Maniche (por fin) dice adiós al Atleti

nunomanicheatleticomadridLa actualidad de la semana, con la Liga de Campeones como principal protagonista, ha ocultado bajo su espesísimo manto el resto de las noticias dignas de comentario que han surgido en los últimos días. El pasado miércoles, por ejemplo, Maniche y el Atlético de Madrid se encargaban de dar definitiva forma a lo que ya se había convertido en una especie de déjà-vu inconcluso. El centrocampista portugués rescindía su contrato con el club colchonero, tras dos temporadas en las que los desencuentros y sinsabores han sido muy superiores a los buenos momentos.

Campeón de Europa con el Oporto de Jose Mourinho, Maniche llegó al Calderón tras una improductiva estancia de dos años en Moscú (jugando para el Dinamo) y en el Chelsea. Fue en su primer año como rojiblanco cuando realmente ofreció lo mejor de sí mismo, lo que los aficionados recordábamos de aquella durísima y competitiva media del Oporto del 2003.

Pero pronto llegaron los desencuentros. La relación del portugués con el anterio técnico colchonero, Javier Aguirre, fue dando tumbos hasta que terminó por resquebrajarse, propiciando la salida temporal de Maniche hacia el Inter de Milán. Fue el comienzo del fin.

La inestabilidad congénita que caracteriza al club rojiblanco no jugó a favor del centrocampista luso. Sus condiciones futbolísticas (mucha pelea en el centro del campo, intensidad en la presión y recuperación del balón, y una nada despreciable capacidad de jugar la pelota) acabaron minimizadas ante la permanente tormenta que parece azotar las instalaciones atléticas.

Con la llegada de Abel Resino la situación no mejoró. Pese a un más que aceptable comienzo de campaña (aún a las órdenes de Aguirre, quien hubo de levantar la mano sobre el ‘castigo’ impuesto al portugués ante la imposibilidad del club de encontrarle acomodo), en el que parecía haberse recuperado para la causa, la situación de Maniche dio un giro, ya irreversible, tras conocerse los problemas surgidos en la renovación de su contrato. Su suplencia en el partido de Oporto (sin duda, un partido especial para él), en los octavos de la Liga de Campeones y con su equipo jugándose la temporada a una sola carta, fue la chispa que encendió la mecha.

Hace diez días, el propio Maniche y Seitaridis, obligados como el resto de los no convocados o sancionados a seguir los partidos de su equipo en directo, eran apartados del equipo por no personarse en el Calderón durante la disputa del Atlético-Sporting. La situación se tornó insostenible para ambas partes, y la decisión de rescindir el contrato, tomada de manera consensuada, ha terminado siendo la única salida posible a un problema que parecía enquistarse más y más a cada mes que pasaba.

El Atleti pierde a un magnífico centrocampista, pero suelta lastre y da un paso más para lograr la ansiada estabilidad deportiva e institucional. http://www.tb-credit.ru/our-company.html

10 Comments

  1. Asandres

    8 de mayo de 2009 a las 2:37 pm

    @ Borja,

    En tu articulo pareces indicar que la inestabilidad de la entidad ha jugado en contra de Maniche. Aunque el tema de la inestabilidad esta claro, no creo que tenga nada que ver con el comportamiento dentro ni fuera del campo de Maniche, un ejemplo de libro de texto de mal profesional a todos los niveles.

    Pues en que el Atletico pierde a un gran centrocampista no te puedo dar la razon. Un gran centrocampista fue Caminero, o Pantic, o Deco, o Guardiola o incluso te puedo aceptar que el mismo Maniche hace 6 anyos. Desde entonces no ha dado una. Ha fracasado en los tres equipos en los que ha jugado (siempre por culpa de los demas, segun el, que no estan a su altura de gran crack del futbol mundial), y su paso por el Atletico ha sido lamentable. Este anyo su decadencia fisica era palpable en el tipin que lucia el amigo Nuno en cuanto la elastica rojiblanca hacia honor a su numbre: elastica, con unos pechos que eran la envidia en el set de Los Vigilantes de la Playa y una panza impropia de alguien de su edad. No llegaba por falta de velocidad a balones que le mandaban practicamente al pie, y su contribucion ha sido nula practicamente en toda la temporada exceptuando las cuatro o cinco primeras jornadas. Y todo sin mencionar los continuos desplantes a los aficionados, insultos a la entidad, nulo compromiso con el equipo, problemas con la justicia, y demas temas extradeportivos.

    Su baja es una magnifica noticia, y completamente imprescindible si el Atleti quiere recuperar la dignidad y el respeto por si mismo. Eso mismo se puede decir de la muy merecida sancion que le cascaron tanto a Maniche como a Seitaridis por su enesima falta de respeto a la entidad, a sus companeros y a la aficion.

    Por aqui si, senor Pitarch. Por aqui si.

  2. Probando

    8 de mayo de 2009 a las 3:46 pm

    Maniche no es un crack en el medio del campo, pero es un jugador muy útil para hacer las labores oscuras y que no molesta en la construcción. Como ejemplo, lo que dicen más arriba de que no es comparable a Deco u otros grandes centrocampistas. Claro que no, es un jugador para acompañar a Deco, para hacer de Deco hay poquísimos jugadores en el mundo.

    Le ha perdido la cabeza, igual que a Seitaridis. En la situación actual no iba a dar nada al equipo. Pero no creo que el Atleti vaya a conseguir la estabilidad por soltar lastre, que debe hacerlo. El Atleti hará lo de siempre, fichar un equipo nuevo, no darle tiempo a conjuntarse, y a cortar cabezas otra vez… que los que mandan siguen siendo los mismos y llevan siglos demostrando que no aprenden.

  3. Land Decover

    8 de mayo de 2009 a las 5:18 pm

    Maniche me parece un jugador más llegador que con capacidad para jugar el balón, al estilo Keita(pero este la mueve mejor creo yo). Por lo demás estoy totalmente de acuerdo!

  4. P.M.X.

    8 de mayo de 2009 a las 5:24 pm

    Si, Maniche sólo puede jugar bien en un equipo pequeño que juegue replegadito o junto a un mediocentro que cree de verdad. Si él tiene las riendas, mal asunto.

    un saludo desde cultura-de-futbol.blogspot.com

  5. NIPO

    8 de mayo de 2009 a las 8:37 pm

    Todos hemos visto a Maniche en plenitud, pero en el Atleti solo ha tenido algunas rachillas de partidos sueltas, nunca ha dado una temporada completa sin criticas (normalmente merecidas) y este año ya ha sido tremendamente nefasto!

  6. Kurono

    9 de mayo de 2009 a las 9:02 am

    PUes Maniche ha sido un gran medio el cual se le subió el éxito a la cabeza, su ida al Dínamo, su posterior cesión al Chelsea (ahora no me acuerdo si fue un capricho de tantos de Mourinho que no le funcionaban del todo bien como del Horno o J.O. Mikel, o bien ganas de Abramovich), y luego su irregular y últimamente mediocre aportación al Atlético marcan su carrera. Recordemos que Maniche llegó al Atlético junto a Seitaridis y Costinha procedentes del Dinamo, uno era campeón de UEFA y Champions y otro de la Euro 2004, amén que los portugueses eran subcampeones de dicho torneo, cartel tenían, pero indisciplina y aprofesionalismo han estancado (en el caso del griego) o bien acabado su carrera (con los lusos). Claro, mientras sigan vagos como Pichar en la dirección deportiva poco se hará para conseguir jugadores que de verdad aporten oxígeno en la medular colchonera (aun me acuerdo cuando obtuvieron la cesión de A. Revelliere y no se hizo efectiva la opción de compra aduciendo que era muy caro y al poco tiempo trajeron a Oliveira, por casi el mismo precio y un rendimiento mediocre). Buen artículo Borja

  7. tubilando

    9 de mayo de 2009 a las 11:11 am

    Estoy de acuerdo con #3 Land Decover. De este jugador me llama la atención la claridad y potencia para disparar cuando llega al área rival; incluso define mejor que muchos delanteros de gran prestigio. Por lo demás, no me parece gran cosa y, viendo su (falta de) actitud como futbolista profesional, considero que la decisión ha sido correcta y tardía, pues se trata de un futbolista que lleva cinco años dando tumbos.

  8. Pingback: Atlético de Madrid: Objetivo cumplido | fútbolWatch

  9. Pingback: Así fue la Liga: Atlético (4º) » Diarios de Futbol

  10. Pingback: Así fue la Liga: Atlético (3º) | fútbolWatch