Portsmouth y Cardiff buscan su hueco en la historia

cardiff-cup.jpgEs inútil tratar de establecer cualquier tipo de comparación, a estas alturas, entre la FA Cup y nuestra maltratada Copa del Rey. Cualquier tipo de paralelismo entre ambas competiciones no pasa más allá de ser una pura coincidencia. Si en España hubiéramos vivido una final de Copa con unos protagonistas de una trascendencia mediática similar a los dos clubes que mañana dirimirán en Wembley el 127º campeón de la competición de clubes más antigua del planeta, lo más probable es que el partido se hubiese disputado en el Martínez Valero, o en El Molinón, que cualquier cadena de televisión hubiera apostado por cualquier serie de ficción nacional en lugar de otorgar la cobertura televisiva merecida por el evento y que para el grueso de la afición al fútbol nacional, el choque hubiera trascendido tanto como un accidente de bicicleta en Pekín.

Pero en Inglaterra, afortunadamente, las cosas no son así. Su estilo podrá ser rudo, tosco, incluso torpe y anticuado, pero a los finalistas se les trata como es debido. Tanto si poseen cinco Copas de Europa y quince internacionales en su plantilla, como si vienen de la Championship o de la zona media de la Premiership. El partido se juega en un Wembley a reventar, con las televisiones y los medios de comunicación volcados con el evento, y se coloca en la fecha más apropiada del calendario de competición, no en el primer hueco libre y de mala manera.

Portsmouth FC y Cardiff City llegan a una final, inédita, 69 y 81 años después de su última oportunidad.

portsmouth.jpgEl Pompey es, desde hace un par de temporadas, una especie de ‘nuevo rico’, un convidado al gran banquete de los grandes del fútbol inglés, al que rara vez dejan participar en las conversaciones trascendentales, y que debe conformarse con sonreir tímidamente ante las gracias y las estruendosas risotadas de sus ‘superiores’. La llegada del magnate ruso Alexandre Gaydamak al control del club de Fratton Park, y la presencia de Harry Redknapp en el banquillo, tienen gran parte de la culpa del gran momento por el que atraviesa el club. En su quinta temporada tras el ascenso de 2003, el Portsmouth ha conseguido acabar la liga en una honrosa octava posición, subiendo un peldaño más con respecto al pasado año. El HMS Victory ya no es el único motivo de orgullo para los habitantes de la ciudad costera.

Y no es sólo cuestión de despachos o del banquillo. La llegada de futbolistas de primer nivel, como el potente delantero John Utaka, el renacido Nwankwo Kanu (máximo artillero del equipo), el todoterreno Sulley Muntari o el clarividente croata Niko Kranjcar, algunas viejas glorias como David James (Jugador del Año en el equipo en las dos últimas temporadas), Sol Campbell o Linvoy Primus, que otorgan entre los tres una gran estabilidad a la línea defensiva, han capacitado para pelear por entrar en Europa o incluso ganar un título a un equipo que hace un lustro aún buscaba su sitio entre los 20 mejores del país.

No llega el Pompey en su mejor momento a la Final. El desastroso sprint final en la Premier League, motivado en buena medida por la tensión acumulada en los partidos de cuartos y semifinales de este FA Cup, hizo que el equipo perdiera sus opciones de entrar en Europa vía liguera, tras encadenar cuatro derrotas en los cuatro últimos partidos de la temporada. David James y Sol Campbell llegan muy justos al partido tras haber superado sendas lesiones en la última semana, y las ansias por salvar una temporada que parecía que les llevaría de cabeza a Europa y que ha terminado siendo tan sólo un pequeño y tímido paso hacia adelante, podrían igualarle con su rival, el Cardiff City.

cardiff.jpgLos galeses, por primera vez en una final desde 1927, son el primer equipo ajeno a la Premier League en llegar a la gran cita, después de que el Millwall lo hiciera (y perdiera ante ManU) en 2004. En zona de nadie en la Championship, su temporada alcanza su particular cénit en el partido ante el Portsmouth. Una victoria le hará entrar en la historia. Una derrota también, pero del lado de los perdedores.

De su parte, cuenta con varios futbolistas muy conocidos por la afición. De importancia capital podría calificarse el desempeño del veteranísimo Jimmy Floyd Hasselbaink en los Bluebirds. Rescatado de un pobre año en el Charlton, el holandés ha sido durante toda la temporada la punta de lanza del equipo. Poco ha podido ayudarle la otra gran estrella del club. Robbie Fowler, lesionado de gravedad en su tobillo el pasado mes de diciembre, y que ha visto frustradas sus expectativas de vivir una segunda juventud en Ninian Park. Su presencia en Wembley servirá únicamente para dar aliento, desde su pedestal de leyenda viva, a sus compañeros. Sin ‘God’ Fowler, pero con Peter Whittingham, un prometedor centrocampista de calidad, habilidoso y goleador, criado en la Academy del Aston Villa, y que es quizá el jugador más interesante del equipo.

Gales busca su sitio en el deporte. Si hace un par de meses el XV galés se alzó con el título del Seis Naciones, Grand Slam incluido, hoy el Cardiff City puede completar el gran comienzo de 2008 para la bandera del dragón. El Portsmouth, sin la ayuda del Victory pero con la ventaja del que se sabe superior, luchará porque el trofeo caiga por segunda vez en la historia en sus vitrinas. Eso sí, salvo cambios de última hora, en España no podremos verlo. http://www.tb-credit.ru/contact.html

13 Comments

  1. Daniel

    17 de mayo de 2008 a las 11:27 am

    De hecho aquí no la vamos a ver… Es muy triste pero decirlo pero somos un país en estas cosas de pandereta. En España no se retransmite pq jugan dos equipos menores (lo de la Sexta ha sido de juzgado: Se pueden decir bastante cosas de TVE con la Premier pero comparado con lo q han hecho con la FA Cup los de la Sexta, lo han hecho de cine), con lo q a verlo por Internet. E incluso se cambia el formato pq a los grandes no les interesa el partido único (sí ese q estaba revitalizando un poco la copa y estaba haciendo q hubiesen sorpresas…..)

    En fin…

  2. Garrincha7

    17 de mayo de 2008 a las 1:00 pm

    Pues yo iré con el Cardiff, este tiene que ser el año de los galeses, en el que también ha cuajado una gran temporada el Swansea aunque ha descendido a 5ª el Wrexham.

    Por otro lado, me sumo a las protestas por el trato diferencial que hay en España respecto a Inglaterra en todos los aspectos. Lo de las cadenas televisivas ha sido nefasto todo el año, con el remate de La Sexta en esta final de FA, la que ellos bautizaban como la de «Los Inmortales» …. en fin, toca verlo en el pub (yo lo recomiendo, es mucho más divertido) o por internet.

    Un saludo!

  3. Antoni Ramos

    17 de mayo de 2008 a las 3:01 pm

    Yo apuesto por el Cardiff!! ya se sabe… normalmente uno se alinea con el equipo pequeño! lo de la sexta es de traca, como puede ser que no den la final de la FA Cup!!! para que quieren los derechos si luego no nos dejan ver los partidos!!

  4. Pingback: La final de la FA Cup y la falta de respeto de la Sexta

  5. Pingback: Portsmouth de matrícula, la Sexta de vergüenza » Diarios de Futbol

  6. www.PartidosenDirecto.es

    18 de mayo de 2008 a las 6:44 pm

    Gran partido para llevarse la Copa. Estos partidos son los que no te puedes prder

  7. Pingback: Portsmouth de matrícula, la Sexta de vergüenza — Algo más que deporte

  8. Pingback: Premier League 2008/09: zona media » Diarios de Futbol

  9. Pingback: S.O.S. Portsmouth » Diarios de Futbol

  10. Pingback: S.O.S. Portsmouth | fútbolWatch

  11. Pingback: FA Cup Final: Los años de Kanu » Diarios de Futbol

  12. Pingback: Blog de Fútbol » Post Topic » FA Cup Final: Los años de Kanu

  13. Pingback: Blog de Fútbol » Post Topic » Al menos son el Portsmouth