De Makaay, del lenguaraz Lago y del desembarco cántabro en Lutecia

Más de uno estará a punto de echar una lágrima hoy en el viejo estadio de Riazor. Y no es que el Dépor tenga la clasificación imposible, que aún está en su mano, es que la visita al feudo coruñés de Roy Makaay a buen seguro referescará alguna memoria adormecida en esta época de Tabordas, Bodipos y Rikis. Recibe el RC Deportivo de La Coruña a un Feyenoord en horas muy bajas (decimoprimero en la Eredivisie, a once puntos de la cabeza), aunque el aliciente está servido con el retorno del veterano delantero holandés. Uno de los últimos vestigios del gran Deportivo de Irureta buscará dar al equipo de Rotterdam sus tres primeros puntos en la competición, ante un cuadro herculino que disputa aún su segundo partido en esta liguilla.

Anda el patio revolucionado en el entorno del Valencia CF, con unas supuestas declaraciones (y digo ‘supuestas’ porque tras los múltiples matices, las correcciones, y las rectificaciones uno ya no sabe con qué versión quedarse) incendiarias del defensor uruguayo del Rosenborg, Alejandro Lago. Ciertas o no las ofensivas palabras del charrúa, lo que sí es incontestable es que este mismo partido, hace un año, levantó ampollas, y de las gordas, en la ciudad del Turia. Haría bien el Valencia en no centrarse en chistosos ‘cursos de español para noruegos’, y buscar la manera de vencer al frío del Lerkendal y a los once mocetones de Trondheim. Por evitar sorpresas.

Desde Santander hasta París hay aproximadamente unos mil kilómetros por carretera. Esa es la distancia que se van a meter en el cuerpo los casi 4.000 aficionados del Real Racing Club de Santander a la ciudad de la luz, con el firme propósito de ver a los suyos conseguir la que sería su primera victoria europea de la historia (tras perder con el Twente y empatar con el Schalke 04). Allí, un renacido PSG (no en vano se ha reforzado con nombres como Makélélé, Ludovic Giuly o Mateja Kezman), que en Liga francesa mira hacia arriba tras la desastrosa temporada pasada, buscará también su primera victoria en la competición, tras haber sido derrotado en Gelsenkirchen en la primera jornada y haber descansado en la segunda. Una derrota racinguista supondría prácticamente el fin de sus aspiraciones europeas. http://www.tb-credit.ru/our-company.html

8 Comments

  1. Gontxo

    27 de noviembre de 2008 a las 8:03 pm

    Jejeje, bonito post no habia caido en el regreso de Makaay a Riazor, y más en comparación a los delanteros actuales del Depor.

    El PSG me parece que se ha reforzado bien. A Giuly le queda todavia bastante fútbol, Kezman y Makelele aún dan un bien nivel y tiene un 9, Hoarau, muy joven y muy bueno, que está anotando bastantes goles.

    El Valencia deberia derrotar al Rosenborg sin problemas, pero en la UEFA se ven sopresas. Ahora veremos.

  2. Estoja

    27 de noviembre de 2008 a las 9:53 pm

    ¡Qué grande la vuelta de Makaay a Riazor! ¡Y que tardes de gloria ha dado al deportivismo!
    Es una pena que no se pueda producir el enfrentamiento entre los hermanos De Guzmán. Aunque por lo menos podrán ver el partido juntos que están los dos lesionados.

  3. Estoja

    27 de noviembre de 2008 a las 10:57 pm

    Se me ha quedado la piel de gallina después de ver a la afición del Depor dedicarle los cánticos de los últimos 5 minutos del partido a Roy Makaay, impresionante. Roy no se merecía menos.
    Por lo demás grande jornada de los equipos españoles.
    Me ha decepcionado mucho el Feyenoord. Ahora mismo solo me acuerdo de una ocasión de gol de Makaay que salvó Aranzubía. Han estado muy flojos, pero creo que es el nivel que han mostrado durante la presente temporada. Ahora el Depor tendrá que ir a sacar algo positivo de su visita a Polonia.

  4. Leon

    27 de noviembre de 2008 a las 11:49 pm

    Acabo de llegar de Riazor. Impresionantes los últimos cinco minutos, atronaba el campo con el canto de «Roy Makaay te quiero». Se lo merece, un jugador honrado y profesional que nos dio más de 100 goles, algunos inolvidables como los de Munich.
    El partido no ha tenido color, menuda defensa tiene el Feyenoord, que desastre. A ver si Valeron va cogiendo la forma porque ha hecho un par de diabluras tremendas.
    Y por cierto que la policía hoy ha tenido el «síndrome Platini» porque con la que han liado los hooligans del Feyenoord los polis se han contenido de lo lindo.

  5. caligula

    28 de noviembre de 2008 a las 1:00 am

    Muy buen post!

  6. Kurono

    28 de noviembre de 2008 a las 4:34 am

    Je, Makay una máquina de nombre clave: GOL. Que grande era de verdad. El Feyanoor es irregular, pero más que nada por que últimamente, salvo el PSV, los demás clubes holandeses están en una etapa muy irregular de juego. Y el PSG, la verdad ahora que ya no están en la dramática situación del año pasado, su obligación es llegar lejos en Europa y ganar alguna de los torneos coperos franceses para confirmar la recuperación.

  7. Leon

    29 de noviembre de 2008 a las 10:37 am

    Ya hay videos en youtube de lo de Riazor: Final del partido

    Y este video es de lo tremendo killer que era Makaay en el Depor: Makaay

  8. Pingback: Oxycontin.