Messi no se agota

El Barça sumó una importante victoria en Zaragoza (0-2) y Messi volvió a protagonizar una exhibición de definiciones. Ante un partido extraño, donde los azulgranas no consiguieron controlar por completo a un colista tocado en su orgullo, el argentino volvió a tirar del carro y marcó los dos goles de su equipo. El Zaragoza continua en último lugar y José Aurelio Gay en la cuerda floja, aunque su equipo haya hecho un partido muy digno.

La propuesta del Zaragoza, agazapado atrás con tres centrales, significó que el Barça necesitaba menos elaboración para llegar arriba. A diferencia de Kazán, esta vez no superpobló la zona de creación, Iniesta cayó a la izquierda, Pedro a la derecha y Villa se situó en punta, cobijado por Messi en el enganche. Quizá para fomentar la continuidad del argentino en el juego, Guardiola le ubicó en una posición más retrasada. No era un escenario nuevo para él, pero acostumbrado a tener a Xavi e Iniesta por detrás, asociándose con Keita y Busquets la circulación del balón vio mermada su velocidad.

El encierro local empezó a tener sentido a partir del minuto 20. Superadas las dudas del inicio, la defensa  maña no pasaba apuros en los ataques estáticos, aunque sí demostraba el porqué de su vulnerabilidad, sufriendo excesivamente al más pequeño desajuste. Además, poco a poco los locales se fueron estirando, espoleados por una ocasión de Braulio, que tras ganar la espalda a los centrales tiró mordido, en el enésimo uno a uno ganado por Valdés.

El Barça, que no tenía controlado el partido, respiraba en los contragolpes. Primero probó Villa, después Pedro, pero tuvo que ser Messi, el único con ángel, quién inaugurara el marcador. Los azulgrana cogieron al Zaragoza desprevenido, Villa conectó una gran asistencia y el diez –al límite del fuera de juego- se plantó ante Doblas y definió tranquilo, por bajo, determinante una vez más.

En la reanudación, mientras el Barça intentaba volver a recuperar sensaciones con el balón, Ponzio hizo un flaco favor a su equipo y golpeó a Dani Alves en la cabeza. Autoexpulsión. Con uno menos, el guión del partido no cambió demasiado. El dominio barcelonista se acentuó, pero los azulgranas seguían incómodos y no lograban controlar las acometidas de su rival. Busquets, siempre excelso, no tuvo su mejor día. Alves, ni lateral ni extremo, se perdía en el interior. Iniesta apenas intervenía y fue sustituido por Thiago. Tuvo que ser de nuevo Messi quién pasara al siguiente nivel. Espectador de una jugada en la que sus compañeros se entretenían entre semifallos y tiros al muñeco, el balón acabó cayendo a pies del argentino, que fusiló con la izquierda y sentenció el partido. 0 a 2. En botas de Messi, marcar un gol parece fácil.

En el tramo final aún hubo tiempo para que Villa estrellara un balón en el poste. El asturiano, pese a su falta de acierto ante puerta, fue protagonista en el primer tanto y peleó hasta el final para lograr su gol. No lo consiguió, pero de momento, todas las debilidades del equipo las suplen los goles de Messi.

12 Comments

  1. sogorb

    23 de octubre de 2010 a las 9:33 pm

    Lo de Messi es inhumano, más que parece fácil marcar de sus botas, parece sus botas sean un contrato vinculante entre la portería y sus pies para con el balón

    saludos

  2. changuin

    24 de octubre de 2010 a las 12:54 am

    Messi está contestando en este inicio de temporada a los interrogantes que sus criticos hacen a futuro. Que será de él cuando pierda velocidad y no pueda desequilibrar en el uno a uno. Cuando pase eso Messi será lo que estamos viendo. Un jugador que marca la diferencia. A pesar que en estos 11 partidos que lleva practicamente ha jugado sin intentar la jugada individual, a media maquina lleva más goles que partidos jugados. Una bestia.

  3. efejota

    24 de octubre de 2010 a las 1:45 am

    Messi lleva ya 6 meses sin ser el mejor del mundo y esta jornada está 2 goles más lejos del mejor

    http://futbolisticametrica.blogspot.com/2010/05/messi-no-es-elmejor-sin-discusion.html

  4. Rober

    24 de octubre de 2010 a las 2:53 am

    #efejota

    Cuando veas la lista del balon de oro te vas a llevar una pequeña decepcion. Ser el mejor implica tambien levantar trofeos.

  5. pol

    24 de octubre de 2010 a las 6:45 am

    efejota: ¿Por qué Messi está dos goles más lejos del mejor jugador del mundo? Suponiendo que te refieras a CR, este lleva 11 goles en la temporada y Messi 12. Además Messi es el mejor jugador del mundo porque lleva años demostrandolo, CR igual que ha tenido momentos muy buenos, ha tenido momentos en el que su individualismo desesperaban a cualquiera.

  6. Kiki

    24 de octubre de 2010 a las 1:19 pm

    Que hay gente que todavía cree que Messi no es el mejor del mundo es muy difícil de explicar… Messi ya compite con Pelé, Maradona, Cruyff… no con Cristiano que es un buen jugador.

  7. Matraco

    24 de octubre de 2010 a las 1:24 pm

    Y alves también es uno de los mejores actores del mundo, es el jugador más antideportivo de la Liga.

  8. Kiki

    24 de octubre de 2010 a las 1:30 pm

    #7 Yo votaría por Ramos o quizá Palop… Pero Ramos probablemente gana, sus faltas sucias sin ninguna intención de tocar balon y luego muy sorprendido que el árbitro pita falta, no tiene precio…

  9. Pol Gustems

    24 de octubre de 2010 a las 2:50 pm

    @matraco

    Ok con tu percepción de Alves, pero ayer, aunque finja el brasileño más dolor del recibido, Ponzio se autoexpulsa.

  10. matraco

    25 de octubre de 2010 a las 12:21 am

    Que si que lo de Ponzio es expulsion, pero la jugada viene precedida de un codazo en la banda de Alves a Ponzio, pero este a diferencia del brasileño no simula.

  11. Piliniak

    25 de octubre de 2010 a las 10:07 am

    Nunca entenderé las excusitas del árbitro cuando el Barcelona iba ya ganando 1 a 0. Debe ser quer el Zaragoza estaría en puestos Champions si no fuese por los árbitros.

    @efejota:
    Respecto a Messi y CR, os recuerdo que CR también iba como un tiro el año que perdió la final de Champions frente al Barça.
    La calidad no se mide por los goles que llevas en octubre, se mide al final que es cuando levantas los títulos y eso dice muy poco de ti y de tu blog. Sinceramente.

    Os aconsejo a todos que leais su blog. No tiene desperdicio.
    Esta es una de sus joyas:
    «Si en el tramo final de liga y Champions se demuestra calidad y decisión, si en el verano con la selección se aparece como protagonista y si en el inicio de la temporada siguiente se muestran buenos número, incluso aunque se haya cambiado de club, no hay duda, ese jugador demuestra la calidad precisa para ser considerado candidato. » Y al final del post el chaval dice que CR es el jugador que merece el balón de oro.
    Tócate los huevos, manolo.

    Y por cierto ¿porqué seguís obsesionados con esa chorrada de trofeo? El fútbol es un deporte DE EQUIPO, tios, DE EQUIPO. A ver cuando os enterais.

  12. Cristian

    25 de octubre de 2010 a las 12:50 pm

    @efejota, bonita forma de marear cifras de forma absurda. El fútbol no es solo cifras, y tu forma de rebatir axiomas, no es precisamente objetiva. Si quieres hacer medias correctas y no alterar números (tan rápido sumas o restas los resultados de Copa según te interese en tus comparativas Messi-CR7), lo fácil es crear una media aritmética de relación Partidos jugados-goles: Contando los partidos de Liga y Champions de Messi y CR7 tenemos que la media goleadora de CR7 es de 0,94 goles por partido, y la de Leo es de 0,92, reducir tan levemente la media habiendo disputado 11 partidos de más, ya demuestra unos números escalofriantes (recordemos que CR7 ha disputado un 20% menos de partidos). ¿Qué demuestran estas cifras?? Que ambos jugadores son garantía inequívoca de gol. ¿Algo más? Rotundamente no.
    Y en Portugal aún están esperando noticias de CR7, así que tu otro axioma comparativo entre ambos es sencillamente artificioso, por no decir falseado. Con sus combinados ninguno ha dado un buen rendimiento hasta la fecha.