El Dynamo de Berlín, Lutz Eigendorf y la conexión Stasi

fpsp_Eigendorf_Lutz_4sp_4cSiete de marzo de 1983. Un Alfa Romeo aparece estrellado contra un árbol en mitad de la fría y húmeda noche de Braunschweig, en la Baja Sajonia, República Federal de Alemania. En su interior, con heridas y lesiones que dos días después le causarían la muerte, Lutz Eigendorf, un reconocido futbolista que un año atrás había recalado en las filas del Eintracht Braunschweig, el equipo local, hoy perdido en la tercera categoría del fútbol teutón, que comenzaba a vivir su particular ocaso deportivo tras el éxito logrado con la conquista del campeonato liguero alemán de 1967.

Pero lo que inicialmente quedó cerrado ante toda la opinión pública como un desgraciado accidente de tráfico, en el que, supuestamente, influyó de manera notable la ingesta desmesurada de alcohol por parte del malogrado Eigendorf, tenía un trasfondo socio-político mucho más tenebroso de lo esperado. Veinte años después del trágico suceso que sacudiera al fútbol alemán, la desclasificación de los archivos de la Stasi, la policía secreta del régimen de la extinta República Democrática Alemana, arrojó un relevante rayo de luz sobre el casi olvidado ‘caso Eigendorf’: los poderosos e implacables tentáculos del bochornoso Ministerio para la Seguridad del Estado habían llegado demasiado lejos.

Retrotraigámonos hasta el año 1961. Dieciséis años después de la Conferencia de Yalta, Alemania continua fragmentada, y la zona Este del país, inicialmente en manos de la URSS, es gobernada como un estado absolutamente independiente por el SED (Partido Socialista Unificado de Alemania), agrupación política de indudable tendencia prosoviética que instaura en la RDA un férreo e impenetrable régimen comunista. El súmmum del aislamiento autoimpuesto por los nuevos comunistas se ve representado con el levantamiento del Muro de Berlín, un vergonzoso y expeditivo sistema para impedir no sólo la entrada del capitalismo procedente del lado occidental, sino la salida de cualquier ciudadano hacia aquella supuesta ‘vida mejor’ que se vivía al otro lado de la frontera.

5382915

El control sobre la vida de los habitantes de la extinta RDA era total y absoluto. La máxima expresión del control la representaba la Stasi, Policía Secreta del régimen y expeditivo órgano de represión, encargada de mantener el orden civil y de erradicar cualquier conato de capitalismo en una población anestesiada durante décadas. Dar el salto hacia el otro lado del Muro para vivir en la zona occidental, al abrigo del capitalismo, era considerado una traición al régimen. Se estima, aunque son datos no oficiales, que la Stasi acabó con la vida de más de mil personas en su intento por saltar el Muro hasta la definitiva caída de éste en noviembre de 1989.

dynamoRecuperemos, una vez puestos en escena sobre la crudeza de la realidad social en la Alemania Democrática, a nuestro protagonista. Lutz Eigendorf había nacido, en 1965 en Brandenburgo, en pleno corazón de la Alemania del Este. Su eclosión como futbolista le llegó temprano. Su valía como defensor, y sus maneras aseadas con la pelota en los pies, le llegaron a valer para recibir el cariñoso apodo de ‘el Beckenbauer del Este’. Enrolado desde joven en el Dynamo de Berlín, Eigendorf fue desde muy joven uno de los símbolos del equipo berlinés. Un equipo, el Dynamo, controlado y manejado por la Stasi, como una especie de brazo deportivo del régimen gobernante.

No hay que pasar por alto el complicado origen del equipo. Tras la Segunda Guerra Mundial, la Alemania Democrática necesitaba símbolos deportivos con los que demostrar su ‘infinito’ poder. En lo que a fútbol se refiere, se intentó primero con el equipo de la policía, pero los resultados de éste no eran en absoluto satisfactorios, y su nivel futbolístico dejaba tanto que desear que se vio relegado de categoría en la temporada 1953/54. Aquello fue entendido como una afrenta a la autoridad y la solución no se hizo esperar.

En 1954, los futbolistas del potente Dynamo de Dresde, campeón en aquel entonces de la DDR-Oberliga, fueron ‘llamados a filas’ por la Stasi para formar parte del descendido Dynamo berlinés y devolverlo a la elite. La maniobra de Erich Mielke, el siniestro líder de la Stasi, fue vista como un golpe bajo a la limpieza en el deporte, valor por el que, a lo largo de los años y con expresiones máximas en deportes como la natación o el atletismo, el régimen de la RDA mostró un nulo respeto.

En aquel equipo, que si bien no fue dominador absoluto del fútbol de la RDA hasta la década de los 70 sí se hizo un hueco entre los más fuertes, la figura de Lutz Eigendorf brillaba con luz propia. Formó parte de la mejor plantilla del equipo desde 1974 hasta el 20 de marzo de 1979, el día de su fuga.

Siguiendo el ejemplo de los miles de jóvenes de la RDA que buscaban una vida mejor al otro lado del Muro, Eigendorf decidió dar el ‘salto’. Aquel 20 de marzo, el Dynamo de Berlín se enfrentaba al Kaiserslautern en Giessen, a unos pocos kilómetros de Frankfurt. Fue la oportunidad perfecta para el defensor berlinés. Escapó de las garras de la Stasi para enrolarse en las filas del Kaiserslautern y buscarse una nueva vida (hecho por el que la FIFA le castigó con un año de suspensión). Pero la osadía le terminó saliendo muy cara.

stasi-1Indignada por el suceso, que no era sino una muestra de debilidad del régimen, la Stasi fijó su principal objetivo en Eigendorf. Sometieron a vigilancia constante a su esposa Gabriele y a su hija, a las que, como era natural, no permitieron cruzar hacia la zona federal, y terminaron forzando a ella a divorciarse del ‘desaparecido’ Lutz y arreglar un nuevo matrimonio con la connivencia y colaboración de la policía y del régimen.

Años después supimos que la terrible venganza de Mielke no quedó en aquel episodio. Permanentemente vigilado de manera enfermiza por miembros de la Stasi infiltrados, todo apunta, tras ser aireados los informes policiales secretos, que aquel desgraciado accidente de tráfico que costó la vida al defensor alemán y con el que comenzábamos nuestra historia no fue del todo fruto de la casualidad. Ni tan siquiera, como llegó a decirse oficialmente, fue sufrido por los efectos causados por el alcohol. Bajo la inflexible consigna de ‘Tod dem Verräter!’ (‘Maten al traidor’), los hombres de Mielke no descansaron hasta ver caído a Eigendorf, para unos un traidor, y para otros, un héroe.

La vida en domingo| La gloriosa década del ‘Pistoleteam’

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

28 Comments

  1. David Soria

    17 de junio de 2009 a las 1:44 pm

    Muy agradecido Borja por entradas como ésta. Es una delicia conocer historias que resultan desconocidas para la mayoría. Además, me gusta en este texto que el contenido deportivo se entrelace con el político, ya que conocer el contexto en el que se produce la historia ayuda a comprenderla mejor y tener una visión más precisa.

    Saludos y felicidades por el post.

  2. martin(foro)

    17 de junio de 2009 a las 1:51 pm

    El caso del actual Viktoria Frankfurt también tiene su «chiste»:

    http://en.wikipedia.org/wiki/FC_Viktoria_Frankfurt

    Como le fueron cambiando de un lado a otro segun el interes del «Partido».

    En cuanto a la Stasi, recuerdo haber leido un artículo(no recuerdo en que periodico) donde se comentaba la extensión tan tremenda que tenia en la sociedad (y el deporte). Si algún equipo viajaba al extranjero, seguro que varios de los jugadores, eran informantes de la organización. Pero es que raro seria el grupo de amigos, donde alguno de ellos no lo fuera tambien.

    Una especie de 1984 pero real…

    Cosas de los regimenes totalitarios, que espero que jamas se olviden, aunque mucha gente mire para otro lado por equivocadas razones «ideologicas» (si son de la «cuerda» que apoyo no son dictaduras, solo lo son si son de la ideologia contraria a la propia…mucha gente piensa asi desgraciadamente).

    Saludos

  3. Borja Barba

    17 de junio de 2009 a las 1:56 pm

    @ David

    Gracias por apreciarlas.

    @ Martín

    Es curioso eso que apuntas. Si son de la cuerda no son «golpes de estado», son «revoluciones».
    Habría que investigar en el tema de la Stasi y su influencia en el mundo del fútbol, de las infiltraciones cada vez que un equipo del Este pasaba a jugar al Oeste…

  4. Almogabar

    17 de junio de 2009 a las 2:19 pm

    Leches, no me estraña que al BFC no quieran reconocerle las ligas ganadas en Alemania del Este en ese «cómputo» de ligas que hace la Bundesliga (las estrellas doradas junto a los escudos) y la Federación alemana de fútbol (la estrella junto al escudo del club con el número de campeonatos alemanes ganados, tanto de Bundesligas, pre-Bundesligas, campeonatos femeninos y de la antigua RDA).

    Info en la WiKi (en inglés): http://en.wikipedia.org/wiki/Fu%C3%9Fball-Bundesliga#Verdiente_Meistervereine

  5. Estoja

    17 de junio de 2009 a las 2:26 pm

    Interesantísimo el post, me sonaba la historia pero no me acordaba del nombre del jugador, ni de todos los detalles.

    Muy buena.

  6. José David López

    17 de junio de 2009 a las 3:30 pm

    Muy buen artículo Borja. Mis felicitaciones.

  7. cityground

    17 de junio de 2009 a las 5:59 pm

    Muy bueno el artículo, la STASI debía ser tremenda. Que poco me gusta el Dinamo de Berlín, espero siga muchos años en la Oberliga (5ª categoría alemana).

    Para mi las dictaduras son horribles del signo que sean, privar a la gente de libertad es uno de los mayores pecados que hay, sea en la España de Franco, U.R.R.S., Chile con Pinochet, Corea del Norte, etc…

  8. GaspartPitermanLoperaGil

    17 de junio de 2009 a las 6:38 pm

    cuanto daño han hecho la staci, kgb, ceaceascu, etc al fútbol del Este.

  9. Von Paulus

    17 de junio de 2009 a las 8:17 pm

    Sr. Barba, Lutz Eigendorf nació en 1956, no 1965. Le han bailado los números :P.

    Sr. cityground, Su grima por el Dynamo, viene a cuento de ser el club protegido de la Stasi sin más? No puedo entenderlo, lo siento. No creo yo que la pobre gente que sea, o fue en su día, aficionada de este club sea la culpable de disparates políticos. Curiosamente, la unificación alemana no hizo, futbolísticamente hablando, absolutamente nada por la Alemania del Este. Les metieron, tal cual, en el mundo capitalista y los grandes desaparecieron poco menos del mapa, no sólo el Dynamo. El Hansa Rostock, último campeón de la DDR, malvive en Segunda, el Dynamo de Dresden en Tercera, como el Carl Zeiss Jena o el Rot-Weiss Erfurt. Y el Magdeburgo lo hace en Cuarta… Y así podríamos seguir y seguir.
    La dictadura en la antigua DDR fue terrible para mucha gente, muchísima, pero después de la caída del muro, Alemania siguió durante muchos años dividida entre los ricos del oeste y los pobres del este. Y en lo que al fútbol se refiere, la grandeza dictatorial de los clubs del oeste no dio ni una esperanza a los pobres. Simplemente, los expulsó al olvido.

  10. tubilando

    17 de junio de 2009 a las 8:22 pm

    Creo recordar haber leído esta historia en la contraportada del Marca, hace veinte años, incluso antes de haber caído el Muro; por entonces, hablaban de la hipotesis de que la Stasi se encontrara detrás de todo.

    Se me vienen a la cabeza un par de películas ambientadas en la RDA: La vida de los otros, y Good Bye, Lenin! Ésta última es una visión irónica y divertida de la vida de una idealista del partido; pero la primera muestra hasta qué punto controlaba el Estado al ciudadano. Recomiendo ambas.

    Respecto a la revisión de los títulos logrados, no soy nada partidario de las revisiones históricas, prefiero dejar las cosas como están, pero explicando las circunstancias en que se disputaban las competiciones.

    La vida de aquellos alemanes debió de ser tremenda; debemos recordar que quedaron al otro lado del telon de acero por una cuestión puramente geográfica. Además, tras la II Guerra Mundial, se castigó a la población del este de Alemania: los aliados y los soviéticos practicaron una serie de limpiezas étnicas en muchos pueblos y la población alemana tuvo que huir, quedando repoblados con polacos, ya que el mapa de Polonia fue trasplantado hacia occidente.

  11. pakorn

    17 de junio de 2009 a las 11:09 pm

    Tremendo Borja, me estoy flagelando por no conocer esta historia, porque además de seguidor algo friki del fútbol, siempre he estado muy interesado en la historia de la Alemania dividida y el muro de Berlín. Si que había leido sobre deportistas que saltaron, pero curiosamente no sobre éste, que acabó palmeras. Muchas gracias

  12. pakorn

    17 de junio de 2009 a las 11:14 pm

    no me digais nada, parece ser que tengo que buscar ‘Erich Mielke, la Stasi y el cuero redondo’, de Hans Leske

  13. palentino

    18 de junio de 2009 a las 4:33 am

    Muy buen artículo Borja.

  14. cityground

    18 de junio de 2009 a las 9:27 am

    Von paulus, efectivamente el Dinamo no me cae bien porque muchos de sus títulos no fueron limpios, no es un equipo por el que simpatice, me cae mucho mejor el Union Berlín que también era de la RDA y no era protegido del régimen. Por contra otros equipos de la RDA me caen bastante bien y los sigo un poco como el Magdeburgo, Dinamo Dresde o Carl Zeiss Jena, tienes razón que en la reunificación los clubs del este no fueron para nada favorecidos ni apoyados como debían.

    Por cierto la afición actual del Dinamo Berlín no es la mas edificante del mundo.

  15. Alfredo

    18 de junio de 2009 a las 10:17 am

    ¡Fantastico articulo!

  16. DETU

    18 de junio de 2009 a las 11:21 am

    Por fin un gran artículo, hacía un tiempecito que el final de las competiciones oficiales nos privaba de temas como este. Hay varios aspectos interesantes en él, esta clara la manipulación por parte de la STASI en el futbol de la DDR, pero tambien me gustaría destacar lo que dice Von Paulus, y que generaría por si mismo un nuevo artículo y es como la ferderacion de futbol de alemania Occidental simplemente absorvió a la del Este y practicamente hizo desaparecer a sus equipos, enviandolos a categoría regional. Por último en uno de esos ejercicios de «futbol ficcion» que se suelen hacer aqui, me gustaría saber que seleccion podría mandar al próximo mundial la seleccion de Alemania del Este, en caso de existir hoy en dia.

  17. GaspartPitermanLoperaGil

    18 de junio de 2009 a las 11:33 am

    El Hertha Berlin es el antiguo Union Berlin¿?

  18. Pingback: meneame.net

  19. Técnico sobre el tapete

    18 de junio de 2009 a las 12:13 pm

    @ 17

    Para nada, el Hertha de Berlin es un equipo de la 1. Bundesliga y el Union Berlin es otro equipo que este año ha conseguido el ascenso a la 2. Bundesliga, desde la 3. Bundesliga, que ha sido «creada» este año.

    Por cierto, este año en Alemania ha bajado el único equipo ex DDR que permanecía en la máxima categoría: El Energie Cottbus (toda vez que el Hertha de Berlin no se considera DDR porque está situado en la zona occidental de Berlin, que, como todos sabremos, no era DDR).

    Aquí en Alemania he leído artículos bastante interesantes que venían a decir que la reunificación alemana todavía no ha alcanzado al mundo del fútbol, donde las diferencia son abismales y no hay visos de que la situación cambie.

    Por otro lado se considera que las aficiones más peligrosas y violentas del fútbol alemán proceden de la ex-DDR (especialmente conflictiva la del Dynamo Dresden). Sería interesante analizar los motivos por los que esto es así. Hay gente que apunta que en la DDR, con la llegada del Comunismo pro-soviético, no se hizo un ejercicio de reflexión tan profundo como el realizado en la Alemania Federal respecto a lo que ocurrió durante la época nazi y que, por ello, a día de hoy, hay muchos más neonazis y radicales de derechas en la antigua DDR que en la Alemania Occidental.

  20. Sir Geoff Hurst

    19 de junio de 2009 a las 11:53 am

    ¿Y Sergio Cortina? Quiero su comentario, que de este tema conoce.

  21. Fox Mulder

    20 de junio de 2009 a las 10:50 pm

    Vaya que gran artículo, no conocía esa historia, aunque en el fútbol de este se conocieron muchos casos de «desertores» por aquellos años, recuerdo haber escuchado algo sobre el rumano Marcel Sabou, quien jugase en Tenerife y Sporting de Gijón, aunque no conozco detalles de esa historia, agradecería si alguién pudiese informarme.

    Saludos

  22. DFC

    21 de junio de 2009 a las 8:45 am

    No hay que ir muy lejos para hablar de injusticias y reconocimientos futbolísticos. Durante la Guerra Civil se suprimieron los campeonatos coperos (1936-37, 1937-38 y 1938-39) pero se jugaron torneos coperos con algunos equipos los años 1937 y 1939, el primero en la zona repúblicana que tubo ganador al Levante FC y el segundo en la zona fascista que tubo ganador el Sevilla FC. Pues bien, a dia de hoy solo uno de ellos es reconocido oficialment por la RFEF y no es precisamente el dispustado en la zona democrática…

  23. Pingback: El maletín rojo de Mielke. «

  24. Pingback: Matthias Sindelar: el drama de un genio » Diarios de Futbol

  25. Pingback: Matthias Sindelar: el drama de un genio | fútbolWatch

  26. Pingback: Berlín; El ave fenix | Baldosas Amarillas

  27. hernan

    22 de marzo de 2012 a las 8:50 pm

    Perdon, pero el articulo es una basura. Describe situaciones ya conocidas sobre la division de Alemania y la vida en Alemania Oriental, todo muy emocional y careciendo de datos. Y el punto principal se supone es probar la intervencion de la STASI en la muerte de Eigendorf….donde esta eso? osea…que se encontro cuando abrieron los archivos de la STASI?

    Un asco de articulo

  28. EDILBERTO MARIO PEDRAZA VARGAS

    21 de junio de 2014 a las 2:37 am

    FUI UN FUTBOLISTA SIN TRASCENDENCIA MUNDIAL ME RETIRÉ DEL FUTBOL PROFESIONAL, POR QUE SENTÍ QUE LUCHABA SOLO CONTRA GRANDES JUGADORES, CONTRA REPRESENTANTES Y CONTRA MAFIAS. ME RETIRÉ A LOS 21 AÑOS.
    DESDE 1998 ADQUIRÍ UN TERRENO PARA REALIZAR UN PROYECTO DENOMINADO «CIUDAD FUTBOL MUNDIAL», DONDE CADA CALLE, AVENIDA, CASA, ETC. TENGA UN NOMBRE DE PERSONAJES DEL FUBOL MUNDIAL PARA HACER UN HOMENAJE, A TODOS LOS HEROES VERDADEROS DE ESTE DEPORTE.
    BUSCO AYUDA PARA HACERLO, PORQUE SOLO NO PUEDO. ES UN PROYECTO TURISTICO. UN CULTO A SINDELAR, EIGENDORF, CASZELLI Y OTROS.