Dortmund sigue en la nube

Corría el minuto 55′ en el BayArena de Leverkusen y el Borussia Dortmund ganaba por 0 a 3. En ese instante, superado el ecuador, tenía tan cerca los tres puntos como el campeonato. Y es que a estas alturas pocos le discuten su futuro éxito. Incluso una popular casa de apuestas ha decidido premiar a sus clientes, los que predijeron el título del conjunto de Jürgen Klopp -unos pocos aventureros-, diecisiete jornadas antes de acabarse el campeonato. El resultado final en las tierras de neverkusen ha sido de 1 a 3. Una jornada más, una ocasión menos para perseguirles.

A Nelson Haedo Valdez le sedujo Alicante. A Mohamed Zidan, las lesiones. El queridísimo Kehl también tuvo problemas físicos. El panorama a inicios de campaña, fichando a un japonés que no conocía ni Takeshi Okada y, eso sí, al polaco Robert Lewandowski -que a poco regular que fuera haría olvidar a Valdez-, no era el de un equipo campeón. Más bien debería sufrir el tan comentado lastre de la inexperiencia, con tanto jugador joven obligado a tomar parte protagonista. Algunos ya se habían consolidado la temporada pasada en el once titular. Es el caso de Mats Hummels, Marcel Schmelzer y Kevin Grosskreutz. Sobre el estilo de este último, autor anoche de dos de los tantos del Borussia, se comparan las nuevas estrellas del equipo. Shinji Kagawa -ausente durante un mes por la Copa Asia-, Sven Bender y el distinguido Mario Götze, la joya de la corona.

Götze tiene dieciocho años y juega en tres cuartos de campo. El año pasado hizo las prácticas en el primer equipo – jugó cinco partidos- y en esta se lo han quedado definitivamente. Juega siempre, como los insustituibles de Kloppque hace pocas rotaciones– y suele hacerlo maravillosamente. De centro de gravedad bajo, rápido con el balón en los pies, tiene un don para el pase al hueco y las jugadas de fútbol sala. El timón del Borussia Dortmund es Nuri Sahin, que juega unos metros por detrás y viene a ser un Özil del pivote, pero el talento puro es el pequeño Götze. Marcó ayer el tercer tanto con un descaro tremendo, tras una rápida triangulación, dejando abatido al pobre René Adler, que no se mereció a su defensa.

Los jugadores del Dortmund están ahí, pero todos coinciden en que nada de esto sería posible sin su técnico, Jürgen Klopp. Excepto como futbolista -discreto delantero del Mainz- ha triunfado en el resto de sus propósitos. Premiado comentarista, estudió ciencias del deporte en la Universidad de Frankfurt, subió como técnico a primera división a su Mainz, un iluminado le votó para la alcaldía en las elecciones de Hornberg, e incluso, ha recibido algún que otro premio por lo bien que le sientan sus gafas. En Dortmund ha sabido dar oportunidades a la cantera y ellos le han correspondido jugando como los ángeles. A cambio, el técnico les ha inculcado unos valores de equipo impagables. Desde antes del parón invernal que no están jugando igual de lucidos que al principio, pero ganan. Y una semana más, tres puntos, y para marcarles un gol hay que hacerse daño (Kiessling lo experimentó anoche).

Con un partido más, aventajan en 13 puntos al Mainz y en 17 al Bayern de Múnich. Haría falta un milagro para quitarles el trono de la Bundesliga.

Fotografía | Bundesliga

Bundesfussball | El Dortmund de Klopp, bandera del buen gusto

Bundesliga | Ten things about… Jürgen Klopp

http://www.tb-credit.ru/articles.html

10 Comments

  1. Kurono

    15 de enero de 2011 a las 2:36 am

    ¿Volverá el Dortmund a gobernar la Bundesliga? Está por verse.

  2. NIPO

    15 de enero de 2011 a las 1:18 pm

    Mira que no le veo yo tanta seguridad en el título. El Arsenal se ha hartado de demostrarnos como fracasar con tanto niño en plantilla y el Bayern Munich con sus dos puñales del firmamento puede hincharse a ganar partidos con la misma solvencia de antaño. Y es que, quizás mala suerte o momento inadecuado, pero los dos partidos que le vi al Borussia (contra el Sevilla) me pregunté una y mil veces como coño iba ese equipo tan bien en liga

  3. Pepe Szendrei

    15 de enero de 2011 a las 2:07 pm

    Es curioso cómo en la última década el Bayern ha ganado los campeonatos alternativamente (sólo repitió en el periodo 2004-06): un año se impone con autoridad, al siguiente la pierde y así sucesivamente.

    A mí al menos me da la impresión de que «si no la gana es porque no quiere». De que ante la falta de un enemigo de su tamaño tras ganar una liga se acomoda, dejando paso a los que en ese momento encabezan el resto de la manada (Dortmund, Werder, Stuttgart y Wolfsburgo en la última década).

    La irrupción de este joven Borussia es una gran noticia, a ver cuánto tardan en desarmarlo.

  4. Pepe Szendrei

    15 de enero de 2011 a las 2:32 pm

    Y por cierto, enorme el mérito del Mainz de mantenerse arriba toda la primera vuelta. Pude verles en directo su último partido, en el que aplastaron al St Pauli a domicilio.

    Da gusto ver jugar a su trío de ataque: Holtby, Schürrle y Szalai.

  5. Pol Gustems

    15 de enero de 2011 a las 2:59 pm

    @kurono

    Ahora a las 15.30 Wolfsburgo – B.Múnich, si no ganan los 3 puntos los visitantes, que para mi son los únicos que pueden darles caza, el título es del Borussia.

    @pepe szendrei

    Lo del Mainz es de un mérito enorme. Estará contento Klopp por partida doble

  6. Pol Gustems

    15 de enero de 2011 a las 3:21 pm

    @NIPO

    Es cierto que en Europa no han estado bien. Klopp tenía pocos efectivos y apenas ha rotado. Y además tenía un grupo complicado. A ver qué tal hoy el Bayern, tengo ganas de ver el partido

  7. Rober

    15 de enero de 2011 a las 3:44 pm

    @Pepe Szendrei

    Lo que dices es verdad y es bastante curioso. El Bayern es el gigante de Alemania. No tiene una némesis real en el campeonato, si no que un año le planta cara el Stuttgart, otro el Wolfsburgo, otro el Dortmund… hasta que el propio Bayern y los otros equipos de la élite europea les desmantelan los proyectos a base de talonario y los de Baviera vuelven a reinar aunque últimamente solo les dure un año el cliclo triunfal.

    Como atenuantes para la situación del coloso de Munich hay que decir que Robben, que fue el hombre clave la temporada pasada, aun no ha debutado este año y que las primeras vueltas de los equipos de Van Gaal suelen ser espantosas (aún tengo pesadillas con sus noviembres «negros» en el Barça).

  8. Pepe Szendrei

    15 de enero de 2011 a las 4:03 pm

    A mí me da pena -viviendo en Alemania he cogido aprecio a la Bundesliga- que equipos como el Hamburgo o el propio Borussia Dortmund, campeones de Europa con un apoyo social masivo, no sean capaces de plantar cara a los bávaros.

    Aunque siempre nos quedará el romántico Werder de Schaaf, ahora en horas bajas.

  9. Pingback: Thomas Kraft, el debut » Diarios de Futbol

  10. Pingback: Thomas Kraft, el debut