Galerna sobre El Sardinero

Tenemos jugadores que están excesivamente valorados (…) El que no responda, se va a la caseta… o la grada
Miguel Ángel Portugal, técnico del Racing de Santander

Empieza a percibirse la galerna. Entrando desde el noroeste, como en la Bahía de Santander es costumbre, el viento huracanado comienza a azotar las playas santanderinas. El cielo se tiñe paulatinamente de azul oscuro, oscurísimo. Casi negro. Así se presenta el futuro inmediato en el Racing de Santander. Complicado, como poco.

La dolorosa derrota del pasado domingo en La Rosaleda, ante un rival directo como el Málaga (4-1), ha dinamitado la apariencia calmada del club montañés. Las palabras de Miguel Ángel Portugal tras consumarse la que fue la sexta derrota racinguista fuera de su estadio en la presente temporada (sólo un punto de 21 posibles y cuatro goles a favor en sus siete partidos como visitante), vinieron cargadas de rabia y desesperación.

El técnico burgalés sabe que es el primero en la lista de ejecutables. Su afición no le respalda ya desde hace tiempo. Ahora, parece haber perdido además el favor de sus futbolistas. La situación del equipo, pese a que aún no ha entrado en puestos de descenso, no mejora. Lo (poco) que se gana en casa se pierde con creces cada vez que el equipo sale fuera de Cantabria.

El Racing no ha repetido once en ni uno solo de los catorce partidos de Liga jugados hasta la fecha. Y quizá ése sea el principal síntoma de que hay algo que no termina de funcionar. Falta gol (con 12 goles a favor, sólo Almería -10- y Sporting -11- han marcado menos) y la defensa concede excesivas facilidades como para poder pensar en un futuro tranquilo si la situación no da un giro radical. Además, de los fichajes del pasado verano sólo Kennedy parece haber convencido a la afición cántabra en este arranque de Liga. El resto, bien por lesión (caso del internacional griego Tziolis) o por motivos puramente deportivos, no han terminado de ofrecer el apuntalamiento que necesitaba la plantilla racinguista.

Portugal se sabe señalado. Sabe que es el centro de los críticas y, al menos para su afición, el principal responsable de la situación del equipo. Podría tener las horas contadas. Sus palabras del pasado domingo, haciendo astillas del árbol caído y rompiendo todos los códigos de vestuario habidos y por haber, no le dejan en la mejor de las situaciones.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

8 Comments

  1. piliniak

    7 de diciembre de 2010 a las 3:16 pm

    Lo del Racing es digno de estudio…¿cuantos años lleva sin bajar?
    Es absolutamente increíble que con una plantilla tan justita todos los años consiga mantenerse…

  2. sadsmile

    7 de diciembre de 2010 a las 3:30 pm

    Un presidente que abiertamente dice «no saber de fútbol». Operaciones ruinosas de fichajes, dirigidas por el propio presidente. No existencia de un organigrama deportivo ni proyecto de largo plazo. Entrenadores de la talla de Muñiz, Lopez Caro, Mandiá o Portugal :S.

    Son muchos factores. Hemos jugado 1 temporada en segunda de las últimas 19 (creo, hablo de memoria).

    #1 Plantilla justita… Un año que tuvimos un entrenador de verdad, Marcelino, y terminamos en UEFA y semifinales de copa del rey. Los resultados no son casualidad.

  3. Borja Barba

    7 de diciembre de 2010 a las 4:10 pm

    @Sadsmile

    El argumento de que el Presidente no sabe de fútbol no me vale. ¿O es que el año de Marcelino sí sabía?

  4. piliniak

    7 de diciembre de 2010 a las 4:19 pm

    Bueno Borja, pero es normal que si estas muchísimas temporadas alguna te salga bien…
    De todas formas coincido en que tiene poco que ver Florentino por ejemplo, no tiene ni puñetera idea de fútbol.

  5. outeiro

    7 de diciembre de 2010 a las 5:16 pm

    Hombre, quizás la diferencia radique en que el ignorante presidente del Racing no se ha gastado 500 000 000 € en las últimas 3 temporadas para fichar a jugadores y entrenadores.

  6. Sergio

    8 de diciembre de 2010 a las 8:24 am

    La clave es lo de Marcelino. Desde que se fue, el Racing sólo tiene entrenadores mediocres.

  7. sadsmile

    9 de diciembre de 2010 a las 11:17 am

    @Borja Barba

    Sí influye cuando se convierte en el que gestiona deportivamente el club. Ha planificado plantillas un señor que, repito, se considera abiertamente analfabeto deportivo.

  8. Lyndee

    4 de mayo de 2011 a las 9:08 pm

    It was dark when I woke. This is a ray of susnhine.