Man United – Chelsea: una obsesión ¿imposible?

Cuentan aquellos que tuvieron la fortuna de ver dibujar fantasías sobre un campo de fútbol al genial Peter Osgood, que la superioridad del añorado delantero con respecto al resto de estrellas de aquel memorable Chelsea de finales de los 60 era tal que, a su lado, futbolistas de la talla de Bobby Tambling (máximo goleador de la historia del club londinense) o Charlie Cook (memorable extremo escocés con más de trescientos partidos con la camiseta Blue) quedaban relegados a un segundo plano. Muchas estrellas para escasos focos.

Cada semana, y de la mano de bwin.com, os ofreceremos los partidos más interesantes del fútbol mundial, con especial atención a todos aquellos que os manejáis en el mundo de las apuestas on-line.

Aquel era un Chelsea muy diferente al actual. Un equipo acostumbrado a un fútbol con un desarrollado sentido estético. No podía ser de otra manera, teniendo en cuenta lo que por aquellos años se cocía en los entornos de Stamford Bridge y los alrededores de la arteria de King’s Road. Sin embargo, aquel brillante combinado rara vez es tenido en cuenta a la hora de repasar el amplio listado de equipos de leyenda que históricamente ha ofrecido el fútbol inglés. El de Bonetti, Osgood, Cooke, Tambling o Hollins fue un conjunto vistoso, elegante, pop… pero que dejó escasa huella en la memoria del aficionado neutral.

Soy de los que está convencido de que el actual Chelsea de Roman Abramovich no ha hecho nada lo suficientemente memorable hasta la fecha como para convertirse en un recuerdo imborrable. A lo sumo, un par de buenos años bajo el mando de Jose Mourinho. Un reinado demasiado efímero, fugaz e inconsistente como para convertirse en leyenda. Nada que la implacable maquinaria engrasada y perfeccionada desde hace veinticinco años por Alex Ferguson no consiguiera deglutir.

Porque quizá haya sido ése precisamente el principal argumento de los detractores del recortable confeccionado con mimo, pero escaso tino, por el magnate ruso en estos ocho años de permanente superproducción futbolística. La mejor plantilla del fútbol inglés en los últimos tiempos no ha sido capaz de establecer un reinado perdurable, porque el mejor equipo se lo ha impedido. El deporte volvió a dar la razón a los que apuestan por los hombres en lugar de por los nombres.

A nadie se le escapa ya que este Chelsea es un equipo creado y concebido para acercar al oeste de Londres el único gran título que falta en las vitrinas de Fulham Road. No cabe otro anhelo en el palco del Bridge que la Copa de Europa. Ser un club de los considerados grandes pasa, inevitablemente, por alzar la orejona al menos una vez en la historia. Pero el capricho se resiste. Ocho años, los que hace que Abramovich decidiera plantar sus rublos en Londres para dar forma al Roman Empire, son muchos si tenemos en cuenta la inversión y el empeño. Y todo parece indicar que serán aún más. El gélido 0-1 encajado en el partido de ida hace seis días hace pensar que la eliminatoria ya se ha decidido a tomar la senda que lleva directamente hacia el escudo de los red devils.

Partido de pronóstico incierto. No parece haber un claro favorito en cuanto al resultado, aunque sí que parece haberlo en el global de la eliminatoria. Con la incertidumbre del ganador del duelo, quizá sea más oportuno buscar un resultado concreto. El Chelsea sólo ha anotado dos goles en sus tres últimos partidos. El gol parece que se le resiste al colectivo tanto como a Fernando Torres, que sigue sin estrenarse como goleador Blue. Por eso el 0-0 es un resultado plausible. Y en bwin se paga a 7.25 , mientras que el empate entre ambos colosos ofrecería unos jugosos 3.30 euros por euro apostado. Como curiosidad, un gol del nublado Torres se pagaría a 2.70 euros, mientras que uno de Wayne Rooney, a 2.30.

En DDF| Heráldica futbolística: los Pensionistas de Chelsea

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

11 Comments

  1. Teje

    12 de abril de 2011 a las 6:29 pm

    @ Borja Barba

    ¿Memorable o no?

    Yo tengo grabado en mi memoría duelos brutales -en todos lo sentidos del calificativo- del Chelsea más reciente, especialmente de la ‘era Mourinho’.
    Quizá haya sido el equipo que mejor y de forma más espectacular haya interpretado el contragolpe en los últimos lustros. Nos ha regalado batallas espectaculares contra los grandes equipos de Europa y, obviamente, contra las mejores escuadras premier. Ha sido el único equipo capaz de toser, desesperar y maniatar al F.C. Barcelona de Pep y, previamente, de Rijkaard.
    Ha encumbrado a algunos de los mejores futbolistas de la última década; entre ellos Drogba, Lampard, Terry o Cech, dejándome por el camino muchos otros jugadores memorables. Y además, ha ganado algún que otro título.

    ¿No te parecen tales hitos memorables? Si la respuesta es no, tenemos puntos de vista divergentes y antagónicos sobre lo que es el fútbol.

  2. Borja Barba

    12 de abril de 2011 a las 6:33 pm

    @ Teje

    Para mí, para que algo en el mundo del fútbol se convierta realmente en memorable tiene que dominar una era, ser perdurable. El Chelsea de Mourinho dominó apenas dos temporadas. Y ni siquiera lo hizo en Europa. Que fue un grandioso equipo no lo pongo en duda, pero creo que no puedes hablar de equipo ‘memorable’, salvo que rebajemos mucho el listón.

  3. Milanista

    12 de abril de 2011 a las 6:55 pm

    Si se hablan de equipos memorables, tal vez se debiera hacer un post sobre equipos memorables.

    La Juventus de Lippi, el Ajax de Van Gaal, el Barca de Cruyff, Rijkaard, el de PEP, el Milan de Sacchi, de Capello, de Ancelotti, el Madrid de Del Bosque, porque son equipos que dominaron una era.

    El Chelsea, si, un buen equipo que rompió una hegemonía en Inglaterra, pero cuya subida ya va en picada. Mientras que el diablo rojo y los jovenes cañoneros siguen peleando. Al parecer, en unos años más la premier volverá a ser cosa de dos.

  4. Luis Suárez

    12 de abril de 2011 a las 7:16 pm

    Creo que el Chelsea ha sido uno de los grandes equipos, pero de la última década, que si uno hace un recuento de lo sucedido en los últimos diez años, el equipo de Abramovich integraría seguramente el top 10, pero es cierto que aún no está entre los equipos que marcaron una era, e incluso con una Champions League ganada no se si entarría al selecto grupo… En mi opinión (que no tiene porque ser la válida) de los últimos años solo el Milan de Ancelotti y el Barcelona de Guardiola se han ganado el derecho a entrar en la historia. Y por motivos tan opuestos como válidos. El barsa sólo suma una Champions, pero su juego lleva tres años dominando el continente, mientras que aquel Milan no será recordado por ser vistoso, pero ha jugado tres finales de Champions en 5 años, y en un momento tuvo ese aura de imbatible (sin llegar al nivel de los de Sacchi o Capello).

  5. Kurono

    12 de abril de 2011 a las 8:35 pm

    Para mi, al menos, tendré un mayor y mejor recuerdo del Ajax de Cruyff, la Maquinaria pesada Bávara del Bayern, el Liverpool de Kenny Danglish, el Milan de los holandeses o el Barcelona actual. Fueron (y son) equipos muy organizados, de espectacular ofensiva y una defensa que parecía impenetrable, que fueron una referencia en Europa y tenían una hegemonía absoluta en su liga local. El Chelsea, con todos sus millones ha sido algo poco más que un Valencia o un Arsenal: Unos tres o cuatro años donde ganó títulos, y durante algún tiempo se codeo con la élite de Europa. Y si bien su juego llegó a tintes espectaculares con Mourinho, también es cierto que poco a poco se han ido aferrando a estos mismo jugadores de hace casi 6 años y cada día es peor la situación. No descarto que puedan dar la machada y eliminar al Unied. Pero, el United = Ferguson y Ferguson equivale al viejo zorro que se sabe casi todas.

  6. Kurono

    12 de abril de 2011 a las 11:05 pm

    Y de nuevo, nuevo fiasco europeo para los “Blues” y nuevo avance para el viejo “Fergui”

  7. mayerclick

    12 de abril de 2011 a las 11:14 pm

    “Soy de los que está convencido”. ¿¿?? Bufff… ¿Qué concordancia es ésa?

  8. Daniel Ortiz

    12 de abril de 2011 a las 11:48 pm

    Partidazo en toda la extensión de la palabra: así se juega la Premier.

    Mejor el United y con el orgullo del Chicharito, seguramente en Corea también estuvieron hoy orgullosos de Park.
    Los fichajes, las giras, televisión por cable y venta de camisetas también rinde en la cancha fuera de UK.

    Los invito a leer mis previas en http://elcrack10.wordpress.com/, vean si me equivoqué o no.

    Saludos desde El Crack…

  9. Teje

    12 de abril de 2011 a las 11:54 pm

    Yo lo único que pienso es que aquel equipo fue hegemoníaco en las islas y un equipo temible en Europa. Cierto es que no ganó ni una Champions (en esta edición tampoco la ganará), pero no menos cierto es que siempre era el auténtico “coco” la la competición para las eliminatorias ida-vuelta.

    Ganar la máxima competición continental es algo complicadísimo,una ardua tarea que requiere de una pizca de suerte en momentos claves, y ésta siempre le fue esquiva al Chelsea. Si por no ganar nunca la Champions este equipo deja de ser memorable, hay algo que yo me pierdo. Quizá el término memorable no lo conozco, pero creo que viene a decir algo así como “algo que merece ser recordado”.

    Y aquel Chelsea -el actual es una versión b de aquel magnífico equipo- MERECE ser recordado, estudiado y analizado por todos. Principalmente porque hacía muchas cosas bien, muy pocas mal, y una a las mil maravillas: el juego de contragolpe. Pero por encima de todo está el enorme respeto que infundía sobre cualquier rival. En una palabra: MEMORABLE.

  10. tubilando

    13 de abril de 2011 a las 12:48 am

    Creo que casi todos intuíamos que el partido de hoy sería el final de una época. De todas formas, el Chelsea desde 2005 a 2009 pudo ganar la Copa de Europa, pero le faltó una pizca de fortuna, sólo una pizca. La sucesión de infortunios que padeció es difícil de igualar. Esperemos que pueda y sepa recuperarse.

    El Chelsea es un equipo construido a base de millones de euros, pero a diferencia del Manchester City, sí es un auténtico equipo. Lo del Manchester City sigo sin entenderlo, qué disparate que no ni siquiera luche el campeonato.

  11. Luis Suárez

    13 de abril de 2011 a las 5:25 am

    @ tubilando

    Es muy injusta la comparativa de millonarios entre Chelsea – City. Mientras uno lleva 8 años de trabajo el otro apenas transita su segunda temporada!

    Al City ya le han llegado los millones y los jugadores, ahora sólo le falta su Mourinho (cosa que no será nada fácil).

    Para ser justos hay que remontarse a 2003 o 2004 y comparar a este City con el Chelsea de Claudio Ranieri, el de los millones de compras que sufría las mismas calamidades que el Manchester de hoy… El Chelsea de Verón, Duff, Crespo, Gronkjaer, Mutu y otros tantos…

    Saludos