Viva España y Olé

finidi-betisLa Federación Española de Fútbol apuesta por el folclore andaluz en el nuevo himno de la Selección Española. Enésimo intento de conseguir una melodía pegajosa que sustituya el himno nacional y mudo que acompaña cada partido nuestro combinado. Se ve que no fue suficiente el bochornoso concurso para poner letra a la “Marcha Granadera”, sino que tras el “A por ellos” y alguna canción poprockera más ahora tiene el melómano Villar la intención de asentar una tonadilla aflamencada de dos minutos por donde desfilan lugares comunes, adjetivos añejos y sentimientos que de obvios y caducos sólo consiguen rechinar de dientes y falta de emotividad. Sirvan de ejemplos estos extractos: “garra, casta y coraje”, “banderas al viento”, “afición centenaria que muere por sus colores”. Mucho olé y mucho viva.

Las letras con temática futbolera suelen ser flojas y tienden a sacar a la superficie sentimientos que de épicos se quedan en ridiculos y están cargadas con toda clase de analogías bélicas, contraproducentes cuando queremos fomentar el respeto y la “convivencia pacífica” de aficiones, por cierto. Pero es que esta canción además de ser musicalmente floja –a veces parece un villancico, a veces parece una canción de iglesia, a veces parece un cassette con portada descolorida de gasolinera-, vuelve a traernos la imagen de la Andalucía simpática como simbolo español. No sólo ignorando la cultura hermosamente plural de nuestro país sino seleccionando de nuevo la capa más polvorienta e irreal de la comunidad andaluza, que ya hace tiempo supo compaginar las castañuelas con los museos de arte contemporaneo o las cuerdas de nylon por el fino mastil de una telecaster.

No todos los andaluces somos graciosos. No todos los andaluces tenemos arte y duende. No todos los andaluces bebemos manzanilla y nos persignamos ante un buen plato de jamón. Cuatro brochazos al folclore, la creación del término “flamenquito” para a toda esa música con melismas agitanados y cimentada sobre la guitarra española y el cajón, y muchos “chistesitos” y mucho “buen rollo” y mucha risa y mucha jarana. ¡Hasta los periodistas españoles imitan el acento andaluz cuando entrevistan a andaluces! Como si sólo entendieramos el mundo como una perpetua guasa.

Ese es el mensaje que la Federación Española de Fútbol quiere transmitir cuando hablamos de la Selección Española. Buen humor, positividad y gracia, mucha gracia. Tópicos andaluces extrapolables al resto del país. Sevilla como talismán de la selección, Cádiz como la mejor afición de España y la más “grasiosa”. Finidi con el sombrero cordobés y el himno de El Arrebato. Batiburrillo costumbrista resumido en una canción de dos minutos que entre obviedad y obviedad se inmortaliza con la voz de José Manuel Soto, del grupo Siempre Así y de César Cadaval de Los Morancos.

Andalucía es un lugar mágico, plural, universal y diferente. Sin embargo vivimos una cultura capitalizada por el folclore más añejo y reaccionario. Por personajes que bordean el señoritismo, los cortijos y los toros. Como andaluz me siento parte de una sociedad cambiante, respetuosa, llena de matices, con una preocupación en la vanguardia artística y con la intención de sacudirnos toda esa “charanga y pandereta” que sepulta la creación experimental, el compromiso con el futuro.

Para gustos, colores. Todas las opiniones son respetables. Nada es verdad ni es mentira, todo depende del cristal con el que se mira. Frases que zanjan los debates estéticos de una forma sangrante. Lo hortera para mí es refinado para él, lo deleznable para él puede ser para mí algo hermoso. A veces cuesta involucrarse en temas relacionados con la creación. El arte debe emocionar o desaparecer. La música debe provocar un estado de emotividad, de permeabilidad ante sentimientos ajenos. Resumiendo: este himno no llegará a nada. Es sólo una vuelta al uso reaccionario de la cultura. Una canción que ni nos representa a los andaluces ni puede representar a mis amigos vascos, catalanes, valencianos o extremeños.

El mundo del fútbol necesita una reformulación cultural. Basta de rescatar valores viejos como si todo lo que somos fuera debido a lo que fuimos. El futuro es el objetivo. Modernizar las estructuras, quitarnos de en medio este aire de amateurismo y de estómago agradecido. Mirar hacia delante buscando universalizar un deporte imponente como es el fútbol y cimentarlo con valores de respeto y pluraralidad y no con chapuzas como esta, que huelen a bolita de alcanfor, a tienda de souvenirs y a discursos vacíos.

Sportyou | Anquilosados en la ‘furia’

Antonio Agredano. Córdoba, Málaga y ahora Sevilla. Escritor y músico. Autor de "En lo mudable" un libro sobre el Córdoba CF en la colección Hooligans Ilustrados de "Libros del KO". antonioagredano@outlook.com www.futbolistascalvos.com

57 Comments

  1. Nexus 6

    17 de noviembre de 2009 a las 2:26 pm

    Eso sí, cómo era ese dicho de ver la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio? post sobre la camiseta, post sobre la canción, juega España contra Argentina y ni un trite minicomentario…

  2. jajajaja

    17 de noviembre de 2009 a las 2:40 pm

    sinceramente, mi sentimiento sobre andalucía es que no es españa, siempre que tengo que ir me siento más extranjero que cuando voy a cualquier otro pais de la UE.
    sobre el himno y la bandera, puede decirse que no quisimos aprender de los alemanes, despues de la dictadura, teniamos que haberlos cambiado, porque queramos o no esos simbolos representan aquel triste periodo de nuestra historia, nadie puede pensar que alemania hubiera dejado la esvastica nazi como bandera nacional?¿??¿

  3. juane

    17 de noviembre de 2009 a las 2:44 pm

    Nexus 6

    Te respondo: Algunos confunden el cuchicheo más marujo con la crítica.

  4. jose

    17 de noviembre de 2009 a las 3:07 pm

    #52: Hitler no ganó la guerra. Si Hitler hubiera gobernado 40 años y muerto de viejo en su cama, las cosas habrían sido distintas en Alemania. No estoy diciendo que fueran igual que aquí, pero tu infantil igualación no tiene sentido.

    En cuanto a lo muy europeo que eres, pues… enhorabuena. Supongo. Qué pena que los europeos no piensen igual de ti.

  5. juane

    17 de noviembre de 2009 a las 7:16 pm

    #54 jose

    Franco hizo de Hitler en España.

  6. el penta

    18 de noviembre de 2009 a las 5:43 pm

    si alguien que no sea andaluz siente que no lo desprecian en andalucia por no serlo que avise. porque yo siento que es así… que lo mismo te digo que por el norte de españa estamos bastante cansaditos de ellos, que si no vienen por aquí eso que nos ahorramos todos.

  7. Jose

    6 de junio de 2010 a las 12:32 pm

    [Editado por autobombo]