S.O.S. Portsmouth

portsmouth

De todos es sabido que la Premier League es la competición nacional de clubes mejor organizada, con mejores infraestructuras y mayor explotación comercial del mundo. Nada de lo que ocurre en la competición liguera inglesa es por casualidad. Todos los detalles son planificados al extremo del perfeccionismo: el calendario, el sistema interno de traspasos, las designaciones arbitrales,… Nada queda sujeto a la improvisación. Lo mejor de todo, es que este sistema de absoluta profesionalidad y control exhaustivo de la competición no es privativo de la Premier League. La Football League (que comprende las tres categorías inmediatamente inferiores a la Premiership) es otro ejemplo de magnífico funcionamiento y de producto bien vendido. No hay más que visitar su página web oficial, a años luz de la de nuestra querida LFP. Pero, ¿a qué viene este repentino panegírico?

Para que un negocio que mueve tantos miles de millones de libras al año como lo hace el fútbol inglés funcione correcta y transparentemente, la Premier League no puede andarse con medias tintas. Los clubes que contraen deudas y se muestran incapaces de hacerlas frente son estudiados con lupa en cada uno de sus movimientos.

El pasado mes de diciembre, el HMRC (Her Majesty’s Revenue and Customs), una suerte de departamento del gobierno británico para el cobro de impuestos, reclamó al Portsmouth FC, actual colista de la Premier League, diversas cantidades en concepto de impagos al fisco.

A las deudas fiscales se añaden las mensualidades adeudadas a la plantilla y al cuerpo técnico (parece ser que las dos últimas), amén de las cantidades que aún se adeudan por los traspasos de Younes Kaboul (Tottenham), John Utaka (Rennes), Sulley Muntari (Udinese, actualmente en el Inter), mas Nahir Belhadj y Aruna Dindane (Lens).

La Premier League ya adelantó la pasada semana que, de no hacer frente en un breve plazo de tiempo a la deuda contraída con los clubes, retendrá los 7 millones de libras que el club del Fratton Park debería ingresar en concepto de derechos televisivos para liquidar las mencionadas deudas.

Lo cierto es que lo que parecía el comienzo de un sueño a comienzos de aquella campaña 2006/07 con la llegada del magnate ruso Alexandre Gaydamak, y continuo por la senda del éxito con la conquista de la FA Cup de hace dos temporadas, ha terminado convirtiéndose en una desagradable pesadilla sin final conocido para la sufrida afición del Pompey. El rumbo comenzó a torcerse cuando Gaydamak dio la espantada y vendió el club a Sulaiman al-Fahim, la misma mano que mecía la cuna del Manchester City, durante el pasado verano. Pero no duró mucho al-Fahim como propietario del club. Sólo mes y medio después de la adquisición del mismo, vendió el 90% del accionariado al saudí Ali al-Faraj, actual propietario del equipo.

Con tantos bandazos en la propiedad del club durante los últimos meses, nada parece indicar que el club vaya a terminar arribando a buen puerto. Perder la categoría a final de temporada, algo que cada semana parece más inevitable pese al repunte deportivo logrado tras la llegada de Avram Grant al banquillo, sería el peor de los males a los que podría verse expuesto el club del vetusto pero entrañable Fratton Park. http://www.tb-credit.ru/

14 Comments

  1. Gontxo

    18 de enero de 2010 a las 5:56 pm

    Varias cosas. No tenía nada en contra del Posmouth, de hecho recaló ahi Lauren uno de los jugadores ex del Mallorca que guardó con cariño. ME pareció muy meritorio su triunfo en la Copa de hace dos años. pero lo cierto es que es un ejemplo de mala gestión. También le cogí un poco de asquete, porque fue el priemr equipo de la Premier que le calentó la cabeza a Jonas con un sueldazo, ofreció 8 millones de euros al Mallorca, y estuvo bastante interesado aunque al final no se llevó al jugador.

    Pero yendo al grano del equipo. Alemany el otro día en el LArguero, que le cuestionaron sobre si encontraba bcomprador para el Mallorca y De la Morena, como siempre sabelotodo le espetó «a ti te encantaría que llegase un arabe y tu te quedases de presidente» y Alemany dijo que no quería quedarse de presidente, que su ciclo acabó en su primera etapa y que si había vuelto era porque veía al Mallorca hundirse, pero en cuanto pueda se largaba. Y sobre los jeques arabes, que por supuesto ilusiona mucho ver como llegan dinero, fichajes, etc… pero como se cansen y te dejen las inversiones a la mitad, quedas herido de muerte. Y ponía de ejemplo al Postmouth.

    Era una sabía reflexión. Y pese al fichaje de Avraam Grant, que el equipo ha parecido mejorar algo, y es un tio con experiencia, no sé yo si vana conseguir la permanencia y las deudas son elevadas.

    Ala, otra cosa elogiable a la Premier, es que ahi no se andan con chiquitas. Pagar a Hacienda es obligado, y sino te embargan, como pasaría con cualquier persona. Y no como en España que los clubes deben muchisimo y siguen gastando a lo bestia y solicitando aplazamientos. Un artículo muy interesante y que aporta muchas más cosas de las que parece.

  2. Mostovoi

    18 de enero de 2010 a las 7:02 pm

    Gontxo, gran analisis.

  3. J

    18 de enero de 2010 a las 8:00 pm

    Es que en Inglaterra el producto es la competición y la pasión por el futbol. Aquí el producto es… bueno, ya lo sabeis todos. Por poner otro ejemplo (aparentemente anecdótico, como el de la web oficial que menciona el artículo), da gusto ver la mayoría de reportajes producidos por la propia Premier, tanto sobre jugadores, como sobre clubs, históricos, sobre la actualidad… y aquí, ya sabemos: no pasamos de los abdominales de CR9, Raúl sí-Raúl no, Messi o CR9… sólo en GOL TV veo algún intento de hacer algo remotamente parecido.

    Y sí, estaría de TOTALMENTE de acuerdo en que le metan mano, caiga quien caiga, a los clubes por sus deudas con instituciones públicas.

  4. Kurono

    18 de enero de 2010 a las 8:16 pm

    Sorprendente. El Portsmouth era un ejemplo de buena gestión hace unos tres años. Sin fichajes multimillonarios, cesiones y/o traspasos a coste cero, ventas inteligentes, técnicos estables y un proyecto interesante. Campeones de la FA Cup y silenciosamente asolando los puestos europeos. Y ahora, desesperados por no descender, con problemas financieros y deuda al fisco.

    La llegada de los multimillonarios a los clubes no garantiza nada (que le pregunten al Newcastle como le fue). El Chelsea, con todo, tiene un agujero negro de casi mil millones de euros, solamente porque Abramovic lo respalda, pero el día que se «aburra» de su juguete, ¿qué pasará». Es posible que al finalizar la temporada, aunque esté matemáticamente salvado, el Portsmouth sea descendido por impago al fisco.

    Eso sí, debería haber una ley al estilo de la liga Francesa, donde exigen deuda cero. Porque basta revisar que la mayoría de los grandes clubes en Europa tengan deudas superiores a los 100 millones de euros para ver que gastan más de lo que tienen. Y casos como el Valencia hoy día, Roma/Lazio en Italia, o el del Leeds United no sigan siendo comunes.

  5. NIPO

    19 de enero de 2010 a las 12:02 am

    La riqueza les ha mandado a la miseria. Contradictorio, verdad?

  6. DiadePartido

    19 de enero de 2010 a las 9:30 am

    Pan para hoy y hambre para mañana prometen los jeques, si la inversión de dinero viniera acompañada de una buena gestión sería totalmente satisfactoria porque permitiría el crecimiento en todos los aspectos de los clubes comprados, esto, desgraciadamente, no pasa así, lo más normal es despilfarro primero y abandono después.

    Un saludo desde: Día de partido. Renovando objetivos.

  7. xtaoth

    19 de enero de 2010 a las 10:44 am

    ¿Os imagináis que Hacienda y la LFPse pusiese tan serio como en Inglaterra con las deudas de los clubs de fútbol? Por un lado sería la mayor escabechina jamás presenciada en este país, pero por el otro tengo un gusanillo por aquí que me tienta a que se haga esa ‘masacre’ de una vez, a ver si determinados personajillos se largan del fútbol español…

    Desgraciadamente, seguro que sólo acabaría afectando a los clubs mas modestos, al fin y al cabo, esto es España…

  8. Maradone el Cabrón

    19 de enero de 2010 a las 1:50 pm

    Que la chupen, que la sigan chupando.

  9. sila

    19 de enero de 2010 a las 4:54 pm

    Doy mi opinión siendo del Valencia y siendo consciente de que mi opinión dejara en la estacada al club del que soy aficionado. pero ya es hora de que en España se tomen en serio las deudas de los clubs. No veo bien que equipos con uan economía que no se sostiene sean los que hagan los más grandes fichajes, en caso de mi Vcf que es el que mejor conozco, 18 por Zigic, 18 por Fernandes, 25 por Joaquin, todo eso arrastrando una deuda que podiamos hacer frente pero después de esos desenbolsos no. Las deudas de los clubs tienen que tender a reducirse no a aumentar hasta que ya no se pueda más. El VCF ha sido el primero en caer, pero no será el único y si seguimos en primera es gracias a la magnifica respuesta de la afición en la ampliación de capital ( que la afición será muy criticada, pero ha demostrado que a la hora de la verdad pocas estan tan a muerte con el club, entregando su propio dinero a un club, unos 48 euros por accion y necesitabas 11, que en ese momento parecia destinado a 2ªB)y también a que la política del club ha pasado a ser fichajes de coste 0. Política impensable para un equipo que aspira a champions y más impensable aún que la afición lo acepte y aplauda. En estos momentos creo que la única afición que en conjunto mira y crítica hasta el ultimo euro malgastado es la del VCF y tan solo porque le hemos visto las orejas al lobo. 500 euros en plena crisis nos ha costado a 25000 aficionados el simplemente mantener lo que teniamos y darnos un par de años de aire para intentar solucionarlo.

    Pero precisamente por eso pido que se apliquen en el tema de las deudas, para que no vuelva a pasar lo que le ha pasado a mi equipo, aunque le cueste la cabeza a mi equipo es lo mejor para el futbol. Y que se deje de engañar a los aficionados diciendo que las deudas es algo sin importancia, que se puede gastar dinero impunemente. No es cierto.

  10. Leon

    19 de enero de 2010 a las 11:40 pm

    Silva, muy interesante, además del contenido por lo que tiene de critica al equipo propio, que se estila poco en general. Yo soy del Depor y es otro ejemplo en su momento de «patada-a-seguir». El 99% de los clubes lo son. Hay una absoluta imprevisión de los ingresos y gastos, el negocio da lo que da (televisión decreciente, ingresos de taquillas estancados e ingresos comerciales reales limitados) y sin embargo los clubes gastan y gastan y firman sueldos y traspasos que no se sostienen con los ingresos. ¿Como se cubre eso? Con deuda. Y darle un préstamo a un club de futbol es una temeridad, porque no solo es muy probable que no te lo devuelva si no que además es muy complicado a nivel de imagen ejecutarlo porque el presidente de turno te echará encima a la afición.
    No olvidemos que el futbol es el absoluto pan y circo de nuestros días.

  11. Euros y balones

    23 de enero de 2010 a las 11:49 am

    1.- La diferencia es que las normas no se saltan en Inglaterra porque los aficionados del Portsmouth se manifiesten.

    2.- Lo que le falta a la Premier frente a la NBA o la NFL es ser más estricto en limitar el cambio de propietarios de los equipos.

  12. Pingback: El Portsmouth ante un caramelo envenenado » Diarios de Futbol

  13. Pingback: El Portsmouth ante un caramelo envenenado– fútbolWatch

  14. Pingback: Buy fioricet online that ships to missouri.