Unai Emery, entrenador y terapeuta

El dinero no libera al futbolista del miedo
Periodista, actualmente en Sportyou.es. Editor del blog La libreta de Van Gaal. Autor del libro 'Frases de fútbol'. Colaborador de 'Radioestadio' de Onda Cero. (miguel.gutierrez arroba diariosdefutbol.com)

11 Comments

  1. miguelbuke

    7 de octubre de 2008 a las 7:41 pm

    una de las mayores verdades que he leido en mucho tiempo… aprende lillo!!

  2. Llinares

    7 de octubre de 2008 a las 7:41 pm

    Muchos jugadores han empezado a jugar mal cuando han obtenido buenos contratos y al reves… yo creo que depende de la personalidad del futbolista. Hay algunos que necesitan ir de estrellas, y hay otros que si cobraran más posiblemente lo harían peor.

    Como en las empresas, al que cobra poco no se le valora por lo que cobra, y al que cobra mucho se le exige más.

  3. remate

    7 de octubre de 2008 a las 10:54 pm

    Buena entrevista y un entrenador destinado a cosas grandes, me encanta la reivindicación que hace de Toshack, yo también recuerdo su época en aquella Real que hacía unas segundas vueltas brutales, con el tiempo se convirtió en un gran humorista pero al principio era además un técnico fantástico.

  4. juane

    8 de octubre de 2008 a las 11:18 am

    Esta frase la he escuchado antes. Quizas a Lillo?, Valdano?, O quizas fue a David Vidal…XD

  5. Gamón1984

    8 de octubre de 2008 a las 12:03 pm

    Una verdad como un templo…

    Esto es lo de siempre, se critica a juagdores porque “con lo que cobran no meten goles”. Se les puede criticar la falta de profesionalidad, pero nunca el rendiemiento si demuestran esfuerzo. Si un jugador no rinde según lo esperado, la culpa es de quien le trae y le paga esa ficha, no del jugador.

  6. sikander

    8 de octubre de 2008 a las 12:25 pm

    Parece un tipo muy listo, la frase es algo obvio porque nunca debemos de olvidar que los futbolistas ante todo son personas que tienen sus miedos y preocupaciones como todo el mundo.

  7. Froilan

    8 de octubre de 2008 a las 12:40 pm

    @ Gamón1984

    Eso que dices es una barbaridad ¿como le vas a echar la culpa al que trae y paga a un jugador que no rinde? mucha culpa, a lo mejor no toda, la tiene el jugador, el resto la repartiría entre el entorno (público, representantes aprovechados, malas amistades) y el entrenador que es quien debe dirigir y mantener centrado al jugador. En esto del fútbol, como en todo en la vida, la cabeza es fundamental, si no te funciona, por muy bueno que seas, malo y ahí están los casos recientes de Ronaldinho ó Ronaldo.

  8. Leon

    8 de octubre de 2008 a las 1:15 pm

    Froilán, igual me equivoco pero lo que le he entendido a Gamón1984 es que no es responsabilidad del jugador que un presidente le firme un pastón, a quien habría que reclamarle por el dinero mal tirado es al que se lo paga.
    Imagina que un club se trae a un jugador normalito y lo presenta como una estrella, por conveniencias del presidente de turno, pagando un traspaso enorme y un sueldo de la pera, para tener contenta a la afición.
    Luego el jugador resulta que hace lo que sabe, jugar normal sin ser una estrella y la gente se mosquea y le echa en cara el sueldo. Eso sucede muy a menudo, no sé, mira el colista actual de la liga y a otros muchos equipos.

  9. J

    8 de octubre de 2008 a las 4:55 pm

    Joder, pues si no es responsable quien le contrata, pero sí lo puede ser “el público” o “las malas amistades”. Le voy a echar la culpa de mis desmanes al público, a la sociedad, o ya puestos, a la TV.

    Ya en serio, una cosa es la culpabilidad (culpable es quien comete la falta, en este,m no rendir) y otra bien distinta es la responsabilidad (del que contrata, paga desorbitadamente y no exige profesionalidad).

  10. Kurono

    9 de octubre de 2008 a las 9:03 am

    Francamente, la culpa es tanto de un directivo que compra a un jugador pagando barbaridades o con un sueldo desproporcionado, como del mismo jugador por aceptar el traspaso. Ejemplos abundan: Ronaldo, J. Saviola, Mendieta, Owen. Si se fijan, la mayoría se movieron por dinero y ya todos saben como acabaron. Una lástima que se desperdicia el talento y la carrera. Como opinión personal, jugadores como Recoba, Saviola o Julen Guerrero se perdieron en el limbo consecuencia de un sueldo desorbitante y un contrato largo que les brindaron directivas por pánico a que otro equipo los comprara, sin demostrar aún si eran válidos para equipos grandes; verlos en la banca a muchos aficionados del futbol les parecía un delito, pero realmente ellos se buscaban eso, el acomodo del dinero.

  11. Gamón1984

    9 de octubre de 2008 a las 2:15 pm

    @ Froilan

    Creo que no me has entendido… he dicho que si un jugador se deja la piel, es profesional… peor no rinde según lo esperado, no se le puede culpar de nada. Si se toca los coj… desde luego que sí, pero no es culpa de Saviola cobrar lo que cobra, sino de quien se lo da. Por ejemplo. Ni era culpa de Quaresma en el Barça cobrar lo que cobraba.