¿Sabías que el Inter perdió 7-1 en un partido de ida y se clasificó para la siguiente ronda?

sabias.gif Fue en 1971, en la Copa de Europa. Aquel Borussia, que bajo la batuta del Mago Netzer era seguramente el equipo que mejor jugaba de Alemania, se enfrentaba a un Inter donde Mazzola daba sus últimos toques al balón y relucían nombres como los de Facchetti, Jair o Corso.

El partido comenzó frenético, con tanto de Heynckes –el mismo que le dio al Madrid la Séptima y que ayer contemplaba incrédulo la exhibición de Nilmar-, empate del ariete Boninsegna y respuesta inmediata del belga Le Fèvre para poner el 2-1 en el electrónico. El partido es fragoroso e intenso, la afición germana ruge, y no ha pasado ni media hora del partido cuando un silencio recorre el estadio: el autor del gol italiano ha caído fulminado al suelo, y el capitán Mazzola se dirige al colegiado holandés Poprman con algo en la mano. En un principio se pensó que era una botella de cerveza negra, pero parece que lo que contenía el envase era un poco de Coca-Cola. El árbitro, tras unos minutos de reflexión, decide que el partido siga adelante.

Estos son los hechos en los que está todo el mundo más o menos de acuerdo. A partir de este momento, las versiones difieren radicalmente según la versión se escuche o lea en lengua germánica o latina. En el primer caso, oiremos hablar de una avalancha impresionante del Borussia, una exhibición de alta escuela como jamás se vio en Europa, con los balones lloviendo sobre el área interista y la avalancha de tantos, hasta siete, que igual pudieron ser doce. También oiremos historias de fingimiento y doblez, de cómo la famosa botella no tocó al Boninsegna y de que el delantero se marcó el ensayo general de un Roberto Rojas.

En lo alto de la bota, en cambio, las cosas se ven muy diferentes. Nadie pone en duda la veracidad del botellazo, y se añade que los futbolistas interistas estaban tan seguros de que la UEFA daría por perdido el partido a su rival, que se dejaron ir y acabaron encajando una goleada que a priori sabían que no serviría para nada. Sea como fuere, la cuestión es que el máximo organismo europeo, en decisión algo salomónica, ordenó la repetición del partido a puerta cerrada. Los de Heriberto Herrera aguantaron en Berlín lo que no pudieron soportar unos kilómetros más al oeste (0-0) y acabaron resolviendo la eliminatoria en otro partido precioso que acabaron venciendo 4-2. Los tumbaría en la final el Ajax de Cruyff.

Esta es la historia, y abajo os dejamos imágenes del partido que desgraciadamente no contienen el gol del Inter, y sólo una fugaz visión del incidente. Lo que se ve en el video es una gran exhibición del Borussia, y no parece dar la impresión de que el Inter se esté dejando –además de que a ningún equipo, especialmente italiano, le gusta que le metan siete ni en un amistoso-. En cualquier caso, juzgad vosotros.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

4 Comments

  1. tubilando

    11 de marzo de 2011 a las 9:46 pm

    Borussia M., Leeds Utd, Saint Etienne… son equipos que se quedaron a la puerta de la gloria. Quizás les faltó un poco de suerte, la que sí tuvo el Bayern de la época. Aquel equipo ganó cinco ligas alemanas en la época de Beckenbauer y Müller. Me gustaría ver aquel partido y otros del Borussia, tengo entendido que jugaba muy bien al fútbol. Cuando soportaba a Tomás Guash, le oía mencionar con frecuencia a este equipo. Una frase típica era: «Hombre, tampoco es el Borussia M.»

    Cuando acaba el vídeo, recomiendo pinchar el enlace de arriba; se trata de un video con el gol del año, entre 1971 y 1995. Podemos ver a Netzer, Schuster, Okocha, Littbarski… merece la pena.

  2. Maldini

    14 de marzo de 2011 a las 12:41 pm

    Juraría que donde dices Heriberto Herrera te refieres a Helenio Herrera.

    Un saludo.

  3. Ramón Flores

    14 de marzo de 2011 a las 4:43 pm

    @Maldini, no lo jures, el Mago dejó el Inter en el 68 y no volvió hasta el 73. Era Heriberto, el paraguayo.

  4. Maldini

    14 de marzo de 2011 a las 7:00 pm

    No te acostarás sin saber una cosa más.

    Saludos.