Juanma Lillo, nuevo técnico de la Real Sociedad

Para bien o para mal, Juanma Lillo siempre da que hablar. El entrenador guipuzcoano arrastra tras de sí una aureola que probablemente no se corresponda con la realidad de su persona. Crucificado por su extrema locuacidad y facilidad de palabra, Lillo ha visto como, a pesar de haber estado alejado de los banquillos durante los últimos años, su figura no ha caído en el olvido para prácticamente ningún aficionado. Saltó a la fama tras conseguir un doble ascenso con la UD Salamanca, pero, sinceramente, desde entonces no se le conocen mayores méritos como entrenador. A partir de mañana, Juanma Lillo tendrá la posibilidad de reivindicarse a sí mismo. Iñaki Badiola, el controvertido presidente de la Real Sociedad, presentaba esta misma tarde al técnico tolosarra como nuevo entrenador del conjunto txuri-urdin hasta el final de la temporada con el claro objetivo del ascenso, en sustitución de José Ramón Eizmendi, que sustituyera a su vez a Chris Coleman hace sólo tres meses. Con la Real a sólo tres puntos de los puestos de ascenso, los frutos del trabajo de Lillo en su nuevo equipo no pueden demorarse. ¿Será su discutido estilo futbolístico el adecuado para la empresa?

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

28 Comments

  1. Pepinho

    2 de abril de 2008 a las 10:17 pm

    Que buena noticia, el año que viene veremos fútbol de primera en Gijón.

  2. piterino

    2 de abril de 2008 a las 10:33 pm

    Hay muchos prejuicios en torno a Lillo, quizá los mismos que él demuestra al comentar desde fuera este juego. Veamos qué tal lo hace, porque es un técnico muy desprestigiado, y a la vista está su trayectoria reciente …
    Yo me fijaría más en el carácter del presidente Badiola; soy del Athletic, pero prefiero una Real en Primera y este personaje no me da buena espina.

    Saludos.

  3. remate

    2 de abril de 2008 a las 10:35 pm

    Acabo de quedar ablucau,como se diz n’asturiano. Más extraño que la ficción, el mayor vendedor de humo del futbol español, su acento argento-mexicano del último Mundial es dificilmente olvidable.

  4. JUAN

    2 de abril de 2008 a las 10:41 pm

    Demasiados cambios está teniendo la Real para luchar por el ascenso , en este último tramo de liga que queda los equipos deben estar concentrados en conseguir el ascenso y los donostiarras están metidos en unos líos como la cesión de Zigic , los ceses de directores deportivos y ahora la del entrenador Eizmendi . El tiempo dirá si esto es bueno para la Real pero yo no apostaría por ello sino mirad al Celta de Vigo .

  5. martin foro

    2 de abril de 2008 a las 10:44 pm

    Muchos prejuicios sin duda, pero tambien provocados por el mismo. No se, igual es que no tuvo nunca un Madrid o un Barça en sus manos, todo sea dicho, y por eso “su” juego era dificil de llevar a cabo, pero cuando uno oye ciertos comentarios, y luego ve que en la realidad eso no se ve sobre el campo…le pasa lo mismo que a Angel Cappa o a Valdano, seguramente son mejores “teoricos” que practicos, la gente quiere hechos, no palabras.

  6. Pepenbauer

    2 de abril de 2008 a las 10:49 pm

    Gran noticia para la bloguería futbolística hispánica.

  7. Carlos

    2 de abril de 2008 a las 10:52 pm

    Al margen de la elección de Lillo, que como bien dice Borja no ha empatado con nadie desde que salió del Salamanca, lo que me sorprende es la destitución de Eizmendi. Bueno, no me sorprende tanto porque es muy usual en el fútbol español, pero me parece una cafrada. ¿No es el mismo técnico que llevó al equipo a la parte alta de la tabla cuando estaba con Coleman en tierra de nadie? ¿Hay tiempo en diez jornadas para que un entrenador nuevo llegue y haga cuajar sus ideas? Nunca he entendido los cambios de entrenador en la recta final de una temporada cuando hay tanto en juego. Como dice Juan, que le pregunten al Celta. Estoy convencido de que si no hubieran echado al canguro aún estarían en Primera.

  8. pavel

    2 de abril de 2008 a las 11:07 pm

    Como a Piterino, a mí Badiola me da mucho que pensar… ¿será hincha del Sporting? Ojalá Lillo tenga fortuna -por una vez-, no me gusta que una persona acumule tantos fracasos.

  9. Pepe

    2 de abril de 2008 a las 11:25 pm

    vivan los comunistas del futbol!

  10. Borja Barba

    2 de abril de 2008 a las 11:52 pm

    @ Piterino

    Lo que está claro es que Badiola está acaparando demasiado protagonismo en los pocos meses que lleva en el cargo. Primero la historia de los fichajes ‘de Primera’ (sólo llegó Martí y Fran Mérida), luego el tema de Coleman, después esto, con historias como la de las sillas de madera en el tartán de Anoeta… no sé, son demasiados ‘acontecimientos’ como para tener tranquilidad. Ninguno de ellos ha sido un error evidente, pero lo que está claro es que últimamente de la Real sólo se habla para cosas extrañas.

  11. Edgar García-Alonso

    3 de abril de 2008 a las 1:20 am

    Como dicen por ahí arriba magnífica noticia para todos los periodistas y bloggeros. Sus frases siempre son recurrentes cuando no hay mucho que contar, jajaja. En lo deportivo, no me da muy buenas sensaciones, aunque cuenta con una buena plantilla. Todo es posible con JuanMalillo jaja

  12. Fernando

    3 de abril de 2008 a las 7:20 am

    Vaya artículo y vaya visión obtusa y sesgada de la carrera de un entrenador. Sinceramente, cada vez sois más parecidos a la prensa deportiva de la que echáis pestes.

  13. Borja Barba

    3 de abril de 2008 a las 7:41 am

    @ Fernando

    ¿Podrías explicarnos por qué consideras que el artículo ofrece una visión ‘obtusa y sesgada’ de la carrera de Juanma Lillo? Reconozco sus méritos en el doble ascenso de la Unión (de 2ªB a 1ª en sólo dos años), pero no sé qué tiene de exitoso el haber sido destituido en todos los clubes por los que ha pasado, con un bagaje de victorias ciertamente pobre en todos ellos y en alguno incluso con enfrentamientos con la afición (Terrassa, que recuerde).

  14. Borja Barba

    3 de abril de 2008 a las 8:15 am

    Y, en cualquier caso, creo que no existe ni un solo menosprecio a la persona de Juanma Lillo, ni tan siquiera a su trayectoria como entrenador. Creo, Fernando, que es más lo que tú has querido ver (o leer), que lo que realmente está escrito.

  15. cityground

    3 de abril de 2008 a las 8:28 am

    No me agrada la elección de Lillo como entrenador puede que el equipo necesitara algún cambio en el banquillo, Eizmendi siempre hace los mismos cambios vaya como vaya el partido pero también es cierto que en las dos ultimas derrotas los árbitros han tenido bastante influencia, reconociendo que contra el Numancia y el Rancing de Ferrol el equipo no jugo un pimiento. Lillo lleva mucho tiempo sin demostrar nada en los banquillos (desde Salamanca), y ademas su manía de intentar decir frases muy barrocas y rebuscadas para comentar cualquier cosa me pone de los nervios.

    Ojala tenga suerte pero la elección no me parece la mas acertada, sobre Badiola tiene demasiado afán de protagonismo y eso en un club como la Real no pega, debería dejar trabajar al que este y cuando acabe la liga tomar las decisiones que crea conveniente, un poco de tranquilidad no vendría mal en estos momentos. Además por ahora es mas famoso por las promesas incumplidas que por sus éxitos, tres entrenadores en cuatro meses ni el Gil de los buenos tiempos.

    ¡GORA REAL!

  16. Leon

    3 de abril de 2008 a las 8:35 am

    Incomprensible, viendo la trayectoria de Lillo. Como entrenador a mi me parece flojísimo. Parece que es el único entrenador en la historia que ha ascendido a un equipo y sigue viviendo de aquel Salamanca como si fuera Arrigo Sacchi.
    ¿Pero como ha sido su trayectoria después en el Oviedo, en el Tenerife, en el Zaragoza (alucinante eliminación en UEFA) o ya en Segunda en Ciudad de Murcia y Terrassa? ¿Es que algun equipo de esos ha hecho algo medio normal? A veces uno piensa que se cree él mismo todas esas historias que dice, en lugar de darse cuenta de que es el jefe de 20 tipos a los que hay que preparar y entrenar casi como en un cuartel para hacer un enorme esfuerzo físico y de disciplina táctica. Además por desgracia ninguno de esos 20 tipos acostumbra a leer a Platón o a Nietzsche, necesitan ideas claras y ordenes precisas, no frases del libros de auto ayuda. Con semejante batiburrillo de recetas “para vivir en zona” debería estar organizando ejercicios espirituales, no entrenando a un equipo de futbol.
    Cuando recuerdo el rumor aquel de que era la apuesta de un candidato del Barça (creo que Bassat) entran escalofríos…
    En la Sexta lo pasamos mejor, como personaje televisivo sí que es bueno.

  17. Iñaki

    3 de abril de 2008 a las 9:21 am

    Lo siento por la Real

  18. merk

    3 de abril de 2008 a las 10:36 am

    Pobre Real Sociedad.

  19. Fernando

    3 de abril de 2008 a las 10:58 am

    @Borja Barba
    Digo que para mí, por ejemplo el título no tiene nada que ver con el fondo del artículo. Lo presentas como que Lillo ha sido contratado por la real pero tu objetivo es criticar a Lillo, tal y como haces en las primeras 4 o 5 líneas de introducción, no informar principalmente de la contratación, que según el título es lo que deberías hacer.
    Perdona si te molesto (aunque a mi me sorprende haberlo hecho, cuando os he halagado no ha habido respuesta alguna por vuestra parte) es mi opinión y gracias por dejar expresarme con libertad.
    Yo solo digo que en algunos artículos os asemejáis bastante a esa prensa deportiva que no os gusta. No entro mucho ha este blog precisamente por este motivo. Reitero mis disculpas si te he molestado, no quiero entrar en ninguna disputa con nadie vale? Llevais mucho tiempo en esto, yo no llevo casi nada y probablemente me equivoque mucho más que vosotros. Un saludo.

  20. Borja Barba

    3 de abril de 2008 a las 11:28 am

    @ Fernando

    Para bien o para mal, Juanma Lillo siempre da que hablar. El entrenador guipuzcoano arrastra tras de sí una aureola que probablemente no se corresponda con la realidad de su persona. Crucificado por su extrema locuacidad y facilidad de palabra, Lillo ha visto como, a pesar de haber estado alejado de los banquillos durante los últimos años, su figura no ha caído en el olvido para prácticamente ningún aficionado.

    ¿Dónde aprecias tú en mis palabras crítica alguna a Juanma Lillo? Por favor, acláramelo, porque no sé si no nos entendemos o es que se entiende otra cosa diferente a lo que quiero expresar.

    Por otro lado, dices que según el título, debería INFORMAR acerca de la contratación de Lillo por la Real. Bueno, en DDF entendemos los blogs, y así el nuestro, como una plataforma de OPINIÓN, no de información. Para eso ya tenemos los medios profesionales.

    Ah, y por mi parte, siempre que alguien me ha halagado o felicitado por algún artículo, no he dudado en agradecérselo. Como ejemplo, me remito al artículo inmediatamente posterior a éste.

    Un saludo.

  21. Txaby

    3 de abril de 2008 a las 11:28 am

    El crack del fútbol español no es ningún futbolista.
    Es el representante de Juan-Ma-Lillo.
    Por favor, que alguien repase su trayectoria y que nos certifique si alguna vez ha hecho algo en su vida.
    Podéis ir descontando a la Real como candidata al ascenso.
    Ya veréis los entrenamientos, ya. Cuando rompan a sudar y Ma-Lillo los mande parar media hora para darles una charla en la que les recalque lo guay que es, lo “lindo” que es el fútbol, el compromiso, y todas las “pelotudeces” que suelta cada vez que tiene un grupo numeroso (con más de 2 le vale) escuchándole.
    Si antes no tenían gol, pero al menos llegaban a puerta, ahora ni eso, y los txuri-urdin se van a cansar de ver a la defensa pasarse el balón sin avanzar ni un pelo.
    Eso si, de 40 minutos de rueda de prensa no va a bajar.

    Lo dicho, si fuera de los que van en cabeza por delante de la Real en 2ª ya estaría buscando fuente para celebrar el ascenso.

  22. Fernando

    3 de abril de 2008 a las 11:47 am

    @Borja Barba

    Jo, ¿¿es que no reconoces si quiera que haces una crítica??En esas líneas haces públicamente un juicio tuyo sobre una persona, eso en mi opinión es innegable, y eso es una crítica, o sino vete al diccionario a buscar la palabra “crítica”.
    Bueno, creo que ya dejé bastante claro todo lo que pienso en mi último comentario. Por cierto, es verdad que has agradecido algún halago mío hacia algun artículo?? Pues será en algun comentario que acabe de hacer esta mañana.
    Bueno, un saludo Borja. Y reitero: sinceras disculpas si te he ofendido ok?

  23. Borja Barba

    3 de abril de 2008 a las 12:10 pm

    @ Fernando

    No memorizo las personas a las que les gustan mis artículos, pero si lo has halagado, a buen seguro que lo habré agradecido, como suelo hacer siempre que no se me pasa por alto.

    Yo sigo sin ver la crítica. En ningún caso enjuicio a Lillo, como tú dices, me limito a constatar el hecho de que se le ha crucificado por su palabra fácil y que siempre da que hablar. Yo ahí no veo ninguna calificación ni enjuiciamiento.

  24. Lucio

    3 de abril de 2008 a las 5:27 pm

    Bueno, bastante tendrá la Real con mantenerse en Segunda…

    Aquí les dejo un brillante artículo sobre Juan ManueLillo, extraído de http://www.lapaginadefinitiva.com. Es de hace algunos años, pero el “buen hacer” de Lillo lo convierte en atemporal:

    Juan Manuel Lillo

    ANÁLISIS ENTRENADORES

    Juanma Lillo, es cierto, no ha hecho Historia todavía. Sin embargo nuestro espíritu valdanista y gusto por la anticipación nos obliga a hablar de este chico que, sin ningún género de dudas, estamos convencidos de que acabará pasando a la Historia de nuestro fútbol.

    Lillo, de hecho, ha firmado ya, a pesar de su tierna edad, alguna de las más gloriosas páginas del fútbol patrio. Su andadura la inició en uno de esos brillantes e históricos equipos de la recia Castilla, el Salamanca UD y, a pesar de eso y de estar en “el pozo” (2ª B), Lillo apostó por jugar a la contra, valientemente, o al menos eso mantenían los cronistas. Como es obvio no nos lo creímos, porque en Divisiones serias como la 2ª y la 2ªB ciertas alegrías suelen pagarse caras, pero con esa carta de presentación se presentó Lillo en Primera con un Salamanca que había ascendido meteóricamente (a la Benito Floro) pero “jugando al toque”. Como a cualquier buen degustador del fútbol no nos sorprendió comprobar lo que el juego del Salamanca se encargó de demostrar: a Lillo le gustaba jugar al ataque no tanto como a Clemente (el genio nace, no se hace) pero por un estilo. El Salamanca volvió a 2ª tan meteóricamente como había ascendido, y Lillo fue, en consecuencia, encumbrado (así es el fútbol español).

    Se valió para facilitar su salto a la fama, con gran habilidad, de las artes ya empleadas por su reconocido maestro: Jorge Valdano. Así Lillo compensó el pobre juego de su equipo con afirmaciones aventuradas y tres o cuatro faltas sintácticas por oración, lo que le valió fama de “intelectual” en el mundillo. Nos quedamos con su afirmación de que “jugar en zona es vivir en zona”, ya que “la zona es una forma de vida”. A la espera de algún tratado que desentrañe el significado de la frase a un servidor le parece, sencillamente, una gilipollez. Simple que es uno. Con Lillo el Oviedo, equipo que sabiamente decidió confiar en él, se salvó con apurillos pero se salvó. Esta prestación demuestra que Lillo sabe de fútbol casi tanto como el Sabio de Hortaleza, a pesar de tener 40 años menos. A continuación Lillo se encargó de contribuir al descenso del Tenerife, mostrando su similar modo de ver el fútbol que Víctor Fernández (el Tenerife con ambos jugaba de la hostia y no ganaba un mísero partido). La Historia del Fútbol se escribe recta con renglones torcidos y Lillo ocupará la próxima temporada, al parecer, el banquillo donde Víctor Fernández obtuvo sus mejores éxitos (ese Zaragoza no jugaba como el Celta, pero ganaba): el del Real Zaragoza. No sabemos qué logrará Lillo, pero a buen seguro su paso por Zaragoza será recordado por la afición maña de por vida (el primer descenso a 2ª división en treinta años, por ejemplo, suele recordarse por mucho tiempo).

    Andrés Boix

    Espero que lo hayan disfrutado, jeje.

    Saludos 😉

  25. Reparito 2.08

    3 de abril de 2008 a las 9:28 pm

    A mi me parece que Badiola tiene mas peligro que un mono con dos pistolas.

    Creo qu ees de esas personas que se ceen que tienen la formaula de la coca cola y con eso se creen que vana triunfar en todo lo que se propongana en la vida.

    El futuro a corto plazo no se que tal sera, pero a largo plazo veo una real muy chunga.

    Reparito 2.08

  26. Pingback: Lillo vuelve a la blogosfera » Diarios de Futbol

  27. Pingback: Los mejores ‘cerebros’ de Segunda (II) » Diarios de Futbol

  28. Pingback: Los mejores ‘cerebros’ de Segunda (II) | fútbolWatch