Homenaje al fútbol en Berna

Holanda acaba de vencer a Italia por 3-0 en el que seguramente será el gran partido a recordar de la presente Eurocopa, o de muchas Eurocopas. Un duelo abierto, tormentoso, delirante de principio a fin, donde el fútbol ha sido justo con la madurez y el gran juego exhibidos por la oranje, pero demasiado duro con una Italia que no merecía este castigo, que se ha batido con la fiereza que la ha hecho grande, y que no ha deshonrado en ningún momento su condición de campeón del mundo.

Parecía en principio que el duelo se presentaba más tranquilo, pues ambos entrenadores presentaban una alineación con dos mediocentros defensivos (EngelaarDe Jong los holandeses, GattusoAmbrosini Italia) y un solo ariete, Van Nistelrooy en un lado y Luca Toni en el otro. Sin embargo, tras un poco de tanteo, Di Natale ha roto rápidamente las hostilidades con una buena ocasión a los tres minutos de juego. El veloz mediapunta del Udinese ha jugado un excelente encuentro, y en la hora de partido que ha permanecido en el césped de Wankdorf se ha revelado como el mayor estilete de los transalpinos; sólo la mala suerte le ha impedido marcar.

Pronto el encuentro se ha desbordado en un torbellino descomunal de emociones. Van Nistelrooy ha comenzado avisando con dos remates automáticos desde fuera del área y marrando un mano a mano, quizá porque Buffon lo tocó suficiente para desequilibrarle, pero no tanto como para hacerle caer. Es raro que el artillero del Madrid perdone más de dos o tres, así que siguiendo su hábito de pistolero, empujó poco después a la red un brutal zapatazo de Sneijder. El fuera de juego era flagrante, pero la jugada fue tan vertiginosa que ni árbitro ni asistente se apercibieron de nada. Uno a cero.

Son los mejores minutos de Holanda. Van der Vaart, seguramente el mejor del partido, es un coloso en el medio, Engelaar se aplica con tesón en la sala de máquinas, y la pelota ronda peligrosamente la puerta de Buffon. Sin embargo, los italianos no se rinden, y contestan al el tanto de Van the Man con un remate a la salida de un córner que saca Gio debajo de los palos. Sin solución de continuidad, los neerlandeses arman el contragolpe perfecto, que en cuatro o cinco toques lleva el balón al punto de penalty rival: allí anda Kuyt para bajar la bola con la testa, y Sneijder para machacar a bocajarro al arquero italiano. Gran premio para Wesley, autor de un partido sensacional en el duro oficio de todocampista, y resultado, en esos momentos, justo. Holanda era una apisonadora, y la falta de Cannavaro un gran lastre en la defensa transalpina. Tras otro mano a mano en el que Van Nistelrooy pierde la oportunidad de cerrar el partido, se llega al descanso.

La segunda mitad es otra historia. Italia, visto que no puede tumbar a los holandeses juego, se lanza a por ellos con casta y coraje. Gattuso es el encargado de ensuciar el partido –en alguna ocasión se libra de la expulsión por un pelo-, que se gira en los primeros diez minutos. Pirlo toma el control, Donadoni envida con Grosso, Del Piero y Cassano, y el balón comienza a rondar el área de Van der Sar. Desfondado De Jong, Holanda aguanta la ofensiva transalpina fiada a la seguridad de Bouhlarouz, la sobriedad esta noche de sus centrales y la tranquilidad bajo palos de Edwin Van der Sar.

Lo que cae sobre el área tulipán es lluvia ácida. Comienza Del Piero con dos disparos, uno al guardameta y otro lamiendo el travesaño. Después Cassano, que acababa de ingresar y que mostró el talento innato que posee, le puso un balón imposible a Luca Toni que el ariete del Bayern, solo ante Van der Sar, desaprovecha en vaselina defectuosa. Grosso vuelve a poner a prueba al guardameta del ManU tras penetrar como un cuchillo por la izquierda, Pirlo casi marca de falta, Holanda achica, parece cuestión de tiempo que se apriete el partido…

Pero no. En un nuevo contragolpe maravilloso, Kuyt pone un centro de lujo, y Gio, que había subido con todo en situación inopinada para él, clava de cabeza el tercero y cierra el partido. Lo que queda, incluido un tirazo de Afellay que se va a la madera, es a beneficio de inventario y de los holandeses. Ha ganado el mejor, pero seguramente hoy Italia ha hecho más seguidores que en muchas victorias del catenaccio. Para los espectadores, y tras el denigrante partido de Zürich, ha sido una reconciliación con el fútbol. Con el mejor fútbol posible.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

57 Comments

  1. Bacalhau

    10 de junio de 2008 a las 2:05 pm

    Bueno, la verdad es que hay opiniones diferentes para el mismo caso. Acabo de leer la cronica del antiguo arbitro internacional francés Joel Quiniou en “l’équipe” y dice que VN estaba en fuera dejuego :

    “En ningun caso la salida del campo de Panucci puede ser considerada como intencional (…) el gol hubiera debido ser anulado ya que Panucci ,lesionado fuera del campo ,no es considerado en ese instante como un jugador en campo. Al no participar al juego, no puede cubrir el ataque holandés. Por el contrario, si el defensa italiano hubiera salido intencionalmente del campo para enganar al arbitro, el senor Frodjfelt hubiera debido validar el gol y admonestar al italiano por comportamiento anti-deportivo”.

    Lo que de cierto modo confirma lo que dijiste Ramon. Por mi parte, siempre oi decir que no se puede salir del campo sin autorizacion del arbitro justamente para estos casos. Seria entonces una arma letal…

    Saludos !

  2. Ramón Flores

    10 de junio de 2008 a las 2:11 pm

    @Bacalhau, la opinión de Quiniou (que por cierto era un árbitro bastante flojito) es exactamente lo que yo pensaba antes de conocer lo que he puesto en el País. La impresión es que en el código de árbitros de que habla hay una norma nueva que establece que da igual que el jugador haya salido intencionadamente o no. Sin esa norma nueva -que yo desconocía hasta esta mañana- la interpretación lógica es que era fuera de juego, y esa es la que hace el colegiado francés.

    Saludos

  3. Alfredo

    10 de junio de 2008 a las 2:52 pm

    Lo que han intentado es apoyar al arbitro y esperar que no se levante más polémica, aunque ni ellos mismos sepan si es fuera de juego o no. Yo estoy con Ramos Flores

  4. Garrincha7

    10 de junio de 2008 a las 3:22 pm

    @ Ramón Flores

    Aunque usé los detalles del choque de ayer (venía que ni pintada la ocasión jeje), en realidad quería referirme a la habitual complacencia de los árbitros con su juego duro. No son solo faltas tácticas, son en muchas ocasiones entradas y golpes que rozan la agresión (cuando no la cumplen, que le digan a L.Enrique o Maradona), que quedan impunes y para mayor gravedad lo ve el árbitro sin ninguna duda, lo cual para mi es lo peor de todo porque los jugadores transalpinos ven que pueden actuar con total libertad sin que les vaya a suceder nada.

    Un saludo!

  5. amos

    11 de junio de 2008 a las 1:24 am

    creo que es una falsa polemica, una jugada que ocurre 3 o 4 veces al año y de la que se habla cada vez que ocurre y siempre se llega a la misma conclusion, con el reglamento en la mano hoy en dia es dificilisimo saber como se deberia de pitar cualquier jugada, 1) porque hay mas de un reglamento oficial mas otras tantas directivas oficiales de federaciones y demas organos reguladores con sus pertinentes recomendaciones (que en realidad NO son reglas) y 2) porque los reglamentos estan fatal redactados, el de la IB que me he leido hoy era un autentico trabalenguas. de todas formas todos los arbitros de los que conocia opinion hasta ahora tenian carisimo que la jugada NO era fuera de juego, ahora aparece un frances para liarnos mas…
    me gustaria añadir que hablando hoy con mi hermano que es entrenador de un equipo infantil me comento que esta jugada se debatio de una manera amplia hace unos 10 años cuando robinson y carrasco realizaban “el dia despues” los lunes a eso de las ocho de la tarde y que ya entonces parecio quedar claro que un defensor que sale del campo en la misma jugada cuenta como si estubiera en la misma linea de meta… no hay mucho mas que decir de un tema que para mi ha sido lo mas interesante de este europeo hasta la aparicion de españa esta misma tarde.

  6. Pingback: El mecanismo ‘orange’ guillotina a Domenech (4-1) » Diarios de Futbol

  7. Pingback: Encuestas Eurocopa: mejor partido » Diarios de Futbol