El gol cambia a Demichelis

El Bayern de Múnich llegó a la pasada final de la Champions League en un estado de forma pletórico, con Robben liderando al conjunto bávaro. El futbolista de cristal no se había lesionado en toda la temporada. Su pierna izquierda, que a veces no entiende del pase, apareció en Old Trafford, en cuartos, para batir a Van der Sar y llevar al Bayern a semifinales. Junto a Robben asomaba Thomas Müller, la sensación del fútbol europeo, Olic marcaba a pares y Schweinsteiger ya insinuaba el increíble Mundial que iba a disputar. Sin embargo, aquélla tarde del 22 de mayo en el Bernabéu, el Inter de José Mourinho les pasó por encima. ¿Qué había ocurrido? Louis Van Gaal buscó la solución en los goles encajados. En el primero Diego Milito humilló a Martín Demichelis. En la sentencia el retratado fue Van Buyten. Solución: El técnico holandés decidió no volver a formar de inicio con dos centrales rudos, lentos y de características similares. Van Gaal borró a Demichelis de su libreta.

Holger Badstuber, 21 años y 1’89m, no es ni el más rápido ni el más distinto a Demichelis, pero Van Gaal le alineó junto a Van Buyten en el primer partido de liga. Diego Contento ocuparía la posición habitual de Badstuber en el lateral izquierdo. Ese día el Bayern ganó al Wolfsburgo (2-1) y empezó la Bundesliga con el pie derecho. El buen arranque se quedaría ahí. Empate tras derrota, un desconocido Bayern llegó a los 12 puntos de distancia respecto al líder al término de la novena jornada. Los mayores problemas no eran defensivos. Robben, ahora sí, lesionado. También Ribéry. No obstante, la plaga de aquejados se extendió a la zona defensiva. Cayó Contento. Van Gaal, que había repetido que para él Pranjic no era lateral izquierdo, desplazó allí al croata. Demichelis seguía en el banquillo, pensando en que la solución lógica hubiera sido darle entrada y desplazar a Badstuber al lateral. Llegó la jornada 7. El Bayern visitaba al Borussia Dortmund y en la media parte, con 0-0 en el marcador, cayó Van Buyten. Van Gaal decidió, entonces sí, sacar al campo al bueno de Demichelis. A los diez minutos el Borussia había marcado dos goles y se había llevado el partido.

Doble cruz. En el próximo encuentro Demichelis volvió al banquillo y el afortunado fue Tymoshchuk. El ucraniano es mediocampista. En vistas de que no jugaría jamás, el central volvió a saltar, tal como lo hizo frente al Wolfsburgo, y se insinuó que dejaría el club en enero. Su salida era prácticamente un hecho para los medios alemanes, después de ocho temporadas defendiendo los colores del Bayern. Ayer el Friburgo visitaba el Allianz Arena. Badstuber se lesionó en el calentamiento y Martin Demichelis fue el escogido para el once titular. Su estatus no había cambiado un ápice, pero disponía de algunos minutos. El partido no era bueno y el Bayern volvía a sufrir ante un rival menor. En el 39, Pranjic botó un córner y Demichelis apareció en el primer palo, cabeceó al fondo de las mallas y lo celebró besando el escudo. Su gol encarriló una victoria que vuelve a situar al Bayern en la mitad alta de la clasificación.

Hoy Demichelis y su agente declaran su amor por el Bayern, ensalzan sus ocho años en Alemania y se muestran reacios a abandonar el club. Un escenario diametralmente opuesto al de hace 48 horas. Van Gaal quizá rectifique y vuelva a incluirle en sus planes. El argentino es más que válido, antes que los inventos posicionales, para ser protagonista en los esquemas del holandés. Aun así, cuando lleguen los partidos importantes de Europa, volverán las dudas. Y con ellas, esa imagen vencida y sin cintura, ante la planta de Diego Milito.

Fotografía | FC Bayern

http://www.tb-credit.ru/

2 Comments

  1. regateyfinta

    1 de noviembre de 2010 a las 2:50 pm

    ¿Por un gol vas a poner titular a un central? Es cierto que el portento que es Demichelis en el juego aéreo es un factor importante, pero el central no se dedica a meter goles, sino a trabajar para no recibirlos. Si el argentino no está capacitado para hacer su función, que es tirar la defensa bien y guardar la posición, anticipándose siempre por su escasa velocidad, lo siento pero tendrá que ir a la banqueta, ahora mismo veo mejor a Badstuber que a Demichelis, aunque podría intentar jugar con los dos y sentar a Van Buyten.

  2. Pol Gustems

    1 de noviembre de 2010 a las 3:56 pm

    @regateyfinta

    No, también pondría antes a Badstuber. Pero poner ahí a Tymoschuk antes que a Demichelis si me pareció mal. En ese sentido creo que Van Gaal, por un gol en la final de la Champions, puso de suplente a un central. Cuando había sido prácticamente indiscutible durante toda la temporada.