El hombre que cambió el fútbol para siempre

Los acérrimos del tema solemos comulgar de buena gana con el collage de policromía, gráficos desbordantes y titulares gigantes que conforman cualquier diario deportivo. Sin embargo, uno no puede estar más de acuerdo con el tratamiento visual que muchos periódicos de la época le dieron a la catástrofe de Hillsborough. Riguroso blanco y negro. Tan negro como el que tiñó aquel 15 de abril de 1989 en la que la casa del histórico Sheffield Wednesday se hizo célebre en todo el mundo por causas tan lamentables como alejadas de lo que tan sólo debería ser un juego divertido.

Axfixiados en un estadio que se convirtió en la trágica metáfora de lo que era el fútbol inglés en aquel preciso momento, un espectáculo enfermo, 96 hinchas del Liverpool que pretendían disfrutar de la semifinal de Copa ante el Nottingham Forest, perdieron la vida. Ahora, a 20 años vista de la tragedia, el paciente continúa sufriendo algunos achaques pero presenta un aspecto definitivamente mucho más saludable. Gracias en gran parte a los sabios consejos de Peter Taylor. No quebraba cinturas como los ángeles ni era un as de la estrategia. Desde luego que nunca fue un visionario de las finanzas pero cambió para siempre el fútbol en las islas.

Taylor, más tarde responsable máximo de la justicia en Inglaterra y Gales, recibió el espinoso encargo de instruir el sumario sobre las muertes de Hillsborough. Con el tiempo se demostró que no había nadie tan capacitado. Más allá de su formación como jurista, sabía lo que se traía entre manos ya que había sido un habitual de la grada de St. Jame’s Park en su juventud.  31 días más tarde puso encima de la mesa el documento que cambiaría para siempre la cultura de fútbol inglesa. El Informe Taylor, entre muchas otras recomendaciones sobre la seguridad que hoy en día son norma, puso asientos a las desgraciadamente brutales por definición terraces británicas y el cierre a la posibilidad de que templos como Hillsborough volviesen a ser noticia por algo más que por un buen gol por la escuadra.  Por ello, no estaría de más que en alguno de esos emotivos recordatorios con los que la parroquia futbolística británica rendirá homenaje a los fallecidos, se dedicase un minuto a glosar su estupendo legado.

Periodista + social media freelance, que es lo que se lleva. Infrafútbol y chatarra. Disfruté en Sportyou y lo sigo haciendo donde me dejan. pisalo.es sergcortina@gmail.com

15 Comments

  1. Kaiser Godofredo

    13 de abril de 2009 a las 2:39 pm

    Todo un ejemplo de la justicia británica. Ahora los campos ingleses son la envidia de la mayoría de paises europeos y los hooligans tienen que salir de su país para poder dar rienda suelta a su mongolismo compulsivo.

  2. "Lama"

    13 de abril de 2009 a las 10:06 pm

    Ya no sólo es ver lo que hizo este hombre por el fútbol de las Islas, sino, ciñéndose un poco más a Inglaterra, ver como estaba la Premier (o lo que fue antes, no recuerdo su nombre oficial) y a como está ahora.

    Leí hace unos días que la media de asistencia de los estadios de la Liga Inglesa supera el 90%, y fue este dato el que me llamó la atención entre otros muchos más positivos.

    Tirando para casa, no creo que la Liga española esté tan mal como la inglesa en los ochenta, así que quién sabe si un agente externo al fútbol podría servir para pulir lo malo de nuestro fútbol.

    Saludos

  3. Garrincha

    13 de abril de 2009 a las 10:16 pm

    Gran post Sergio, nunca está de más recordar estas tragedias para honrar a las víctimas y hacer causa común con el fin de que esto no vuelva a repetirse (aunque recientemente en África sucedió en un partido de local de Costa de Marfil clasificatorio al Mundial).

    Recuerdo cuando aún hasta hace unos años se veía el fútbol en los fondos de pie, algo que particularmente siempre me ha gustado, aunque si la normativa ha servido para evitar estos sucesos mejor vivirlo tranquilamente sentado con las pipas y el bocata.

    Por otro lado, entre las víctimas de Hillsborough se encontraba Jon Paul, primo de Steven Gerrard, que según cuenta en su biografía juega al fútbol en homenaje a él. Tremendo.

    Un saludo!

  4. Juane

    14 de abril de 2009 a las 8:37 am

    “y los hooligans tienen que salir de su país para poder dar rienda suelta a su mongolismo compulsivo”.

    Totalmente de acuerdo con esa frase, lo cual deduce que detras de toda la parafernalia y marketing que disfraza a la Premier, hay una legion de incontrolados que la alimenta dentro de las islas. No vendria mal un informe “señor X” sobre como actuar con esas bestias.

  5. Leon

    14 de abril de 2009 a las 10:43 am

    El tema de la violencia en el futbol es tan complejo que por eso tiene difícil solución. En Inglaterra se dio un tremendo coctel para los muchísimos episodios que hubo de hooliganismo. De entrada allí hay mucha identificación con el equipo local, mucha más que aqui, no había ni hay esa bipolaridad parecida a Madrid-Barça que tanto daño hace a nuestra liga. La gente es del Fulham, del Leicester o del West Brom y de nadie más. Y eso hace que la pasión sea mayor por ser local. Cierto que los medios reparten mucho más su atención en todas las competiciones, incluida la First e incluso los playoffs menores.
    Si añadimos que es una sociedad con una cultura innata del alcohol como válvula de escape, añadimos las tensiones raciales de las últimas décadas (por mucho que las oculten o den lecciones, es un hecho que la integración de la inmigración sigue siendo un asunto a resolver), una prensa sensacionalista de la que aqui se ha imitado mucho, unos estadios de 1950 y la fascinación que la violencia produce en los grupos grandes pues pasaba lo que tenía que pasar. Incidentes todos los días.
    Que por qué ahora lo hacen fuera de su país, especialmente cuando juega su selección. Pues porque es realmente difícil prevenir que se te presenten 70.000 en Stuttgart cuando solo tienen entrada 30.000. Y de esos, pues 20.000 borrachos van a liarla, porque es su válvula de escape, es lo que se espera de ellos, que la monten. The Sun titula “Invasion” y proponen graciosas cancioncillas hablando de la guerra mundial. Y encima saben que siendo tantos la policía alemana va a querer quitárselos de enmedio pero que la responsabilidad personal es muy limitada, en otro país, en un mundial… barra libre para sacar al bestia que llevan dentro.
    Al margen de que Hillsborough fue una demostración de lo mal que estaban organizados los partidos. Y que muchas de las medidas han sido positivas. A mi personalmente me repatea lo de quitar las gradas de pie porque recuerdo la curva de mi estadio de pie y era otra cosa, pero reconozco que por seguridad es mejor como está ahora. Pero hay que mejorar mucho lo que es la atención al aficionado (cliente) especialmente en España. Excluyendo los palcos vips de algunos estadios donde sí que hay buenos servicios, en general la atención al aficionado es extremadamente cutre. Pagas una fortuna, hoy en día hablan de 60 euros por una entrada como si fuera normal, y ¿qué recibes? Un lugar en una silla de plástico incómoda, sucia y en la que te mojas. ¡Joder que son 60 euros, que es una pasta! Y luego vas a tomar algo y tienes bares cutres y carísimos, en lugar de puestos normales en los que te atiendan bien y a un precio normal. No digo que monten el tinglado impresionante que hay en los partidos de la NBA, pero si pusieran 3-4 locales con bocadillos, comida rápida y luego unas tiendas en condiciones a precios normales, el aficionado se gastaría más en el campo y la experiencia sería mejor. No hablemos de los baños de muchos estadios porque ahi si que salimos mal parados los aficionados, la gente es extremadamente cerda.
    Pondré un ejemplo que hablamos estos días, Deportivo-Atletico de Madrid después del puente de semana santa. Van y lo ponen el domingo a las 9 de la noche ¿No habría sido más razonable ponerlo el sábado a las 8 y así viene gente de Madrid se deja una pasta unos días y disfruta con el viaje? No mucho mejor ponerlo a una hora infumable, porque lo dice Canal+, pues nada que pregunten en la ACB que tal les fue con las recomendaciones de Canal+. En eso la Premier si que nos da mil millones de vueltas, allí todo está organizado de antemano, puedes ir a lastminute.com y comprarte el pack con billete de avión, hotel y entrada con 3 meses de adelanto. Y aqui te están fijando los días y horarios la misma semana del partido. Y estos últimos años la final de copa la mueven como si fuera un tiovivo. Falta de profesionalidad y sobre todo de respeto al deporte.
    En fin que el tema del post da para mucho y que como comentas, Hillsborough fue tan bestia que obligó a cambiar muchas cosas, sobre todo dio carta libre a las autoridades para entrar en algo tan complejo como es el futbol de alto nivel actual. Y tragedias las puede haber siempre porque realmente si uno lo piensa, 60.000 personas en un estadio, basta que haya 20 desaprensivos para que se arme la de dios. Y estamos pensando en Europa occidental, pero uno ve el ambiente en el derby de Belgrado que poniais hace poco en el blog y es un milagro que no haya más desgracias.
    En fin, siento el rollo.

  6. Land Decover

    14 de abril de 2009 a las 12:49 pm

    @ Leon

    /Clap /Clap

  7. Kaiser Godofredo

    14 de abril de 2009 a las 1:35 pm

    Tambien es alucinante lo que han logrado con el futbol escocés, que en los años 70 y 80 estaba a la altura en número de altercados con países como Brasil o Argentina. Ahora es un remanso de paz..

  8. Juane

    14 de abril de 2009 a las 1:40 pm

    ¿Y como lo han logrado Kaiser?

  9. ElDiez

    14 de abril de 2009 a las 2:41 pm

    Como dices León, pagamos 60 euros para ver un espectáculo en una cutre localidad de plástico, los bares son ridículos y a precios carísimos, los baños un asco… Pero bueno, al menos puedes insultar a otra gente, al árbitro… tirar la mierda que quieras al suelo, incluso llenar la cabeza al que tienes delante de cáscaras de pipas y de ceniza del puro, cigarro o lo quieras fumar…
    Es lo bueno de ir al estadio, que vale casi todo, y no te sorprendes de ver a nadie hacer esas cosas como lo harías en otro lugar. Supongo que todavía hay muchas cosas que mejorar en todos los sentidos: organización, respeto, seguridad…
    Porque es una pena que tuvieran que ocurrir tragedias como esta para cambiar algunas cosas…Pero por lo que se ve el fútbol es un espectáculo diferente.

  10. Celoriu (l'asturianu llingua oficial)

    14 de abril de 2009 a las 2:57 pm

    Buen artículo, aunque hay que reseñar que, en realidad, cuando se nombró a Peter Taylor jefe de la Justicia inglesa fue en 1992, tres años después del desastre.

  11. Sergio Cortina

    14 de abril de 2009 a las 3:52 pm

    Es cierto Celoriu, muchas gracias. Ya lo he corregido.

    Un saludo,

  12. Kaiser Godofredo

    14 de abril de 2009 a las 7:37 pm

    @Juane:
    La respuesta es reforma de la ley del deporte y un aumento de la inversión en las zonas más castigadas por el liberalismo tatcheriano tras el gobierno de la dama de hierro y que produjo unas reducción drástica de la violencia en el deporte.
    La reforma de los estadios en Inglaterra para la disputa de la Eurocopa fue el apuntalamiento final a esta serie de medidas.

  13. Pingback: “Yo juego al fútbol por John Paul” | fútbolWatch

  14. Pingback: Sobre la posible vuelta de las gradas de pie » Diarios de Futbol

  15. Pingback: Hillsborough. La infamia | futbol news

Déjanos un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>