Así fue la Liga: Atlético (4º)

escudo-atletico-de-madrid Una temporada convulsa con final feliz; así puede definirse el año de un Atlético de Madrid que, como suele, ha vivido sobre una montaña rusa durante nueve meses. Un año marcado por la irregularidad, con un excelente rendimiento frente a los grandes (ahí quedan los buenos partidos en Anfield y el Bernabéu, o la sensacional victoria 4-3 frente al poderoso Barcelona), patinazos bastante sonados, dos entrenadores, bastantes choques enloquecidos y una sensación de indeseable inestabilidad que se ha palpado tanto en la plantilla como en la grada o la directiva.

Al final, y como ya lleva ocurriendo varias temporadas, al equipo rojiblanco lo ha salvado su excepcional pareja de delanteros, sin lugar a dudas una de las mejores duplas del balompié mundial. Ahora todos hablamos de Forlán, protagonista de un final de Liga atronador, Bota de Oro e ídolo en el Manzanares, pero precisamente quizá sea éste el mejor momento para recordar la fenomenal aportación del Kun Agüero en la primera parte de la temporada, aquellos momentos en que parecía que el club entero dependía de su poderosa arrancada. No es casualidad, por tanto, y a pesar de las sospechas que la segunda vuelta ha arrojado sobre la profesionalidad de este último, que los nombres de las dos puntas de lanza se destaquen en la rumorología que estos días nos asola. También, a pesar de cierta intermitencia, puede considerarse satisfactorio el rendimiento de Simao Sabrosa en el extremo.

Un gran mérito tiene pues el rendimiento de estos atacantes en un equipo blando en defensa y, en muchos momentos, excesivamente plano en la construcción de juego. No entraron mal en el equipo Heitinga y Ujfalusi, fichajes veraniegos, pero un lamentable mes de Noviembre acabó hundiendo al holandés, y el rendimiento del checo no ha pasado globalmente de discreto. Mejor resultado ha dado en el medio Paulo Assunçao en labores de contención, pero el equipo ha echado de menos un creador de juego: Maniche, lo más parecido que había en la plantilla y casi siempre metido en líos, ni siquiera ha acabado la temporada, y el papel del cedido Banega ha resultado irrelevante. Para colmo de males Maxi, uno de los puntales del vestuario, ha vivido un año muy gris y también se ha visto inmerso en algún problema antideportivo. Así las cosas, el Atleti debe pensar urgentemente en la contratación de un cerebro de nivel, y también en darle galones a Camacho, un joven realmente prometedor, sólido en su juego y adorado por la grada.

A las carencias de índole estrictamente deportiva se ha unido en muchos momentos de la temporada la fiereza de una afición colchonera que, harta de mediocridad, se ha hecho notar. Además de los habituales cánticos contra los dueños del club –probablemente justificados- seguramente tuvo mucho que ver la beligerancia contra Aguirre en la destitución, mediado el curso, del entrenador mexicano. Muchos aficionados han mostrado también a las claras su inquina hacia algunos futbolistas, creando en ocasiones un ambiente viciado que en nada beneficiaba al juego del equipo. El culmen de estas actitudes fue el partido contra el Sporting, donde el coliseo del Paseo de los Melancólicos vivió un juicio sumarísimo, y en el que los jugadores fueron crucificados dialécticamente tanto con acusaciones directas como mediante ironías crueles.

Sin embargo, a pesar de todos estos problemas, puede decirse que la temporada ha acabado siendo aceptable. El equipo dio buena imagen en Europa cayendo con dignidad ante el Oporto –ese famoso partido en el que la suplencia de Forlán sigue siendo una incógnita-; la llegada de Abel, a pesar de algún contratiempo, proporcionó el revulsivo esperado; la remontada ante el Villarreal actuó de punto de inflexión, y la impoluta racha de las últimas jornadas llevó a la consecución de la cuarta plaza, objetivo absoluto de la entidad. Ahora, confirmada la continuidad del entrenador y el maná de la Champions, el Atlético se halla en un momento ideal para acometer una estabilización que se antoja muy necesaria para la confirmación del club entre la élite del fútbol español. La clave puede ser retener al menos a alguno de los dos puntas, sacar suficiente dinero por ventas, saber reinvertirlo de forma adecuada y, last but not least, erradicar de una vez esa estética del perdedor que tanto daño le ha hecho al equipo en los últimos tiempos, y que ha servido como cobertura romántica a demasiados desmanes.

Lo mejor: Forlán y Agüero, la reacción en la parte final de la temporada, la irrupción de Camacho y el rendimiento contra los grandes.
Lo peor
: La inseguridad defensiva , la ausencia de patrón de juego, el bajo rendimiento de algunos futbolistas, la inestabilidad y el ambiente viciado en el Calderón.
La frase: La pólvora otorga al Atlético el objetivo europeo.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

12 Comments

  1. Raul

    12 de junio de 2009 a las 5:09 pm

    Opino que los jugadores le hicieron la cama a Aguirre y luego Abel se ha encontrado una liga malisima donde ni Valencia ni Villareal se han merecido ir a Champions. Esos sí, a base de remontadas contra Espanyol, Barcelona y Villareal se ha acabado metiendo.

    Lo que no veo claro es el año que viene. Pinta igual o peor que este, sobretodo si se va alguno de arriba. No me extraña que tardaran tanto en confirmar a Abel y es que nadie decente quería sentarse en este banquillo

    Ha quedado cuarto por cierto

  2. Ramón Flores

    12 de junio de 2009 a las 5:12 pm

    Por supuesto, cuarto. Gracias, Raúl.

  3. Lasambadelfutbol

    12 de junio de 2009 a las 6:13 pm

    Temporada irregular del Atlético, el equipo no tenía los mimbres suficientes para lograr títulos pero sí para pelear alguna final (la de Copa del Rey, por ejemplo). Sin embargo un convulso vestuario (Maniche y Seitaridis no debieron quedarse en verano, aunque costase dinero habría que haberlos largado del club ) y un estilo de juego muy mediocre provocaron que el equipo casi no consiguiera un objetivo básico como es el de estar entre los 4 primeros.

  4. Lasambadelfutbol

    12 de junio de 2009 a las 6:19 pm

    Por cierto este verano si se va Maxi (lo cual espero, porque no ha podido volver a mostrar el nivel de juego por el cual se le fichó) y con la marcha de Leo Franco se tendrá que volver a elegir a los capitanes del equipo no¿?

    Otra de las buenas noticias de este año ha sido poder ver a un jugador con un futuro prometedor como A.Dominguez cuajando un partido fantastico ante el Valencia. Para la temporada que viene sería clave que tanto él como Camacho pudiesen jugar muchos más minutos, en el caso de este último no tiene sentido que con la selección española sub-20 sea un jugador clave y el Atlético no juegue ni 20 partidos por temporada.

  5. pakorn

    12 de junio de 2009 a las 6:44 pm

    Estoy de acuerdo casi completamente con tu post Ramón y con que este equipo está en donde tenía que estar (como mínima), quizás con una defensa más asentada habría disputado la tercera plaza al Sevilla, pero para de contar.
    Haciendo balance personal me quedo en lo positivo, como atlético me quedo con el partido (robado) de Anfield, los de Barcelona, Villarreal y Espanyol en casa y el del Madrid que también mereció ganar.

    En lo negativo, la goleada en Santander, el bochornoso boicot a Aguirre en enero (lamentables partidos con el Athletic y el Valladolid en casa) y, aquí se que discrepo con Ramón, la eliminatoria de octavos. Entre la defensa y el timorato planteamiento de Abel en Oporto se demostró que este equipo no tenía nivel de Champions.

    Pero como somos asín, la espectacular recta final de la Liga nos deja una sensación de gran satisfacción, cuando la realidad es una temporada de aprobado justito.

  6. manu gonzalez

    12 de junio de 2009 a las 6:59 pm

    sin duda es el equipo mas irregular de toda Europa. Empezo la temporada como un cohete, goleando y convenciendo , tuvo un mes de noviembre mediocre en el q cayo 6-1 contra el Barça pero le planto cara al Liverpool en Anfield, y en Diciembre se aupo hasta a la 3ª plaza si no me equivoco, pero empezo el año fatal ( para recordar la frase del kun despues de un empate contra el Almeria) y en Febrero volvio a caer en Europa, esta vez contra el Oporto, rival inferior ( el año pasado fue el Bolton), tras esto , Aguirre fue destituido , le ganaron al Barça en liga, y tras una serie de partidos irregulares llegaron al final de la liga con opciones de champions, pero cayeron contre el Racing 5-1 y al suiguiente partido contra el Sporting fueron humillados x su aficion . En su antepenultimo partido , partido en el Calderon el Español se les puso 0-2 , pero… remontaron con un genial Forlan y acabaron 3 -2 , y tras ganar 1-0 al Valencia en un dramatico partido x la 4ª plaza el Atletico acabo de la mejor forma posible y con un forlan que goleo en los 2 restantes partidos… y no se si me dejo algo de esta temporada, vaya equipo y vaya temporada… La verdad es que el Atleti tiene algo especial , a ver este año que tal les va…

  7. kastromudarra

    12 de junio de 2009 a las 7:12 pm

    A la gran mayoría de los jugadores nuevos en la liga se les concede un tiempo de adaptación, al menos en la mayor parte de los equipos. Esto viene en defensa de Heitinga y Ujfalusi, creo que pueden dar mucho más de sí, especialmente el primero. Aún sí que es verdad que no han rendido a un nivel espectacular, pero tampoco lo han hecho mal, Heitinga, pese a ser defensa a hecho un buen número de goles y Ujfalusi (me estoy acordando de Messi «jugando» con el en el partido del 6-1, sin duda su peor partido) ha demostrado que es un central de garantias y que tiene salida del balón, cosa que no se veía en el Atleti desde hace mucho tiempo. Personalmente me gusta Ujafalusi con Perea al lado y Heitinga en el lateral, más que nada porque Perea no puede tener el balón porque no sabe jugar, técnicamente es muy malo, no descubro nada nuevo pero por contra, me parece imprecindible para hacer coberturas por su velocidad y si se compenetra con el checo, pueden ser una pareja muy sólida,
    De los de arriba no digo nada, que está todo dicho: que se queden para seguir disfrutando.

  8. Airos

    12 de junio de 2009 a las 9:45 pm

    La salida de Aguirre era completamente necesaria. Juego pobre y sólo contraataques, ni una jugada ensayada ni 4 pases rápidos. Era un equipo abatido en el que los destellos parecían hacerse sólo en Europa para llamar la atención de otros clubes. Abel empezó titubeante y no ha corregido gran cosa los problemas futbolísticos, pero por lo menos le ha metido una inyección de brega y pundonor al vestuario. No obstante, no creo que haya sido buena idea renovar a Abel (locura mía: traer una vez más a Aragonés).
    En cuanto a la salida de jugadores, no creo que salgan ni Agüero ni Forlán. Espero que no se vaya Maxi y que sí lo haga Luis García. Problema: Assunçao, Raúl narizotas y Camacho comparten posición, y lo ideal es que sólo jugara uno (hoy por hoy Assunçao) para poder poner un tío más arriba que le dé imaginación al ataque. Aunque me dé pena, mandaría a Camacho a curtirse a Valladolid y que se acabe de una vez el culebrón Asenjo. Dominguez aquí quietecito, que ése sí le va a jugar un rato.

  9. Asandres

    12 de junio de 2009 a las 10:31 pm

    El Atletico tiene un problema estructural terrible y es un club insostenible a medio-largo plazo. La directiva opera con oscurantismo, proyecta mal rollo e inestabilidad, y muchos aficionados cuestionan su legitimidad y hasta que se hicieran con el club legalmente. Que lo hayan robado, vaya. La gestion del club es una calamidad a todos los niveles: Tan solo dos futbolistas de la cantera en el primer equipo, fichajes que se hacen sin claridad ni sentido, sin que los pida el equipo tecnico ni el entrenador y cuya motivacion no parece ser el bien del equipo sino favores a representantes (Pato Sosa, Nunez, Oliveira); Autenticos ejemplos de libro de texto de mala profesionalidad se mantienen en la plantilla contra el mas elemental sentido comun, todo para echarlos a mitad de anio. La directiva es una bicefalia con un presidente que da la cara pero que no tiene capacidad de decision y un maximo accionista que no da la cara jamas, y que toma decisiones deportivas a espaldas del presidente (que pinta el director deportivo en todo esto, no esta claro); El capitan del equipo fue puesto a dedo por la directiva, no por el vestuario, y no hay ni un solo jugador ya que lleve mas de cuatro temporadas como titular. Se ha vendido el estadio y no esta ni claro si la peineta va a pasar en propiedad al club o no; Los aficionados se quejan de dificultades para llevar pancartas al estadio y se ha podido oir en diferentes radios que a algunos aficionados criticos se les ha amenazado con retirarles el carnet. El maximo objetivo del club parece ser cuartos en la liga, lo cual hace imposible mantener a los cracks. De las cuentas, las deudas, y la situacion economica no se sabe nada, pero miedo da. Y la aficion, ay la aficion. No se que tiene que pasar ya para que estalle y ponga sobre la familia Gil al menos la misma presion que esta sufriendo Lopera para que venda las acciones y deje el club en mejores manos.

    Que envidia, que envidia da el Mallorca con la dupla Manzano-Alemany, o el Villareal con Roig-Llaneza, el Sevilla con Monchi-Del Nido, o hasta el Getafe con Torres. Equipos gestionados con carinyo, profesionalidad y sentido comun. Me parece a mi, y lo siento en el corazon que el que el Atleti vuelva a caer en el abismo, de un modo u otro, es cuestion de tiempo.

  10. atletico

    13 de junio de 2009 a las 12:00 am

    No puede ser felíz un final de temporada sin títulos y a 20 puntos del líder (que tiró los últimos cinco partidos).

  11. Lasambadelfutbol

    13 de junio de 2009 a las 12:29 pm

    Para el proyecto del próximo año, en cuanto a parcela defensiva se refiere, no deberían seguir:
    – Perea: No sabe manejarse con el balón, en ocasiones es demasiado violento (ej. el puñetazo al jugador del Espanyol) y además ya ha cumplido su ciclo en el club.
    – Pernía: Es un buen profesional, pero le falta mucho pero que mucho futbol.

  12. Técnico sobre el tapete

    14 de junio de 2009 a las 7:50 pm

    Con esto no critico a nadie ni hago referencia a ningún comentario.

    Pero me sigue fascinando del mundo del fútbol lo rápido que cambian las corrientes de opinión respecto a ciertos jugadores (quizás justificadamente, eso ya no lo valoro)

    En esta caso, hago referencia a Perea y Pablo Ibáñez. Aún recuerdo su primer año juntos en el que aparentemente rindieron a un nivel sobresaliente y los medios de comunicación siempre los destacaban como una dupla de centrales magnífica, Perea por su impresionante velocidad y Pablo por su fortaleza en el juego aéreo, sobre todo.

    Hoy en día, a pesar de no haber pasado tanto tiempo, parece mentira que todo aquello hubiera sucedido realmente. Ahora es lo común tratarles como auténticos patanes, y un agujero en la defensa (yo no soy seguidor del Atlético, quizás su nivel realmente haya bajado tan alarmantemente, pero resulta curioso que los mismos jugadores puedan tener fluctuaciones tan acusadas en su rendimiento).