Trezeguet y Cavenaghi, a pares

Si por algo suspiran la mayor parte de los clubes que pueblan la Primera División es por un matador. Fuera de los grandes, no son demasiados los equipos que por suerte, buen ojo o mejor inversión poseen a ese ansiado delantero que, más allá de su juego, garantiza los goles que permiten acercarse a los objetivos marcados. Buenos ejemplos tenemos en Coruña, Santander o Pamplona, con equipos que han desarrollado o desarrollan con solvencia una buena idea de juego, pero que partido tras partido sufren, padecen o directamente se estrellan por la ausencia de gol. Ayer, por ejemplo, conocíamos la escalofriante estadística de que ningún futbolista de la primera plantilla del Deportivo ha firmado, nunca, más de diez goles en una temporada de Primera División.

Por todo esto, resulta llamativa una jornada que nos ha traído dos dobletes de delanteros centros que prometen convertirse en un seguro para los equipos cuya formación cierran. El más conocido, sin duda, es David Trezeguet, una vieja gloria que acaba de llegar a Alicante, de donde es originaria su mujer, en busca de un clima mejor –qué frío junto a los Alpes, según confesión propia-, de una liga diferente, y de un equipo de nivel medio donde apurar los últimos años de su carrera. Podría parecer que el bueno de David ha buscado un retiro dorado donde cubrirse el riñón, pero parece que, al menos de momento, el goleador impenitente de la Juve y héroe de Francia en 2000 se ha implicado en el proyecto del Hércules; ojo, porque a buen nivel es uno de los últimos grandes rematadores puros que quedan en un fútbol mundial que poco a poco los arrincona. El domingo fue un dolor de cabeza para la defensa del Sevilla, y aparte de su magnífico gol llegando al espacio vacío, dejó un puñado de desmarques y apariciones en las que se mostró tan amenazador como ha resultado durante toda su carrera.

Menos conocido para el gran público es Fernando Cavenaghi, que se destapó anoche con otro doblete. El Torito ha llegado cedido a Mallorca procedente de un Girondins donde dejó cierta huella, resultando incluso máximo goleador en 2009. Un goleador solvente, con olfato para seguir la jugada y que, cualidad importante, necesita muy poco tiempo para armar la pierna y chutar con peligro. Salido de un River donde se le comparaba con Batistuta –palabras mayores, por otro lado- con rumbo a una Rusia donde no acabó de adaptarse, Cavenaghi puede aliviar a Chori Castro de responsabilidad en el Mallorca, a la vez que ofrecerle una gran salida para sus penetraciones por la izquierda. El domingo nos dejó un chicharro marca de la casa, de los que repetirá casi con total seguridad muy pronto, y otro de cazagoles para afianzar resultado y engordar estadística.

Dos equipos, dos killers, dos goles. Y seguramente, lo mejor está por llegar.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

9 Comments

  1. primogose

    28 de septiembre de 2010 a las 1:45 pm

    Estoy de acuerdo en que en el fútbol de nuestros días la figura del killer de área, tipo Hugo Sánchez, está en extinción, sobre todo en los equipos grandes. En la actualidad no te puedes permitir tener un tío a lo Huntelaar, cuya única misión sea merodear por el área sin hacer nada hasta que los defensas se olvidan de él; cómo mínimo debe implicarse en la presión y ofrecer una salida al equipo cuándo está encerrado cayendo a banda u ofreciendose en la medular para controlar balones. Yo la verdad es que no hecho de menos este tipo de jugadores que solo viven de su remate, y poco más espectaculo pueden ofrecer en un partido.

  2. Gontxo

    28 de septiembre de 2010 a las 2:36 pm

    Cavenaghi llego a Mallorca con unas referencias increibles, unas cifras goleadoras enormes e incluso 4 internacionalidades con Argentina, pero hasta ahora en las primeras 4 jornadas apenas habia mostrado nada, en parte por la falta de ataque del MAllorca, pero no se le habia visto bien enchufado. Sin embargo el pasado domingo por fin desperto. El primer gol tiene muchisimo merito y el segundo de cazagoles bien colocado. A ver si con esto coge confianza y se convierte en el 9 que esperamos.

  3. nigelman

    28 de septiembre de 2010 a las 3:01 pm

    A ver si Cavenaghi consigue demostrar lo que apuntaba en sus tiempos en River, cuando formaba tridente de ataque junto con “el cabezón” D’Alessandro y el “Chori” Domínguez. Gran dupla formaba con D’Alessandro, otro incomprendido del fútbol argentino.

  4. xtaoth

    28 de septiembre de 2010 a las 3:19 pm

    El hándicap que tiene Cavenaghi es que es un delantero totalmente diferente de lo que acostumbra la afición mallorquina. Después de varios años con un delantero que podía luchar contra todo el mundo, que bajaba los balones y parecía omnipresente cuando un balón cruzaba la medular por arriba (tanto Güiza como Aduriz eran así, al menos en el Mallorca), llega Cavenaghi, que es, ‘simplemente’, un ‘matador’, algo tan difícil y complicado como lo anterior.

    Un amigo mio me dijo que no le gustaba porque apenas lo veía durante el partido, cuando en realidad el problema de que no se le vea es porque De Guzmán no es Borja Valero ni Ibagaza. Dale un jugador que le surta balones cerca del área y triunfará seguro… Sólo espero que la afición no le compare con quien no debe…

  5. Davor

    28 de septiembre de 2010 a las 3:55 pm

    xtaoth, que salga el entrenador 15 minutitos al final del partido, y veras como le pone alguna buena…

  6. Gontxo

    28 de septiembre de 2010 a las 4:32 pm

    @Xtaoth

    Aparte de que la idea de Davor es cojonuda, jeje. Yo creo que todos empezamos a verlo muy claro. Cavenaghi es un 9 de area, cosa que los ultimos delanteros que teniamos, lo eran, pero disponian de muchas mas caracteristicas (Lo que trabajaba Aduriz, Guiza como se abria a banda o tiraba desmarques, juego aereo del vasco…). Encima, pues no tenemos ni Borjas, Ibagazas o Jurados (y eso que a mi De Guzman me parece de lo mejor hasta ahora, aunque es cierto que no tiene esa facilidad para sacar la bola…) pero bueno, si se encuentra las castañas de otra manera y acaba la liga con 12-14 goles nadie le reprochara nada. Menos de 10 seria otro Maxi Lopez…

    De todas maneras, yo tengo la esperanzas de que sabremos ir adaptandonos. Creo que Laudrup tras los dos experimentos fuera, debe ir viendo que deberia probar dos puntas fuera de casa. Yo apostaria por Webo, que se mate a trabajar y que pueda bajarle balones de cabeza a Cavenaghi. Lo del doble pivote de Guzman de media punta fracaso en Gijon, y lo de las tres mediapuntas de San Mames, tambien… A ver… aunque las proximas semanas son Camp Nou y MEstalla, algo casi imposible para el Mallorca.

  7. Luis76

    30 de septiembre de 2010 a las 5:47 am

    @primogose, el futbol hasta donde tengo entendido se gana con goles no con presionar mas al rival, hacer mas toques que el otro rival, o que tus delanteros taponeen a los defensas, la esencia de esto es el GOL y nada mas, gritas un gol igual asi lo marque con la cara, que se lleve a 3 o que meta un trallazo desde 30 metros al angulo.

    Y que mas espectaculo puede ofrecer un delantero que meter goles y hacer gritar a toda una aficion, por eso mi gran aprecio a estos delanteros en extincion, a Trezegol, Cavenaghi y al gran SuperPipo si delanteros que solo saben hacer gol poca cosa no.

  8. Pingback: El Hércules priva al Villareal del liderato » Diarios de Futbol

  9. Pingback: El Madrid de Mou también sabe remontar » Diarios de Futbol