Descapitalización del Sevilla

Tras la enorme mediocridad que transmitió el Sevilla el pasado miércoles, un experimento que puede dar juego es una comparación de las alineación que sacó Antonio Álvarez en dicho partido con la que Juande Ramos había puesto en liza hace justamente cinco años, en un encuentro que enfrentó al conjunto hispalense con el Celta y Balaídos que es una buena muestra de lo que pronto se convertiría en un equipo glorioso. Al final de la entrada pueden encontrarse ambas alineaciones.

Lo primero que llama la atención es la renovación extrema del equipo. En un periodo de un lustro, un tiempo no demasiado largo para un club que ha vivido un ciclo triunfador, sólo sobreviven como titulares Palop y Navas, con Drago, Renato, Kanouté y Luis Fabiano en plantilla. A la inversa, de los que jugaron esta semana, y aparte de los dos mencionados, sólo Julien Escudé conoció aquellla escuadra de 2005. Ha habido bastantes cambios, pues.

Es cuando uno entra a analizar dichos cambios cuando percibe que algo ha cambiado, y no para bien, en la estructura del equipo. Por supuesto, la baja más llamativa es la de Daniel Alves, un superjugador que supuso un negocio redondo, y que se encuentra sin dificultades en la lista de los mejores futbolistas del mundo. Su sustituto, Konko, no ha demostrado mucho en los dos años y poco que lleva en el club, y apenas ha disputado la mitad de los partidos. No puede pedirse traer cada año por menos de un millón de euros a un crack mundial, pero debe reconocerse que hace tiempo que no llega a Nervión un futbolista de calidad comparable a Kanoute o Luis Fabiano –el primero quizá haya jugado ya sus mejores partidos como sevillista, mientras que el segundo hace tiempo que tiene la mente en otro lado-, y ni siquiera de la importancia de Renato o Adriano Correia. Del once de la semana pasada, raramente imaginaríamos a un jugador de los “nuevos” en un equipo de máximo nivel, quizá con la honrosa excepción de Perotti. Parecía más Negredo hasta el año pasado, Zokora es un mediocentro solvente, y poco más.

Otra categoría que parece haber desaparecido de una alineación a otra es la del jugador de vuelta o veterano de gran rendimiento. En esta categoría deberíamos englobar a Javi Navarro, que se convirtió en símbolo del Sevilla tras llegar del Valencia; a Enzo Maresca, del que todos recordaremos su espectacular prestación en la final de Eindhoven, y que llegaba rebotado de la Juve; o a Pep Martí, mediocentro de notable rendimiento que apuró hasta los 33 años como eje en el centro del campo. Ese tipo de futbolista parece haber desaparecido de la alineación “moderna”, en la que sólo encontrarnos gérmenes del concepto, como Alexis o Fernando Navarro.

Finalmente, para no extendernos demasiado, señalar algo sobre el recorrido potencial de los futbolistas de cada equipo. En la de 2005, al menos a siete futbolistas de la alineación titular se le podría profetizar una gran carrera de varios años, sin miedo a equivocarse demasiado; y así ha sido, todos ellos en el Sevilla excepto Dani Alves, y ahora Adriano en el Barça. ¿A cuántos de la alineación actual le auguraríamos, realismo en mano, un futuro tan prometedor? Creemos que a bastantes menos, y las razones de esta respuesta son las que están llevando a mucha gente a preguntarse qué ha cambiado estos años en la antaño modélica secretaría técnica del Sevilla, en la que Monchi ha pasado de milagrero a discutido. El cambio ha sido notable.

Sevilla (septiembre 2005): Palop; Alves, Javi Navarro, Dragutinovic, David; Jesús Navas, Maresca, Martí, Renato (Kanoute, m. 46); Adriano (Saviola, m. 46) y Luis Fabiano (Kepa, m. 64).

Sevilla (septiembre 2010): Palop; Konko, Alexis, Escudé, Fernando Navarro; Alfaro (Acosta, m.80), Zokora, Guarente, Navas, Perotti; Cigarini (José Carlos, m.69) y Negredo (Luis Fabiano)

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

15 Comments

  1. Kirkis

    26 de septiembre de 2010 a las 9:20 pm

    A mi Zokora me parece un futbolista fenomenal pero está claro que el Sevilla ha llegado a su fin de ciclo particular. Kanoute ya no está para mucho y Luis Fabiano ha perdido toda la chispa que tenía en sus botas, quizás por haberse marchitado en Sevilla cuando en su mente han sonado clubs como Milan, Inter o Real Madrid.

    En mi opinión, Navas debería largarse para seguir creciendo porque no veo al Sevilla haciendo grandes cosas este año. Y ya vi como un gran error cargarse a Manolo Jimenez solo porque a la parroquia sevillista no le cayerá bien. Antonio Alvarez no tiene el nivel del anterior técnico y lo demuestra partido tras partido.

  2. martin(foro)

    26 de septiembre de 2010 a las 10:02 pm

    Que increíblemente lejana parece la copa que logramos el año pasado…y que milagroso que la consiguieramos.

    Esta claro que no tenemos los jugadores de antes, pero más que problema de jugadores, parece que lo tenemos de mentalidad, de espíritu, de alegría. El equipo desprende una sensación de cierre de ciclo, de fin de fiesta, de cansancio…de tristeza.

    En fin, a ver si viene Manzano (que igual llega con unos meses de retraso), y mejora el ambiente, quiero ser optimista, y creo que la plantilla da para mucho más de lo que esta dando.

  3. NIPO

    27 de septiembre de 2010 a las 12:49 am

    Aunque mucho se hable de los entrenadores, yo también pienso que los jugadores del Sevilla han perdido nivel en estos ultimos años. La plantilla de estos años baja, solo Navas tiene un nivel más alto que hace 5 años

  4. Kirkis

    27 de septiembre de 2010 a las 12:52 am

    Lo que os aconsejo a los aficionados del Sevilla que no podéis hacer es no tener paciencia con Manzano. Si esta temporada no ganáis nada, ya ganareis la siguiente. Que necesitais una inyección de alegría como bien dicen arriba.

  5. primogose

    27 de septiembre de 2010 a las 12:59 am

    Yo creo que se avecinan tiempos duros para los sevillistas, la afición está acostumbrada a estar en lo más alto, pero lo años no pasan en balde para la delantera, que, en mi opinión, siempre fue la clave del Sevilla. Y a Navas alguien tendría que decirle que la pierna izquierda no la tiene solo para no caerse; yo no he visto ninguna mejoría en su juego como dice NIPO, pero bueno, solo es mi opinión.

  6. anita

    27 de septiembre de 2010 a las 9:28 am

    Si no confías en un entrenador, aunque a final de año te gane la cope del rey, ¿debes renovarle y seguir con él al año siguiente?????

  7. Sergio

    27 de septiembre de 2010 a las 10:53 am

    Desde que se fue Juande Ramos el Sevilla (por mucho que lo quieran negar los “anti-Juande”) se ha mediocrizado bastante. Es curiosos lo de Monchi, que le das cuatro duros y te hace un equipazo, pero en cuanto tiene dinero se le va la cabeza y ficha lo que ficha.

  8. JoseFco

    27 de septiembre de 2010 a las 11:49 am

    Ahí hay problemas de fondo mucho más atronantes de lo que parece. Para emepzar, Monchi. El bueno de Monchi no es ni la mitad de bueno de lo que la gente cree. Desde que de la secretaría técnica se fue Antonio Fernández (creo que se llamaba así) y llegó Victor Orta, todos los fichajes han sido extraños, caros e inoperantes. La lista incluye gente como Mosquera, Acosta, Romaric, Duscher, Konko, Boulahrouz, De Mul, Koné… todos pagados a precio de oro, y todos de un rendimiento desolador. Este año han traído medianías (Dabo, Cigarini, Guarente, Alexis… sólo se salva Cáceres, de momento). Y de lo poco potable de los últimos años, Zokora es un futbolista más mediocre de lo que parece, Negredo va a trancas y barrancas, Squilaci ha dado menos rendimiento del esperado… Por no hablar de los entrenadores, o de casos tan flagrantes como la forma estúpida en que han dejado escapar a Borja Valero. Vamos, que la dirección deportiva de Monchi vive de aquello de “cría fama y échate a dormir”. Y bien que se han dormido.

  9. Cristian

    27 de septiembre de 2010 a las 12:49 pm

    Realmente sorprenden los porcentajes de acierto desmesurado de los primeros años de Monchi, y los porcentajes tan negativos de los últimos años. ¿Realmente es tan complicado intentar mantener el nivel de la plantilla con las ventas que suele hacer el Sevilla? Recordemos que siempre venden por el doble del precio por el que compraron. ¿Cómo no apuestan un poco más por el mercado nacional mismo? Hay muchos jugadores en nuestra liga que ya han sido fogueados y bastante contrastados ccmo para aspirar a ficharlos equipos más importantes, sin embargo el Sevilla parece eludir el mercado español, del que por ejemplo equipos como Atlético, Getafe o Valencia, suelen sacar siempre bastante en neto. ¿Y qué pasó con los ojeadores que el Sevilla parecía tener en Brasil?? Renato, Baptista, Alves, Adriano…. y desde entonces… sólo Luís Fabiano??.
    Equipos como Sporting, Getafe, Mallorca, Español, Racing, y cualquier equipo de zona media-baja de la tabla, tienen jugadores interesantes en distintas líneas, y sus urgencias económicas suelen favorecer la salida de sus jugadores más importantes, muchas veces a precios bastante moderados, cómo es que sólo Atlético y Valencia suelen aprovecharse de eso?
    ¿Y con la cantidad de equipos medios europeos que venden jugadores interesantes a precios módicos, cómo es que el Sevilla ya no es capaz de acertar con sus fichajes?? (Entiéndase “acertar” por saber fichar jugadores de buena relación calidad-precio).

  10. nigelman

    27 de septiembre de 2010 a las 12:57 pm

    Ni con 12 se acercan a la de 2005 (creo que has puesto uno de más :) ). Este Sevilla es una sombra de lo que fue. ¿Fin de ciclo?

  11. JoseFco

    27 de septiembre de 2010 a las 1:26 pm

    #9 Muy sencillo: porque lo que mola es traerse un desconocido de una liga extranjera, pegar el pelotazo, y que todo el mundo de alabe. Fichar buenos jugadores españoles es demasiado fácil, nadie te alaba por eso.

  12. BaróndelaBirra

    27 de septiembre de 2010 a las 2:50 pm

    Y como Navas no empiece a evolucionar en su juego, se va a quedar en otro extremo gaseoso como Joaquín, y si no al tiempo.

  13. Rober

    27 de septiembre de 2010 a las 6:45 pm

    Yo lo único que noto es que ha subido la exigencia entorno al equipo, porque si repasamos la clasificación liguera del Sevilla en los últimos cinco años:

    -2005/06: 5º 68 puntos + 1 UEFA
    -2006/07: 3º 71 puntos + 1 UEFA + 1 Copa
    -2007/08: 5º 64 puntos
    -2008/09: 3º 70 puntos
    -2009/10: 4º 63 puntos + 1 Copa

    pues que quereis que os diga, observo una regularidad tremenda. Parece que el Sevilla tenga la obligación de pelear por el título cuando en realidad su meta es acabar entre los cuatro primeros, cosa que ha logrado las dos últimas temporadas ya sin Dani Alves por ejemplo (y en la última temporada del brasileño sólo fue 5). Lo de entrar a valorar la calidad de la plantilla es muy subjetivo. A mí, por ejemplo, Perotti me encanta y con el tiempo va a dar un rendimiento superior al de Adriano y Capel en la banda izquierda. Donde unos dicen que ven a Navas estancado, también se podría objetar que es más maduro y constante que el de hace cinco años. Y así podriamos seguir.

  14. Pingback: Sevilla, una última bala en la recámara » Diarios de Futbol

  15. Pingback: Sevilla, una última bala en la recámara

Déjanos un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>