Thomas Kraft, el debut

Una personalidad inmensa. Esto debe tener el joven Thomas Kraft, de 22 años, que hoy ha debutado en la Bundesliga con el Bayern de Múnich. Su técnico, Louis Van Gaal, le transmitió una fe ciega hace unos días, anunciando que él seria el portero titular en lo que resta de temporada. Sin embargo, la directiva bávara sondea desde hace meses el fichaje de Manuel Neuer (Schalke) para la próxima campaña. Ellos preferían que Hans-Jörg Butt siguiera en el once, así el traspaso de poderes en la meta sería más fácil. Butt acaba contrato, no se le renueva, y se ficha a Neuer. Otra cosas no, pero Van Gaal no es de los técnicos que admiten que otras esferas del club interfieran en sus decisiones. En este contexto, queriéndole el técnico y deseando su fracaso la directiva, ha debutado Kraft en el campo del Wolfsburgo. Y a pesar de todo, ha hecho un partido espléndido.

Thomas Kraft se incorporó al conjunto bávaro en 2006, con Oliver Kahn aún titular. Seguro que creció como arquero pensando que algún día jugaría en ese puesto -y que a poder ser, intentaría no cantar tanto en su ocaso-. Vivió el ejemplo de Michael Rensing en primera persona, un portero que nunca terminó de cuajar.

Hoy era su día. Empezó algo nervioso, pero pronto intervino decisivamente. Había lucido su buen golpeo en largo anteriormente y de uno de sus envíos nació el gol del Bayern. Diego Benaglio, el portero local, decidió darle la bienvenida con un error brutal. Su despeje al balón de Kraft rebotó en la pierna de Thomas Müller y se introdujo en la portería. Unos minutos después, no estaría muy acertado en un remate del Wolfsburgo, pero el árbitro anuló el tanto por fuera de juego. La suerte también suma.

Su intervención estelar llegó en el minuto 45′. Grafite, un lanzador excelso, disponía de un penalti para empatar el encuentro. Todos pendientes. Van Gaal, los directivos y Neuer, al que seguro comunicaron la noticia. Kraft correspondió a la confianza de Van Gaal y desvió el tiro con una brillante estirada.

En la segunda mitad sacaría una buena manopla y no podría hacer nada en el gol de Riether, que puso el 1-1 definitivo. El resultado no le vale al Bayern para inquietar al Dortmund, campeón ficticio. Han perdido el campeonato, pero quizá hayan ganado un portero.

Fútbol Alemán | El número 1

Fotografía | FC Bayern http://www.tb-credit.ru/kredit.html

3 Comments

  1. Kj

    15 de enero de 2011 a las 7:38 pm

    …y si el portero demuestra ser lo que apunta… quizás valga la pena terminar un año sin la Bundesliga (que caramba, con todas las que tienen, por una de menos tampoco pasará nada… y además permitirá que gane el Dortmund, el equipo de cualquier buen futbolero a día de hoy… ^^).

    PD: Pol, te voy siguiendo últimamente por aquí, y la verdad es que oye, cada vez a mejor esto, ¿eh? ^^ A seguir endavant!

  2. Pol Gustems

    15 de enero de 2011 a las 7:57 pm

    @Kj

    En el post del Dortmund un comentarista apuntaba que los títulos del Bayern ultimamente nunca son consecutivos.. una sí, otra no, una sí, otra no.. ya la ganaran el año que viene.

    Gracias por el comentario 🙂

  3. Pingback: Solo Gómez atina » Diarios de Futbol