El ‘Pato’ Abbondanzieri: un mito en cinco acciones

Recogiendo la idea de mi compañero Enrique Ballester, que recordó esta semana a Martín Palermo, citamos otros cinco momentos de un emblema de Boca Juniors, Roberto Carlos «Pato» Abbondanzieri. El arquero argentino anunció su retirada al término del Mundial de Clubes, que jugó este mes con la camiseta de su último club, el Internacional de Porto Alegre. Hábil en el juego de pies, especialista en los penales y líder bajo el arco, se le recordará también calurosamente en España por su paso por el Getafe. Nos dejamos muchas paradas, resumimos en cinco detalles la carrera de uno de los mejores porteros de la década.

Boca – Milan: Abbondanzieri ingresó en Boca procedente de Rosario Central en 1997, tras la salida de Navarro «El Mono» Montoya. Sin embargo, no se ganó la titularidad hasta la partida de Óscar Córdoba en 2001. Poco a poco se consolida en la meta xeneize y llegan los primeros títulos en los que realmente es protagonista. El año 2003 es uno de los más grandes en la historia de Boca: Apertura, Copa Libertadores y Copa Intercontinental. Esta última conseguida ante el Milan de Carlo Ancelotti en una tanda de penaltis donde Abbondanzieri ataja los disparos de Andrea Pirlo y Alessandro Costacurta.

River – Boca: Boca pierde la final de la Copa Libertadores 2004, pero en las semifinales, frente a River, Abbondanzieri fue el protagonista del pase en la tanda de penaltis. «Los penales se atajan si te lo ejecutan más o menos, pero los muchachos de River los tiraron bien. No tenía estudiado a ninguno. A Maxi López se lo atajé por intuición».

Boca – Pumas: Final de la Copa Sudamericana 2005, que debe decidirse de nuevo en la tanda de penaltis. Abbondanzieri había parado dos lanzamientos y Boca Juniors tenía el título si convertía el definitivo. Entonces el arquero se acercó a Ibarra y le dijo al oído que la última pena máxima la iba a tirar él. En la grada los aficionados de Boca empezaron a sudar más de lo normal. El ‘Pato’ agarró el balón, lo plantó en el punto fatídico y convirtió un gol que daba el título, uno más del total de 17 que obtuvo durante su carrera deportiva.

Getafe – Bayern Múnich: Los dos años y medio que pasó el portero en la Liga Española, indiscutible bajo los palos del Coliseum Alfonso Pérez, se explican por una mayoría de grandes momentos y un pequeño desliz que pasará a la historia. Abbondanzieri consiguió el Trofeo Zamora en la temporada 2006/2007, dato que explica en gran parte la clasificación del conjunto madrileño para la Copa de la UEFA de la temporada siguiente. El camino europeo getafense terminó en aquélla famosa eliminatoria ante el Bayern de Múnich y los goles de Luca Toni ante un desafortunado Pato, que estaba haciendo una gran temporada.

Internacional Porto Alegre – Seognam Ilhwa Chunma: El último partido de Abbondanzieri, en la lucha por el tercer puesto del Mundial de Clubes. Testimonial, entró en la segunda mitad, con el 4-0 a favor de su equipo. Los dos últimos goles que encajaría en su carrera serían obra de Mao Molina.

Fotografía | Boca Juniors

3 Comments

  1. NIPO

    24 de diciembre de 2010 a las 7:58 pm

    No me cabe duda que el momento Luca Toni mandando callar a todo el país es uno más de esas imagenes de impotencia como las vividas por un Luis Enrique sangrando o Helguera fuera de si

  2. Indeciso

    25 de diciembre de 2010 a las 12:17 am

    @NIPO
    Bendito Casillas y esos penalties en cuartos 😉

  3. rm

    25 de diciembre de 2010 a las 10:07 pm

    En la dicha final Pumas Boca.
    Pato Abbondanzieri le perdonaron la expulsion de forma escandalosa.
    Al atajar con la mano. un mano a mano fuera del area en que el delantero de Pumas se escapaba solo.