después, aún no he terminado de asimilarlo del todo. El Real Club Deportivo de La Coruña, veinte años después de su último ascenso, culminaba la noche del sábado su descenso, cruel como el que más, a Segunda división. Han sido veinte temporadas que han cundido como si hubiesen sido cincuenta. No es cuestión de reducir la historia de un club con 105 años de existencia a lo vivido en esta reciente etapa, pero no se puede pasar por alto que estos veinte años de éxitos han servido para forjarse una identidad muy marcada en el fútbol español.

Intento imaginar lo que pasaba por la cabeza de Juan Carlos Valerón en aquellos interminables minutos post partido del sábado, tras haberse consumado la debacle. O por la de Manuel Pablo. Los dos canarios, últimos eslabones de los años dorados del deportivismo, reliquias vivientes de una estirpe que hizo del nombre del Dépor algo temible en grandes estadios de Europa. Y no puedo. Vuelvo al estado de shock. Me comentaba un amigo deportivista el pasado sábado por la noche que “ellos eran así” y que tenían una especial facilidad para “hacerlo todo muy cruel“. No se pudo vivir el descenso con normalidad, no. Se hizo de la manera más trágica posible, con una agonía prolongada hasta el límite del sufrimiento. Todo a falta de un gol. Un único y miserable gol. La gran deuda del equipo coruñés en las últimas temporadas. “Que no haya entrado ni uno solo de esos balones… muchacho…“, balbuceaba Valerón con su inconfundible acento de Arguineguín quebrado por el dolor.

El Dépor se ganó el cariño de todos los aficionados poniendo Galicia en el mapa futbolístico europeo y atreviéndose a subirse a un taburete para soltar una bofetada en la cara a Real Madrid y FC Barcelona. Les miró a los ojos fijamente y discutió su autoridad. Juntó lo necesario para atreverse a hacer lo que muchos llevaban tiempo deseando: rebelarse ante el poder establecido, levantar la voz y decir aquí estoy yo. Pero no fue lo más complicado. Al deportivismo se le quiere no por lo que conquistó, sino por cómo lo conquistó. Sin perder jamás la perspectiva, siempre con los pies en suelo y con la modestia por estandarte. Ufanos por los éxitos, pero conscientes de los orígenes y de la realidad. Sensato en la victoria. Por eso lo admiramos, y por lo mismo lo respetamos hoy en día, cuando ya no está entre los veinte mejores de España.

Nos ha dolido mucho, pero… ¡que nos quiten lo bailado!

En DDF| Juan Carlos Valerón: Magia en cámara lenta

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

23 Comments

  1. Borja Ponte

    23 de mayo de 2011 a las 1:25 pm

    Desde Riazor.Org: muchas gracias, Borja!

    Desde hace mucho tiempo, desde que el Deportivo estaba en un lugar mucho más alto del que podía corresponderle, me imaginé cómo sería este momento. Porque sabíamos que iba a llegar. Dónde lo viviría (llevo 23 años de deportivismo en soledad desde Asturias, y era complicado imaginarse que fuese en Riazor, como así fue), quién aguantaría mis lágrimas, cómo transcurriría todo (demasiado cruel, eso era previsible). Pero nunca me imaginé que en ese momento iba a sentirme más del Dépor que nunca.

  2. 2ªtransición

    23 de mayo de 2011 a las 1:31 pm

    Poco a poco la crisis fue comiéndose el presupuesto del Depor y finalmente la lógica siguió su curso. Este equipo pudo haber cambiado su historia completamente de no haber perdido injustamente aquella semifinal de Champions.
    En fin, coruñeses, el tiempo pone las cosas en su sitio y en breve estaréis donde os merecéis otra vez. Aupa Depor!!!

  3. ASTRO

    23 de mayo de 2011 a las 1:40 pm

    Me da una pena terrible que baje… Un abrazo fortísimo a toda la familia deportivista de un athletic-zale.

  4. Juanan

    23 de mayo de 2011 a las 2:19 pm

    Todos los equipos que se atrevieron a enfrentarse al Madrid y al Barça para romper lo establecido han pagado un precio terrible. Han acabado endeudados hasta las cejas.

  5. Wasky

    23 de mayo de 2011 a las 3:10 pm

    Lo peor de todo es que seguimos teniendo en primera al getafe Dubai Team. Pero supongo que son los tiempos que corren… Animo deportivistas!

  6. Leon

    23 de mayo de 2011 a las 4:52 pm

    gracias borja

  7. Luis Suárez

    23 de mayo de 2011 a las 5:41 pm

    Desde Argentina, a miles de kilometros, el sábado estuve sufriendo los últimos 15 minutos cuando el reloj de arena se iba escurriendo de manera tan cruel.

    Para ser sincero, sin confesarme un seguidor del Depor, (aunque sí alguien que disfrutó mucho con aquel campeón de Liga y ni que decir campeón de Copa en el Bernabéu) más bien un Atlético, al ver que el partido y las posibilidades se iban, me di cuenta que estaba sufriendo por toda esa gente, más que por la gloria pasada del equipo. Que lo que realmente me preocupaba del asunto eran esos muchos aficionados que otrora habían hecho de Riazor un fortín inexpugnable, sobretodo para los gigantes. Y en medio de aquello me pregunté porque las últimas temporadas no había sido lo mismo, y no me refiero al plano deportivo, sino al gran marco que se ve detras de Valerón en la foto que ha colgado Borja. ¿Porque esa afición tuvo que esperar a las últimas fechas para volver a poner el Riazor a tope?

    Yo entiendo que muchas veces los malos manejos, los malos equipos producto de esos manejos y las campañas deplorables alejan al aficionado “oportunista” y dejan sólo al que lo es más allá de cualquier circunstancia, también sé que no hay afición que haya ganado una liga y que grandes “hinchadas” se han ido al descenso con apoyo y todo, que lo que importa es lo que sucede dentro del campo… Pero me va a quedar siempre la impresión de que con llenos como los del sábado el Depor se salvaba.

    Perdon si a alguien ofendo con el comentario, pero es la impresión que tuve cuando vi tan impactante marco en el partido frente a Valencia. Vuelvo a aclarar que me produce un gran vacio ver al Depor en segunda y que, en menor medida, sufrí el descenso a la distancia. Ánimo a todos ustedes y a esperar que sea solo un año en el infierno. Un traspié.

  8. Carlos

    23 de mayo de 2011 a las 5:45 pm

    Muchas gracias por tus palabras.

    Grazas!!

  9. socio 1.894

    23 de mayo de 2011 a las 6:15 pm

    Estoy segurísimo que, si finalmente se logra pagar sin problemas el tema de sueldos y fichas el próximo 30 de Junio -este es el principal problema- y se hacen las cosas medianamente bién, no habrá ningún problema en ascender la próxima temporada. Lo digo en la base de que el deportivismo sigue muy vivo y no va a dejar al equipo sólo. Todo lo que pasó seguro que va a ser para dar un paso atrás (actual) para coger impulso y dar un salto considerable que nos llevará de nuevo a la primera división y una vez aquí, mantenernos haciendo temporadas aceptables y procurar no bajar, independientemente de que se puedan hacer temporadas más o menos buenas, pero debemos tener presente que no podemos ¡ojalá pudiésemos! (sólo excepcionalmente ¿por que no?) estar compitiendo con equipos como R. Madrid, Barcelona, o Valencia porque dada la ciudad que somos es muy, muy difícil. FORZA DEPOR Y ANIMO A TODOS

  10. Vladidavid

    23 de mayo de 2011 a las 8:51 pm

    Pues a mi realmente no me da pena y no tanto por el Deportivo como equipo sino por el impresentable de su presidente Lendoiro, que me ha hecho ganarle rabia a este equipo, soy de los pocos madridistas que les caera peor el Deportivo y el Valencia, que el Atletico y el Barcelona…

  11. Desde la barrera

    23 de mayo de 2011 a las 9:37 pm

    Ánimo Depor desde Murcia, el año que viene a primera de nuevo.

    Qué bonitos los tiempos en los que Depor y VCF le ganaban a Barça y Madrid

  12. Pumar

    24 de mayo de 2011 a las 12:19 am

    respeto tu opinion, no se puede caer bien a todo el mundo…
    pero soy un deportivista bilbaino y estos dias he recibido el pesame de muchos amigos, y el q mas he “disfrutado” ha sido el de un madridista: “lo siento, no mucho pero lo siento…”, y es la verdad, para algunos equipos hemos sido algo incomodo (decir pesadilla no seria logico)…

    hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, pero fue el riesgo a tomar ante una liga (prensa, sociedad…) bicefalica q machara a cualquiera que intente colarse en medio…

  13. Hugo

    24 de mayo de 2011 a las 9:40 am

    Desde México anduve viendo el juego, muy trágico, demasiado por ese gol que no cae, que no termina de caer. Al Depor lo vi cuando iba saliendo de mi infancia y me fascinaba, siempre pensé que era de los grandes por como jugaba y claro por su liga ganada aunque luego vi mas de su historia.
    Este descenso lo sufrí no quería, pero ya se esta en segunda, lo que queda es trabajar para volver a donde se merece. Deportivistas un abrazo!

  14. JUJUY-COPA AMERICA

    24 de mayo de 2011 a las 5:13 pm

    JUJUY-CASA VACACIONAL
    COPA AMERICA 2011 -ALOJAMIENTO EN JUJUY-
    PAG.WEB http://www.casanorteargentino.com.ar
    MAIL casaenyala@hotmail.com

  15. reynaldo

    25 de mayo de 2011 a las 7:16 am

    A mi mente viene esa gran remontada europea ante el Milan, simplemente impresionante, un equipo de lujo con Valeron y Fran jugando a un nivel espectacular. Una verdadera lastima, este equipo merecio mejor suerte. Saludos desde México

  16. edgar

    26 de mayo de 2011 a las 8:08 pm

    siempre depor

  17. Pingback: Así fue la Liga: Deportivo de La Coruña (18º) » Diarios de Futbol

  18. betico

    29 de septiembre de 2011 a las 11:53 pm

    a 2ª oeeeeeeeee!!!!

  19. Pingback: El Dépor vuelve a su sitio » Diarios de Futbol

  20. Pingback: El Dépor vuelve a su sitio | MuroDeBlogs

  21. Pingback: Deportivo de La Coruña: un retorno merecido » Diarios de Futbol

  22. Pingback: Deportivo de La Coruña: un retorno merecido | futbol news

  23. maria jose87

    22 de agosto de 2012 a las 10:49 pm

    Llore como la k mas en mi casa cuando vi el pitido final del partido. No podia creerme lo k veia, ese depor, ese super depor bajaba al infierno. Pero nos recuperamos alli y en un año lo volvimos a conseguir… FORZA DEPOR-FORZA RIAZOR BLUES!