Inolvidables semifinales de Copa

copa_del_rey.jpg Con las semifinales de Copa a la vuelta de la esquina, repasamos brevemente los mejores enfrentamientos vividos los últimos años a estas alturas de la competición, con la esperanza secreta de que los de la presente temporada tengan, al menos, la misma intensidad.

2001-02. La primera semifinal que recordamos sucedió hace ya seis años entre el Madrid que cumplía cien y el que durante mucho tiempo fuera Rey de la competición, el Athletic. El partido comenzó con un aldabonazo blanco en forma de gol de Zidane, pero los leones tiraron de sus mejores virtudes para sobreponerse a la adversidad –ocasiones marradas, lesiones, miseria defensiva- y voltear el partido a base de fe y garra. Dos clásicos, Etxeberría y Urzáiz, obraron la remontada. En la vuelta los errores atrás condenaron a los bilbaínos, con Larrainzar marcando en propia meta y Aranzubía dejando pasar un balón infantil que acabó remachando Raúl. El 3-0 definitivo dio vía libre al Madrid hacia la final que más tarde sería conocida como “el Centenariazo».

2002-03. En esta temporada acompañaban al Deportivo tres equipos poco habituales en los momentos decisivos de las grandes competiciones. A los coruñeses se enfrentaba el Mallorca de Eto’o, eufórico tras golear en cuartos al Madrid, y que dejó bien clara en Riazor su candidatura al título (que ganaría posteriormente). Los bermellones destruyeron al Depor a contragolpes, con un doblete que no celebró Pandiani –cedido del club blanquiazul en esos momentos- y un tercer gol de Samuel. Cuando la eliminatoria parecía etiquetada, un arreón gallego de última hora dejaba la cosa en 2-3, y un hálito de vida para los coruñeses. A eso se agarraron en Son Moix, donde tocaron a corneta y a punto estuvieron de dar la vuelta a la eliminatoria, con ocasiones sin cuento, gol de Fran en el primer tiempo y la sensación de que el segundo llegaría en cualquier momento. Pero no fue así, y llegado el tercio final del partido, Ibagaza convirtió el empate que significaba el pase a la final. Habían eliminado a un campeón que había demostrado por qué lo era.

2002-03. La otra semifinal de esa gran Copa enfrentó a Recreativo y Osasuna, dos modestos llenos de ilusión, y muy especialmente el Recre, que en ese momento se encontraba virtualmente descendido en Liga. Quizá fue esa desesperación la que le llevó a encerrar desde el primer minuto a un conjunto pamplonica muy desdibujado, que sin duda confiaba en la ventaja del factor campo para llevarse la pugna. Sin embargo, puede decirse que la eliminatoria la resolvieron en la ida los goles de Benítez y Raúl Molina; bonito el primero, postrero y agónico el último, cuando el partido expiraba y más arreciaba la presión navarra. En el antiguo Sadar, como era de esperar, se cambiaron las tornas, y en un primer tiempo brillantísimo Aloisi y Moha equilibraban la eliminatoria. Sin embargo cuando más cercana estaba la hombrada y más volcado el público, apareció Xisco para clavar el 2-1 y silenciar a la incrédula afición local. Los jugadores del Recre debieron captar el shock ambiental, pues poco después Benítez lograba el empate y le ponía el sello al pasaporte hacia la final. Una final que el año siguiente jugarían los navarros, quizá un premio por una actuación que engrandeció un poco más la competición.

2005-06. Zaragoza y Real Madrid reeditaban el enfrentamiento de dos años antes, cuando el equipo aragonés venció a los blancos en la final de Montjuic en lo que fue el principio del fin del florentinato. No contentos con eso, los blanquillos propinaron al Madrid en la Romareda una formidable paliza, 6-1, con cuatro goles de Diego Milito, una efectividad inusitada, y un zambombazo de Ewerthon en los últimos minutos que merecería estar colgado en algún museo, si fuera eso posible. Pero lo que iba a quedar como otro desastre merengue más en la competición del KO acabó grabado en la historia del Real Madrid de forma bastante más honorífica. Desde el propio club se promovió la posibilidad de la remontada, y a punto estuvieron los capitalinos de firmar una de las mayores hazañas vistas en torneo alguno a doble partido. Porque en la devolución de la visita, a los dos minutos ya había marcado Cicinho, al cuarto de hora el Madrid iba 3-0, y mediada la segunda parte un cañonazo de Roberto Carlos dejaba a los locales a una pulgada de la final. Pero el equipo que entonces dirigía López Caro estaba cogido con alfileres, y fue incapaz de dar ese último paso. Sólo recobró el orgullo, mientras que el Zaragoza –que había eliminado también al Barcelona- perdió seguridad y acabó cayendo estrepitosamente en la final ante el Español.

2006-07. Recibía el Barcelona a un Getafe nuevo en estas lides, y el equipo madrileño sufrió en la ida lo que es enfrentarse en su guarida al rey de la competición. Fue un partido monopolizado por Messi, que cuando está en forma atrae inevitablemente los focos hacia él, y que en ese partido realizó una de sus más grandes exhibiciones, con una asistencia, un buen gol y un clon perfecto del tanto de Maradona en Mexico 86. Tras la locura, dos goles del Geta apretaban la eliminatoria, pero Eto’o y Gudjohnsen casi la cerraban a pocos minutos del final. Juzgando suficiente el 5-2, Rijkaard prescindió de Leo en la vuelta del Coliseo, por aquella época el émbolo que tiraba de todo el equipo, y bien que lo pagó el Barcelona. Un Getafe que jamás había dado la eliminatoria por perdida, y que acogotó al Barça desde el pitido inicial, en una de las noches más negras que se recuerdan a los azulgrana. A la altura del descanso Casquero y Güiza ya habían vuelto factible la utopía, y en la segunda parte Vivar Dorado, de cabeza, y de nuevo Güiza ponían el 4-0. Un resultado inimaginable una semana antes, cuando los videos que dieron la vuelta al mundo mostraban a los azulones como muñecos a los pies de Leo Messi. La gran hazaña del Getafe fue convertir ese gol en una anécdota, y este año vuelven a por la Copa, después de que el Sevilla les apartara del título en la final del Bernabéu.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

11 Comments

  1. pavel

    27 de febrero de 2008 a las 1:46 pm

    Las eliminatorias Zaragoza – Real Madrid y Barcelona – Getafe, las más espectaculares que yo recuerdo.

  2. obuc

    27 de febrero de 2008 a las 4:19 pm

    La que a mí me marcó fue el Sevilla-Madrid de hace unos años, en la que fue expulsado Zidane y Valdano bajó enfurecido en el descanso al vestuario de los árbitros. El resto ya lo conocemos, quitando las ilusiones a un equipo por entonces modesto. Para que luego hablen de la clase y grandeza del Madrid. Saludos

  3. piterino

    27 de febrero de 2008 a las 5:12 pm

    Uff, cómo lloré en aquella semifinal de 2002 … Además, la viví en el Colegio Mayor y aquéllo fue para mí un drama. A pesar del resultado, pudimos eliminar al Madrid perfectamente, pero aquel equipo tenía un diferencial de calidad abismal y si le concedías …

  4. Gontxo

    27 de febrero de 2008 a las 6:27 pm

    Pues yo recuerdo, aquel Depor-Mallorca, que el favorito era el Deportivo, y el mejor Mallorca que yo recuerdo se puso 0-3… luego Diego Tristan se tiró en el area y pitaron penalty y despues el Depor metió el 2-3. De haberlo dejado resuleto se llegó a Mallorca con mucho miedo.

    Y en la vuelta encima se adelantó el Deportivo, pero yo no coincido en que iba a llegar el segundo, fue un partido bastante soso, con el Mallorca conservando atrás, y el Depor que no lo acababa de ver claro. Y a falta de 10 minutos, el Mallorca en una jugada que procedia de un corner, logró empatar a 1, y plantarse en la final.

  5. Ramón Flores

    27 de febrero de 2008 a las 6:54 pm

    @Gontxo, creo recordar bastante dominio del Depor en el primer tiempo del partido de vuelta, y eso en general también contaban los periódicos de la época. Puedo estar equivocado, claro.

    Saludos

  6. Gontxo

    27 de febrero de 2008 a las 7:43 pm

    Pues yo recuerdo el partido, que si no me equivoco lo vi por Telemadrid, que en la primera parte se adelantó el Depor, pero el partido era igualado y sin ocasiones.

    Y en la segunda transucrria mas o menos igual, y justo cuanod el Deportivo enganchó 2 oportunidades seguidas, un disparo fuera que se fue por poco y un contrataque, llegó el gol del Mallorca en una jugada de rechace en un corner. Que además no habia sido corner, y un amigo mio del Depor decia que le habiamos robado el partido, cuando en la ida habia sido lo del penalty inventado… pero bueno.

    Yo supongo que tampoco seria parcial, pero no recuerdo excesivo peligor contra el Mallorca. Y lo de los periodicos pues, como pasa siempre, segun lo que leas y apetezca al redactor. Pero yo lo recuerdo asi.

    Ala, en partidos asi, se mezclan muchos recuerdos… el dia que el Mallorca consigue la permanencia, empatando contra el Betis y se hunde definitivamente el penalty recuerdo el gol del Mallorca de volverme loco y ya poco más- Lo mismo que con el gol de Luque al Valladolid. Nunca es bueno jugarse la permanencia en la ultima jornada.

  7. Bortibort

    27 de febrero de 2008 a las 9:22 pm

    Buff, el Mallorca. Qué grande la »final» contra el Valladolid en la última jornada. En mi vida había aplaudido tanto como aquel domingo (ni lo he vuelto a hacer).

    Y la temporada 02-03 la mejor que recuerdo del mallorca, con el 4-0 y el 1-5 al Madrid y, sobre todo, la final de Elche.

    Pero mi corazón es sobre todo blaugrana, espero disfrutar de una bonita semifinal contra el Valencia (equipo que siempre me ha caído muy bien y que me da mucha pena lo que le está pasando)

    PD: Aunque lo mejor en copa d elos últimos años para mí fue el centenariazo, cómo jugaba aquel Depor.

    PDII: ¿El desplante del Barça fue en semifinales, no? Aunque ya la teníamos perdida, creo que también se podría clasificar como »inolvidable» xD

  8. NIPO

    28 de febrero de 2008 a las 12:26 pm

    la verdad es que a pesar de devaluada y todo lo que se diga, cuando llegan las eliminatorias finales siempre se ponen bonitas!, k partidazos me habeis hecho recordar!

  9. Fran Reyes

    29 de febrero de 2008 a las 12:20 pm

    No olvidemos «la gran remontada», la semifinal de Copa del Rey en la cual el Barça se impuso al Atlético de Madrid: 2-2 en el Calderón, 5-4 en el Camp Nou con cuatro goles de Vieri para el Atleti y un inolvidable gol de cabeza del «Macanudo» Pizzi en el 94′. Cómo disfruté aquel partido.

  10. Fran Reyes

    29 de febrero de 2008 a las 12:24 pm

    Correción: Fue Pantic el autor de cuatro goles

  11. Fran Reyes

    29 de febrero de 2008 a las 12:25 pm

    Corrección 2: El gol de Pizzi fue en el minuto 82. ¡Qué mala memoria tengo!