Real Racing de Santander: enésimo proyecto por la salvación

tchite-colsa-253x190Es ya un clásico de los últimos veranos. Termina la temporada, y Santander recibe un nuevo entrenador con los brazos abiertos y las ilusiones depositadas en él. Ocurrió con Miguel Ángel Portugal, un año después, llegó un Marcelino García Toral que llevó a los cántabros a conseguir un éxito insospechado: la participación en la Copa de la UEFA. Los cantos de sirena maños se llevaron a Marcelino a orillas del Ebro, y llegó a Santander Juan Ramón López Muñiz. Con la salvación en el bolsillo, pero un amargo sabor de boca por el pobre juego desplegado por el equipo, Muñiz salió por donde había entrado para dejar su puesto a un Juan Carlos Mandiá que aterriza en Santander sin experiencia en Primera.

El nuevo cambio de técnico debería implicar, por lógica, un tiempo necesario de adaptación, algo a lo que en Santander hace tiempo que dejaron de temer. Más preocupantes deberían ser las bajas en la plantilla racinguista. A la ya conocida de Ezequiel Garay, comprometido con el Madrid desde el pasado verano, se unen la del joven central canterano Iván Marcano, la del talentoso punta Jonathan Pereira (ya maduro para mayores encomiendas en Villarreal) y las también esperadas de Nikola Zigic (vuelve a Valencia tras expirar su cesión) y Peter Luccin (de regreso a tierras mañas).

Quizá la más delicada de todas las pérdidas sea la de Zigic. El gigante serbio, en comunión perfecta con club, afición y ciudad desde su llegada hace ya tres temporadas, condicionaba de tal manera el juego ofensivo del Racing, que el planteamiento atacante deberá verse alterado de manera notable. Se sigue esperando que el rol del veterano Pedro Munitis, institución en el club, sea decisivo, bien acostado en la banda derecha, al modo de la pasada campaña, o bien como segundo punta. La incorporación de Álex Geijo, por quien se pagaron casi dos millones de euros al Levante después de convertirse en una referencia en Segunda, debería abrir nuevas vías atacantes. Todo ello siempre a la espera de que Mohamed Tchité, quien sigue evidenciando preocupantes carencias técnicas para un futbolista de su presupuesta talla, termine por fin de ofrecer el rendimiento goleador que de él se espera.

La línea medular se ha visto notablemente reforzada, con las llegadas del mediocentro Papa Diop (Nàstic), que viene a cubrir el hueco dejado por Luccin, del interior diestro Manuel Arana, revelación en el CD Castellón, y, sobre todo, del fichaje estrella de este verano, un quizá devaluado Luis García, incapaz de ofrecer lo mejor de sí en el Calderón, y que llega al Sardinero con todos los boletos para acabar convertido en un experimentado jugador de club.

Las bajas de Marcano y Garay han obligado a la directiva montañesa a rascarse el bolsillo. Así, han llegado a tierras cántabras la pareja de centrales formada por el sudafricano Nasief Morris, uno de los mejores jugadores del Recreativo durante la pasada temporada, y por el ex espanyolista Marc Torrejón, joven central que el año pasado contó muy poco para Mauricio Pocchetino pese a que cumplía su tercera temporada en la primera plantilla perica.

Tras las elevadas exigencias de la pasada temporada, con la primera participación de la historia del club cántabro en competición europea, este año deberían retomar el viejo objetivo de la salvación, para, desde ahí, optar a metas mayores. Apuntar más alto desde el inicio podría traer consecuencias negativas.

La clave: el rendimiento de los nuevos, especialmente en defensa, es una incógnita. Si funcionan, el equipo no pasará problemas. Está por ver la adaptación de Mandiá a las exigencias de un club de zona media/baja en Primera. Hay que hacer olvidar a Zigic.

El pronóstico de DDF: Si Mandiá no consigue hacerse a la categoría en un plazo breve, y si ofensivamente acusan en exceso la baja del serbio, el equipo podría entrar en una dinámica negativa de la que podría tener problemas para salir. Se salvarán sin problemas si Mandiá encuentra la tecla y la línea defensiva no acusa la falta de compenetración.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

14 Comments

  1. pablo

    26 de agosto de 2009 a las 11:48 am

    Soy malísmo dando pronósticos, pero creo que volverá a sufrir para mantenerse en primera. Los nuevos jugadores no alcanzan el nivel de los que se han marchado.

    Un saludo.

  2. J

    26 de agosto de 2009 a las 12:32 pm

    Yo la única/baja defecto que veo grave es la de la delantera. No veo por qué Morris y Torrejón (y Crespo) no van suplir bien a Garay y Marcano.

  3. J.

    26 de agosto de 2009 a las 12:55 pm

    Despues de la patetica temporada de Garay no creo que se note su marcha. Y Marcano tiene en Osmar a un futbolista mejor que el, con cualidades mejores.

    Si se firma a un nueve y Tchite por fin juega en su sitio (siempre y cuando su lesion no sea tan grave) el equipo tiene opciones de mucho mas.

    Ademas, Sergio Canales, Sarmiento, Osmar, Dani Alvarez, Juan o Edu Bedia (pena de su lesion y de la de Bolado) apuntan a generacion historica en El Sardinero.

  4. Norte

    26 de agosto de 2009 a las 2:11 pm

    Al final siempre sale a flote y bien. Eso espero.
    La verdad es que la mayor parte de los equipos cojean en la delantera, el que esté fuerte y contundente desde el medio del campo hacia atrás se suele salvar.
    Ánimo a los amigos del Racing. Forza Depor!

  5. Borja Barba

    26 de agosto de 2009 a las 2:19 pm

    @ J

    ¿Quizá porque nunca han jugado juntos?
    A mí tanto Morris como Torrejón me parecen muy buenos centrales, pero hay que esperar a ver qué tal se acoplan uno con el otro.

  6. Almogabar

    26 de agosto de 2009 a las 2:32 pm

    El llorón de Mandía… vaya «joya» os habéis llevado para Cantabria. A ver cuánto tarda en perder un partido y salir en rueda de prensa diciendo que lo han perdido porque el otro equipo estaba primado…

    Menos mal que siempre estará el Racing Club y su fiel afición por encima de los entrenadores y de las personas.

  7. J

    26 de agosto de 2009 a las 2:57 pm

    #5 Borja Barba dijo,
    26 Agosto 2009 2:19 pm

    @ J

    ¿Quizá porque nunca han jugado juntos?
    A mí tanto Morris como Torrejón me parecen muy buenos centrales, pero hay que esperar a ver qué tal se acoplan uno con el otro

    Hombre, sí, pero a ver qué equipo no tiene 3 ó 4 nuevos jugadores en sus onces titulares como poco, y/o cambio de entrenador y/o estreno en la categoría. En esa situación están entre el 75 y el 85% de los equipos.

  8. Tecnico sobre el tapete

    26 de agosto de 2009 a las 5:44 pm

    Bueno, si la cosa va mal en invierno, seguro que pueden pedir cedido a Zigic, puesto que lo mas probable es que apenas haya jugado en el Valencia… a Emery me parece que no le ha entrado por el ojillo, y ya sabemos todos lo cabezones que suelen ser los entrenadores.

  9. moure

    27 de agosto de 2009 a las 11:33 am

    La historia de todos los años… por eso perdí mi implicación racinguista, acabas deprimido cada verano, cada invierno, cada… ¡Al menos sigue habiendo cántabros en el equipo!

  10. Lobo

    27 de agosto de 2009 a las 1:02 pm

    Arana va a sorprender mucho a los que no lo conocen.

  11. Pingback: Menos mal que nos queda Portugal » Diarios de Futbol

  12. Pingback: Menos mal que nos queda Portugal | fútbolWatch

  13. Pingback: Así fue la Liga: Racing de Santander (16º)– fútbolWatch

  14. Pingback: Así fue la Liga: Racing de Santander (16º) | Tirada Deportiva