Historietas de los Mundiales: el fallo de Cardeñosa

Ha quedado un poco como ejemplo de la eterna desventura de la selección española en los Mundiales. La Roja había empezado su andadura en Argentina ‘78 perdiendo (como casi siempre) ante Austria, y necesitaba ganar a Brasil para no depender de sí misma en el partido definitivo. Con cero a cero en el marcador, un rechace deja el balón a los pies de Julio Cardeñosa, que se ve en la misma línea del área pequeña, con el balón controlado y sólo el defensa Amaral entre él y la portería, vendido bajo el larguero. Considerando la gran calidad del zurdo pucelano, hemos de pensar que fueron los nervios, la responsabilidad o, sencillamente, el mal fario los culpables de que el golpeo resultase infecto, y el balón se estrellase en el zaguero antes de salir despedido. Un terrible error puntual que marcó para siempre el nombre de un gran futbolista –leyenda donde las haya del Real Betis- y que selló el destino de un combinado al que no sirvió de nada la victoria postrera frente a Suecia. Una pena, porque pocas veces fue Brasil tan vulnerable. http://www.tb-credit.ru/contact.html

13 Comments

  1. Antonio

    27 de mayo de 2010 a las 8:48 am

    Tendría que haberla reventado tal y como le llegó, ahí ni Amaral ni leches 😀

  2. Benja

    27 de mayo de 2010 a las 9:07 am

    Querrás decir para depender de sí misma….

  3. cityground

    27 de mayo de 2010 a las 9:41 am

    Una de las cagadas míticas de España en los Mundiales, con el de Salinas ante Italia una de los mas recordadas, lo tenía todo a favor Cardeñosa, en ese Mundial España tuvo mucho apoyo del publico argentino pero ni por esas. El grupo tampoco era tan fácil como los de ahora, Austria tenía una gran selección, Suecia tampoco era mala y Brasil al final creo que fue 3ª o 4ª.

  4. Elwood

    27 de mayo de 2010 a las 11:07 am

    @Citygroun
    Brasil fue tercera porque en la última jornada de la segunda fase los argentinos ‘compraron’ al portero de Perú, Quiroga que encajó tantos goles en un sólo partido, seis, como en todos los anteriores. Así Argentina se metió en la final y Brasil tuvo que jugar la tercera y cuarta plaza contra Italia.

    @Ramón
    ¿Brasil muy vulnerable? Quizá en un partido concreto sí, pero aquella selección tenía a Zico, a Dirceu, Batista, Toninho Cerezo, Roberto Dinamita, Amaral… Yo pienso que tenía un equipazo aunque nosotros nos quedemos con la jugada de Cardeñosa. Fue el único equipo invicto del campeonato y por una diferencia de goles amañada se quedó fuera de la final en favor de la Argentina de Videla y Massera. Bueno y de Kempes y Menotti.

  5. Banyú

    27 de mayo de 2010 a las 12:30 pm

    Pá quitarle el pasaporte.

  6. jim-box

    27 de mayo de 2010 a las 12:30 pm

    Proximamente:
    LA REDENCION DE CARDEÑOSA

  7. NIPO

    27 de mayo de 2010 a las 2:04 pm

    Del Betis tenías que ser!!!

  8. Ramón Flores

    28 de mayo de 2010 a las 1:10 am

    @Elwood, una buena selección pero bastante inferior a la de otros mundiales en mi opinión. En especial, al equipo de cuatro años después.

    Saludos

  9. Torreblanca

    28 de mayo de 2010 a las 2:30 pm

    Una de las mayores decepciones que he vivido en tantos años viendo fútbol. Pieza destacada en nuestro particular repóker de los horrores:

    РFallo de Carde̱osa.
    – «Cantada» de Arconada ante Platini.
    – Gol anulado a Michel contra Brasil.
    РPenalty de Ra̼l a las nubes ante Francia
    РTodo el Corea-Espa̱a

  10. Seba

    28 de mayo de 2010 a las 9:58 pm

    Soy de Mar del Plata y cada vez que entro al José María Minella y miro para el lado del arco en que se dio esta jugada no puedo evitar recordar al infame Cardeñosa. Mi abuelo, español, lo insultó en castellano, gallego y hasta idiomas para él desconocidos como el swahili.

    Bromas al margen, esa selección brasileña era, nombres más o menos, la base de la que tampoco pudo ganar el mundial siguiente. Claro: Leao sí tenía siempre puestas las manos, no como el arquero pelado del 82. El problema esa vez era su técnico, un tal Coutinho, que era una especie de Antimourinho, es decir, un amarrete, pero tonto. Por el lado de España estaba un tal Kubala, un sujeto famoso pero pintoresco, y los jugadores españoles no eran malos (recuerdo a Asensi, Dani, Rexach y el mismo Cardeñosa, muy hábil), pero no parecían saber a qué quería su DT que jugasen.

  11. albert29

    28 de mayo de 2010 a las 11:28 pm

    @Torreblanca

    Vaya recuerdos me has despertado. No se si podré dormir esta noche. Quizá por ser el mas reciente (o porque tuve que madrugar para verlo) el España-Corea es el que tengo mas marcado. Vaya, hasta deje de comer arroz un tiempo por aquello de que eran orientales y tal 😛

  12. albert29

    28 de mayo de 2010 a las 11:28 pm

    @Torreblanca

    Vaya recuerdos me has despertado. No se si podré dormir esta noche. Quizá por ser el mas reciente (o porque tuve que madrugar para verlo) el España-Corea es el que tengo mas marcado. Vaya, hasta deje de comer arroz un tiempo por aquello de que eran orientales y tal 😀

  13. Pingback: La otra mejor selección de la historia | Ecos del Balón