La Final, 25 años atrás

A buen seguro que la Final que mañana disputarán Athletic y FC Barcelona traerá aromas de déjà-vu para muchos de vosotros (aquellos nacidos antes del 80, sin duda). Hace 25 años (el pasado martes celebrábamos su aniversario), azulgranas y rojiblancos dirimieron sobre el césped del Bernabéu una de las finales más recordadas, aunque por motivos no puramente deportivos, de la historia de nuestra Copa del Rey.

Javi Clemente, que había comandado de manera brillante a aquel recordado Athletic bicampeón de Liga en los años 83 y 84, y César Luis Menotti ponían, frente a frente, dos estilos de juego tan opuestos como vistosos. Por un lado, el virtuosismo de los culés, dirigido desde las batutas del irrepetible Diego Maradona y de Bernd Schuster. Por el otro, la intensidad y el alto ritmo de partido que imponía aquel Athletic de mediados de los 80 y que ya le había llevado a las más altas cotas del fútbol español. Un equipo de toque y precisión frente a otro de casta y esfuerzo.

La batalla definitiva se libró en Madrid, con la capital de España como mudo testigo de una página de la historia de nuestro fútbol que se convirtió en indeleble. La afición bilbaína peregrinó en masa dando una muestra de ilusión como pocas veces se recuerda. Esta semana, 25 años después, los aficionados vizcaínos han estado tiñendo de rojiblanco los caminos que separan el Botxo de Valencia. Sólo los mayores de treintaytantos recuerdan algo semejante.

De aquella final del Bernabéu, que el veloz extremo Endika Guarrotxena mató definitivamente con su gol antes del primer cuarto de hora, se guarda un doble recuerdo. Por un lado, más amable, el del último título conseguido por el equipo bilbaíno (1-0). Por otro, más desagradable, por los lamentables y recordadísimos incidentes ocurridos al finalizar el duelo.

Mientras Dani Ruiz Bazán recogía el trofeo arduamente conquistado sobre el césped, varios metros más abajo, sobre ese mismo césped que había visto coronarse campeón al Athetic, jugadores azulgranas y rojiblancos desataban una de las mayores tánganas que se recuerdan en la historia del fútbol español. Parece ser que todo empezó tras una agresión alevosa de Diego Maradona (quien mantenía un duelo ‘histórico’ con los futbolistas del Athletic, y particularmente con Andoni Goikoetxea) al delantero rojiblanco Miguel Sola. Con el detonante servido, ambas plantillas prácticamente al completo se enzarzaron sobre el césped, y ante los atónitos aficionados, en una multitudinaria pelea barriobajera, con patadas más propias de una trifulca en los bajos fondos de Hong-Kong que de un partido de futbol.

Lamentablemente, la afición bilbaína hubo de dar a su felicidad un poso de amargura que nadie habría deseado. Desde aquel día, y durante algunos años, las relaciones entre ambos clubes y ambas aficiones se enturbiaron de manera notable, situación que, a día de hoy, parece finalmente enterrada por el paso del tiempo y las generaciones.

Esperamos que esta gran Final de 2009 no se parezca en nada, al menos en lo extrdeportivo, a aquella de hace 25 años.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

15 Comments

  1. JuanMa

    12 de mayo de 2009 a las 10:23 pm

    Ufff te olvidas de lo más importante. La lesión de Maradona a manos de Goiko, vamos que se tenían ganas de antes.

  2. martin(foro)

    12 de mayo de 2009 a las 10:28 pm

    Espero justo lo mismo, que se hable solo de fútbol, y nada mas que de Fútbol (aunque Endika no ayude precisamente a ello):

    Y que gane el mejor, a veces no esta mal poder disfrutar de una final sin sufrir apenas nada

  3. PERICOZ

    12 de mayo de 2009 a las 10:40 pm

    Me acuerdo lo que ponia el periodico el dia despues de ese final bajo una foto de Goiko y Maradona: «Goicoechea no le estaba dando su numero de telefono» (o algo asi)!!

  4. Leon

    12 de mayo de 2009 a las 10:43 pm

    La final de Copa es un partido mágico. El viaje, el ambiente antes del partido, te encuentras a cantidad de gente conocida por alli, luego en el estadio es todo un alucine, no pasan los minutos, la tensión es increible.
    He tenido la gran suerte de ir a dos finales con el Depor y es tremendo, diría que disfruté más incluso que el día que ganamos la liga que tampoco estuvo mal. La final de copa es otra cosa, es todomás reconcentrado en una tarde y encima con el desplazamiento de la gente a miles, los cánticos, las banderas, todo el mundo con la camiseta,… una pasada. La gente que haya ido a una final de copa, del equipo que sean, creo que estarán más o menos de acuerdo con lo que digo. Así que imagino que una final de Copa de Europa ya tiene que ser la de dios.
    Del video que pones, pues que vamos a decir, es algo épico. Además recuerdo que el verano anterior había habido unas tremendas inundaciones en Bilbao en verano, me da que era por la Semana Grande poco despues de ganar la primera liga de Clemente. Y menudo equipo tenía el Athletic el año del doblete, Sarabia era un artista tremendo y Urquiaga entraba por la derecha como un obús, luego Urtubi, Noriega, Argote, Sola, De Andrés, De la Fuente, eran todos muy buenos y la defensa tremenda con Rocky Liceranzu y Goiko de muro de contención. Clemente hizo un gran trabajo aquellos años.
    Esperemos que sea un partido precioso. Si gana el Athletic será la fiesta tremenda, la tradición en estado puro y encima con una final a lo grande, ganando a uno de los mejores Barça de la historia. Y si pierde,… bueno eso no va a ocurrir 😉
    La fiesta en toda Vizcaya puede ser de las que hacen época.

  5. tubilando

    12 de mayo de 2009 a las 11:28 pm

    El partido representó el final de un ciclo, el ciclo triunfal del Athletic de Clemente, un ciclo de rivalidad encarnizada entre Athletic y el Barca, también el ciclo de Maradona en el Barcelona, que formó junto a Schuster una de las mejores parejas de extranjeros que han jugado en España. Pude volver a ver el partido hace un par de años, fue malo, muy malo; el Barcelona se empeñaba en atacar una y otra vez por el centro, apenas dispuso de ocasiones de gol, y el Atheltic se dedicó a defender con uñas y dientes (y me quedo corto), a perder tiempo y a lanzar algún que otro contragolpe. Y luego, lo que ya sabemos.

    La final fue el canto del cisne de Endika, el final de Maradona y Menotti en el Barcelona, marcó un punto de inflexión en la trayectoria de Clemente en el Atheltic y nos marcó a todos los que vimos aquel partido.

    Respecto a la lesión de Maradona, mañana comentaré algo, hoy no me parece el momento adecuado.

    Una curiosidad: hace 25 años el Barca perdió la final de Copa ante el Athletic, y fue eliminado en Europa… por el Manchester. Y una duda: ¿se disputó la Supercopa de España? En su caso, hubieran jugado Athletic y Barca.

  6. Garrincha

    13 de mayo de 2009 a las 1:45 am

    ¡¡¡Que ambientazo más impresionante el la grada!!!

    Dentro de todo lo mucho que hay por destacar en el vídeo, me quedo con Schuster. Era tan bueno …. y tenía tan malísima pipa!!

    Me fastidia ver a un Athletic tan dominador contra un Barça en el que precisamente no jugaban cojos. Ojalá un día se vea a los rojiblancos pelear de verdad por los títulos con asiduidad, y que lo de esta copa no sea algo esporádico.

    Para mañana espero que se vea una final preciosa, y por mi parte, que viaje el título a Bilbao.

    Un saludo!

  7. Tobal

    13 de mayo de 2009 a las 4:51 am

    Hace años que en España no se vivía una final de copa como ésta, con tanto entusiasmo alrededor, parece más la FA que la Copa del Rey.

    Ojalá en el futuro otorguen un cupo de Champions al campeón de Copa, para revivir el interés en un torneo tan bonito para los que somos aficionados al fútbol

  8. cityground

    13 de mayo de 2009 a las 8:44 am

    Me gusta la expectación que ha levantado este año la final, ojala que algún día la levante no porque la jueguen barcelona, Athletic o Madrid si no por la importancia de la final en sí, me fastidia mucho que otras finales como Mallorca-Huelva, Betis-Osasuna o Zaragoza-Espanyol pasaban casi desapercibidas, es una de las diferencias con la FA Cup, allí lo importante es la final y el trofeo en si no quién juega la final.

    Recuerdo esa final del 84, lamentable lo del final de partido, en el colegio se hizo muy popular el cántico de «pica, pica, pica el gol de Endika» que se lo cantábamos a los amigo cules.

    Me pasa como a Martín, voy a disfrutar la final porque ninguno es muy santo de mi devoción, el Barcelona por mi poco cariño a los grandes y el Athletic por ser aficionado de la Real, que gane el mejor.

  9. Leon

    13 de mayo de 2009 a las 9:19 am

    El Marca de hoy no sirve ni para envolver el pescado mañana.

  10. Alberto

    13 de mayo de 2009 a las 9:30 am

    @ tubilando, creo recordar que por aquella época cuando un equipo era campeón de Liga y Copa se le adjudicaba automáticamente la Supercopa. Si no recuerdo mal, el primer equipo que jugó la Supercopa habiendo sido sólo subcampeón fue el Barcelona cuando el doblete del Atleti.

  11. Lagartodeldesierto

    13 de mayo de 2009 a las 1:56 pm

    Grandísimo vídeo. Nos da una idea de la evolución que ha vivido el fútbol en España, en especial en cuanto a la seguridad en los estadios y a la violencia en el césped. Resulta curioso como el narrador (¿José Ángel de la Casa?) se muestra impávido ante la caída de vasos, la entrada de Schuster, la patada de Migueli…

    El Atlethic tenía un gran equipo, pero el Barça contaba con dos de los mejores jugadores de la época, Schuster y Maradona, que no estuvieron a su nivel esa noche. De este Athletic a mí me gustaba Argote, un extremo zurdo al que nunca se dirigían los focos pero que era tremendamente regular. En esta final destroza al lateral derecho del Barça a base de centros al área buscando el remate de Dani y Endika.

    25 años después los dos equipos vuelven a dar lustre a esta competición maltratada por federación y clubes. Soy madridista pero desde siempre he tenido simpatía hacia el Athletic, así que esta noche animaré a los leones. 😉

  12. tubilando

    13 de mayo de 2009 a las 3:20 pm

    @ Alberto, no me explique bien, quería decir la Supercopa de España entre los campeones de la temporada 82/83; el Athletic como campeón de Liga y el Barcelona como campeón de Copa. Antes, la Supercopa se jugaba a mediados de la temporada siguiente a la del año de referencia, ya que recuerdo que el famoso pisotón de Stoichikov a Urizar se produjo a finales de 1990 en un partido de Supercopa. Por lo que se ve, el desmadre del calendario es un mal endémico del fútbol español.

    De todas formas, he consultado la wikipedia, y aparece el Barcelona como campeón, venciendo al Athletic por un global de 4-1 (3-1 y 1-0).

    Saludos.

  13. maverick

    14 de mayo de 2009 a las 7:10 pm

    Ostiafina.

  14. Pingback: Así fue la Liga: Athletic Club (13º) | fútbolWatch

  15. Pingback: Camisetas clásicas: el viaje iniciático » Diarios de Futbol