Trueba y la célebre cita futbolera de Camus

El lunes se cumplían 50 años de la muerte en accidente de coche del escritor Albert Camus y nadie esperaba que las televisiones españolas le dedicaran un fragmento significativo. Aquí lo que conmemoramos con puntualidad es por ejemplo cuando se le salió la teta a Sabrina en un especial de Nochevieja. […] En el documental Camus explicaba cómo su moral nacía de dos grandes aficiones: el teatro y el fútbol. A ambas tareas colectivas las elevaba a la categoría de universidad personal, porque le habían enseñado los valores del esfuerzo compartido y el sentimiento de pertenencia. Cada uno se fabrica su propia universidad como cada uno se fabrica su propia tradición. [David Trueba | Recuerdo]

Periodista, actualmente en Sportyou.es. Editor del blog La libreta de Van Gaal. Autor del libro 'Frases de fútbol'. Colaborador de 'Radioestadio' de Onda Cero. (miguel.gutierrez arroba diariosdefutbol.com)

10 Comments

  1. Aranycsapat

    7 de enero de 2010 a las 1:58 pm

    Considero a Camus uno de los intelectuales más destacados del siglo XX. Muy pocos llegan a su altura literaria, filosófica, política y ética. Además, fue un gran aficionado al fútbol: jugó de portero en un equipo de Argel, pero la tuberculosis lo retiró prematuramente. Solía decir que «lo que sé de la moral de los hombres lo he aprendido del fútbol».

    Citando a Eduardo Galeano, en «El fútbol a sol y sombra»:

    En 1930, Albert Camus era el san Pedro que custodiaba la puerta del equipo del fútbol del la Universidad de Argel. Se había acostumbrado a jugar de guardameta desde niño, porque ese era el puesto donde menos se gastaban los zapatos. Hijo de casa pobre, Camus no podía darse el lujo de correr por las canchas: cada noche, la abuela le revisaba las suelas y le pagaba una paliza si las encontraba gastadas.

    Durante sus años de arquero, Camus aprendió muchas cosas: «Aprendí que la pelota nunca viene hacia uno por donde uno espera que venga. Eso me ayudo mucho en la vida, sobre todo en las grandes ciudades, donde la gente no suele ser lo que se dice derecha».

    También aprendió a ganar sin sentirse Dios y a perder sin sentirse basura, sabidurías difíciles, y aprendió algunos misterios del alma humana, en cuyos laberintos supo meterse despues, en peligroso viaje, a lo largo de su libros.

  2. Aranycsapat

    7 de enero de 2010 a las 2:13 pm

    Más sobre Camus y el fútbol: al llegar a París, descubrió que el Rácing de París vestía la misma camiseta a rayas azules y blancas que su equipo, el Rácing Universitario de Argel, y se hizo seguidor. Aunque el Rácing de París era bastante fuerte por aquellos años, Camus comentó con fatalismo: «Juega científicamente: pierde partidos que debería ganar».

  3. Guardiola lee a Nietzsche

    7 de enero de 2010 a las 2:36 pm

    Cuando Camus hablaba de lo mucho que le habia enseñado el futbol hablaba del futbol como deporte, no como espectaculo mediatico y ecoinómico en que se ha coonvertido hoy en dia. No lo olvidemos.
    Es una pena que todos los intelectuales patrios quedaran obnuvilados por el existencialismo de Sartre en la España de los 60 y 70 y se olvidasen del gran Camus. Son tiempos muy oportunos para rememorar su figura y obra.

  4. Nexus 6

    7 de enero de 2010 a las 3:29 pm

    Camus es un grande entre los grandes, pero por suerte está muy lejos de haber caído en el olvido. Calígula, El extranjero y El mito de sísifo son tres obras sin las que es muy complicado comprender nada sobre el teatro, la novela y el ensayo en el siglo XX.
    No debe extrañar la predilección de Camus por suertes aparentemente dispares como el teatro y el fútbol. El teatro y el fútbol tienen en común que son espectáculos que nacen y mueren ante nuestros ojos: están vivos ante nosotros. Por eso no fue el cine el que relegó al teatro. Un producto de historias enlatadas no puede sustituir a algo vivo. Su sustituto fue el fútbol.

  5. juane

    7 de enero de 2010 a las 4:17 pm

    Bueno, ayer el telediario de la Primera hizo un breve comentario del aniversario del fallecimiento del filósofo frances. La verdad es que esperaba al menos algún recordatorio de la televisión estatal a una de las figuras más influyentes del siglo XX que llegó a ser anatemizado por Sartre al atacar (también) a la izquierda comunista.

  6. hoeman

    7 de enero de 2010 a las 4:43 pm

    David Trueba también es un magnífico escritor.

    A quien no lo haya leído, recomiendo «Saber Perder», libro en el cuál el fútbol también tiene su rinconcito. Espectacular.

  7. Miguel Gutiérrez

    7 de enero de 2010 a las 5:07 pm

    A los comentarios anteriores sólo puedo añadir una cosa: DDF tiene unos lectores sensacionales.

  8. Guardiola lee a Nietzsche

    7 de enero de 2010 a las 11:40 pm

    @Miguel Gutierrez:
    Precisamente yo soy de los que piensan (y esta es claro una opinión personal) que este blog debería ser precisamente esto, una discusión como la que pudiesemos tener con amigos entendidos de este deporte.
    Los que haceis posible DDF poneis todo vuestro esfuerzo para que todos los comentarios de este blog sean como los de este. Pena que muchas veces los comentaristas no estemos a la altura.

  9. Miguel Gutiérrez

    8 de enero de 2010 a las 12:21 am

    Gracias.

  10. yanonecesitocamisadefuerza

    8 de junio de 2010 a las 6:19 am

    Primera vez que llego a este blog. Felicidades a ti y a tus lectores.