Messi, por detrás del gol

DibujoConforme se acercaba la cita mundialista, las expectativas en torno a la selección albiceleste aumentaron sin una razón lógica. Algo etéreo insinuaba que pese a una fase de clasificación mediocre, se plantarían en Sudáfrica como una de las principales aspirantes, sino la que más. Tres partidos después, vapuleados los rivales del Grupo B, se ha confirmado absolutamente esa sensación. Las divergencias de la lista definitiva suenan ahora a debate terciario, la alineación apenas se discute y presencias criticables como la de Heinze o Palermo se diluyen a base de goles. Argentina desprende unidad, se ha volcado en una misma dirección. Y en ello, que Maradona haya dado con la tecla del esquema eficaz tiene mucha culpa. El ‘Diez’ ha fabricado un sistema dónde Messi ha adquirido un rol que prácticamente desconocía, dónde resulta fundamental en la totalidad del juego argentino. Una posición que se asemeja a la que solía rondar el ahora seleccionador.

Ni en la banda ni en punta, ni en una segunda punta. Según las condiciones del partido, ahí corría el riesgo de pasar inadvertido, cómo le ocurre a Di Maria, cómo le ocurre al delantero centro, sólo presente en la definición. Messi necesitaba más, abarcar un amplio espacio por el que moverse con libertad. El éxito de Maradona es que ha sabido congeniar esa necesidad de insubordinación con la debilidad creativa de su centro del campo. Tiene a dos hombres, uno Mascherano, el otro parece que Verón, insuficientes para desempeñar esa labor. En vez de apostar por Bolatti o Pastore, que también serían soluciones atractivas, se le ha dado a Messi el trabajo de iniciación. Todo empieza en él, y lo que no, acaba pasando por sus botas en algún momento de la jugada. Ya no está aislado, participa activamente. Y además, dadas sus excelentes cualidades, es capaz de formar parte del inicio y llegar después a la finalización.

En esta primera fase Messi no ha conseguido ningún gol, pero ha estado muy cerca de él en sus tres participaciones. Primero Enyeama, más tarde la madera, han privado al genio de Rosario celebrar su segundo tanto en una Copa del Mundo. Pero por otro lado, anda detrás de prácticamente la totalidad de goles de su combinado. Sacando des de la esquina, asistiendo al poste para que remache Higuaín, en las demás jugadas hilvanadas… En ese aspecto ha encontrado un gran aliado en Tévez, que acostumbrado al islote en Manchester, también baja al centro del campo para ayudar en la creación y asociarse con el azulgrana. Aún sin gol, el rendimiento de Messi en este Mundial está siendo soberbio, trascendental en la buena marcha de Argentina. Qué lejos quedan las críticas, la dualidad del Messi de Argentina y el Messi de Barcelona. Hay sólo uno, y contra Grecia llevó el brazalete. El detalle amarillo que distingue, por si alguien aún no era capaz de verlo, que está por encima del resto.

foto: fifa.com

9 Comments

  1. Panorama Fútbol

    23 de junio de 2010 a las 7:46 pm

    Ha jugado en banda, también en la mediapunta y hasta aceptó ser delantero. Cambia de posiciones, pero su juego no cambia en absoluto. Marca diferencias en una baldosa y su cambio de ritmo es inconfundible. Precisamente su virtud es que puede jugar en cualquier posición atacante y a un nivel similar. Eso hace que sea imprevisible (más de lo que ya es).

    Un saludo desde Panorama Fútbol

  2. remate

    23 de junio de 2010 a las 8:23 pm

    Es su evolución natural. Guardiola ya lo apuntó en el Barça y Maradona ha demostrado un rasgo notable de intuición al verlo y propiciarlo.

  3. pol

    23 de junio de 2010 a las 11:09 pm

    Muy buen post. Creo que Messi ha sido hasta ahora el mejor jugador del mundial.
    Nada mas una cosa, no estoy muy seguro de que Argentina se considerara favorita antes de iniciar el mundial, ni siquiera después del partido contra Nigeria, creo que era considerada la que más papeletas tenia de hacer el ridiculo, junto con Francia. Ha sido después de los tres partidos cuando se le ha empezado a ver favorita.

  4. juni

    24 de junio de 2010 a las 12:11 am

    @Pol

    No estoy de acuerdo, el partido a Nigeria no fue un bran partido de Argentina, pero tuvo varias ocasiones claras que desbarató un portero nigeriano de buenísimos reflejos, y ya se empezaba a intuir ese todos a unay ese juego asociativo que sin brilllar, es mortal en los últimos metros. Nada que ver con el partido plumbio de Francia, el espesor inglés, o la intrascendencia azzurra. No sé si en tu caso, pero desde mi punto de vista, desde el primer partido han empezado a presentar candidatura. Esto no sería significativo (en el 2006 estaban imparables también) a no ser porque el que está en el banquillo es Maradona, alguien con ‘libre albedrío’ en la historia futbolística.

    Destacar la baza de Pastore para desastascar partidos difíciles. Ayer estuvo soberbio, dándole un plus velocidad y verticalidad a una albicelesta un poco densa ante el muro griego.

    Me alegra que Messi esté callando bocas y desplegando su fútbol, lo ha pasado verdaderamente mal con el tema de su rendimiento.

  5. Milanista

    24 de junio de 2010 a las 12:49 am

    Sin embargo, creo que ayer hubo un plus. Darle la jineta de capitán engrandece bastante el ego. Más de algún argentino y el señor que escribió este post, vio el reflejo de maradona en la cancha: un chico, zurdo talentoso, con la 10 en la espalda y con la jineta.

  6. pol

    24 de junio de 2010 a las 1:01 am

    Juni: Estoy totalmente de acuerdo en que en el partido contra Nigeria ya se vio a una buena Argentina, y para mi desde ese primer partido Argentina se convirtio en candidata al titulo. Sin embargo leyendo comentarios en blogs de futbol, o la opinión de periodistas deportivos se veia que en general todavia después de ese primer partido existian muchas dudas con respecto a Argentina, dudas

  7. pol

    24 de junio de 2010 a las 1:03 am

    Iba a poner que dudas que disolvio completamente en los dos partidos posterirores.

  8. Marty

    4 de mayo de 2011 a las 6:25 pm

    Hey, that post leaves me feeling fooslih. Kudos to you!

  9. tyhrkrwgj

    5 de mayo de 2011 a las 4:47 am

    RX0C6d zpbqooctpbdu