El lastre invisible

No vamos a descubrir ahora que el Real Madrid es el mayor generador de noticias del fútbol español, y que frecuentemente la permanencia continua del equipo blanco en el centro del circo mediático perjudica tanto los intereses globales del club como la imagen particular del protagonista que se encuentra en cada momento en el centro de la diana. Ni los gestos de Cristiano, ni las salidas de pata de banco de Mourinho, ni las barbaridades de Pepe le hacen ningún favor ni a los implicados ni al club. A la inversa, cuando las cosas van más o menos bien –como ocurrió anoche, sin ir más lejos- un viento de alabanza desmedida recorre la prensa y los medios de comunicación, y las invocaciones a sueños, noches mágicas y, en general, a palabras escritas con mayúscula (Décima, Historia, etc.) imposibilitan cualquier valoración mínimamente crítica del evento en cuestión. Podríamos convenir, por tanto, que el exceso de exposición pública que sufre el Madrid es perjudicial para sus intereses. Sin embargo, hay un integrante de la plantilla blanca que se sirve, conscientemente o no, del estruendo generado a su alrededor para pasar desapercibido, y por tanto esquivar las dudas a que podría dar lugar su rendimiento. Estamos hablando de Sami Khedira, el futbolista invisible.

Normalmente se suele aplicar, en el buen sentido, el adjetivo “invisible” a los mediocentros defensivos que realizan un trabajo oscuro, táctico, poco llamativo para el espectador medio, y que sin embargo suele resultar vital para su equipo. Ejemplo paradigmáticos en la actualidad serían Busquets o Mascherano, futbolistas aguerridos, con buena lectura del partido, capacidad para detener el juego del contrario en el momento justo, seguridad con el balón, control de la posición y buen pase corto. Jugadores cuya importancia acaba resultando capital, y cuyo valor se nota especialmente en la ausencia.

Sin embargo, Khedira supone un ejemplo perfecto –no el único, desde luego- de hasta qué punto puede pervertirse la noción anterior sin que la diferencia sea perceptible por el respetable. Desde que llegase en verano procedente del Stuttgart, y con el cartel por las nubes después de que el Mundial de Sudáfrica reivindicara el fútbol alemán, el futbolista de origen tunecino se ha paseado como un espectro por el centro del campo del Bernabéu, mimetizado como un camaleón en un conjunto lleno de estrellas. En este tiempo hemos visto a un jugador que trota cual percherón por el centro del campo, y que suele acercarse al rival cuando controla la bola, pero rara vez entra a ella con decisión o la roba por anticipación. Un futbolista que no ayuda en la salida porque no tiene capacidad para ello, que por sus problemas en los controles nula visión de juego apenas causa daño en sus incorporaciones, y que anota como única virtud comprobable su poderío aéreo en los pelotazos que se descuelgan del cielo.

Pero más allá de los defectos futbolísticos, lo más preocupante, y lo que lo hace más inválido para un equipo de las aspiraciones del Real Madrid, es su timidez, esa actitud timorata que es inconcebible en un medio centro. En la zona más caliente del campo, donde tantos jugadores sin recursos técnicos se han impuesto por personalidad o ganas de triunfar, encontramos un centrocampista que huye de la responsabilidad, que se evapora cuando el partido se endurece, y que prefiere siempre no intentarlo a equivocarse. Mucho de esto vimos anoche, en una primera media hora disputada donde no hubo rastro del alemán, y una última, con el partido cuesta abajo, donde sí que pisó área y algo se hizo notar. Siempre es más inteligente pasar desapercibido que recibir silbidos, pero también lo es que este tipo de jugador-mentira siempre acaba siendo descubierto, y a partir de ese momento el rodillo mediático suele emplearse a fondo con él. A día de hoy le favorece que Mourinho no tiene alternativa válida para el puesto, pero es francamente difícil imaginarse como campeón a un equipo donde más de un atacante es renuente al compromiso defensivo, y en el que el puesto que en condiciones similares ocupó un tal Makelele lo desempeña ahora una especie de Don Tancredo. El lastre invisible.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

32 Comments

  1. Luis_Candelas

    17 de marzo de 2011 a las 9:13 pm

    Pufff, vaya artículo. No puedo estar menos de acuerdo con NADA. Por partes. Busquets puede ser muchas cosas, pero lo que NO ES, es un paradigma de centrocampista defensivo. Por otra parte, no hay más que ver la falta de estabilidad que el Madrid tiene cuando juega Lass en el centro del campo, y el control que tienen con Khedira, que además, presiona la salida de balón, y lo que no se puede decir es que es un espectro. ¿¿¿Un espectro??? Otra cosa es que no hace gala de la brutal falta de colocación de Lass, que parece que está en todos lados a base de no estar en ningún sitio. Khedira es un jugador apoyo en el centro del campo, en ataque es una opción para descargar juego y apoyar en las áreas, tanto en ataque como defensa, y libera a Xabi Alonso. Claro, para decidir partidos no está, eso es verdad. ¿Su única virtud que gana los balones áereos? ¿Su única?

    Lo que me parece ya de falta de educación es hablar de “jugador-mentira”: Khedira no será el mejor en su puesto, y a lo mejor Granero ofrecería más toque, o fantasía, o lo que sea, pero ¿mentira? Que además tiene 23 años, y lleva unos pocos meses en Madrid, ni siquiera es titular indiscutible. Cada vez los términos se endurecen más en vuestroa artículos.

    Por otra parte, qué tendencioso es el primer párrafo. Empieza hablando de Cristiano, Mourinho y demás, a los que siempre hay que recordar aunque no hayan hecho nada, claro, porque su maldad es intrínseca, y se sigue diciendo que cada vez que gana el Madrid no se puede hablar de lo malo. Pues en DDF hay exactamente un artículo sobre la victoria, otro sobre el cruce de cables de Pepe, y ahora este sobre Khedira. El problema no es que no se puedan decir cosas malas del Madrid, que se pueden decir y de hecho son muchas, sino afirmar tal cosa cuando en la web en la que escribes se hace lo contario. O a lo mejor es que publicar esto hoy, cuando precisamente ayer Khedira NO hizo un mal partido, es un signo de independencia, que ya no sé.

    Lo mejor, lo mejor de todo, es invocar a Makelele al final del artículo. El descojono padre, cuando se marchó del Madrid criticado por exactamente las mismas razones que ahora sirven para atacar a Khedira.

  2. akiestoiyo

    17 de marzo de 2011 a las 9:35 pm

    pues yo no puedo estar mas de acuerdo.
    lo estaba comentando mientras veia el partido de ayer:”lo que los expertos llaman “la labor oscura” de un mediocentro khedira debe de hacerla de p. m. por que no se le ve lo mas minimo”.
    hay que reconocerle su sabiduria en apartarse de la zona de juego con discrección cuando la cosa está peliaguda y aparecer tímidamente cuando está tranquila para que se le vea un poco y se pueda constatar que realmente si está en el campo.

  3. Johannes Correa

    17 de marzo de 2011 a las 9:41 pm

    Estoy de acuerdo con el artículo en casi todo lo escrito por Ramón Flores, excepto en una cosa: creo que Mourinho si tiene una alternativa a Khedira y no es Lass, es Granero. Es que pagar 15 millones por un jugador que poco aporta al juego del equipo, prefiero consolidar a Granero, que creo que carga con el estigma de que es liviano y no recupera, el mismo estigma que tenia un tal Iniesta.

  4. Ramón Flores

    17 de marzo de 2011 a las 10:24 pm

    @Luis Creo que nadie pondrá en duda que Busquets es centrocampista defensivo, o al menos en el Barça y en la selección oficia como tal (a pesar de que además le dé salida al balón). Estoy de acuerdo en que el Madrid no tiene ningún control con Lass, pero eso no significa que lo tenga con el alemán; de hecho, ambos pasan desapercibidos contra equipos de nivel medio-bajo, es en los partidos grandes donde se nota el problema.

    Sobre lo de jugador-mentira, para mí ese concepto se refiere al futbolista al cual se le suponen repetidamente, por motivos que reconozco, unas virtudes que no tiene. Y sí, como digo en el artículo, su poderío en el juego aéreo es lo único que me parece destacable a cierto nivel.

    Por otra parte, si relees mi artículo, verás que no juzgo lo que hacen Mourinho ni Cristiano, sólo digo que hacen ruido a nivel mediático, y que eso no es bueno para el club. Sobre el motivo para escribir sobre Khedira, es precisamente porque creo que ayer hizo el mismo partido intolerable de siempre (a ti te pareció bueno, es respetable), y nadie habla de ello, asi que creo conveniente señalarlo. Para alabar las virtudes del Madrid ayer, indiscutibles, tienes el artículo de Enrique y muchos otros en diferentes medios de comunicación. Yo me he limitado a señalar lo que me parece un problema grave del equipo blanco, que le restará mucha competitividad en rondas posteriores, y más duras, de la Liga de Campeones.

    Finalmente, cuando Makelele -discutido al principio, es cierto- se marchó, había logrado casi un consenso sobre lo imprescindible que era en el Madrid, y ya se vio lo que pasó cuando se fue. Era exactamente lo que debería ser Khedira, y no es.

    @Johannes Correa Cuando hablaba de alternativa, pensaba en jugadores de corte defensivo. Granero es otra cosa, y no veo a Mourinho jugándosela con él y Xabi en este tipo de partidos. Lo cual no quita que yo también lo vea, como tú, y a falta de algo mejor, como quien debería jugar ahí si las alternativas son Lass y Khedira.

    Saludos

  5. remate

    17 de marzo de 2011 a las 11:19 pm

    Perfecta definición la de futbolista invisible apra este buen hombre. Se desconocen sus virtudes y defectos, ni molesta demasiado ni ayuda demasiado, se limita a sumar 11.

  6. Manuel Márquez

    18 de marzo de 2011 a las 12:22 am

    Después de que, durante años y años, siempre se haya identificado a la prensa deportiva como un reducto de mala escritura (con fundamento, desde luego), da gusto encontrarse con un blog como éste, en el que, además de contenidos de interés en la materia, se encuentra uno con que sus colaboradores escriben muy, muy bien. Felicidades, y, por mi parte, a seguir disfrutándolo. Un abrazo.

  7. kapo

    18 de marzo de 2011 a las 12:36 am

    Joder que sobrada de artículo :) Has sido excesivamente duro con Khedira, en un tono que difiere del habitual en esta página.

    Estoy bastante en desacuerdo. Cierto que no roba muchos balones, cierto que no ayuda al ataque y que no es un tio con unas cualidades extraordinarias.
    Pero es un futbolista muy disciplinado tácticamente que cierra muchos espacios. Copio y pego de mi comentario sobre la entrada del partido de ayer y que muestra mi opinión:

    “Este año hay hubo un hombre del que hoy se hablara muy poco -como siempre- pero que fue clave para que el Madrid se impusiese en esta parcela: Khedira.
    Según creció él, el Madrid se hizo con el mando del partido. La verdad su trabajo se ve poco, porque toca siempre fácil, asegurando el pase (lo que debe de hacer en mi opinión, aunque relentiza la transición defensa-ataque y hace el juego más plano) y porque más que robar se dedica a cerrar espacios, a tapar agujeros y boquetes que en otros años eran autopistas para el rival.”

  8. Luis_Candelas

    18 de marzo de 2011 a las 12:53 am

    @Ramón
    Sigo sin estar de acuerdo, pero me ha convencido el tono. Me he dejado llevar por lo que me parecía una valoración bastante injusta. De todas formas, que Busquets no es lo mismo que Khedira ni de coña, aunque jueguen por el mismo sitio. Khedira llega a área, Busquets normalmente no, Busquets es más asociativo, Khedira juega fácil como apoyo, etc…

  9. Salva

    18 de marzo de 2011 a las 1:19 am

    pues yo creía que era de origen tunecino

  10. Wasky

    18 de marzo de 2011 a las 1:19 am

    Pues a mi me parece que Ramón tiene razón respecto a Khedira. Sin embargo, no estoy deacuerdo en que Busquets sea el paradigma de Medio-Centro defensivo (en mi opinión, pues tampoco soy seguidor del Barça, solo le he visto con la selección y cuando jugamos contra el barça) y aunque si que reconozco que toma protagonismo cuando su equipo necesita de el que meta cuerpo y haga “faltitas” (cosa que, dandote la razón una vez más, no he visto hacer a Khedira) me sigue pareciendo que tiene demasiado poco protagonismo. Creo que para el madrid (y para el Barça) funcionaría muchísimo mejor un mediocentro de apoyo de verdad (no el cabra loca de Lass o Khedira) como puede ser Javi Martinez. Alguien que mete cuerpo siempre. Es un apoyo constante, porque siempre está cerca para apoyar y además tiene velocidad, tecnica y va mejor de cabeza que Busquets o Khedira. Claro que es una opinión… Me gustaría ver a Javi Martinez de titular en la selección, por ver como funcionaría.

  11. Ramón Flores

    18 de marzo de 2011 a las 1:42 am

    @Manuel, se agradecen comentarios como el tuyo.

    @Luis, ya has visto que yo también estaba de acuerdo en algunas de las cosas que decías. Y sí, Busquets no es el mismo futbolista que sería Khedira si las cosas que dicen que hace éste fueran reales, pero sí creo que el catalán podría desempeñarlas si compartiera espacio con un Xabi en vez de con Xavi e Iniesta. En fin, matices.

    @Salva, corregido, gracias.

    Un saludo

  12. juanan

    18 de marzo de 2011 a las 5:17 am

    Paso lo que paso, pero recordando aquel España – Grecia de la Euro 2008….¡¡Que buena pareja hubieran sido De La Red y Alonso para este madrid !!!

  13. remate

    18 de marzo de 2011 a las 5:53 am

    Lo que Xabi alonso necesita es espacio y poder ver el campo, no un trotón revolotendo alrededor suyo.

    Y que a Busquets todavía se le saquen pegas…

  14. Walter Eggo

    18 de marzo de 2011 a las 11:52 am

    Yo no creo que Ramón haya sido duro con Khedira. El problema es que el Madrid ha tardado más de un lustro en encontrar soluciones para todas las posiciones (la de Cristiano, la de Di Maria, la de Alonso, la de Marcelo…) pero en cambio la posición de medio-centro sigue siendo un lastre pese a haber invertido 300 kilos en dos años. Todo esto hace que la intranscendencia del alemán brille con más fuerza, pero ojo, el Madrid lleva una década sufriendo a malos medio-centros desde la marcha de Makelele y Khedira no es malo, es sencillamente aceptable, intranscendente. Yo no lo veo un jugador para un equipo de primerísima clase como el merengue. Lo veo en un Atlético, en un Villarreal, pero no lo veo en el Madrid, ni creo que cueste lo que se pagó por él.
    Aún así, la presencia o no del alemán no influye excesivamente sobre el rendimiento del equipo, como si lo puede hacer la ausencia de un Busquets en el Barcelona.
    Luis Candelas:
    La no coincidencia con otra persona en una opinión bien argumentada puede ser cualquier cosa, pero no “de mala educación”. Somos mayoría los que pensamos que el alemán es intranscendente, pero Ramón no ha dicho que sea un timo sino una mentira y yo creo que en el Madrid, el alemán si es una pequeña mentirijilla, aunque intranscendente.
    Respecto a que Busquets no es el paradigma de medio-centro defensivo, puede que estés en lo cierto. En el Mundial jugó de medio-centro guardando las espaldas de Alonso, en el Barça lo hace con Xavi, salvo cuando retrasa su posición como central y propiciar una mayor libertad en las subidas de Alves. Pero no es el paradigma de medio-centro defensivo al uso, es “un medio-centro total” como lo definió Del Bosque, o si lo prefieres “un guardaespaldas exquisito, que sabe interpretar el juego como líbero o mediapunta” como dijo Guardiola. Su versatilidad existe, pero se acota a una posición que lo define como futbolista y esa posición es la de medio-centro defensivo.

  15. Cristian

    18 de marzo de 2011 a las 1:29 pm

    @ Walter Eggo:
    Amén sobre lo de Busquets!!

    Sobre Khedira:
    Yo no le veo como jugador intrascendente, por algún motivo Mou confía lo suficiente en él como para alinearlo bastante, y aparte, fue una buena pieza en la selección germana del pasado Mundial.
    NO me veo capacitado para defenderlo, puesto que le he visto poquísimo ésta temporada, pero démosle algo de tiempo, como bien han dicho, acaba de llegar, y algunos jugadores necesitan el pertinente tiempo a adaptación: Rafa Márquez, Ronald Koeman, Higuaín, Marcelo, han necesitado 1 o más años para encontrar su lugar y encajar su tipo de juego.

  16. emedepan

    18 de marzo de 2011 a las 1:42 pm

    Ni lo he visto mucho en el Madrid ni lo vi mucho en Alemania. Es más, tras acabar un partido, me cuesta decir si ha jugado o no. No recuerdo si jugó o no contra España o si lo hizo el día del 5-0.

    ¿Exagero si digo que deben haber 20 o 30 futbolistas más trascendentes en su posición? Si el otro día en Sportyou hablaban de Alonso y Busquets como todo-campistas, Khedira viene a ser un nada-campista. Viendo las virtudes que destacan sus seguidores, yo lo probaría de central.

  17. Ramón Flores

    18 de marzo de 2011 a las 2:36 pm

    @emedepan, sobre lo que dices de los jugadores trascendentes, suscribo sobre Khedira la respuesta que dio Segurola cuando le preguntaron si Flavio Conceiçao era uno de los mejores centrocampistas del mundo. Contestó: “Sin duda, uno de los mil mejores”.

    Saludos

  18. d

    18 de marzo de 2011 a las 2:46 pm

    No puedo estar menos de acuerdo con esta rajada. Demagoiga pura.

  19. Rodericco

    18 de marzo de 2011 a las 4:39 pm

    Gran artículo, pero de ninguna manera estoy de acuerdo. Suscribo lo dicho por Luis en términos generales. Yo creo que el tiempo pone a todos en su lugar, y la influencia de Khedira en este Madrid (de Mourinho) es fundamental. Pieza clave en el esquema, desahoga a Xabi de más tareas, ofrece salida (aunque Ramón tiene razón en que el chico, de momento, es vergonzoso) y tácticamente es impecable, un primor. Tengo fe en que hará cambiar muchas opiniones cuando demuestre la calidad que atesora, aunque me huelo que, mientras esté Mourinho, no será un jugador de grandes alardes.

  20. kay

    18 de marzo de 2011 a las 5:04 pm

    Pues no, Busquets no esel paradigma de mediocentro defensivo, por que nisiquiera lo es, es un interior. De hecho posiblemente ni siquiera estaría en el top 10 de medios defensivo.

    La suerte que ha tenido Busquets, es la misma que el Barcelona. Conocerse. Por que sus virtudes encajan idealmente en la forma de jugar de este barcelona y sus defectos se ven minimizados cuando no se ven en esa forma de jugar haciéndo que en la mayoría de partidos del Barcelona sea el mediocentro ideal para los cules. Pero en otro equipo o estilo sería dificil saber si sería acaso titular.

    Lo cual resulta bonito y curioso.

  21. emedepan

    18 de marzo de 2011 a las 5:16 pm

    @kay
    Pues yo creo que Busquets encajaría en cualquier otro equipo mucho mejor que gente como Xavi, Pedro o Piqué. Su forma de jugar es bastante “exportable”. No me cuesta imaginármelo de titular y con galones en cualquier equipo grande de Inglaterra o Italia.

  22. jose

    18 de marzo de 2011 a las 5:16 pm

    “cuando las cosas van más o menos bien –como ocurrió anoche, sin ir más lejos- un viento de alabanza desmedida recorre la prensa y los medios de comunicación, y las invocaciones a sueños, noches mágicas y, en general, a palabras escritas con mayúscula (Décima, Historia, etc.) imposibilitan cualquier valoración mínimamente crítica del evento en cuestión. “

    Yo vi el partido por canal sur y los comentaristas de ese canal no son ni de lejos tan exagerados con las palabras en mayúsculas. Terminaron diciendo que el madrid pasa enseñando bastante poquito, que el partido empezó bonito pero luego terminó siendo un poco birria. Fue refrescante no oir las mismas palabras floripondiosas.

    Luego claro, pones marca TV y te entra el tedio otra vez.

  23. Deivi

    18 de marzo de 2011 a las 5:43 pm

    Yo a Kedhira le veo muy pocas cosas. No destaca por robar, ni por pasar, ni por su lucha, ni por su remate desde la frontal. Luego resulta que ocupa bien los espacios, pues ya me dirán si eso es una cualidad suficiente para ser jugador del Real Madrid. Eso sí, Mourinho cuenta con él a pesar de que no sepamos si lo hace porque no confía del todo en Lass, o porque realmente cree en Kedhira.

    @Kay; “Pues no, Busquets no es el paradigma de mediocentro defensivo, por que ni siquiera lo es, es un interior.”
    Yo ya es que no sé de fútbol ni de nada. Busquets interior? Un interior es aquel jugador que, partiendo de una de las dos bandas, realiza su juego hacia el interior del campo. Como ejemplos tenemos a Cazorla que juega en banda pero no es un jugador de banda (como Navas), sino interior. También los hay que simplemente juegan en esa parte interior, sin partir de la banda, como lo suele hacer Iniesta. De ahí su nombre, interior.

    Y sí, Busquets es medio-defensivo, guardando siempre la posición, saliendo al corte en las contras, e incluso jugando de central en ocasiones (algo muy típico de muchos medios defensivos). Lo que ocurre con Busquets es que no se trata del típico medio defensivo que no sabe dar un pase o hacer un regate (M.Diarra) sino que tiene un muy buen trato del balón. Y a veces pega algún que otro rajazo al rival.

    Y sobre si no es de los 10 mejores, me cuesta de verdad pensar en tantos mejores que él. Dudo que los haya.

  24. Maverick

    18 de marzo de 2011 a las 10:30 pm

    Yo estoy también de acuerdísimo, el Madrid jamás le ha echado de menos. Una pena que Lass no este a su mejor nivel. Pero este chico no ha hecho nada de nada.

  25. kay

    18 de marzo de 2011 a las 11:33 pm

    -Deivi, Emedepan:

    Interior en 4-3-3, el otro interior (también conocido como volante) evidentemente no.

    Y no a ver, las principales virtudes de Busquets son que sabe dar ritmo y apoyar como cualquer crack de la creación, dando mucho ritmo (es experto en pasarla al creador, adelantarse, y estar apoyando siempre cerca del balón para según se vean apurados rapidamente recibirla y darla rapidamente a otro, hace de puente entre jugadores vamos, perfecto para dar fluidez a la circulación y apoyo), que va bastante bien a la presión y salida cuando su equipo pierde el balón.

    Sus defectos son claros, que su principal virtud defensiva ( salir bien a la primera presión) es siempre su opción, lo cual en el Barcelona gracias su gran primera presión no canta, pero si se ve superada Busquets se ve en apuros por que nunca sabe cuando es mejor esperar, retrasarse o cubrir lineas, es en ese sentido mono temático. El otro problema es que fuera de la transición defensiva es deficiente (a primer nivel claro) defendiendo atras y en defensa posicional, es demasiado culo inquieto e impetuoso en ese sentido. Pero claro, ¿que equipo en el mundo es capaz de hacer al barcelona defender atras o de superar más de 3 veces con claridad su presión como par que canten sus defectos?

    Ya te digo, mascherano es mejor jugador que Busquets sin dudarlo, pero para el Barcelona le sienta muchísimo mejor el catalan en la mayoría de partidos. Pero ya te digo, en la eliminatoria contra el Arsenal la diferencia entre la ida y la vuelta fue la presencia de Mascherano y la ausencia de Song (vital junto con Whilshere para escapar de la primera presión) no el planteamiento de Wenger, que fue el mismo (por eso la titularidad de Rosicky en detrimento de un Eboue u otro más sacrificado y mejor en desforgarse y defender y no salir con doble pivote). Sencillamente el jefecito y la falta del duo que sacaba el balón ante la presión se cargaba todo intento inglés de salir adelante.

  26. Cristian

    20 de marzo de 2011 a las 2:39 pm

    @ kay
    Por cómo defines los defectos de Busquets… juraría que no hablamos dle mismo jugador!!
    Que no sabe estar nunca en defensa? Increíble que digas eso de un jugador que si algo hace a las mil maravillas es tapar cualquier hueco que se cree a nivel defensivo, cierre los espacios con gran astucia, y sepa cortar cualquier rápido contragolpe rival con gran acierto la mayoría de las veces: cierto que muchas veces comete falta, principalmente faltas tácticas, pero es por un motivo muy lógico: mientras muichos medios defensivos juegas con hasta 5 hombres por detrás de ellos, en el Barça, a veces etá él y otros 2 compañeros suyos por detrás, a parte del portero.
    Es ciierto que la presión muy arriba que hace el Barcelona ayuda enormemente a facilitar las tareas defensivas, pero Busi ha demostrado con creces saber adelantarse a las pérdidas de balón y serr capaz de cerrar cualquier espacio para los contragolpes rivales. No es casual que lo veneren muchos entrenadores por estas cualidades…

  27. Jorge D.

    20 de marzo de 2011 a las 8:49 pm

    En mi opinión, creo que este artículo es bastante duro e incorrecto acerca de un jugador que ayer mismo(sin ir mas lejos) dio una pase de crack a Benzema en el primer gol del partido. Cabe destacar que Khedira es un jugador que se enfoca en las parcelas defensivas y su objetivo no es hacer maravillar al Bernabeu, si no realizar el trabajo sucio. Tiene un portento físico muy importante (es el jugador más rápido del equipo según las pruebas que hicieron en pretemporada) y apenas tiene 23 añitos. En comparación con Lass, creo que no hay color entre estos dos y Khedira sobresale claramente. Ahora si, si Mourinho quiere plantear un partido más ofensivo, puede que Khedira no sea el ideal y que Granero desempeñe un mejor trabajo. Dicho esto, Khedira es un jugador muy importante para mi, para el Real Madrid y para el propio Jose Mourinho, el cual ha destacado numerosas veces a Khedira como el jugador más importante del partido.

  28. juanlugm

    21 de marzo de 2011 a las 1:30 pm

    Sin duda, dentro del grupo de los mil mejores centrocampistas de su estilo. Un jugador del Madrid debe ser clave en su puesto. Si su puesto se basa en ser oscuro, que sea el mas oscuro de todos, y si se trata de robar y hacer faltas, que sea el que mas roba y el que mas corta el juego. No se donde lo lei, pero valga la frase: “Bruno (el del Villarreal) hace lo de Khedira con los ojos cerrados. Luego los abre y hace jugar a su equipo”.

  29. Pingback: La isla misteriosa » Diarios de Futbol

  30. Pingback: Los contendientes (I): Real Madrid » Diarios de Futbol

  31. Pingback: Altintop, al Madrid » Diarios de Futbol

  32. Pingback: Basura y respuestas » Diarios de Futbol