Apetitoso menú europeo

Aparte de la reedición del sabroso enfrentamiento España-Turquía, se disputan esta noche varios partidos de indudable interés en la fase de clasificación para Sudáfrica 2010. En Wembley, la resucitada Inglaterra de Capello recibe a Ucrania, selección que, a pesar de hallarse en un momento de cierta indefinición, es siempre una buena piedra de toque para calibrar las posibilidades de un rival de postín. Se lo perderá Ferdinand en el lado pross, mientras que el protagonismo en los amarillos se lo ha arrebatado Voronin, exultante en Berlín, a un Shevchenko en horas bajas que huele a retirada. Alemania, en un momento malo de juego a pesar de la goleada a Liechtenstein (4-0), se enfrenta a domicilio al Gales de Gareth Bale y el discutido Toshack con la inquietud de tener a rebufo a Rusia, semifinalista de la Euro y siempre un peligroso enemigo. Más tranquila camina Italia, que venció a Montenegro el fin de semana, y que se verá las caras con los irlandeses en un morboso duelo de banquillos LippiTrapattoni. Francia tiene un encuentro más difícil de lo que parece ante Lituania –sobre todo considerando el poco nivel que están exhibiendo los galos en la fase de clasificación- mientras que Holanda, que a las órdenes de van Marwijk está firmando una clasificación inmaculada, puede dejar finiquitado el asunto hoy frente a la Macedonia de Pandev y Vasovski. Gran menú, pues.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

2 Comments

  1. Robert Martínez

    1 de abril de 2009 a las 11:29 pm

    Es impresionante la mentalidad ganadora que Capello imprime a sus equipos. Y en los dos goles de falta buscando siempre la segunda jugada. Pocos entrenadores consiguen transmitir tanta seguridad.

    Y lo de Argentina ha sido una oda a la indolencia. Ni recibiendo un correctivo espectacular eran capaces de presionar o, al menos, intentar maquillar el resultado. Se entiende que Maradona no sea un virtuoso estratega, pero se espera que sea capaz de motivar a sus jugadores.

  2. sabutilnik

    2 de abril de 2009 a las 10:01 am

    Impresionante Holanda!! ¿cuántos partidos consecutivos lleva marcando Huntelaar? … y la de barbaridades que dieron sobre el muchos periodistas españoles.