El PSG pende de un hilo

paris-saint-germain.jpgHace muchos años que dejó de ser uno de los grandes dominadores del fútbol francés. Las siglas que abrevian su nombre llevan un buen número de temporadas sin aparecer por la zona noble de la tabla clasificatoria de Le Championnat. París sufre por un club de fútbol que lleva varias temporadas herido de muerte y que transmite sensaciones cada día más oscuras. El Paris Saint-Germain, no obstante, no deja de ser un club peculiar.

Su extremada juventud (38 años, desde su fundación con el nombre actual, son muy pocos para un club habituado a manejarse en la elite), su radicación en una de las mayores urbes de Europa pero con menor tradición futbolística, su problemática hinchada y todos los problemas surgidos en los años siguientes a su constitución, han forjado una idiosincrasia extremadamente peculiar que ha acompañado al club y a sus seguidores a lo largo de los años. El PSG forjó sus mejores años al amparo del mecenazgo de Canal +, que arribó al club en 1991 como fuente de apoyo económico necesaria para hacer frente al Olympique de Marsella, el gran gigante del sur, que vivía momentos de máximo esplendor que culminarían con la consecución de la Copa de Europa en 1993, la primera Copa de Europa para un club francés.

La sola idea de que el club de Marsella, ciudad antagonista por excelencia de la capital, copara todos los éxitos del fútbol galo hacía revolverse a los aficionados y dirigentes del club de Saint-Germain-en-Laye. Auspiciado bajo los francos de Canal +, el PSG creció lo suficiente como para convertirse en una alternativa seria al dominio sureño. Pese a haber vivido ya unos años dulces a mediados de la década de los 80 (con su primer título de Liga en el 86 y dos Copas de la Liga), la gran época dorada del PSG coincidió con los que quizá hayan sido los mejores años del fútbol francés, a nivel europeo, en las últimas décadas.

Si en 1993 resultaron subcampeones de Liga y llegaron a la semifinal de la Copa de la UEFA, en 1994 el PSG logra su segundo título de Liga (con una marca de imbatibilidad de 27 partidos seguidos), iniciando con él una época dorada en lo que a títulos se refiere. Ese mismo año, eliminarían al Real Madrid en la Recopa en uno de los duelos más recordados en la historia reciente del equipo merengue. Además, iban a ser constantes y muy productivos sus viajes por Europa, llegando a conquistar la Recopa de 1996, tras eliminar al Dépor y al mejor Parma que se recuerda, y llegando a la final en 1997 (perdiendo precisamente ante el FC Barcelona de Ronaldo).

Era el equipo dirigido por el portugués Artur Jorge. El equipo de Bernard Lama (tan buen guardameta como excéntrico en sus formas y costumbres), Paul Le Guen (actual técnico parisino), Antoine Kombouaré (entrenador del sorprendente Valenciennes), o los estilistas David Ginola o Raí de Souza, aquel brasileño con fútbol de alemán. También fue el trampolín al estrellato de George Weah, quizá uno de los mejores futbolistas que ha dado África en toda la historia, que, como sabemos, tras su paso por las filas parisinas, terminó marcando una época en el Milan de Berlusconi.

Pero aquella pléyade de estrellas, aquella colección de piedras preciosas de todos los colores y tamaños, terminó por desperdiciarse de la peor de las maneras posibles. Quizá los gestores del club no supieron manejar sus activos como era debido, pero un equipo que estaba llamado a marcar una época en Francia y a ser un serio rival en la Copa de Europa, terminó desinflándose y viniéndose abajo de manera sorprendente.

Ahora la situación del club es bien distinta. Si el año pasado el descenso de categoría fue una posibilidad real hasta las últimas jornadas, esta temporada lleva camino de deparar el mismo sufrimiento a la grada del Parc des Princes. Los parisinos ocupan el puesto 17º, empatados a 31 puntos con el Sochaux, equipo que marca el descenso. Sólo se han logrado siete victorias en 28 jornadas disputadas y, lo que es peor, no hay ningún atisbo de reacción. Grandes jugadores como Jérôme Rothen, una sombra del que irrumpiera en el extremo izquierdo del Monaco subcampeón de Europa, han tenido gravísimos enfrentamientos con la hinchada. Otros, como el central colombiano Mario Yepes, evidencian una falta de forma alarmante (‘unos kilos de más’ se queda corto para definir el estado del central parisino). Ni siquiera aparecen ya los ansiados goles salvadores de Pauleta, que alterna el banquillo con el once titular en el ocaso de su carrera.

El PSG no ha perdido jamás la categoría. Desde 1974, año de su ascenso a la elite, ha jugado siempre con los más grandes en Francia. Su hipotético descenso a la Ligue 2 podría terminar de echar la última palada de tierra sobre la tumba del mejor proyecto de equipo de fútbol de alto nivel que ha vivido París en toda su historia y convertir a París en la única capital europea sin un equipo en la máxima categoría del fútbol de su país.
http://www.tb-credit.ru/microzaimy.html

21 Comments

  1. Ramón Flores

    13 de marzo de 2008 a las 1:49 pm

    Qué gran pierna izquierda la de Rothen.

  2. Borja Barba

    13 de marzo de 2008 a las 1:54 pm

    Y qué carrera tristemente echada a perder, Ramón.

  3. pavel

    13 de marzo de 2008 a las 2:10 pm

    No incluísteis a Valdo, otro de la raza de Riquelme, Valerón, Zidane (elfos). Y Djorkaeff ¿no estaba en aquel fenomenal equipo?

  4. José David López

    13 de marzo de 2008 a las 2:12 pm

    Ya hablé de ellos a finales de año: http://www.diariosdefutbol.com/2007/12/27/48712-parisinos/

    La situación no sólo no ha cambiado, sino que se ha visto empeorada. Como defendí y defeiendo, actualmente el equipo es incapaz de organizar una buena base estructural en su plantilla y eso, con la gran competitividad de un campeonato ‘cerrado’ y con mucha igualdad en lo que respecta a sus jugadores, puede ser caótico. Sólo hace falta ver que equipos mucho menores como Le Mans, Lorient, Valenciennes o Niza, están ocupándo plazas altas.

  5. pijus

    13 de marzo de 2008 a las 3:52 pm

    bueno pero la liga se ha venido abajo hace tiempo , porque para que mentira cavenagui sea goleador

  6. cityground

    13 de marzo de 2008 a las 4:16 pm

    El PSG lleva años siendo un desastre, cada año proyecto «ilusionante» nuevo y cada año debacle total. Incluso Ronaldinho cuando jugo en el PSG parecía un jugador vulgar, con destellos de vez en cuando.

    Creo que la gente sigue acudiendo en buen numero al parque de los príncipes, así que afición si que tiene bastante mas que la mayoría de equipos de la liga francesa, es un club un tanto peculiar como decís, pero es que todo el fútbol francés de clubs lo es o al menos a mi me lo parece.

    No entiendo como no se vuelca mas en la cantera, con la cantidad de jugadores que deben de salir de Paris y sus suburbios.

  7. Sergio Cortina

    13 de marzo de 2008 a las 4:19 pm

    ¿Y ni siquiera tienen alguien en cantera que ilusione?

  8. cityground

    13 de marzo de 2008 a las 4:54 pm

    Y eso que la liga francesa no es para tirar cohetes, este año ya están todos eliminados de Europa, como estará el PSG para estar en la cola de la tabla. El Lyon ha dominado la liga de manera insultante estos 6 años cuando ni siquiera ha sido capaz de llegar a unas semifinales d e la Champions.

    Los franceses siguen mucho a su selección pero la liga poco, ademas en cuanto destaca un jugador un poco es fichado por algún equipo ingles, italiano o español, no tiene mucha pinta que su liga mejore a corto plazo.

  9. Daniel Gomis

    13 de marzo de 2008 a las 9:23 pm

    Respondiendo a cityground(dándole la razón).

    El propio Henry es parisino y jugó en el Versailles( un pueblo de Paris) así que si que deberían centrarse mas en la cantera…

  10. avila orive y sus tests locos

    13 de marzo de 2008 a las 10:46 pm

    luisfer, te dejas a luisfer en un gran articulo ros.

    me acuerdo perfectamente cuando nos eliminaron en la recopa. todavia jugaba bebeto, que tiempos…

  11. Giorgios Papaloukas

    14 de marzo de 2008 a las 1:06 am

    Aunque simpatizo con el Auxerre, por Guy Roux, me resultaría bastante triste que bajara el PSG. Pero así es el fútbol (ojo que todavía no ha bajado) y la competición en general. Por suerte esto no es una liga cerrada como la NBA.

    Por cierto, a mí siempre me ha parecido Le Guen un buen técnico, tuvo grandes éxitos con el O. Lyon. Si no me equivoco, después de marchar del Olympique se tomó un respiro, para pasar por poco tiempo en el Rangers. (No sé si histeis ya un post sobre él) ¿Qué os parece a vosotros?

  12. Borja Barba

    14 de marzo de 2008 a las 1:51 am

    @ Papaloukas

    Paul Le Guen salió escaldado del Rangers. Tuvo sus líos con algunos jugadores (con el capitán Barry Ferguson, especialmente), que le acusaban de querer acaparar demasiado protagonismo en las victorias y ocultarse en las derrotas. Coincidió con una época mala de resultados del Rangers, la verdad.

    Después de Ibrox, llegó directamente (pasaron sólo unos días) al PSG hace ahora un año. El equipo ya venía tocado de hacía tiempo. Lo que yo sí pensaba era que en esta temporada iba a conseguir reflotarlo, o al menos lo iba a mantener en mitad de tabla, en zona de no pasar apuros. Me está decepcionando un poco.

  13. Dadan Narval

    14 de marzo de 2008 a las 1:03 pm

    El paso de Le Guen por el Rangers fue tan efímero que se fue con el dudoso título de entrenador que menos tiempo estuvo en el banquillo de los protestantes. De todas maneras, yo también creía que llevaría al PSG a un mejor puerto. Espero qeu no baje -me cae simpático este equipo- y espero también que no comentan el error de cesar a Le Guen. Creo además, que el PSG tiene algunos jugadores jóvenes con cierto futuro, como Sakho, Sanhare o N´Gogh… también Mulumbu, que no entiendo cómo se le ha cedido esta temporada, teniendo lo que tiene el PSG en el centro del campo.
    En fin, cruzo dos dedos por el PSG. Los otros ocho se los dejo al Athletic.

  14. Kurono

    14 de marzo de 2008 a las 11:39 pm

    El PSG estaba esta temporada en la semifinal de la Copa de Francia. Incluso levantaron ese título en el 2006 (¡hablamos de solamente 2 años!) por lo cual accedieron directo a la Copa UEFA temp. 2006-2007 (donde calleron en cuartos de final contra el Benfica portugués, el equipo que vio nacer futbolísticamente a Pauleta). Da pena la situación del equipo parisino, muy similar a lo vivido por el Nuremberg, campeón de la Copa Alemania la temporada pasada, y actualmente luchando para evitar el descenso. Y lo de Rottem, que pena, del jugadorazo que alguna vez rozó la gloria en aquel Mónaco de Guily y Morientes a ser poco menos que un desecho; él decidió fichar por el club parisino porque el era de la ciudad. Que lástima.

  15. DANTE

    17 de marzo de 2008 a las 8:13 pm

    Este equipo es recordado en Italia sobretodo por el baile que le dió la mítica Juve de Lippi en el propio Parc des Princes en la Supercopa de Europa 1997: 6-1, la mayor goleada hecha por un visitante en esa competición en toda su historia y la segunda en absoluto luego del 6-0 del Ajax al Milan en 1973…

  16. Pingback: Olympique Lyonnais, heptacampeón » Diarios de Futbol

  17. Pingback: Olympique Lyonnais, heptacampeón — Algo más que deporte

  18. Pingback: Europa se mueve: Makélélé al PSG » Diarios de Futbol

  19. Pingback: La exposición parisien » Diarios de Futbol

  20. Pingback: La exposición parisienne » Diarios de Futbol

  21. Pingback: Blog de Fútbol » Post Topic » La exposición parisienne