Pedro y Guti, sangre fría

Deportivo-Real_MadridBarça y Real Madrid demostraron este sábado por qué llevan todo el campeonato por encima del resto. Ambos acapararon la posesión de la pelota, controlaron en todo momento su partido y acabaron sumando tres puntos en El Molinón (0-1) y Riazor (1-3), respectivamente. Cuando regrese la Champions, dentro de apenas dos semanas, puede que el campeonato se vuelva algo más imprevisible. Anoche no.

Sporting y Deportivo apenas tuvieron una rendija de esperanza. Los asturianos no gozaron de ocasiones claras de gol, pero se agarraron a lo estrecho del marcador para soñar con un milagro final, con forma posiblemente de balón a la olla. El Barça perdonó más de la cuenta. Pudo haber cerrado el partido mucho antes, pero le faltó puntería, que es justo de lo que anda sobrado Pedro. El delantero canario tiene un don para llegar al gol. Ayer, arrancó desde el círculo central, se plantó delante de Juan Pablo y, en lugar de buscar a Ibrahimovic, tuvo la sangre fría de chutar por el primer palo.

En Riazor, justo después, el Madrid no sólo aguantó el tipo, sino que firmó una de sus actuaciones más convincentes en lo que va de temporada. Lo hizo sin Cristiano Ronaldo, y con la vieja guardia, Raúl y Guti, en escena. El capitán pasó inadvertido, como si la suplencia de los últimos meses fuera una losa definitiva. Guti, al contrario, acapara este domingo las alabanzas por su taconazo a Benzema en el segundo gol. Un detalle genial que encauzó la victoria blanca. Otra muestra de sangre fría. El Depor, como el Sporting, sólo pudo soñar en los últimos minutos, tras un penalti transformado por Riki. Pero Benzema, tras una buena subida de Arbeloa, cerró el marcador y dejó a su equipo de nuevo a cinco puntos del líder.

Periodista, actualmente en Sportyou.es. Editor del blog La libreta de Van Gaal. Autor del libro 'Frases de fútbol'. Colaborador de 'Radioestadio' de Onda Cero. (miguel.gutierrez arroba diariosdefutbol.com)

59 Comments

  1. Aranycsapat

    2 de febrero de 2010 a las 11:53 am

    n0g0d:

    Interpreto que tú mismo no crees en los argumentos que das (la propaganda de Franco, el fichaje de Di Stefano, los arbitrajes de Guruceta), y me alegro de ello. Coincidimos, pues, en que la leyenda negra del Madrid franquista es eso mismo: una leyenda. No creas que es poca cosa: si lees los diarios pro-barcelonistas (es decir, los catalanes; porque ésa es otra), comprobarás que en ellos escasean quienes piensan como tú. Sin embargo, para que tu honradez intelectual fuera completa, tendrías que admitir que esa leyenda ha sido deletérea también y especialmente para el Madrid, y que el Villarato no resiste la comparación con ella.

    Por tercera vez, te indico que el núcleo de la argumentación de Alfredo Relaño es la defección (Jose Ramón de la Morena -madridista furibundo, como es bien sabido- la llamaba “traición”, antes de desmarcarse, con muy poca coherencia, de Relaño) del Barcelona del pacto de clubes de Primera en las elecciones a la Federación. Releyendo tus comentarios, observo que ni siquiera valoras este hecho. Prefieres compararlo con la necesidad de propaganda de Franco, lo que, en mi opinión -pero tú estarás de acuerdo, supongo- es un argumento endeble: la Posguerra fue, curiosamente, la época más oscura del Madrid en toda su historia, mientras que, por aquel entonces, prosperaban el Atlético de Bilbao y el Barcelona. Por otra parte, Franco podría -supongámoslo- adjudicarle títulos domésticos al Madrid, pero nunca podría garantizarle las Copas de Europa -aunque aquí viene al rescate la teoría de las “bolas calientes” en los sorteos… Para qué seguir.

    Ya sé que no era necesaria esta aclaración, pues que estamos de acuerdo en este punto. Pero nunca viene mal refrescar un poco la memoria. Y hablando de “memoria”: el Madrid no ganó la liga 2001-2002. La ganó el Valencia, aunque su presidente había dicho públicamente que la competición “ya estaba adjudicada el Madrid”.

    No puedo enfatizar lo suficiente cuánto me alegra que estemos de acuerdo en que los triunfos del Madrid durante el franquismo están limpios de toda sospecha. Pero, como ya veo que no logro llamar tu atención sobre el hecho concreto de las elecciones a la Federación -y de las relaciones preferentes que el Barcelona pueda (pueda, ¿eh?) tener con esa institución-, me limito a proponerte una reflexión. ¿No te parece que la leyenda negra madridista aún perdura [premisa] y que, de forma a veces explícita, y a menudo soterrada, menoscaba la legitimidad del club entero [conclusión]? ¿No es eso mucho más grave que cualquier Villarato de nuevo cuño, por mucho que pueda irritar a los barcelonistas? O, por la misma razón, ¿no es mucho más grave que Josep Mª Fonalleras hable de “arrodillarse ante el Caudillo” que todas las insidias de Relaño, Inda y Roncero juntas?

    Acabo. Pero antes, me vas a permitir que disienta en otra cosa: lo de que “el resto de medios nacionales”, salvo El País, “tira con bala hacia un lado”. Hombre, hombre. Dejémonos de metáforas bélicas, que, como vengo diciendo, las carga el diablo. Yo, lo que observo, es que los medios generalistas “nacionales”, como tú los llamas, no son “partisanos” en el fútbol. Supongo que depende de quién dirija sus secciones de Deportes. En El País he notado un cambio de unos años a esta parte, y lo achaco a que ya no está Segurola (quien, incidentalmente, dice ser seguidor del Athletic, y descree del Villarato). También en este punto, has preferido no entrar a discutir conmigo, tachándome de sectario. Pero ¿no te parece que entre la prensa de ámbito autonómico, sea generalista o deportiva, sea catalana o de otras regiones, está muy extendida la dichosa leyenda negra madridista? A mí, por lo que he podido leer (ocasionalmente), sí me lo parece.

    Y no abuso más de tu paciencia, ni de la de los demás lectores. Se despide, llorón, infantil y carente de raciocinio, aunque promete hacérselo mirar,
    Aranycsapat

  2. n0g0d

    2 de febrero de 2010 a las 3:58 pm

    #51 Aranycsapat dijo,
    2 Febrero 2010 11:53 am

    JAJAJAJA, sólo me queda reírme.

    Tu argumentación se resume en: la conspiranoia de los barcelonistas está equivocada y es endeble, pero del Villarato puede ser. Y todo lo basas en conjeturas (diferentes a las anteriores pero conjeturas también) obviando lo que no interesa y sin presentar pruebas. Y voilà, Villarata habemus. Nada nuevo bajo el sol

    El argumento sobre el franquismo, que a pesar de que lo he escrito más de una vez no te has quedado con ello, parte de cuando Franco se dio cuenta de la propaganda que podía extraer usando del Madrid, y recalqué a mediados de los 50. Y aún así, aún contando desde la postguerra, el Madrid ganó 14 títulos, el Barça 8, el Atlético de madrid 7, el Athletic 2 (en su florecimiento). El Madrid casi dobla al Barça… En cambio, Villarato mediante, Madrid y Barça están muy igualados. ¿Y por qué el Madrid es el que más penalties tiene a favor esta temporada si hay Villarato y menos en contra? ¿Por qué el Barça sólo dos a favor? ¿por qué, Villarato mediante, se expulsa a Busquets en el Barça Madrid? Con esto no digo que haya Villarato favorable al Madrid, ni mucho menos, sino que el Villarato no se sostiene desde un punto de vista lógico por ningún lado.

    Huelga decir, ya que mencionas el caso internacional, que el Barça ha ganado tres copas de Europa, entre las que se incluye la del año pasado. Claro, que para esto han inventado el Platinato.

    No quieres ver los paralelismos? en un caso “bolas calientes”. En otras Platinatos. La mismas tonterías. Y no es más fácil pensar que a lo mejor, y digo a lo mejor, que quizás soy un fanaticucho del tres al cuarto, es porque en su momento el Madrid era el mejor y ahora lo es el Barcelona?

    Por otro, lo del Valencia… En fin, si leyeras mejor, verías que me refería a unos años (no a una temporada) porque hablaba de memora. En 2001 y 2003 ganó el Real Madrid. Pero en fin, esto no tiene importancia.

    No entro a valorar cuál es el peor. Más que nada, porque no era el tema de la discusión, sino de la estulticia inherente a las conspiranoias de ambos casos. En lo que preguntas, cada uno que extraiga sus conclusiones, no me interesa y no es el caso.

    Lo que me temía. Los objetivos son los medios nacionales en materia de deportes, menos el País. Claro, claro. Se nota que no tienes que sufrir su parcialidad continua. Los barcelonistas estamos más acostumbrados. Os falta tanta costumbre, que al que es objetivo se le llama barcelonista. ¿Qué tengo que entrar a discutir contigo? Qué me niegues la mayor y busques argumentos “ad hoc”? Hay tantos y tantos casos al respecto, que lo veis normal y objetivo. ¡Pero si sigues defendiendo la conspiranoia del Villarato, como algo objetivo -a diferencia de la conspiranoia franquista-! Si a pesar de lo que te he comentado, presentas conjeturas insustanciales (que también existen del otro lado) como prueba de que algo puede haber. ¿Qué puedo esperar de ti?

    Más morralla argumental, disfrazada de una más que correcta forma de expresarse, pero vacía y sin evidencia alguna. Y para más inri, falta del raciocinio mínimo para asemejar ambas posturas conspiranoicas.

    Puedes seguir llorando. Si eres más feliz, yo no soy quien…

  3. Aranycsapat

    2 de febrero de 2010 a las 7:05 pm

    n0g0d:

    Creía que estábamos de acuerdo en lo del Madrid y el franquismo, así que no sé a cuento de qué vuelves sobre ello. Insisto: durante lo peor de la posguerra, fue el Madrid el que tuvo que reconstruirse; el Barcelona y el Atlético de Bilbao disfrutaron de una época dorada. Si Franco vio que podía subirse al carro del Madrid, fue sólo después de que el equipo blanco triunfara en Europa. Por otra parte, ¿cómo influía Franco, exactamente, sobre el fútbol español?

    El villarato. Te aconsejo que releas mis comentarios; verás que no he dicho que crea que esa conspiración es real. Sólo digo que su único elemento real, y muy concreto (lo repito una vez más: las elecciones a la FEF; las relaciones concretas y tangibles entre los clubes y las instituciones deportivas) nunca se menciona ni se discute. Con mucho menos (pero mucho menos), la leyenda negra del Madrid se ha mantenido, y ha calado hondo, durante 40 ó 50 años. Y si tú crees que hay hechos objetivos, no dudes en aportarlos. Pero no vengas con las necesidades de propaganda de Franco: explica cómo hacía exactamente para apoyar al Madrid.

    Fíjate bien: no estoy hablando de arbitrajes ni de agravios, porque todos los clubes pueden presentar su “cahier de doléances” (¿Ellis? ¿Leafe? ¿te dicen algo esos nombres?). Dicho llanamente: estoy hablando de las leyendas y de cómo y por qué se originan, no de los arbitrajes. No de si son ciertas: yo también tiendo a pensar, y prefiero pensar, que no lo son.

    Dices que no quieres comparar los dos victimismos. Pues bien: yo sí los comparo. Uno (el barcelonista) es extremadamente agresivo con su destinatario (el Madrid), porque mezcla el fútbol con la política (con la dictadura franquista: horror, muerte, represión; con la dicotomía España-Cataluña, etc.); viene durando casi medio siglo, y ha calado hondo en España (y en el extranjero). Otro (el madridista) se limita a la esfera de la Federación y los árbitros; no vincula política y deporte (no es un discurso anti-catalán, por ejemplo); es muy reciente (menos de 10 años; me refiero, obviamente, al discurso victimista, no a la ejecutoria de Villar); y apenas ha calado en la sociedad (sólo en una parte del madridismo, sin salir de España). Juzgar los dos discursos por el mismo rasero me parece frívolo e inmoral -¡con independencia de que los dos sean falsos!

    Los medios de comunicación. Frente a tus ataques “ad hominem”, yo me limito a dar nombres (Ramón Besa, José Sámano, Diego Torres, Eleonora Giovio) y a juzgarlos por lo que escriben. ¿Tienes algo que decir, más allá de que te parezcan “objetivos”, así, en bloque? Me centro en El País, que es el periódico que mejor conozco, y que, con algo de ironía, considero “el de referencia”, pero podemos hablar de cualquier otro, si estás dispuesto a centrarte en los hechos y a dejar los prejuicios a un lado.

    Por lo demás, también resulta irónico que digas que “los barcelonistas estamos más acostumbrados (…) [a] sufrir su parcialidad continua”. Como he expuesto más arriba, el discurso barcelonista (asimilado e integrado por los seguidores de otros clubes, e incluso por muchos que no se interesan por el fútbol) ha conseguido rodear al Madrid, a sus triunfos y a sus aficionados de un halo de sospecha, de ilegitimidad. Creo que no exagero. Recuerda, por ejemplo, la reciente histeria con el fichaje de Cristiano Ronaldo (sor Gemma Nierga preguntaba a sus parroquianos si les parecía “inmoral” el desembolso del Madrid; no recuerdo si añadía “habiendo tanta hambre en el mundo”; cierto obispo de Cataluña, y el barbián que preside la UEFA, se expresaron con similar desvergüenza). La clave aquí es el distinto rasero que se aplica al Madrid. Los propios periodistas interiorizan esa vergüenza, ese pecado original: ¿no te sorprende lo pequeña que es la proporción (repito: proporción) de periodistas que se declaran seguidores del Madrid? Di la verdad: ¿no conoces muchos casos de madridistas “en el armario”, que se hacen pasar por seguidores, digamos, del Oviedo, o que jamás hacen públicas sus simpatías? ¿A qué crees que es debido?

    Vengo observando entre lo que suelo llamar, con humor, “la culerada”, una hiper-sensibilidad con su club. Nadie puede proyectar una sombra de duda sobre sus éxitos, insinuar siquiera que haya algo turbio. Es este Barça un club angélico, al que no basta con vencer; ni siquiera con convencer; quiere amor incondicional, incluso de sus adversarios. Por comparación, el Madrid viene sobrellevando una carga atroz: la de ser “el equipo de Franco”. Me malicio que muchos culés, en semejante trance, se cortarían las venas.

  4. Gamal Al-Ghandour

    2 de febrero de 2010 a las 7:34 pm

    ¡Penalti! ¡Penalti y expulsión!

  5. Aranycsapat

    2 de febrero de 2010 a las 8:55 pm

    #54 Gamal Al-Ghandour dijo,
    ¡Penalti! ¡Penalti y expulsión!

    ¡Y clausura de campo!

  6. n0g0d

    2 de febrero de 2010 a las 11:50 pm

    #53 Aranycsapat dijo,
    2 Febrero 2010 7:05 pm

    No te enteras de nada. Que no estamos discutiendo la realidad del tema del fransquismo o no (solo te he mencionado eso como argumentos del nivelazo de los tuyos). Que lo que se dice es que ambas conspiranoias son un camelo. AMBAS.

    Me hablas de unos temas, que sí, que están muy bien. Pero para que “demuestren” que el Villarato es viable, tienes que partir de la premisa que el Villarato puede ser real, y desde ahí aceptar cualquier tipo de indicio, que es lo que haces.

    Estás mezclando churras con merinas; la prensa nacional es muy parcial? Para mí si. Eso significa que se deslegitime por ello los triunfos madridistas (?)… Pues no, pues ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

    Te vas por los Cerros de Úbeda. TE repito que no es mi objetivo valorar cual ha calado más o no en la sociedad; más que nada, porque la valoración dependerá exclusivamente (casi) de los colores de cada uno. QUE NO ESTOY VALORANDO ESO. Sólo valoro que ambos son una memez de perdedores que no saben reconocer que quizás su rival es/fue mejor. Si quieres otro día discutimos sobre ello, pero NO ES EL CASO, repito por enésima vez.

    Tus valoraciones sobre los diferentes articulistas que nombras, que yo pondría al mismo nivel que Santiago Segurola, disienten mucho de lo que yo pienso. Creo que a veces se notan los colores de cada uno. Los hay que tiran para un lado y los que tiran para otro. Pero lo que no entiendo es cuando alguien realiza críticas constructivas y argumentadas, no fanatizadas, como algunos de los artículos que he leído recientemente de estos periodistas, pueden ser catálogados por ti como parciales. Para mí está claro, tú eres el imparcial.

    Si quieres otro día podemos valorar también el tema de los fichajes y las idas de olla de algún periodista concreto (como Gemma Nierga, catalana) o mandatario barcelonista sobre los fichajes millonarios del Madrid. Te daré seguramente la razón, porque casi seguro que pienso igual que tú (cada uno que fiche lo que pueda). Pero es que tampoco entiendo qué tiene que ver ahora con nada. Pero las excepciones en la prensa nacional, no forman la regla. Gemma Nierga no es la que maneja los deportes de la Ser.

    Qué raro que al culerada le moleste que desde Madrid se analice cualquier tipo de jugada sobre la base previa de una conspiranoia, que desacredite o minusvalore cualquier tipo de triunfe. De verdad, que es incomprensible (?). Si es que somos así, cuando nos dicen que hay una conspiranoia que nos protege y nos hace ganar títulos (y no el fútbol) que ofrecemos, pues nos molesta. Es un defecto raro, ya lo sé.

    No queremos que nos digan que somos ángeles, porque nadie es perfecto. Pero es que es todo lo contrario, continuamente ponen encima del Barça la sombra de la duda. Ni una cosa ni otra, no hace falta reducciones al absurdo, entre el negro y el blanco hay una escala de grises.

    Y que quieres que te diga… Muestras tu sorpresa por la hipersensibilidad (que es simplemente sensibilidad) de la hinchada culé, pero muestras tu penuria por el tema de Franco. Son esas grandiosas contradicciones, falta de empatía, que no soy capaz de entender. TEndrías que entender, por tanto, mucho mejor a la hinchada culé.

  7. Aranycsapat

    3 de febrero de 2010 a las 12:17 am

    n0g0d:

    Definitivamente, o yo no me sé explicar, o tú no sabes (o no quieres) entender lo que digo, el tercio excluso. Como no sé explicarme mejor, desisto.

    Sinceramente, no creo que hayas hecho un gran esfuerzo por comprender mis argumentos. Pareces defender un relativismo a ultranza (“porque la valoración dependerá exclusivamente (casi) de los colores de cada uno”), en el que toda discusión se parece a una contraposición de monólogos (el discurso de mi equipo contra el discurso de tu equipo). Seguramente, has decidido de antemano que soy un madridista, y desde esa perspectiva ves (o ya no ves) lo que digo. Por eso me ha hecho tanta gracia que me acuses de “falta de empatía”. “Proyección”, se le suele llamar a ese fenómeno. Si tienes ánimo de releer nuestro diálogo de sordos, comprobarás quién ha menospreciado a quién.

    Pero algo bueno he sacado de todo esto. Sé que, en lo sucesivo, podré contar contigo cada vez que vea asomar la fea cabeza de la leyenda del “equipo de Franco”. Me voy sintiendo que este estéril debate ha merecido la pena. Gracias.

  8. n0g0d

    3 de febrero de 2010 a las 1:07 am

    Lo siento, me es muy difícil entender que alguien, con un pensamiento mínimamente racional, no ponga en el mismo saco a dos diferentes locas conspiranoias (y que además desvíe la atención a si una es peor que otra para un aficionado o no, cosa que no he entrado nunca a valorar ni a debatir). Es una clara demostración del relativismo del que hablas.

    No he juzgado más que lo que has dicho. NO me he inventado nada.

    A mí me gustaría contar contigo cada vez que aparezca la leyenda negra del Villarato. Pero no lo tengo tan claro 🙁

  9. Pingback: El Barcelona campeón, en DDF– fútbolWatch