Borja Oubiña vuelve a Vigo

birmingham.jpg

22 de septiembre de 2007. Borja Oubiña, cedido por el Real Club Celta de Vigo por una temporada, hace su debut con la camiseta del Birmingham City ni más ni menos que en Anfield frente al Liverpool. A los 13 minutos de estrenarse con su nuevo equipo, el mediocentro gallego se destroza la rodilla en un lance con Dirk Kuyt. El resultado, el peor que podría esperarse. Oubiña debe pasar por el quirófano diciendo prácticamente adiós a la temporada y, con ella, a su aventura en la Premier League.

Lo peculiar de su situación contractual con el Birmingham, equipo en el que se encontraba cedido por sólo un año, hizo que durante el período de recuperación de su grave lesión el club inglés se plantease la conveniencia de seguir contando con el futbolista español en su plantilla. Recién ascendido a la máxima categoría del fútbol inglés, el Birmigham debía centrar todos sus esfuerzos en lograr la permanencia, y no parecía en la mejor situación para prestar a la recuperación del gallego las atenciones debidas.

Hoy mismo, el club de St. Andrew’s, que lleva toda la temporada coqueteando con las posiciones de descenso, ha anunciado que la cesión del futbolista celtiña se da por concluida, sin esperar al final de temporada, ‘en interés de ambas partes’.

Al parecer, el club inglés llevaba tiempo queriendo librarse del lastre que le suponía en estos momentos la presencia de un Oubiña lesionado de gravedad. No sin cierta lógica, ya que el club dirigido por Alex McLeish estaba haciéndose cargo de la recuperación y puesta a punto de un futbolista que, una vez recuperado, no iba a poder disfrutar sobre el césped. Hace ya algunas semanas, y según confiesa el propio futbolista en su entrevista para el Faro de Vigo, el club inglés trató de reducirle el sueldo, aduciendo el coste económico de su recuperación que el club se estaba viendo obligado a soportar. Naturalmente, el futbolista no aceptó tal solicitud. Desde entonces, las relaciones entre club y jugador parece que se enrarecieron hasta tal punto de que, a día de hoy, ni los Blues ni el propio Borja Oubiña parece que se vayan a echar mucho de menos.

Los planes del mediocentro internacional pasan ahora por completar su recuperación en Vigo para poder incoporarse en cuanto concluya la temporada a su club de origen. Su situación contractual actual le impide formar parte de la plantilla celtista, y deberá esperar a que se vuelva a abrir el mercado, a la conclusión de la temporada, para poder volver a ser uno más en el equipo. Del éxito de su recuperación y de la presencia o no la temporada que viene del Celta en Primera División dependerá, en gran medida, su progresión como futbolista. Cerca de cumplir los 26 años, Oubiña tiene aún mucho fútbol que repartir.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

13 Comments

  1. ElDiez

    12 de febrero de 2008 a las 6:31 pm

    Pues habrá que recibirlo como el hijo pródigo que vuelve a casa, entre otras cosas, porque no hay jugadores de su categoría en el puesto de mediocentro. Si todo va bien esperamos que sea para jugar totalmente recuperado y en primera.

  2. Borja Barba

    12 de febrero de 2008 a las 6:33 pm

    @ El Diez

    De haber sucedido todo esto sólo unas semanas antes, en el mes de enero, quizá podría el Celta haber disfrutado de Oubiña para los últimos partidos de la temporada, esos en los que seguramente se va a decidir el ascenso de unos u otros. Le habría venido muy bien al equipo y al jugador.

  3. Lobo

    12 de febrero de 2008 a las 7:48 pm

    Por un lado uno piensa que el club inglés actúa egoistamente pero por otro no se le puede negar que es muy lógica su actuación con el futbolista dado que no va a beneficiarse de este “empleado”. Queda saber como encontraremos a un Oubiña con un largo año sin jugar y volviendo de lesión grave. Esperemos que tenga suerte porque era un chaval que apuntaba mucho.

  4. Luisi

    12 de febrero de 2008 a las 8:30 pm

    A mí este tío me encantaba como jugaba.

    Espero que se recupere bien de la lesión y que el próximo año vuelva a dar el nivel que ofreció el año pasado en el Celta y en la selección.

  5. Gontxo

    12 de febrero de 2008 a las 10:10 pm

    Además, es una pena porque Oubina el año pasado jugó varios partidos con la selección y quien sabe si Luis se hubiera acordado de él, tras la baja de Albelda.

    A ver si tiene suerte, y sale bien de la lesión, que no tieen porque forzar, ya que puede esperar hasta el verano.

  6. cacau

    13 de febrero de 2008 a las 1:30 am

    A mi me gusta mcuho tubo muy mala suerte pero si el Celta sube puede hacer las cosas muy bien en vigo y sino pues otra cesion o venta a un equipo de primera.

    un saludo

  7. Fernando

    13 de febrero de 2008 a las 10:26 am

    Es super joven, tiene todo el tiempo del mundo para rehacer su carrera. Fue una desgracia, me acuerdo de aquel día, pero no tiene porque volver a pasarle. Suerte Oubiña. Por cierto, pasaros por mi blog y participad, gracias: http://efedefutbol.blogspot.com

  8. mexes

    13 de febrero de 2008 a las 11:01 am

    Se hizo muy mal todo esto, el club debió haber negociado con el Celta y el jugador la rescisión antes de que finalizada el plazo de fichajes de enero para al menos tener alguna opción de jugar si se recupera bien.

    Espero que se recupere del todo y vuelva a jugar y estar en las lista de los grandes clubes porque era un jugador bárbaro.

  9. chimoeneas

    13 de febrero de 2008 a las 2:30 pm

    estoy como león… no queda nada bien, pero es comprensible la actitud del birmingham (otra cosa es que el jugador fuera de su propiedad). lo bueno: que oubiña es un gran jugador y todavía joven.

  10. merk

    25 de febrero de 2008 a las 3:13 pm

    Creo que es un jugador sobrevalorado

  11. Pingback: Sin atisbo de recuperación en Vigo » Diarios de Futbol

  12. Pingback: Sin atisbo de recuperación en Vigo | fútbolWatch

  13. Pingback: RC Celta: cinco años no son nada | MuroDeBlogs