La camiseta preferida

Cada quince días y de la mano de Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas antiguas, nos acercamos al fútbol con una perspectiva diferente. Lo hacemos desde las camisetas con las que se ha construido la historia del deporte rey.

La camiseta más difícil de encontrar es aquella que no ha existido nunca. Como la azul claro de Ryan Giggs. El galés ha celebrado esta semana su vigésimo cumpleaños vestido de red. Pero hubo una breve época, un par de años colegiales, donde sus botas dependían de la escuela de excelencia del Manchester City. Quizá no llegara a vestir la celeste. En realidad siguió jugando con su equipo de barrio. Sin embargo el fútbol tiene esa parte sentimental, imaginada por el aficionado y solo a veces compartida por el futbolista, que relaciona pechos con camisetas y escudos con corazones. El de Giggs es un caso insólito. One club man, salvo el origen de instituto. Relacionar pues al extremo con una camiseta resulta fácil, sólo ha tenido una. Con número también permanente. Adquirirla no sería problema de búsqueda, más bien de bolsillo, sobre todo si queremos la de ese año en el que marcó aquél gol o conquistó tal título. ¿Pero y los casos más dispersos? ¿Con qué camiseta se ha identificado más un futbolista que ha pasado por tres o cuatro grandes clubes? ¿Cuál comprarían de Ronaldo? Y llevándolo al extremo, que resulta más interesante, ¿cuál de Christian Vieri?

La figura del trotamundos incluye en la maleta, junto al cofre de las relaciones rotas, un surtido variopinto de equipaciones. Citábamos a Christian Vieri. Al italiano le venía en los genes. Nació en Bologna, pero pese a rotar por media Serie A nunca llegó a jugar en su ciudad. Su padre, también futbolista, también delantero, fue en su día el fichaje más caro de la Juventus. Digamos que el resultado fue parecido al de los dispendios actuales de la Vecchia Signora. Roberto Vieri emigró con su familia a Sidney para jugar 21 partidos y meter un solo gol con el  Marconi Stallions. Atendiendo a los últimos viajes de Vieri hijo, constantamos que no sólo heredó el cariñoso apodo de ‘Bobo’.

En el caso del maravilloso punta zurdo la elección no resulta tan complicada. ¿O es que alguien, pese a tenerlo en la cabeza, le asociaría con la parte rojinegra de Milán? ¿O con cualquiera de los equipos de Turín? Las rayas que mejor le han sentado a Vieri han sido siempre las nerazzurras. Con permiso de su temporadón en el Atlético de Madrid, que ya es mucho permiso. La etapa de Vieri en el Inter de Milán fue la más longeva de su carrera – no sé si darla por terminada, cada tres meses sale una información diciendo que ha fichado por un equipo, luego se desmiente-. Seis años en el Meazza, con altibajos, sí, pero anotando más de 100 goles y resistiendo como tótem de un equipo derrotista a la hegemonía de su vecino. La camiseta de Vieri es la del Inter, colores que luego repitió en Bérgamo. Fue el club al que más quiso, si es que alguna vez quiso a alguno. Una vez, con el Inter, lució bajo la zamarra una camiseta blanca con un corazón estampado.

Mário Jardel supera los 12 destinos de Vieri y nos sitúa la marca del trotamundos en los 20 equipos. El último muy reciente. La última vez que hablamos del brasileño estaba perdido en un banquillo búlgaro. A sus 37 años ha conseguido un nuevo contrato en el Rio Negro de la Série C de Brasil. ¿Una camiseta? La del Porto. Más goles que partidos, 130 en 125.

Jardel fue Supermario sólo en Portugal. Sebastián Abreu ha estado loco siempre. Se ha movido más veces que el brasileño, 22, pero ha repetido de club un par de veces. Se queda en los 19 destinos. Lo curioso de Abreu es que siempre ha llevado la misma camiseta. «Pese a que ha sido restaurada, reconstruida y se le han ido agregando cosas a lo largo del tiempo, la esencia de la misma permanece incambiada». No se refiere a una catedral. Es la camiseta hecha a parches que lleva debajo de la oficial. Un poco de Nacional, Uruguay y fotografías de la familia. No podía ser un cuerdo quién llevara la camiseta que, salvo escondida bajo la del uruguayo, no ha existido en ningún otro sitio. Sobre las preguntas que nos planteábamos al inicio… no hay nada que pensar. Incluso en los casos más bizarros, la camiseta preferida ya la ha eligido el futbolista.

Puedes comprar esta camiseta y cientos más en Classic Football Shirts.

3 Comments

  1. Aless

    4 de marzo de 2011 a las 7:02 pm

    Que articulazos te marcas, «chacho»… Sin palabras me dejas!!!

    Siempre me pregunté esta misma cuestión sobre Laudrup… Cual sería su preferida?

  2. Picazor

    4 de marzo de 2011 a las 7:39 pm

    No es por joder, pero «echa a parches»? Por lo demás, brillante.

  3. Pol Gustems

    4 de marzo de 2011 a las 8:27 pm

    @Aless

    Gracias por el comentario. No sé, tengo la percepción, desde aquí (Barcelona) que más la del Barcelona que la del Madrid.

    @picazor

    Torpeza mía, ahora lo arreglo. Gracias por avisar