Secundario va primero

Los partidos del Barcelona, o al menos la mayor parte, tienen un guión preestablecido. Una trama que admite variantes en el camino, pero no en la forma ni tampoco en el resultado. Es decir, tardarán más o menos tiempo en aventajarse en el marcador, pero ya en el primer minuto se apropian del cuento y escriben la continuación. El Zaragoza sirvió de centro y perdió el balón a los dos segundos. Ahí el planteamiento se convirtió en nudo y el Barcelona le enredó en su vorágine de fútbol, aunque el resultado le quedara corto (1-0). Quién más quién menos esperaba un partido así. También Javier Aguirre, que lo preparó para no encajar, sin algunos futbolistas habituales, reduciendo sus ya mínimas oportunidades de victoria.

Pero el Barcelona parece que no entiende de facilidades ni frenos de mano cuando se habla de competición. Es cierto, hubo rotación de titulares. David Villa, Abidal e Iniesta se quedaron en el banco. Sin embargo, la sensación de desgana o de partido incómodo en vistas del martes nunca afloró en el partido. Leo Messi ofreció su versión más intensa, Gerard Piqué se lamentaba enfadado por un mal control, Mascherano estreñía los dientes tras un tiro salvado por Doblas. Comportamientos que encabeza el técnico, que ni herniado se pierde un partido de su equipo. Quizás en un ejercicio de temeridad, que por otro lado demuestra la locura competitiva en la que viven estos futbolistas. La misma que explica el porqué de su reino por encima de los demás.

Sin esa tensión bien les podrían haber volado los puntos. Con el resultado corto, Bertolo y Uche dispusieron de un par ante Valdés. Pero primero un tiro desviado y luego el mismo portero solventaron la papeleta. El mismo Valdés que recibía hoy el alta y ya era titular. En noventa minutos nadie pensó en el martes, y la sensación de partido secundario se diluyó. Gracias también a un Zaragoza voluntarioso, que con poco y un gran Doblas resistió el monólogo y rozó el premio del empate.

El partido lo desniveló Seydou Keita. El secundario, número 12 del Barcelona, que también impuso la tendencia y esta vez marcó primero. Sobre el desarrollo del juego, el guión original. Un equipo que quiso y otro que no pudo –o al que no le dejaron-. Hemos llegado a un punto en el que para observar noticias nuevas sobre el juego barcelonista nos quedan pocas opciones. O bien grabarnos los comentarios de Juanma Lillo en casete para luego reproducirlos a cámara lenta -y así poder asimilarlos-, o hacernos con la libreta de Guardiola, esa en la que apuntó para después transmitir ideas a Tito Vilanova, visiblemente exaltado, cuando a ojos del público todo funcionaba correctamente.

Sin pensar en el martes, porque su rival no le dejó –entraron Villa, Iniesta y Abidal- el Barcelona pudo trabajar sobre un escenario que puede repetirse. El partido contra el Arsenal puede convertirse en algo parecido a lo de anoche. Un equipo atrás y el Barcelona buscando el camino del gol por huecos inexistentes. Sin embargo, el conjunto londinense no tendrá voluntad para retenerse siempre ahí. La tendría el Inter, o el Manchester United, pero no un equipo entrenado por Arsène Wenger. En la última acción del encuentro Messi lanzó una  falta cerca de la cruceta. La película azulgrana esta vez se quedó sin su escena preferida. 

Fotografía | FC Barcelona

7 Comments

  1. Mark

    5 de marzo de 2011 a las 11:12 pm

    Gran partido de Mascherano. Parece ser que por primera vez con Guardiola todos los fichajes de verano van a durar mas de una temporada.

  2. Mario Pino

    6 de marzo de 2011 a las 7:14 am

    Que aburrida es esta liga. La «otra liga» también está siendo cosa de dos, pero es infinitamente superior en emoción. Viva la verdadera liga de España!! 😀 Por una liga y copa sin los BR-RM..

  3. José Fernández

    6 de marzo de 2011 a las 12:06 pm

    A mi me parecio un mal partido del Barça, al que le falto profundidad por los 2 lados, especialmente por el de un Pedrito que estuvo muy muy gris. A Alves por su banda, a ratos le faltaron apoyos para la asociación, que es cuando en mi opinión mejor se desenvuelve. De hecho el partido se resuelve en una arrancada individual de Messi ante la defensa en estático, y pocos más remates hubo dentro del área. Cuando entro Villa parecía que los iba a haber (ofrecio buenos desmarques), pero tampoco.

    El Zaragoza jugo a ver si cazaba alguna de casualidad en algún despeje en largo, y a punto estuvo de llevarse al menos el reintegro sin proponer otra cosa. El partido me deja sensaciones extrañas para el Martes, la verdad. Veremos que pasa.

  4. Indeciso

    6 de marzo de 2011 a las 2:14 pm

    Pedrito últimamente está espesito…

  5. Pompidou Jr.

    6 de marzo de 2011 a las 4:53 pm

    Coincido con algunos comentarios: el partido de Mascherano fue perfecto de principio a fin y a Pedrito le falta frescura. Tampoco veo fino a Piqué y eso me preocupa: Puyol no estará listo para el martes.

  6. Víctor

    7 de marzo de 2011 a las 12:11 pm

    La segunda ocasión del Real Zaragoza fue de Sinama, no de Uche.

    Espero que Doblas siga siendo titular, ha demostrado ser mucho mejor portero que Leo Franco

  7. Cristian

    7 de marzo de 2011 a las 2:52 pm

    @ José Fernández
    Estoy de acuerdo con que Pedro no lo veo muy fino, pero si ben le costó mucho al Barça llegar al área con peligro, sí dispuso de un buen número de ocasiones para sentenciar el partido antes, y eso que el Zaragoza dispuso de una línea de 5 y otra de 3 muy cerca de su portería. Xavi desacertado desde fuera del área, Masche mejor. Un par de ocasiones para Villa, Keita y Messi (una de ellas triple), no son un mal bagaje, lo que ocurre es que este barça nos tiene malacostumbrados a machacar insistentemente la portería rival, y al no entrar la pelota, pareció algo menos.
    Esperemos que Pedro y Messi vuelvan en su mejor versión de cara a Martes, e Iniesta llegue bien fresco de ideas para poder desatascar el partido.
    Buenas noticias: el césped parecía estar en buen estado, si el barcelona anda fino, el balón volará a la velocidad de la luz, a ver cómo se presenta el 11 de Wenger, que no me extrañaría que Cesc y Walcot aparecieran de titulares….