El Madrid también sabe

Aquella noche de hace algo más de un año, en Riazor, un taconazo inesperado monopolizó la retina. Pero aún hay quien se acuerda que, en ese partido, el centro del campo del Real Madrid juntó a Xabi Alonso, Granero y Guti. El invento duró poco, porque a la primera duda se recurrió de nuevo a la dictadura del miedo, y la zona se llenó de precaución, o de músculo, vaciándose, restando un aliado de capacidad asociativa, también en la presente temporada, excepto en el 8-0 al Levante, en Copa. Y hasta hoy.

Esta noche, en El Sardinero, en un partido en el que no cabía más que la victoria, el Madrid fue otro porque Alonso ganó un compinche y perdió un escolta. En un rato finiquitó el compromiso, salvedad del penalti que paró Casillas, antes de que el equipo se dejase llevar en un segundo tiempo irregular y deslavazado (Kennedy recortó, Benzema coronó su partidazo con el 1-3 definitivo, y Adebayor ensució el suyo fallando una pena máxima). En el primer acto, sin resultar perfecto, el Madrid de Xabi Alonso atacó y defendió mejor. Movió la pelota con la sabiduría habitual, en largo y en corto, y barrió con solvencia la zona de recuperación. Sin Khedira, sin Lass, sin Gago, el titular fue Granero, y lo suyo fue importante no tanto por lo que hizo como por lo que permitió hacer, y porque, con él, a Xabi se le destapó el ojo que le suelen tapar con un parche innecesario. El Madrid mutó en imprevisible, porque sumó un nuevo apoyo, añadió una marca al rival y facilitó la tarea de crear superioridades. Sus dos puntas titulares, además, fueron los que mejor entienden el juego colectivo y, encima, tanto Adebayor como Benzema marcaron, en dos acciones que nacieron en Alonso y crecieron, de manual, tras pasar por Ozil, que firmó un recital delicioso de múltiples texturas. La función, en resumen, subrayaba el aire atractivo de lo novedoso y escondía una reivindicación. “¡Eh, nosotros también sabemos jugar!”, parecíamos escuchar. “¡Eh, a ver si se repite!”, contestamos.

foto: realmadrid.com

Castellón, 1983. Escribo en el diario Levante. A veces de fútbol y a veces de música. He publicado un libro. Se llama Infrafútbol.

17 Comments

  1. Tan Solo Fútbol

    7 de marzo de 2011 a las 12:04 am

    Muy buena primera parte del madrid en Santander. Excelsa. Y lo de Özil hoy ha sido espectacular. Un jugadorazo de un nivel muy similar, con el paso del tiempo, evidentemente, al de todo un Zidane. Lo tiene todo. Elegancia, visión de juego, regate, remate… El mejor fichaje de largo del madrid de los últimos años. Y con lo joven que es, todavía puede, y debe, crecer mucho más. Ojalá no se desinfle nunca, como Messi.

    Un saludo

  2. manolin

    7 de marzo de 2011 a las 12:11 am

    A ver si aprende Mou a jugar bien al fútbol
    Lo que Mou nunca entenderá

  3. Maxx

    7 de marzo de 2011 a las 12:16 am

    Lo de Özil hoy ha sido extraordinario, debe ser la primera vez en años que un jugador del Madrid sale “ovacionado” (más o menos) de un campo (el último debe andar por cuando los tiempos de Zidane o más tarde Raúl, no lo se).

  4. pol

    7 de marzo de 2011 a las 1:00 am

    Me uno aquellos que piensan que Ozil es un jugadorazo, que elegancia de jugador, que jugada la que da origen al primer gol, las paredes, la asistencia, y que asistencia da en el segundo gol. Además hace que todo parezca sencillo. Lastima que no lo ficho el Barça, me gustaria verle junto Xavi, Iniesta y Messi.

  5. José

    7 de marzo de 2011 a las 2:53 am

    No sé ustedes, pero hoy se demostró que el Madrid puede jugar mejor sin Cristiano, quien da la sensación (al menos a mí) que se estorba con Benzemá. Muchas veces los desmarques del francés no son aprovechados porque el portugués no suelta la bola (algo así pasó en Lyon).

    Asimismo, Cristiano ralentiza la circulación del balón al conducir demasiado la pelota. En el Manchester United Ferguson supo sacar lo mejor de él en beneficio del equipo, algo que Mou todavía no cumple cabalmente. Todo lo anterior va con la prevención de que Cristiano es un jugadorazo.

    Algo parecido, guardando distancias, ocurría con Ronaldo: con su llegada, el Madrid ganaba en “pegada”, pero perdía en asociación. La sociedad del Moro Morientes con Raúl potenciaba las capacidades de ambos jugadores, perdiéndose un poco la influencia del segundo en el juego con la llegada del Fenómeno. Lo anterior, nuevamente, dando por sentado que Ronaldo fue el mejor nueve de los últimos veinte años (por no decir el mejor de todos los tiempos).

  6. eveltia

    7 de marzo de 2011 a las 7:26 am

    Al madrid lo único que le pasa es que es un equipo que se está renovando cada demasiado poco tiempo a nivel de jugadores y técnico y no dejan desde arriba que se fragúe un equipo con base

  7. Tito

    7 de marzo de 2011 a las 11:46 am

    #5 Vaya por delante que Cristiano es muy muy bueno e imprescindible en el Madrid, pero pese a eso le iría mejor tanto a el como al Madrid si pasase algo más.
    Da igual que juegue con Benzema, Higuain o Adebayor sus 5 tiros desde donde sea o sus 5 intentos de jugadones no se los quita nadie. Y en muchas ocasiones sería preferible que la pasase a un compañero, pero bueno el técnico nucna le corrrige ni recrimina esas acciones así que así seguirá la cosa.

  8. Pepe Szendrei

    7 de marzo de 2011 a las 12:09 pm

    Yo culpo a Benzemá y a Cristiano de lo de ayer más que a Granero.

    Cristiano monopoliza el juego. Intenta cruzar laberintos (defensas cerradas) en línea recta, y así se acaba como en La Coruña.

    Todo lo contrario le ocurre a Benzemá, con un instinto innato para moverse entre multitud de rivales y para asociarse con sus compañeros.

  9. Luis_Candelas

    7 de marzo de 2011 a las 12:47 pm

    El Madrid esperaba un partido complicado y se encuentra con uno de los mejores partidos de la temporada, al menos en su primera mitad. Ahora el reto lo tienen Cristiano y Mourinho. El primero, que habrá visto el partido, para darse cuenta de que aunque sea de largo el mejor jugador de la plantilla, termina restando y contagiando su ansiedad al resto del equipo. El segundo, para administrar los ánimos tras el partido de ayer, encajar a Cristiano ahí y confiar de verdad en Granero. Ójala se atreva con un Di Maria-Xabi Alonso-Granero-Özil-Cristiano-Benzema contra el Lyon, pero no caerá esa breva.

  10. juego_limpio

    7 de marzo de 2011 a las 2:07 pm

    @Luis_Candelas
    ¿Que esquema encajas con ese once?
    El mas habitual solo que poniendo a Granero por un troton, y no variando nada lo de arriba
    O en cambio tambien cambias posicionamientos como ayer, que se jugo con 2 delanteros, y Di Maria mas atras y mas dentro.

  11. Luis_Candelas

    7 de marzo de 2011 a las 2:11 pm

    Sí, me refería a algo más parecido al de ayer, pero con Cristiano haciendo de Adebayor. Por probar…

  12. juego_limpio

    7 de marzo de 2011 a las 2:19 pm

    Pero Adebayor tiene mas capacidad para fijarse entre centrales, y de esa virtud se aprovecho Benzema para caer a banda y “huir” del centro que no le gusta, a ronaldo no le va ser el delantero referencia y ambos tenderian a ocupar la banda, no se si saldria bien…

  13. Walter Eggo

    7 de marzo de 2011 a las 3:11 pm

    @Luis_Candelas:
    ¿Crees de verdad que Cristiano sufrió una transformación místico-profesional mientras veía el partido de Santander y que comprendió que su juego debe virar a una vertiente más asociativa en vez de pedirla siempre al pie e irse en velocidad?
    Joder, los hay con fe…

  14. Tito

    7 de marzo de 2011 a las 5:05 pm

    #13 Amén! Jajaja

  15. Luis_Candelas

    7 de marzo de 2011 a las 6:25 pm

    ¿¿¿Pero habéis leido de verdad mi mensaje???

  16. Cristian

    8 de marzo de 2011 a las 10:41 am

    Ya estamos con lo del “Pensamiento único culé”… querrá eso decir que entonces hay unn único pensamiento válido merengue???

  17. Walter Eggo

    8 de marzo de 2011 a las 11:19 am

    @manolin:
    La forma en que publicitas tu blog está a la altura de sus contenidos.